martes, 31 de marzo de 2009

Medio ambiente, desidia y negocios




Por: Tómas Buch

Así como la educación pública a la que nos referimos mil veces en estas líneas, el otro gran tema que está en boca de todos y en las acciones de nadie es el medio ambiente.
Éste tiene dos aspectos: el cambio climático, que está fuera de nuestro alcance y cuyas consecuencias han de afectar a todo el mundo. Admitamos que la culpa del injusto estilo dispendioso de vida de una parte de la humanidad es responsable de ese cambio, que será catastrófico para todos, pero especialmente doloroso para los miles de millones de pobres, en miserables pueblos subdesarrollados que no tienen ni para comer y mucho menos son los responsables de los destrozos que hacen aquellos cuyo único fin es el consumo y el lucro. Pero también nosotros ya sufrimos el cambio del clima, las inundaciones porteñas, las sequías, aunque siempre las hubo como también las inundaciones.
Aún hay quienes niegan el grado de la responsabilidad humana, pero mientras tanto, en vez de aplicar el principio precautorio para evitar agravar el problema, los poderosos usan la duda para hacernos creer que ésa se resolverá por la negativa. Si no es culpa nuestra, podemos seguir bailando en el Titánic unos años más. Y pido perdón por usar nuevamente una metáfora tan gastada. Por las dudas, seguimos talando bosques para sembrar soja, expandiendo ciudades sin infraestructura en las que se amontonan los expulsados del campo, sometidos a las tecnologías modernas que emplean cada vez menos gente y que contribuyen a la concentración creciente de la propiedad de la tierra. Así, al mismo tiempo destruimos los ecosistemas, las ciudades y la gente. Un programa maravilloso de progreso.
El otro aspecto es el descuido local. No se trata ya del cambio climático, sino de la contaminación -digamos mejor: el envenenamiento para nosotros, para nuestros hijos y para todos los hombres (y mujeres, se dice ahora) que quieran habitar el suelo argentino- y la destrucción de los ambientes naturales en pos de la codicia: ya ni podemos hablar de sistema económico. Se trata de simple y miserable codicia. Con una dosis no menor de estupidez sistémica.
El estado de los sistemas ecológicos en nuestro país es mucho peor de lo que nos imaginamos. Es malo para los negocios decir que talar un bosque nativo es nocivo para el país porque destruye la diversidad biológica. También lo es afirmar que la Patagonia y la Pampa Húmeda se desertifican, o que plantar un bosque de eucaliptos también es malo para el país, porque chupa toda el agua y los nutrientes y sólo sirve para hacer papel para los países ricos y no equilibra en absoluto la "cuota de carbono" que se ha inventado "perversamente" para que los ricos sigan vertiendo gases de invernadero a la atmósfera. Pero no: ni siquiera es malo para los negocios, porque nadie hace caso de estas observaciones triviales pero "catastrofistas".
Hablar de limpiar el Riachuelo en mil días o en diez años ya ni siquiera sirve como propaganda electoral, porque nadie lo cree. Hacerlo no sólo es tecnológicamente muy difícil y costoso, es malo para los negocios porque implica que miles de industrias deberían invertir dinero en cambiar su tecnología o, por lo menos, en instalar plantas de tratamiento que funcionen. La orden de la Suprema Corte de Justicia ya está olvidada y apenas se ha intimado a algunas empresas de Dock Sur, con algo afín a levantar el dedito amenazador y decir: "¡Chicos, pórtense bien! ¿eh?" Mientras, millones de seres humanos se envenenan lentamente y tiemblan porque el cierre de las fábricas contaminantes los privaría de su trabajo; prefieren morir lentamente de intoxicaciones o de cáncer, que más rápidamente de hambre o de tuberculosis.
Algunas historias relativas a este tema son como chistes malos. En pleno centro de Buenos Aires hay una estación de servicios desde cuyos tanques y cañerías se filtra nafta a una estación de subterráneo frecuentada por miles de personas por día. También filtra las napas de agua desde donde iban al río de la Plata. No ocurrió lo que en una situación parecida sucedió en 1992 en Guadalajara, México: una explosión que destruyó media ciudad porque se había filtrado nafta a las alcantarillas. Nadie sabe cuántos muertos costó aquel accidente, pero fueron centenares. Pero en Independencia y Lima, en Buenos Aires, la presencia de gases de hidrocarburos se detectó en 1979, y la Justicia condenó a la empresa propietaria de la estación de servicios a remediar la situación en el 2007, treinta y ocho años y vaya a saber cuántas toneladas de petróleo más tarde. Nadie sabe cuándo la empresa comenzará con los trabajos y cuándo los terminará. Durante esos treinta y ocho años la estación siguió funcionando. La empresa es criminal por codicia; ciudad es culpable por negligencia: hizo la denuncia recién en 1991. La Justicia, entonces, sólo tardó 22 años de los 38. Ahora hay sentencia firme. Mientras tanto, siguió vendiendo combustibles y el subte sólo instaló una bombita de extracción de gases.
Estudiamos con horror el saqueo al que la empresa La Forestal, en las primeras décadas del siglo XX, sometió a los bosques de quebracho colorado que alguna vez cubrieron las zonas, ahora anegables a veces y semidesérticas otras, del norte de Santa Fe, gran parte de Santiago del Estero y de Chaco. Esta depredación ya empezó en tiempos de la colonia, cuando todo el norte de Córdoba era un gran bosque de molles. Pero el recuerdo de ese horror nos impide ver que lo mismo está sucediendo en Misiones, en Salta, con la minería del oro a cielo abierto en Catamarca, con la futura destrucción de los glaciares de Pascua Lama en San Juan, con el ya no "Impenetrable", con la cuenca del río Reconquista donde viven 4 millones de habitantes. La contaminación de partes de esta cuenca es de tal magnitud, que hay afluentes que son arroyos de desechos cloacales casi puros y los expertos extranjeros piden cortésmente a sus colegas argentinos que revisen sus cuentas, porque no pueden creer que semejante nivel de contaminación no sea consecuencia de un error de cálculo. La causa: la codicia, la negligencia y la corrupción, que son sus herramientas. Y la corrupción que alimenta a muchos políticos, y éstos que reparten choripanes y promesas en tiempo de elecciones (que son casi siempre) y no intervienen en los casos más evidentes de contaminación ambiental con firma de autor. A veces, porque los contaminadores son los que corren con los descomunales gastos de campaña. Siempre es más barato comprar un intendente que instalar una planta depuradora.
Claro que hay algunos problemas cuyas causas no son tan directas: el caótico crecimiento de las ciudades, las grandes y las no tan grandes, sin que se piense en la carencia de infraestructura y se amontone la gente en las afueras, para después extrañarse del crecimiento de la violencia, y que algunas idiotas "formadoras de opinión" sólo atinen a pedir venganza. Y la acumulación de basura con la que nadie sabe qué hacer, más que amontonarla en lugares que pronto serán alcanzados por aquel crecimiento.
Las drogas están entre las fuentes más enormes de riqueza: nuevamente la codicia que no vacila ante la destrucción física y moral de sus víctimas. Aquí ya no hay negligencia, sólo codicia y crimen. Pero lo importante es que esa riqueza no se pierda. Para eso están los paraísos fiscales, una de las principales formas de lavado de dinero y de evasión de impuestos en todo el mundo. ¿Alguien logrará hacer que desaparezcan? ¿A alguien le interesa que desaparezcan?
En cuanto a los problemas ambientales, la codicia se expresa en volcar los problemas causados por unos pocos a que sean arreglados a costa de las mayorías, como cuando es el Estado el que tiene que hacerse cargo de la remediación.
Pero nuestro gobierno no hace eso: sólo proclama que lo hace. Y no es el único: ninguno de los objetivos de las frecuentes reuniones mundiales que empezaron con la Cumbre de Río en 1992 se ha cumplido, ninguno no ha empeorado. Se habla de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero no se menciona que ésa no es la única forma de ecocidio que importa detener para mantener habitable este planeta. La tala de los bosques, la depredación de los mares, la contaminación de los acuíferos y la lista podría seguir. Sin embargo, en la realidad de los hechos, a nadie le importa el medio ambiente (1) al punto de ir más allá de las palabras. Salvo lo que ocurre cuando las víctimas directas de los daños se movilizan. Por suerte comienzan a hacerlo.

(1) Esta expresión hace referencia al libro de Sergio Federovisky, "El medio ambiente no le importa a nadie", Ed. Planeta, 2007.


Fuente: Diario Río Negro

Les Cayó la Ficha: "Abonar el mar con sulfato de hierro no contribuye a paliar cambio climático"



"Abonar el fondo marino con hierro para elevar el volumen del plancton vegetal y descomponer mejor el dióxido de carbono (CO2) no ha resultado ser un instrumento válido para reducir el principal causante del cambio climático del planeta".
 
Así lo hizo público hoy el Instituto Alfred Wegener para la Investigación Polar y Marina (AWI), tras desarrollar experimentos en ese sentido sobre una superficie de 300 kilómetros cuadrados en el área marina de Punta Arenas (Chile).
 
El instituto alemán, con sede en Bremerhaven (oeste del país), vertió en el mar seis toneladas de sulfato de hierro diluido dentro del proyecto germano-indio "Lohafex" y comprobó los efectos de la investigación durante los cuarenta días siguientes.
El "abono" férrico sí contribuyó a duplicar la cantidad de plancton vegetal del área a lo largo de dos semanas pero el proceso se vio truncado por la entrada en escena de unos hambrientos copépodos, unos crustáceos de tamaño microscópico, que devoraron gran parte de las micro-algas.
Posteriormente, y siguiendo la cadena alimenticia animal, otros crustáceos algo más grandes, llamados anfípodos -de dos ó tres centímetros de largo-, se alimentaron de esos copépodos.
De ahí que, según el instituto alemán, aparte de unos "anfípodos bien alimentados", el experimento tuvo poca repercusión en el área y su efecto respecto al nivel de absorción de gases contaminantes fue prácticamente nulo.
El experimento germano-indio, realizado por el buque de investigación "Polarstern" (Estrella polar, en alemán), fue conducido en colaboración con el Instituto Nacional de Oceanografía (NIO) de la India y reunió a investigadores de siete nacionalidades.
Pese a las críticas de organizaciones ecologistas, que vieron en ese experimento una salida fácil al calentamiento global promovida por sectores económicos, el instituto AWI calificó el proyecto de "experiencia emocionante".
"Hasta ahora no se conocían las reacciones de esos ecosistemas con tantos detalles", afirmó la directora de la entidad, Karin Lochte.

... PERO INSISTEN:

El instituto sin embargo señala que el vertido de hierro diluido en el mar sí podría ser efectivo en aguas ricas en ácido silícico, en las que proliferan las algas diatomeas.
Esas especies se encuentran mejor protegidas ante los embistes de los crustáceos gracias a un recubrimiento exterior formado por una película de dióxido de silicio hidratado.
Sin embargo, sólo un tercio de los mares del planeta cuentan con un alto nivel de ácido silícico...
El "Polarstern" permaneció durante más de dos meses en el Atlántico Sur y abandonó la zona de la investigación hace dos días para dirigirse a Chile, donde realizará una parada de algunos días antes de tomar rumbo a Alemania, a donde se espera que regrese en mayo.
El Gobierno alemán dio en enero luz verde al proyecto por considerar que no existían impedimentos científicos legales o científicos al "abono" del mar y en atención a la capacidad del plancton vegetal de absorber gases como el CO2.
El experimento "Lohatex" no ha sido el primero de esas características que se ha llevado a cabo pero es hasta ahora el que ha abarcado una superficie más grande y el que más cantidad de sulfato de hierro diluido ha empleado en su investigación.
 
Fuente: EFE

Panamá - Mortandad en Petaquilla





Por:Julio Yao *

En una de las más graves tragedias ecológicas en Panamá, en el río San Juan, Donoso, provincia de Colón, se ha producido una nueva mortandad de peces y otros animales que mantiene escandalizadas y furiosas a las comunidades en el área de Petaquilla.
Ya en 2007 el Comité pro Cierre de Mina Petaquilla había denunciado que una gran cantidad de peces y camarones flotaban en el río San Lucas y que dos tigres o leones habían muerto luego de beber lo que se consideraban aguas contaminadas.
Moradores de Molejón y el Comité pro Cierre de Petaquilla nos invitaron a una reunión el miércoles 4 de marzo en Loma Blanca, pero la delegación de la Coordinadora para la Defensa de Tierras y Aguas, la Coordinadora Campesina por la Vida y Servicio Paz y Justicia (Serpaj-Panamá) no pudimos atravesar el río, que impedía el paso a través del vado.

Se nos informó de miles de peces muertos, además de un venado, seis tucanes, un perro y un búfalo habían muerto entre el domingo y el miércoles, 1 al 4 de marzo.

Los ríos crecidos arrastraron el miércoles buena parte de la evidencia de la mortandad, pero al día siguiente se encontró un conejo pintado.
Moradores de Molejón, donde se encuentra el sitio planta, se presentaron el martes 3 a las agencias de la Autoridad Nacional del Ambiente y del Ministerio de Salud en Penonomé a solicitarles que analizaran varios peces grandes que fueron retirados del Río San Juan. Los funcionarios tomaron fotos e hicieron llenar formularios a los moradores, pero no procedieron a analizar los peces para determinar la causa de su muerte y fueron desechados, porque se estaban descomponiendo.
Las comunidades de Petaquilla llevaron a cabo un cierre de carretera el pasado jueves 5, desde las 3 a .m. hasta las 11 a .m., en protesta y para exigir la presencia de las autoridades, a fin de que se realizara una investigación urgente.
Las comunidades y el Comité pro Cierre de Mina Petaquilla exigen que el gobierno nacional intervenga en el proyecto minero para determinar las causas de esta tragedia, impida un mayor daño y deslinde responsabilidades.
La comunidad se reunió nuevamente el martes 10 de marzo en Coclesito para tomar decisiones.
Todos los informes indican que Petaquilla Gold ya empezó a usar cianuro en fechas cercanas a los carnavales; que hay grietas y destrucción de tuberías en la tina de relave; que dicha tina no pudo soportar el peso del líquido vertido y que los materiales tóxicos se desbordaron con las lluvias y se vaciaron en el río San Juan, todo lo cual revelaría fallas estructurales durante la construcción del sitio planta y las tinas de relave.
La empresa Petaquilla Gold ha sido multada, sancionada y suspendida por la Autoridad Nacional del Ambiente desde el pasado noviembre, pero la misma ha pedido reconsideración y no ha detenido en ningún momento sus operaciones, con los resultados desastrosos que ahora amenazan la vida de las comunidades y las especies únicas y en extinción en Petaquilla y el Corredor Biológico Mesoamericano.
El gobierno debe cerrar la mina, investigar las causas de la catástrofe y prohibir la minería a cielo abierto en todo el territorio nacional.

[Enviado por Panamá Profundo]
Publicado por Adital
-----------------------------------------------------------------




Organizaciones inician campaña contra empresas mineras


El Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y la Red Antiminera Panameña (Redap) están realizando una campaña de recolección de firmas con el objetivo de declarar al Estado de Panamá país libre de minería metálica a cielo abierto. Las organizaciones luchan por un país que incentive negocios sustentables, amigables con el medio ambiente y con las poblaciones que dependen directamente de los recursos naturales, así como proyectos económicamente más rentables para el Estado.
"Ante la situación de vulnerabilidad que atraviesa el planeta frente al cambio climático, sin mencionar los agravantes que provoca la acción directa del hombre,  Panamá no puede ignorar que una de las que produce mayor preocupación es la explotación minera metálica a cielo abierto por sus efectos directos e irreversibles sobre el ambiente y los recursos naturales", afirman las organizaciones. 
 
El Colectivo Panamá Profundo hace años denuncia las consecuencias de este tipo de actividad en el país. En 2007, más del 44% del territorio panameño había sido entregado en concesión a compañías mineras. Según el Colectivo, esta actividad compromete la integridad de los ecosistemas y pone en riesgo la vida de comunidades agrarias e indígenas. 

Ellos denuncian que uno de los casos más flagrantes de agresión al medio ambiente es el de la empresa Minera Petaquilla, actualmente denominada Minera Panamá, que desarrolla actividades en Molejón, en el distrito de Donoso, provincia de Colón. De acuerdo con la organización, la empresa no para de destruir. Las multas y las peticiones de la Autoridad Nacional para el Ambiente (ANAM) no sirvieron de nada.

Entre los problemas causados por la actividad, se encuentran la eliminación de la superficie vegetal, destrucción de los suelos, contaminación de las aguas superficiales y freáticas, división en las comunidades, soborno a funcionarios, amenazas, chantajes y violación de leyes y derechos.
El Colectivo Panamá Profundo considera que las concesiones y las licencias autorizadas por el gobierno nacional confirman el carácter ecocida de la burocracia en el poder. Frente a esta situación, las comunidades indígenas y campesinas tienen en la lucha contra la minería a cielo abierto la única garantía de éxito en la defensa de los ecosistemas y de la propia vida social de las comunidades. Varias protestas ya se realizaron con la participación de diferentes entidades que lidian con esta causa.

Más informaciones sobre a campaña: www.ciampanama.org; info@ciampanama.org
Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com
Adital -

Ahora los médicos descontentos con las farmacéuticas son “rebeldes”




por Miguel Jara

¿La rebeldía una nueva enfermedad? Bueno, lo que es seguro es que ya hay quien se ocupa de medir matemáticamente el “índice de rebeldía” de una profesión, en este caso la médica. La base de datos SIETES contiene una nueva referencia bibliográfica interesante. Se trata de una investigacion de mercado que trata de cuantificar los médicos “rebeldes” con la industria farmacéutica. Este trabajo propone incluso un “índice de resistencia” a los mensajes de los laboratorios ahora que la influencia de estos es tan determinante en los sistemas sanitarios de buena parte de los países del mundo. Este trabajo -Marshall-Arnold H. US “rebel” doctors spread industry dissatisfaction. Scrip 2009;3435:38. ID 85456- informa que se ha registrado un considerable incremento del número de médicos explícitamente y “profundamente insatisfechos” con la industria farmacéutica.

La compañia TNS de investigación de mercado obtuvo información de 1.500 médicos sobre sus relaciones con la industria y su percepción de la misma en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia. En Estados Unidos, en 2008 el número de médicos con opiniones negativas -calificados como “rebeldes” (sic)- ha aumentado de 12% a 19%. TNS Healthcare afirma que los “rebeldes” no deben constituir -así, en imperativo- más de 15% de la base de clientes de una compañía farmacéutica:
Cuando el porcentaje se sitúa por encima de esta cifra, se hace cada vez más difícil superar la presión negativa y hacer una promoción exitosa”, afirma el trabajo.
Las encuestas realizadas por esta compañía comparan el número de “apóstoles” (médicos-clientes satisfechos, generadores de opinión positiva) con el número de “rebeldes”, y de la razón entre las proporciones de unos y otros extrae lo que denomina el “índice de resistencia del mercado”. Considera óptimo un índice de resistencia = 1. Cuanto más alto es el índice por encima de 1, más negativa es la opinión de una determinada compañía o de la industria en general. El índice norteamericano ha crecido, y en el año pasado pasó de 1 a 1,62. La opinión de los médicos sobre la industria es “consierablemente peor” en el Reino Unido y en Francia, con índices, respectivamente, de 3,75 y 3,33.
España es el único país en el que no se observa la evolución negativa, pues allí el índice ha pasado de 2,39 a 1,56. Los mercados europeos tienen tradicionalmente una elevada proporción de “rebeldes”, y los porcentajes van de 19% en Italia a 27% en el Reino Unido”, según afirma este estudio de mercado.

Fuente: http://migueljara.wordpress.com/2009/03/23/ahora-los-medicos-descontentos-con-las-farmaceuticas-son-rebeldes/

México: clausuran mina por contaminación en el Valle de Ocotlán



Habitantes de San José el Progreso y Magdalena Ocotlán “clausuraron” la mina “San José” que forma parte de la compañía multinacional canadiense “Fortuna Silver Mines” para exigir el cierre definitivo de ese consorcio que atenta contra sus recursos naturales y representa un foco de contaminación para los pueblos de la región. De igual forma, los inconformes desconocieron al edil Oscar Venancio Martínez Rivera y nombraron una junta de gobierno municipal
Según información actual de Fortuna Silver su proyecto, se encuentra en la etapa de ingeniería y permisos y después vendría la operación para obtener oro y plata; pero los habitantes de las comunidades cercanas San José del Progreso y Magdalena Ocotlán que se encuentran a menos de un kilómetro de la mina, ya resienten los efectos de las detonaciones de explosivos, que como resultado se han cuarteado sus casas, el despido de plomo y la contaminación de arroyos y mantos freáticos por el caldo ácido que despide la mina.
Cabe resaltar que la compañía minera Cuzcatlán inició los trabajos del “proyecto San José”, en el 2007, de donde se tiene planeado obtener 12 millones de onzas de oro y plata.
El sacerdote Martín Octavio García Ortiz informó que el gobierno dio una concesión de 20 años a la empresa Cuzcaltán, aunque lo preocupante es que la minera, la cual cuenta con capital extranjero particularmente de la multinacional canadiense “Fortuna Silver Mines”, no sólo no consultaron a la comunidad sino que no informaron las consecuencias que esto va ocasionar en materia de salud y medio ambiente.
El párroco de San José del Progreso, manifestó que “el mismo gobierno al otorgar una concesión expone a los pueblos a todo lo que trae la explotación como es el cáncer con la contaminación ambiental, el desplazamiento de la gente, y la afectación a los mantos freáticos, entre otros”.
Aproximadamente de 1000 habitantes apoyados por el Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo y de la Coordinadora en Defensa de los Recursos Naturales y Nuestra Madre Tierra del Valle de Ocotlán, colocaron los sellos de “clausurado” y con la firma de los integrantes del Concejo de Gobierno Municipal de San José del Progreso Ocotlán, de las autoridades de Magdalena Ocotlán y de las agencias Maguey Largo y El Cuajilote, se pararon las obras hasta en tanto el gobierno no de tratamiento de solución de fondo, manifestaron los inconformes.
La clausura de la factoría se realizó a las 15:00 horas el día martes 17 de Marzo con la presencia de la Notario Público número 98, Teresa Peralta Ramos.
Los inconformes con la mina instalada en San José del Progreso externaron que el “resguardo del polvorín”, queda en manos de los representantes de la empresa Cuzcatlan porque “ustedes lo trajeron, ustedes lo cuidan”.
Los representantes de la empresa sostuvieron que “no venimos a atestiguar ni nos hacemos responsable del área de explosivos, situación que irritó a los manifestantes, quienes les advirtieron: “Si llegará a ver problemas los responsables serán ustedes”.
“Vamos a proceder de manera pacífica. No se está alterando el orden ni hay violencia. Que se cierre la mina y no vamos a descansar hasta su cierre total”, puntualizaron.
El representante de la coordinadora, Agustín Ríos, reiteró que los pueblos del Valle de Ocotlán, “nos promulgamos por un no rotundo a la minería” por la afectación que ya está causando con tanto explosivo.
Mientras que el secretario del Concejo Municipal, Juan Apolinar García Vásquez, acusó a las autoridades municipales de traidores y de corrupción por aprobar un proyecto sin consultar a los ejidatarios, comuneros y habitantes legítimos dueños.
Finalmente, denunció de actos represivos a los operadores de la empresa Jaime Castañeada Pedraza y Jorge Mario Ríos, quienes en contubernio con las autoridades corruptas del municipio han atentado contra su compañero Agustín Ríos.
También en las últimas informaciones el día 18 de Marzo siendo a las 2:00 de la tarde el delegado de Gobierno del distrito de Zimatlan – Ocotlán, junto con el Sr. Venancio Oscar Martínez Rivera Rivera presidente municipal de San José del progreso ha estado comprando autoridades y a otros han amenazado de cancelarles los recursos del ramo 28 si se suman a las voces de sus pueblos que exigen el retiro de las empresas mineras. También organizaron a un grupo de choque de priístas para pretender desestabilizar el municipio de San José del Progreso, situación que fue ignorado por los habitantes ratificando su firme rechazo a los proyectos trasnacionales que pretenden saquear a los recursos naturales y acabar con la naturaleza.

Más información: APPO CODEP
Eco Portal, Internet,

Biocombustibles y transgénicos, match made in heaven



"Nos han inculcado bien, el riesgo de seguir usando combustibles fósiles, la necesidad de buscar nuevas energías, maneras de seguir haciendo lo mismo que hacemos a diario pero mejorando el medio ambiente, y sale a escena el biocombustible. Gasolina sacada de plantas, que contamina menos que la del petróleo. Hasta aquí todo parece correcto. Incluso el nombre “bio-combustibles” nos suena como algo limpio y ecológico, una solución… pero ¿lo es?"
Es este carnaval de intereses creados, siempre nos toca bailar con la más fea. Nos han inculcado bien, gracias al bombardeo diario de información, el riesgo de seguir usando combustibles fósiles, la necesidad imperiosa de buscar nuevas energías, maneras de seguir haciendo lo mismo que hacemos a diario pero mejorando el medio ambiente, y sale a escena el bio-combustible. Gasolina sacada de plantas, que contamina menos que la del petróleo. Hasta aquí todo parece correcto. Incluso el nombre “bio-combustibles” nos suena a todos como algo limpio y ecológico, una solución… pero ¿lo es?
El hecho de poder “cultivar” combustible supone que a futuro, será mucho más rentable que cualquier alimento conocido. Está pasando ya con los cultivadores de cocaína, que ganan en una cosecha mil veces más que con cualquier otro producto. Es sin duda alguna la semilla de las futuras guerras y conflictos. Nos preocupamos por la crisis de hoy, sin ver que las crisis del mañana ya están preparadas medidas y fabricadas.
El metro cuadrado de tierra será en realidad el bien más cotizado. Los países de la UE ya vaticinan que pondrán en cultivo un 10% de tierras que antes eran de retirada obligatoria, lo que permitirá incrementar la producción. En Italia, la disminución de los cultivos de trigo por los de maíz para fabricar biocarburantes podría suponer el incremento de los precios de la pasta. En México, el incremento del uso del maíz para producir etanol (el favorito de George W. Bush) ha provocado una subida absurda de su precio con los problemas sociales que ya ha generado. Quizá, los expertos, economistas, ecologistas de todo el mundo hayan olvidado un elemento importante en esta ecuación: la avaricia, la codicia humana.
Heikki Mesa (WWF/ADENA) dijo: "no es probable que se pueda sustituir ni el 10% del actual consumo mundial de petróleo con los actuales biocarburantes comestibles simplemente por falta de área agrícola." Explicó que aumentar la superficie cultivada para atender la creciente demanda conllevaría en los países desarrollados un mayor uso de abonos artificiales, pesticidas, petróleo para tractores… y la deforestación de sus bosques tropicales, por supuesto.
Según la FAO, 500 millones de hectáreas de tierras arables desaparecerán, contando sólo al tercer mundo. ¿Cuál será la realidad de todos estos números que hoy son solo cifras en un papel? La destrucción de los ecosistemas, el aumento de las desigualdades sociales o el alza de los precios de los alimentos básicos serán apenas los primeros síntomas del desastre.
Hoy suenan aún los ecos del Foro del Agua, que solo sirvió para ratificar que el 20% de los seres humanos del planeta siguen sin tener acceso al agua potable. ¿Cuánta agua se va a desviar para regar los nuevos campos de bio-combustibles?
Los biocombustibles, derivados de los cereales o los aceites desechados, apenas representan hoy día el 0,5% de los combustibles consumidos por el transporte terrestre. Quizá por eso la Unión Europea pretende incentivar y multiplicar por 10 el consumo actual de biocarburantes (bioetanol y biodiesel) para el 2010, y por 20 para el 2020. Estados Unidos, basándose en el bioetanol a partir del maíz, se ha propuesto el objetivo del 10% para el 2015. Por su parte, Brasil augura autoabastecer sus necesidades de combustible gracias a estos nuevos “yacimientos renovables” y claro está, al suelo ocupado hoy por la selva del Amazonas.
Un estudio publicado en Science en agosto del año pasado aseguraba que los biocombustibles podría despedir nueve veces más dióxido de carbono (CO2) durante las próximas tres décadas que los combustibles fósiles.
Existe también otro ángulo del asunto del que nadie ha hablado. ¿Cómo impedir que países pobres tengan acceso a esta riqueza? ¿Cómo impedir que sean autosuficientes? Todo parece indicar que ese tema esta resuelto gracias al otro gran invento: las semillas transgénicas. Estas semillitas no son capaces de reproducirse, por lo que hay que comprar nuevas tras cada cosecha. En materia alimentaria será sin duda la causa de hambre y mortandad más importante del tercer mundo. El nuevo nombre del maíz es ya GH 0937 y cada grano tiene un precio. Quizá llegue a ser incluso más barato que la vida un ser humano.
Podrás tener tierra, agua y hasta mano de obra… incluso tecnología… pero sin la semilla adecuada, capaz de resistir a plagas que seguramente están ya en algún laboratorio esperando salir de la probeta, no podrás competir. El maíz natural será devorado por un nuevo gusano "taladro" que destruye el tallo de todas las plantas excepto de las trangénicas. ¡Qué casualiddad!
¿Y quiénes serán los amos de todo este nuevo imperio? Los que hoy lideran las técnicas de estos dos pilares del futuro: Bio-combustible y transgénicos, una pareja ideal, “a match made in heaven”.
Hay muchas voces gritando ya, alertando del peligro de los biocombustibles, que lejos de ser la solución, será un desastre ecológico y humanitario de proporciones inimaginables, aún más rápidas y letales que el petróleo. ¿Haremos caso? Por experiencia esta claro que solo haremos caso cuando el daño sea irreparable. Me pregunto qué clase de líderes y políticos gobiernan el mundo, que no son capaces de ver cosas tan obvias. ¿Lo ven y no les importa o es que todo esto no es más que otra de sus artimañas para seguir en la cresta de la ola del poder? Surfistas de la miseria, prestidigitadores de la información.
Una vez más la avaricia romperá todos los sacos.

El Mercurio Digital

El Salvador: Agrocombustibles con sed




Entrevista a Silvia Quiroa desde El Salvador; preocupación por “sintonía” de nuevo gobierno con Brasil sobre agrocombustibles

En El Salvador, pero también en la mayoría de los países de Latinoamérica, la producción de agrocombustibles compite fuertemente por el recurso agua con alimentos y comunidades afirmó a Radio Mundo Real desde ese país Silvia Quiroa, Directora Ejecutiva del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (Cesta), que hace parte de la federación Amigos de la Tierra Internacional.

Precisamente esa organización ambientalista alertó en el marco del Día Mundial del Agua, el pasado 22 de marzo, sobre una aparente paradoja: mientras que El Salvador está catalogado como un país con escasez de agua dulce, aparece a la cabeza de los promotores de agrocombustibles en la región en sintonía con países como Brasil y Estados Unidos. Este desequilibrio tenderá a profundizarse de no mediar un radical cambio de rumbos en las políticas productivas oficiales salvadoreñas, advierte Cesta.

Es que mientras los campesinos salvadoreños no encuentran ayudas oficiales para la producción alimentaria básica, sí tienen facilidades para el cultivo de higuerillo, caña de azúcar u otros agrocarburantes.

Es evidente, indica Quiroa, quien además es Coordinadora de la Campaña de Agrocombustibles de Amigos de la Tierra Internacional, que esta competencia por el agua no solamente genera escasez del recurso sino que lo perjudica notoriamente ya que la producción de los agroenergéticos está muy asociada al empleo intensivo de fertilizantes y agrotóxicos que perjudican y envenenan las fuentes y corrientes de agua.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería salvadoreño tiene la meta de sembrar 3500 hectáreas de higuerillo en pequeñas fincas, para producir diesel... esto es cinco veces el área hoy destinada a ese fin.

“En realidad, los fertilizantes son la mayor fuente de emisiones de óxido nitroso a nivel global. Una tonelada de fertilizante de nitrógeno se traduce en emisiones de gas de efecto invernadero equivalente a 6,7 toneladas de dióxido de carbono”, manifiesta Quiroa.

Ahora bien, el cambio de signo político en el gobierno salvadoreño con el triunfo en las recientes elecciones de parte del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), aunque abre espacios de diálogo con la sociedad civil organizada, no garantiza según Cesta un viraje en materia de expansión de agrocombustibles en ese país.

Asimismo, Quiroa define como “perversa” la forma en que el Estado salvadoreño fomenta la producción de materia prima para agrocarburantes.

En otro tramo del diálogo con Radio Mundo Real desde El Salvador Silvia Quiroa trazó una visión panorámica del proceso de crecimiento de los agrocombustibles a nivel del Sur global y manifestó desconfianza por la cercanía del presidente electo Mauricio Funes y su par brasileño Luiz Inácio Da Silva, promotor destacado de los agrocombustibles con fines exportadores, en especial el etanol destilado de caña.

“Cuando ingrese este nuevo gobierno vamos a reunirnos con él para hacerle nuestra propuesta de soberanía energética y lo que surja de ese diálogo será fundamental para nuestro futuro relacionamiento con el nuevo gobierno”, concluyó Quiroa.

Foto: http://www.nodo50.org

Publicado en Radio Mundo Real

lunes, 30 de marzo de 2009

La ilógica del cambio




Por: Koldo Campos Sagaseta

Nadie en sus cabales aceptaría que a los padres de un niño con evidentes señales de maltrato, abusos sexuales, desnutrido y enfermo, se les confirmara su pretendido derecho a la custodia. Ni siquiera en el caso de que se confesaran arrepentidos de los hechos podría alguien que no fuese un canalla, permitir que ese niño siguiera expuesto a los mismos dolores y en manos de los mismos delincuentes, por más progenitores que se digan.
Al margen de las responsabilidades penales que la justicia determinase en el caso, esos padres son los menos indicados para criar y educar a un niño, y cualquier ciudadano sensato estaría de acuerdo en la necesidad de proteger a ese niño de sus padres.
Pero esa general repulsa que no acepta discrepancias en relación a un menor maltratado y violado por sus propios padres, no se expresa, sin embargo, con la misma lógica y contundencia, respecto a otros maltratos y atropellos.
En relación al cambio climático, por ejemplo, no hay cabales que valgan, ni justicia que intervenga, ni sensatez que hable o común que imponga su sentido.
Los mismos responsables de haber conducido al planeta al calamitoso estado en que se encuentra, de haberlo exprimido hasta la extenuación, de haber generado los cambios climáticos que hoy se lamentan y que apenas son los primeros síntomas del desastre que se avecina, se arrogan el deber y el derecho de reconducir los pasos de ese maltratado, hambriento y enfermo niño.
Los mismos responsables de haber hundido bancos y confianzas, de vaciar las arcas del estado para aliviar las penas del negocio, de quebrar economías y naciones, de haber despilfarrado los ahorros de millones de incautos, hoy se erigen en salvaguarda del desastre causado, hoy aseguran tener las soluciones de las crisis que han venido provocando, mientras multiplican los beneficios que les depara la ruina general y sus medios de comunicación hacen apología del más grosero despilfarro, del más absurdo consumo.
Pero nadie desconfía de su buena voluntad, de la bondad del modelo de desarrollo impuesto. El menor violado, maltratado, desnutrido, debe seguir a cargo de sus padres.
Los mismos intereses que han convertido la vida en un mercado, que han secuestrado todos los conceptos, que han precintado sueños y prostituido conciencias, que han desatado hambrunas y matanzas que son, al mismo tiempo, oráculos de Dios y del Diablo, fariseos que viven de la bolsa, torturadores con licencia, honrados genocidas, se otorgan el derecho y el deber de seguir guiando los pasos de ese maltratado, abusado y hambriento niño.
Y nos trazan, también, las normas de pensamiento y convivencia que deberá observar la ciudadanía para superar la amenaza terrorista, la amenaza del paro, la amenaza de la droga, la amenaza de la indigencia, la amenaza de la violencia, la amenaza de las nuevas amenazas que nadie como ellos conocen y practican.
Ellos están, precisamente, para hundirnos y rescatarnos, para preservarnos de todos los peligros que su ambición desate.
Los grandes medios de comunicación se encargan de transmitirnos el relato. La gente, agradecida, asiente y reconoce la importancia del disparo preventivo, la eficacia de la bomba de rutina, lo oportuno de la guerra humanitaria, lo aconsejable que es la paz castrense, y celebra y aplaude la terapia puesta en práctica con ese niño maltratado, enfermo y hambriento.
Nadie pone en duda la exaltación de la mentira o la difamación de la verdad.
A ese niño violado, maltratado, vejado, hay que dejarlo con sus padres.

FUENTE: Rebelión.org

CONTAMINACION AMBIENTAL- ALUMINIO Y PASTERAS




¡Eureka, los descubrí!

Y no fue de casualidad. Doce largos años investigando y denunciando las Estafas al Ambiente y la Salud Biológica por la Industria del Aluminio Primario. La Big Estafa fundamentada en el Fraude Científico.

POR: Carlos de Madryn


Por el 2005 cuando íbamos a La Haya por las Pasteras, tuve información concreta de la "relación entre los Planteos Ambientales" de Botnia y Aluar. De boca y letra de un Senador Uruguayo que resaltó la incoherencia Kirchnerista de permitir la Ampliación de la Planta Aluminera en Madryn y oponerse a las Pasteras en el País Hermano. Dije que venía de la mano del Banco Mundial, financiando la Contaminación. Como supimos denunciarlo en el mismo Kioto cuando se firmaba "la guerra al Cambio Climático". Que terminó en guerrilla de unos pocos contra los Imperios Industriales que lo promovieron.

Y no erré. Faltaba encontrar "el arma" que utilizaron para cometer los mayores crímenes que la historia de la humanidad sabrá reconocer.

Fraguaron los límites de emisión de contaminantes en las Legislaciones Ambientales de los Paises en donde "globalizadamente" radicaron las Pasteras y Alumineras. Y donde encontraron límites legales correctos (como en nuestro País y la 24051), se encargaron de promover las modificaciones, truchar las mediciones , comprar a la Justicia y derogarlas reemplazándolas por otras funcionales a sus criminales intenciones.

Con el Fraude instalado legalmente, siempre quedan dentro de los límites y "la Ley". Obtienen un Permiso Legal para contaminar y matar.

La historia comienza en los 70 ...cuando se empezaba a sospechar de un montón de actividades contaminantes a exterminio. Las que tenían Cloro y Flúor en sus procesos.

Todas las actividades humanas son contaminantes. Es una cuestión de límites. Hacer que esa contaminación sea medianamente tolerable y permitir a nuestra Madre Naturaleza la recomposición para que La Vida sea sustentable, fue tarea de los Bienparidos. Por eso los Humanos del Mundo propusimos limitar las emisiones de Contaminantes. Ponerle techo. ¡Hasta aquí, no más!. Plasmarlos luego en las legislaciones ambientales, dándole herramientas a los Jueces para que condenen a los que se pasen de la raya (Presupuestos mínimos le llaman ahora).

Limitar las emisiones. No más de tanta cantidad de tal contaminante, por unidad de tiempo (segundo, minutos, días, año), para cada una de las fuentes fijas de Emisión. Una Planta Industrial, por ejemplo. Justo y técnicamente correcto. Pero por sobre todo, "lógico".

Se determinaron y validaron así los "Estándares de Emisión", Emisiones límites o permitidas, o Permisos de Emisión. Como los consignados en la Tabla 11 del Anexo II al Decreto 831/93 de Nuestra Ley (en proceso de derogación, justamente) 24051. Por caso 2400 miligramos de Fluoruros por Segundo, ó 3700 miligramos de Sulfuro de Hidrógeno (el del olor a Huevo Podrido) por Segundo, para emisiones por chimeneas estandarizadas y en las condiciones de las Observaciones a la Tabla 11.

Nunca, jamás de los jamases por más filtros que pongan, puede quedar una Planta de Aluminio produciendo 650.000 toneladas anuales, ni una pastera produciendo un millón de toneladas anuales con la tecnología de Botnia, dentro de los límites de Emisión establecidos por nuestra Legislación y las similares en el Mundo. Legislaciones que reconocen un origen común: La Agencia de Protección Ambiental de los EEUU...la que manejó ALCOA.

Solo que los muy hipócritas la trasmitieron retorcida. Y el BM se encargó que así, retorcida, la aceptaran.

Con el Real Decreto 833/1975 comienza la Estafa. Se acepta que los límites de emisión se expresen en concentraciones límites en las corrientes de desechos. Concepto relativamente válido para Fuentes Móviles (Automotores por caso) pero totalmente ilógico e irracional cuando de una instalación fija, cuyas emisiones se quieren controlar, se trata. ...o que los permisos de vertidos se expresen en cantidad de contaminante por volumen de producción. Una Aluminera con 10 Toneladas anuales de producción tiene el mismo permiso de emisión de Fluorados que una Planta proyectada para producir 600.000toneladas anuales con la misma tecnología. Y la concentración de Fluorados en los gases que salen por las chimenea, siempre quedará dentro de los límites legales... porque se pondrán tantas chimeneas como hagan falta para llegar al valor permitido de concentración.

Lo mismo ocurre con las Pasteras y las emisiones de Sulfuros.

Dirán Uds. que no es posible que se acepten semejantes "engaños". Es más, que se puedan intentar. 

Creanmé que lo intentan y por lo general lo logran. Logran imponerlo, que la Justicia lo acepte ... y hasta que los aplaudan.

Dice Aluar en su Estudio de Impacto por la ampliación a 650.000ton/año:"...En la mayoría de los casos se recalculan Niveles Guía de Emisión (NGE) a partir de los valores consignados en la Tabla 11 del Decreto 831/93, obteniéndose los correspondientes NGE para cada Emisor y sustancia, en CONCENTRACIÓN. Al tomar los NGE en concentración, no resulta necesario dividir el valor obtenido (de la Tabla 11), por el número de fuentes que emiten un mismo constituyente". ¡Hipócritas! ¡Estafadores!

...Y el Gobierno del Chubut le autorizó la Ampliación. Y a Emitir hasta un kilo de Fluoruro por Ton de Aluminio. ¡Bárbaros!: 20.000mg por Segundo. La Tabla 11 dice no más de 7mg en las condiciones que los emite Aluar. A lo sumo 2.400mg/s si lo hiciera desde una única chimenea de 30 metros de altura. El agua deja de ser potable cuando tiene más de 1,5 mg por litro.

El Real Decreto Español 833/75 fue reemplazado por el 1073/2002, y los Límites de Vertidos para "algunas actividades especiales, como la producción de Pasta de Papel y Aluminio", fueron legalizados por Real Decreto 509/2007. ¡Búsquenlo y sáquense las dudas!

Ayúdenme a llevar a La Haya estas pruebas de la infamia, y exigir condena.

Por la Vida en este Planeta.

Carlos de Madryn

Publicado por SOCIALIZANDO TODAS LAS VOCES RESPETANDO LA DIVERSIDAD

Sobre los "beneficios" del cambio climático



Por: Eduard Brull i Piqué


El cambio climático está transformando nuestro planeta. La temperatura media del océano y de la atmósfera aumentan lenta pero inexorablemente. El nivel de las aguas también está subiendo. Los casquetes polares se derriten. La magnitud y la frecuencia de los desastres naturales también han empeorado. La lista de consecuencias apocalípticas que se derivan directamente del calentamiento es larga y aparece asiduamente en los noticiarios. También suele aparecer, con rimbombantes titulares, todos los acuerdos a escala mundial (con cumbre mediática incluida) sobre tasas de reducción de CO2, prohibición de gases de efecto invernadero, etc. Lo que ya no suele aparecer con tanta frecuencia es el gran potencial para generar dinero que el cambio climático está creando.
Hace un tiempo, la consultora Citigroup redactó un informe sobre cuales serían las empresas que saldrían más beneficiadas del calentamiento global. Éstas se agrupan en cinco grandes grupos:
1 Compañías del sector energético , siempre y cuando logren relacionar su nombre con la producción de energía limpia, proveniente de fuentes renovables, respetuosas con el planeta Tierra (¿a alguien le suena de alguna gran campaña publicitaria?). Así el consumidor percibirá (o creerá percibir) que su uso ayuda a la protección del medio ambiente y, por lo tanto, no tendrá cargo de conciencia al usarlo o, peor aún, creerá que está ayudando a la naturaleza consumiéndolo. Incluso se ha llegado al extremo de que compañías petroquímicas vendan sus productos como beneficiosos para el medio ambiente, a golpe de anuncio colorista y de lemas ambiguos.
2 Constructoras , que lograrán más compradores si promueven construcciones “sostenibles”. O, dicho de otro modo, que ahorren energéticamente aprovechando el entorno natural donde están construidas (orientando las fachadas hacia el sol para reducir el gasto en calefacción, estudiar las corrientes de aire para ahorrar líquido refrigerante).
3 Aseguradoras . Como los desastres naturales aumentarán su frecuencia y su poder destructor (como se ha hecho referencia al comienzo de este artículo), mucha gente estará más dispuesta a contratar seguros de vida o a asegurar sus cultivos. Quizás para las aseguradoras el cambio climático suponga el riesgo de devolver mayor cantidad de dinero a sus asegurados, pero también de aumentar el número de pólizas y sus márgenes de beneficio.
4 Sector automovilístico , si se potencia la construcción de coches ecológicos a bajo coste.
5 Compañías agrícolas , al aumentar la demanda de la materia prima de los biocombustibles (caña de azucar y maíz principalmente) aumenta su precio de mercado y, por lo tanto, productores e intermediarios se enriquecen. El principal problema de este punto es que en países en vía de desarrollo, donde la agricultura no es un sector artificialmente rentable como en la Unión Europea (gracias a los subsidios), el precio de muchos productos alimenticios básicos ha aumentado, como los beneficios de los grandes latifundistas (habitualmente multinacionales extranjeras del primer mundo)
A juicio personal considero que este estudio ha olvidado a las consultorías y empresas de asesoramiento técnico y jurídico (como Citigroup, extrañamente el autor del informe) a las que las grandes empresas deberán recurrir para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. Pero también hay más gente de la que se va a aprovechar del nuevo marco medioambiental internacional.
Un ejemplo claro es que muchas hectáreas de terreno hasta el momento incultivable debido a sus gélidas condiciones climáticas, van a poder ser aprovechables. Por ejemplo, actualmente ya existen plantaciones de patata en Groenlandia. Como contrapartida también hay que tener en cuenta que se perderán muchas hectáreas debido a la desertización.
Otro ejemplo también bastante conocido -y casi gracioso- es que cierta clase de turismo (el de relax veraniego, que busca playas paradisíacas y buen clima) va a aumentar exponencialmente en zonas que hasta ahora eran inhóspitas. El típico veraneante de Benidorm también podrá elegir en unos años entre las tórridas playas de Noruega, Dinamarca, Alaska… Eso, unido a que (como hemos explicado en el punto anterior) muchas zonas van a convertirse de páramos yermos a vergeles fértiles, va a beneficiar de forma muy importante a los –por ahora- fríos países nórdicos.
También, gracias al deshielo de los casquetes, los barcos de pesca se podrán adentrar hasta aguas más norteñas en busca de capturas. Y los grandes barcos mercantes podrán “atajar” pasando por en medio del otrora polo norte (se podría reducir un 42% la distancia a recorrer entre Rótterdam y Yokohama, por ejemplo). Es importante señalar que no se prevé un ártico libre de hielos hasta el ¿lejano? 2040. ----la letra cursiva y los signos de interrogación son mías. N del A------
Desgraciadamente, no todos los “beneficios” que puede aportar el cambio climático son igual de cándidos (si es que se puede aplicar la palabra “beneficio” a los provechos marginales que puede deparar para algunos este proceso que puede llevar a la extinción de la vida sobre la tierra).
Barrick Gold, una empresa de la que forma parte George Bush padre entre otros, pretende explotar los ricos yacimientos de oro y plata de los glaciares de Pascual-Lama, en Chile, y que el calentamiento global ha dejado al descubierto. Otras empresas también están deseosas de poder empezar a extraer mineral de Groenlandia y de la Antártida, hasta ahora inaccesibles.
Shell Oil quería empezar a explotar los yacimientos de petróleo de Alaska (con los famosos árboles de Bush de por medio, que los talaba para que no se quemaran y porque debajo tenían petróleo…) el año pasado pero la legislación se lo ha impedido, por ahora. Dentro de poco empezará a poner en funcionamiento sus extractores en el mar de Beaufort. Las compañías rusas como la últimamente mediática Gazprom están preparadas asimismo para empezar hacer lo mismo en el mar de Barents y en Siberia. Y es que la porción de pastel que se quieren repartir los estadounidenses y los rusos es bastante jugoso: se piensa que las reservas de petróleo ártico son aproximadamente el doble de las que Arabia Saudí posee.
Pero bien, eso no sale en los noticiarios. La atención mediática se centra, o bien en hechos muy puntuales (osos polares que se ahogan por cansancio porqué no encuentran un trozo de hielo donde subirse a descansar) o en acuerdos internacionales con mucho lema colorista pero pocas sanciones para aquellos que lo incumplan (el famoso plan 20 20 20 de Sarkozy, o el protocolo de Kyoto). Parece haber una necesidad en los noticiarios de hacer ver al telespectador de que el cambio climático existe y de que son necesarios grandes acuerdos para pararlo (de que esos dos temas fueran titulares de prensa hace unos años, como poco, era impensable. Algo debemos haber avanzado). Pero las políticas medioambientales e internacionales de los grandes países continúan invariables: se continúa contaminando o liberando CO2 a la atmósfera en una cantidad creciente (y su crecimiento se va acelerando) a pesar de que la lucha contra el cambio climático se haya convertido en una batalla mundial, mediática, merecedora de premios Nobel de la paz.
Porque, desgraciadamente, son las grandes fortunas, las grandes empresas con grandes intereses económicos, quienes mueven los hilos de la política internacional. Y a éstos les da igual el futuro inmediato de la humanidad mientras puedan continuar aumentando sus ingresos y sus comisiones (a pesar de la crisis económica y medioambiental mundial). El lema “pan para hoy, hambre para mañana” elevado al máximo exponente. Porque, además, estas grandes empresas tienen todos los medios necesarios para no poner en riesgo su margen de beneficios. Controlan los grandes gobiernos a golpe de talonario para financiar sus campañas electorales, disponen de los mass media para entretener a la plebe -o, al menos, para hacer que miren a otro lado y dejarles con la mente tranquila- mientras se enriquecen.
Nicholas Stern, en su famoso informe que publicó hace unos años, remarcaba que el cambio climático provocaría el retroceso de hasta un 20% en la economía mundial, y que con solo destinar adecuadamente el 1% del PIB mundial, se podría detener y revertir. En este proceso de empobrecimiento, algunas empresas se enriquecerán, es inevitable. Por ejemplo, el gremio de cultivadores de patata de Groenlandia y la agrupación de Hosteleros y Socorristas de Playa de Bergen (Noruega). Pero nos tenemos que preguntar en que medida este 20% de retroceso va a afectar a las grandes multinacionales que controlan la economía mundial, porque ni los agricultores de Groenlandia ni los hosteleros de Bergen tienen poder fáctico para alterar las corrientes geopolíticas actuales. Con toda seguridad, también las grandes empresas deberán salir beneficiadas del cambio climático porque si no sí que hubiéramos apreciado algún cambio apreciable en las políticas medioambientales de las grandes potencias.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=82910&titular=sobre-los-%22beneficios%22-del-cambio-clim%E1tico-

Lima: amenazada de muerte por sed. Entrevista a Peter Koenig



Si se derriten los nevados que nutren de agua la costa peruana, las ciudades donde vive la mayoría del país pueden desaparecer. Eso, en un país que no tiene sistema de conservación del agua y en el que una Ley del Agua amenaza privatizar el servicio, en perjuicio del pequeño campesino y del consumidor urbano. En el Día del Agua, Peter Koenig, que durante 28 años trabajó el tema en el Banco Mundial, alertó sobre el peligro y avizora soluciones.
--Hay quienes creen que Lima está condenada a la falta de agua y quizás a la desaparición. ¿Es exacto?
--El peligro es muy grande, en la medida en que los nevados que abastecen de agua a la costa se están derritiendo por el calentamiento global. El caso se agrava porque en este país no hay ningún sistema o programa de conservación de agua. De todos modos, el agua disponible va a disminuir, no sólo por la merma del agua de las zonas altas, sino también porque hay cada vez mayor población en Lima, como en toda la costa. Se necesita más y más riego para más alimentos. Por eso es una aberración el diseñar sistemas de agua con alto consumo por persona.
--¿Se dan esos casos en Lima?
--En La Molina, el sistema está diseñado para un consumo de 1,200 litros por persona y por día. Es excesivo. La napa freática hace diez años estaba a cuatro metros de profundidad; ahora está a sesenta metros. Y tienen que ir cada vez más arriba, en busca de agua. El consumo de La Molina es altamente superior al de la mayoría de las ciudades en Europa (Hamburgo: 110 litros por persona al día).
--La amenaza mayor es la merma o desaparición de los nevados, ¿verdad?
--Una Comisión Europea del Medio Ambiente y un informe de las Naciones Unidas dicen que los glaciares más afectados por el calentamiento global son los Alpes y los Andes. Lo cierto es que por esa causa hay cada vez menos agua en la costa peruana.
--¿Es exacto que en 25 años van a desaparecer los glaciares del Perú?
--Hay quienes dicen 25 años, otros hablan de 40. Es difícil precisar, porque todas esas proyecciones son lineales: se fija un punto y se ve lo que ha pasado durante los últimos cinco o diez años, y después se hace una proyección lineal. Tales proyecciones son muy peligrosas, porque la parte del calentamiento global que corresponde al hombre (otra parte del calentamiento es cíclico) depende mucho del uso de hidrocarburos. Cuando se quema petróleo y sus derivados, estos sueltan CO2, uno de los agentes principales de calentamiento de la atmósfera. Por la crisis económica, que apenas ha comenzado, se utilizará mucho menos energía, lo que en parte está reflejado en la enorme baja del precio por petróleo, de unos 150 dólares por barril hace unos diez meses a unos 40 dólares de hoy. La reducción en el uso de hidrocarburos puede influenciar la parte del calentamiento causado por el hombre.
De todos modos está bien que se empiece a explorar e investigar con más seriedad nuevas fuentes de energía, sobre todo de tipo renovable, como energía solar, termal y eólica.
--Hay quienes sostienen que hacia 2050 la Amazonía puede ser una sabana desierta.
--No creo. Pero hay que poner mucha atención con lo que allá ocurre. Hay compañías privadas que compran grandes extensiones de tierra amazónicas, y talan los árboles que absorben CO2, disminuyendo así la cantidad suelta en la atmosfera. En el terreno así ganado se cultiva caña de azúcar para producir etanol, que da una tasa de ganancia muy alta, a tal punto que en Estados Unidos, donde producen etanol del maíz, la tercera parte de la reserva de maíz se usa par a la producción de etanol. Eso ha causado una gran alza en el precio de los alimentos, lo cual ha afectado sobre todo a los países en vías de desarrollo, resultando en una epidemia de hambre entre los pobres.
--Frente a las grandes amenazas que en materia de agua pesan sobre la costa peruana, ¿cuáles podrían ser las soluciones?
--La costa peruana es un gran desierto en el que (casi) nunca llueve. Últimamente hubo algunas precipitaciones en la región de Lima, pero, en general, eso no ocurre. Cada yerba que acá se ve tiene que haber sido regada. Hasta ahora lo que se hace es captar parte del agua que proviene de los más de 50 ríos que bajan de los Andes. Sólo algunos de éstos son perennes. La mayoría bajan durante tres o cuatro meses, seis meses con un poco de suerte, al año. Después están secos.
Del flujo de esos ríos se pierde casi el 70 por ciento en el océano Pacífico. Sólo 30 por ciento se emplea, principalmente para riego con miras a la producción alimentaria. De ese porcentaje, 85 por ciento va al agro, y el resto a la industria y al consumo doméstico.
En el momento hay 1.200.000 hectáreas preparadas para riego. Pero dependiendo del agua disponible, sólo se cultivan 800,000 hectáreas, porque no hay suficiente agua. La mitad de las aguas que se van al Pacífico se pudiera retener en pequeñas represas. Digo pequeñas represas, relativamente fáciles de manejar por las mismas Juntas de Usuarios, en contraste con grandes represas, que crean problemas ambientales y sociales, ya que desplazan gente y destrozan fauna y flora -y además tienen un mantenimiento muy costoso.
Reteniendo más agua se podría aumentar enormemente la producción agrícola de la costa. Se podría regar hasta un 50 por ciento más de lo que se riega ahora. Tengo entendido que el gobierno actual tiene interés principal en hacer grandes represas, lo cual significa grandes contratos. Ya sabemos lo que pasa con los grandes contratos.
--La Ley del Agua que se acaba de aprobar, ¿en qué medida refleja ese afán?
--No lo refleja directamente. Lo que entiendo respecto a una Ley del Agua es que debe conservar y proteger el agua, porque ella es indispensable para la vida y el medio ambiente, es un bien común y de dominio público; es vulnerable y esencial para el desarrollo sostenible. Lo más importante: el agua no debe ser de propiedad privada y nunca debe ser administrada por una empresa privada con fines de lucro. De ninguna manera. La ley reciente no satisface esas consideraciones.
--¿Cuáles son las fallas de la ley?
--A mi entender tiene dos principales fallas. Una es el artículo 2, que originalmente decía que el agua no debe ser privatizada, y ahora dice que la administración del agua “sólo puede ser otorgada y ejercida en armonía con el bien común, la protección ambiental y el interés de la Nación. No hay propiedad privada sobre el agua”.
El gobierno de turno puede interpretar que la administración del agua por el sector privado es en el interés de la Nación. De acuerdo a eso podría privatizar Sedapal y otros servicios de agua y saneamiento de las municipalidades. También hay un riesgo de que se privatice la administración del agua de riego en la región del proyecto de ‘Chavimochic’ -los grandes complejos agroindustriales que tendrán pronto unas 150,000 hectáreas bajo riego- lo que también afectaría las chacras de los pequeños agricultores de los alrededores. Eso encarecería considerablemente la tarifa del agua para el riego, lo cual sería nefasto para los pequeños campesinos.
--¿Cuál es la otra falla?
--El haber suprimido la frase “sin fines de lucro” que se incluía en el proyecto inicial. Es muy sospechoso que la quitaran. ¿Por qué la suprimieron? Para hacer lo que quieran los grandes políticos. El régimen actual de Alan García, que está vendido a Estados Unidos, y que conforme al TLC tiene que producir cultivos de alto valor para la exportación a Estados Unidos, privatizaría el agua donde pueda, favoreciendo ganancias corporativas.
--Otro punto crítico es el manejo de las cabeceras de cuenca.
--Es un punto clave. El artículo 75 de la ley dice que la Autoridad Nacional del Agua, a través del Consejo de Cuenca correspondiente, ejerce funciones de vigilancia y fiscalización con el fin de prever y combatir los efectos de la contaminación del mar, ríos y lagos; y podrá coordinar con los sectores de la administración pública, los gobiernos regionales y los gobiernos locales. Expresa: “El Estado reconoce como zonas ambientalmente vulnerables las cabeceras de cuencas donde se originan las aguas. La Autoridad Nacional, con opinión del Ministerio del Ambiente, podrá declarar zonas intangibles en las que no se otorgará ningún derecho para uso, disposición o vertimiento de agua”.
En vez de una prohibición absoluta de cualquier concesión en las cabeceras de cuencas, la Autoridad Nacional, la ANA, podrá declarar…
Allí están pensando en proteger a las mineras, que son las primeras contaminantes. Hay que ver lo que pasa con Yanacocha. Si las mineras empiezan a contaminar las aguas de la parte de arriba, los de abajo van a recibir aguas contaminadas. Y, lo que es peor, las aguas subterráneas también se contaminan.
ANA, la nueva Autoridad Nacional de Agua (anteriormente Inrena) en vez de ser una institución neutra o vinculada con un ministerio neutro, está bajo del Ministerio de Agricultura.
Hay en la ley una disposición complementaria, la sexta, insólita. Dice: “la Autoridad Nacional (del Agua) podrá adscribirse al Ministerio del Ambiente una vez culminado el proceso de implementación y operatividad de dicho ministerio”. Pero resulta que tal ministerio prácticamente no tiene presupuesto, ni personal.
--¿Qué cantidad de agua emplea la minería?
--La industria, incluida la minería, emplea un seis o siete por ciento del recurso. La minería quizás consume la mayor parte de esto. Pero la cantidad de agua que emplea las minas es menos importante que la contaminación que producen con sus desechos tóxicos. Con ésta matan plantas, animales y personas. Siempre tengo ante mí el caso de Yanacocha, que contamina ríos y acuíferos enfermando seres humanos y matando flora y fauna, y que produce altos beneficios porque extrae oro de altos quilates y lo hace con los costos más bajos del mundo. A pesar de eso, no paga ni un centavo de impuestos.

César Lévano - Director
Fuente: www.ecoportal.net

La piel de los otros




Por: BEGOÑA SAINZ DE MURIETA | DIRECTORA DE LA DELEGACIÓN ANIMANATURALIS RIOJA


La piel de millones de visones, conejos, zorros, corderitos nonatos. no debería ser arrancada para cubrir el cuerpo de ninguna mujer cuando existen infinitas alternativas no cruentas de hacerlo. La vanidad, la arrogancia en demostrar un estatus social, se une a la ignorancia o la indiferencia acerca del terrible sufrimiento que han padecido tantos animales antes de terminar colgados en el armario de una mujer.
Seguramente, esa mujer (llamémosle 'M'), en más de un caso, pasee orgullosa a su Terrier, abrigadito con gabardina -para que no moje su cuerpo si llueve-, y, a ese ser, le dedique considerables atenciones y lo quiera como a un miembro más de su familia.
Sin duda, 'M' se horrorizaría si a alguien se le ocurriera confeccionar una estola a partir del hermoso y lustroso pelaje de su can. Y aún más, si uno de los nuevos gurús de la cocina-fusión decidiera incluir en su menú el «estofado deconstruido de foxterrier con piquillos».
Ni que decir tiene que jamás consentiría que llevaran a su mejor amigo al coso taurino para «dedicarle» toda clase de «suertes» y lances hasta rematarlo con una estocada, rezando eso sí, no sea que esté aún con vida cuando le corten las orejas y lo arrastren al desholladero, como sucede en la realidad.
'M' no concibe que muchos cientos de miles de primos hermanos de su perro, mueren viviseccionados (es decir, seccionados en vivo), en obsoletas pruebas cosméticas, o de productos de limpieza, cuando es una realidad que existen alternativas, muestra de ello es que la UE prohibirá este mismo año esos experimentos con animales.
Pero 'M', como una gran parte de la sociedad, separa el sentir humano del no humano, y no se cuestiona o se para a pensar o no le importan las vidas del resto de animales que los humanos ha decidido que hay que «usar».
'M' puede que piense que esos locos que se manifiestan desnudos contra el maltrato a los animales, bien se pudieran dedicar a salvar a los niños que pasan hambre o cuestiones de ese calibre, que si es más importante una foca monje que un niño!
A 'M' le diríamos que no minusvaloramos las causas humanas, es más le convenceríamos de la relación entre la violencia hacia animales y su relación con la violencia hacia humanos (existen numerosos estudios sobre la cuestión). Y que aunque uno no sea el brazo ejecutor, es un ejemplo muy gráfico de falta de empatía hacia el dolor no humano, el asistir impávido y con vestido de gala a la matanza ritualizada de un toro, cuestión que debería hacer pensar al aficionado con que clase de espectáculos se está divirtiendo.
También le haríamos saber que el hecho de desnudar nuestro cuerpo es un acto cargado de simbolismo, ya que es así como están los animales frente a la prepotencia humana, desnudos. A la vez es una llamada de atención, ya que de otro modo, lamentablemente, pasaríamos desapercibidos y una vez más nuestro 'grito' por los animales tan sólo sería escuchado por unas pocas personas.
La 'cuestión de los animales' es compleja y genera gran debate, hoy en día, a los animales se les considera mercancía, tan sólo útil para que termine en nuestro estómago, en nuestro armario, para que forme parte de la cruel diversión de algunas personas, o como puro acto de dominio del hombre (aquí va implícito el género mayormente) sobre el resto de la creación.
Pero estamos convencidos que esta es una causa tan justa como otra, que los animales tienen que ser defendidos y que se trata de una cuestión de ética y paralela a la evolución humana.

Fuente: http://www.larioja.com/20090223/opinion/piel-otros-20090223.html

Utopías y sugerencias científico-realistas




Por: Salvador López Arnal


Reseña del libro "El final de la era del petróleo barato"


Joaquim Sempere y Enric Tello (coords). El final de la era del petróleo barato. Icaria, Barcelona, 2008, 23 páginas.

Por debajo de las diversas aportaciones que contiene El final de la era del petróleo barato vale la pena destacar una motivación compartida: la necesidad de generar utopías realistas, sin oxímoron insalvable, en un ámbito tan central para el futuro no lejano de la Humanidad como es el de las nuevas fuentes energéticas y la transición energética hacia ellas. No se trata de construir cuadros detallados ni modelos de dudosa potencia predictiva, pero sí sugerir, como señala Ernest García, “la apertura de novedosos horizontes culturales”. El final de la era del petróleo barato contienen valiosos testimonios de ello.
Componen este ensayo editado por Joaquim Sempere y Enric Tello, una presentación de los propios coordinadores, nueve capítulos escritos por Ernest García, Sempere, Jordi Roca Jusmet, Josep Puig i Boix, Mariano Marzo Carpio, Óscar Carpintero, Jorge Riechmann, José Manuel Naredo y Eduardo Giordano, y dos anexos, el primero de los cuales presenta datos básicos de la crisis del petróleo y el segundo es un excelente apunte, digno de sosegada reflexión, de Josep Puig i Boix sobre “Las estadísticas de la energía y sus trampas”, con un apunte crítico sobre los factores de conversión usados en el tratamiento del cómputo de la energía de origen nuclear y la proveniente de energías renovables.
Las temáticas discutidas son, pues, de actualidad urgente. La viabilidad de los agrocombustibles, por ejemplo, el asunto discutido por Óscar Carpintero en su contribución –“una polémica que conviene resolver de manera sosegada y racional”-, ha formado parte de la reciente agenda de la Cumbre de la FAO sobre seguridad alimentaria celebrada en Roma. Mientras el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha pedido un consenso mundial sobre su utilización, como una de las medidas para paliar el hambre en el mundo, Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, uno de los principales países productores, ha defendido su uso sin demasiados matices críticos: 'Veo con indignación que muchos de los dedos que apuntan contra la energía limpia de los biocombustibles están sucios de aceite y carbón… Los biocombustibles no son el villano''. En cambio, Óscar Carpintero, señala en su aportación que uno, no el único desde luego, de los efectos nocivos de la proliferación en el consumo de bicombustibles es el creciente desarrollo de proyectos en países de Latinoamérica, Asia y África para que destinen una parte importante de su superficie agrícola a la plantación de cultivos energéticos para satisfacer no sus propias necesidades sino el consumo de los países ricos, “poniendo así en mayor riesgo su seguridad alimentaria y aumentando sus servidumbres ambientales con los países desarrollados”.
Este es uno de los temas discutidos en el volumen. No es el único. Doy breve cuenta de algunas de las problemáticas tratadas. Ernest García, en el último apartado de su aportación –“Del pico del petróleo a las visiones de una sociedad post-fosilista”-, presenta y discute algunas de las visiones sobre las nuevas sociedades post-fosilistas. Una de sus preferidas es la defendida por Howard y Elisabeth Odum: los ecosistemas y las civilizaciones tienen en común un ciclo de cuatro fases –crecimiento, clímax, descenso, lenta recuperación de los recursos-. La aplicación de recursos adecuados a una situación de recursos limitados –escala reducida, eficiencia y cooperación- puede hacer que el descenso, inevitable por demás, sea benigno y compatible con el mantenimiento de una nivel suficiente de bienestar.
Joaquim Sempere advierte en su contribución –“Los riesgos y el potencial político de la transición a la era post-petróleo”- que la necesaria transición energética no va a ser ocasión para que se pongan en marcha las utopías ecologistas de los ‘60 y ‘70 de “pequeñas unidades territoriales relativamente autosuficientes en la captación de energía”. El gran capital, nuevamente, está ocupando el terreno energético y gestionándolo como una ocasión para relanzar la economía de los negocios con su dinámica de acumulación y crecimiento indefinidos. Advierte Sempere que si no prevalecen principios democrático-igualitarios, podemos vernos abocados a ecofascismos o ecoautoritarismos asociados a formas de imperialismo que “exporten“ al Sur, que sí existe para estas “externalidades”, los efectos más destructivos de la crisis ecológica.
Jordi Roca i Jusmet apunta en su comunicación sobre el cambio climático que tanto el protocolo de Kyoto como el mercado de derechos de CO2 pueden considerarse importantes pasos internacionales para dar respuesta al exceso de emisiones, pero que el mercado europeo es un instrumento interesante pero parcial cuyo potencial se ha visto limitado “por la generosa distribución de derechos (que ha llevado a unos precios bajísimos) y por la posibilidad de cubrir los compromisos acudiendo a los mecanismos de flexibilización de Kyoto”. La situación española, advierte, es la más problemática.
Josep Puig i Boix señala en su contribución los derechos energéticos básicos necesarios para consolidar un sistema energético descentralizado o distribuido, eficiente, seguro, limpio y renovable. Entre ellos: el derecho a saber el origen de la energía que cada uno utiliza, el derecho a saber los efectos ecológicos y sociales de los sistemas energéticos que hacen posible el suministro de energía a cada usuario final de servicios energéticos o el derecho a introducir a las redes la energía generada in-situ. Estos derechos deben ir acompañados de las correspondientes responsabilidades ciudadanas. Entre ellas, la responsabilidad de autolimitarse en el uso de cualquier forma de energía y la de utilizar la energía generada con sentido común y evitando derroches de todo tipo.
Mariano Marzo Carpio, después de argüir que nos acercamos inexorablemente al fin de la era del petróleo abundante y barato, con su consiguiente repercusión negativa sobre la economía, y la irrupción de una nueva situación que requerirá una reestructuración en profundidad del sistema energético global, finaliza su aportación sobre “El hombre del hidrocarburo y el ocaso de la era del petróleo” con una disyuntiva realista y nada marginal: ha llegado el momento de plantear sin tapujos a la sociedad si desea optar por considerar el crecimiento económico como un fin en sí mismo o bien como un medio para alcanzar una cierta calidad de vida, no sólo material desde luego. No hay que llamarse a engaño: si se escoge la primara opción, no tiene sentido alguno hablar más tarde de sostenibilidad. Es un autoengaño interesado, retórica vacía.
Óscar Carpintero, en una de las aportaciones más políticas del volumen, después de hacer un balance crítico de los agrocombustibles, presenta un ajustado balance de los argumentos esgrimidos para dudar también del uso de la biomasa con fines principalmente energéticos. En sus conclusiones, señala la necesidad de redoblar esfuerzos en promover una nueva cultura energética de la gestión de la demanda (ahorro, eficiencia, movilidad), un decisivo apoyo a la energía solar en sus diferentes modalidades y conectar la política de residuos con la biomasa y con el principio de cerrar los ciclos de materiales en los procesos productivos, la agricultura ecológica y la lucha contra la erosión.
La aportación de Jorge Riechmann –“Chocando contra los límites: veinte tesis sobre biomasa y agrocombutibles”- es un texto magníficamente documentado, lleno de propuesta y matices. No cabe aquí resumirlo pero sí dar cuenta de una de sus tesis centrales: sustituir el petróleo y gasóleo que mueve los motores de nuestro vehículos por carburantes elaborados a partir de biomasa sólo sería una buena idea con muchos menos vehículos de motor en el planeta y mucho menor uso de los mismos. Es necesario, pues, otro modelo de transporte que logre una movilidad suficiente a través del transporte colectivo, el transporte sobre raíles y bicicletas. Suficiente, remarca Riechmann, es noción esencial: “nuestro sobreconsumo de energía en general y de combustibles fósiles en particular ha de abordarse con decididas políticas de suficiencia, de autocontención, de gestión de demanda”.
José Manuel Naredo sostiene en su contribución, en línea con lo defendido con J. M. Valero en Desarrollo económico y deterioro ecológico, que la sostenibilidad o viabilidad ecológica de un sistema económico debe enjuiciarse atendiendo no tanto a la intensidad en el uso “que hace de los stocks de recursos no renovables como a su capacidad para cerrar los ciclos de materiales mediante la recuperación o el reciclaje, con ayuda de fuentes renovables”. La aplicación de la metodología propuesta permitiría comparar el conjunto de la exergía almacenada en la corteza terrestre con la origen solar, “expresando en términos meridianamente cuantitativos el conflicto que plantea en términos físicos la sostenibilidad global de la civilización que nos ha tocado vivir”.
Eduardo Giordano, en “Economía política del petróleo y militarismo”, en línea con anteriores contribuciones, afirma argumentadamente que la economía del petróleo es sector no regulado por las leyes de la oferta y la demanda sino por el poder cuasi-monopólico de las grandes corporaciones y por la especulación, y “que esta última se alimenta de los conflictos bélicos promovidos por los países de origen de los mayores corporaciones petroleras, beneficiarias a su vez de los aumentos de precios así inducidos”. De este modo, Giordano argumenta que los guerras del petróleo pueden tener efectos positivos notables para la economía sin necesidad de que llegue a concretarse una ocupación operativamente rentable de un determinado país. En determinados contextos económicos, sostiene, “los países que controlan los flujos internacionales del mercado del petróleo pueden obtener más provecho “dejando fuera de servicio” a algunos grandes productores que estimulando su producción petrolífera”.
Los coordinadores señalan en su presentación que el horizonte no lejano de una era post-fosilista obliga a reconsiderar el modo de producir, comerciar, residir y consumir de la especie humana. No es obvio que a largo plazo pueda mantenerse, y muchos menos generalizarse, sean cuales sean las fuentes energéticas alternativas, el elevadísimo consumo energético exosomático de los países enriquecidos. La situación obliga a representar medio y finalidades. El fin de la era del petróleo plantea nuevamente la necesidad de un cambio radical del modelo de sociedad y la derivada política anexa: el renacimiento de un izquierda ecologista capaz de recuperar la idea de una planificación democrática de la economía. El final de la era del petróleo barato  puede ayudar a ello de la mejor forma concebible: con datos, con argumentaciones, con críticas, despejando falsedades y senderos irresponsables y señalando finalidades alcanzables que intentan responder documentadamente al reto, ya centenario y tan actual por otra parte, del gran científico, activista y filósofo Otto Neurath: “si el mundo aprendió en 1914 a planificar una economía de guerra, ¿por qué no aprendemos a panificar la economía para la paz y la libertad?”.

Fuente: rebelion.org

EDUARDO GALEANO: 'Los mapuches llevan cinco siglos siendo víctimas del terror de Estado'



"A muchos nos parece un escándalo que se siga aplicando la Ley Antiterrorista a las víctimas del terror de Estado y a las víctimas del terror del gran capital -el gran terrorista del mundo, el que está acabando con el planeta- los atentados más feroces contra la gente y contra el mundo los cometen los que después son recompensados y en cambio se consideran terroristas a sus víctimas".


Por Mario Casasús

A Eduardo Galeano (Montevideo, 1940) se le ve radiante caminando por Xalapa; Hoy 26 de marzo recibirá el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Veracruzana, junto al poeta Ernesto Cardenal. "Estoy feliz de compartir con Ernesto, sobre todo en estos momentos difíciles para él, somos viejos amigos, recuerdo que me regaló su primera escultura".

Eduardo Galeano hizo una pausa para hablar -con total libertad de extensión- sobre el zapatismo, la literatura "política", Arnaldo Orfila y el Siglo XXI, sus vocaciones fallidas (pintor, futbolista o párroco), Neruda y Rulfo, la Ley Antiterrorista contra la comunidad mapuche, en fin, nombrar el mundo patas arriba y otras palabras andantes...

MC.- En rueda de prensa habló de los desafíos del EZLN en contra de la "bobalización" dijo: "El zapatismo es un hito antiguo que deviene modernísimo" (29.02.2000). ¿Cómo siguió las hojas y rutas de las marchas zapatistas en 2001 y 2006?

EG.- Se publicaron algunas noticias en Uruguay -no muchas-, leí artículos contradictorios, unos estaban a favor del EZLN, otros no entendían muy bien al Subco; yo desde afuera no me animo a opinar sobre si estuvo bien o mal, si debía o no debía haber botado a López Obrador, por eso no puedo decirte nada; salvo que el zapatismo es un movimiento que yo sigo respetando y amando, que se desencadenó en Chiapas y que tiene raíces muy profundas y que seguramente va más allá de las peripecias políticas circunstanciales, de los episodios políticos que se van sucediendo.

MC.- El Subcomandante Marcos dijo: "la figura literaria de Hispanoamérica que más admiro es Eduardo Galeano" (Corte de caja, 2008); a su vez, usted ha reconocido una influencia inconciente del Canto general de Neruda en Memoria del fuego. El Che Guevara compartía la poesía de Neruda con la guerrilla cubana y boliviana. ¿Qué reciprocidad ha leído entre Literatura y Revolución?

EG.- El Canto general fue la obra más ambiciosa de Neruda, la más abarcadora; y cuando me han comparado Memoria del fuego con el Canto general a mí se me ha hinchado el pecho de orgullo, porque es un libro que yo admiro mucho. Curiosamente creo que contra la mayoría de los lectores sienten, que no es en los temas políticos o llamados "políticos" donde Neruda mostraba su mejor vena poética, no sólo porque algunos de los poemas más políticos después resultaron desautorizados por la Historia, como aquella Oda a Stalin, sino también porque se sentía más obligado a decir, que el llamado a decir; en la mayoría de los casos de los poemas políticos, uno no siente arder esa llama que espontáneamente le brotaba en el pecho cuando Neruda escribía de otros temas; también porque yo creo que con el paso del tiempo se va haciendo más claro que la literatura política no es la que se refiere a los temas políticos, que es una confusión que ya lleva tiempo muy largo, pero por suerte empieza -no a desvanecerse- sí a ser superada de a poquito: la literatura política no es la literatura de temas políticos, además no hay un tema que de alguna manera no sea político y en la medida en que todos los temas son sociales, no hay ningún hombre o mujer del todo solo o sola, como para poder sentir, pensar, escribir algo que esté divorciado de los demás, ni siquiera el último aborigen hallado en el fondo más remoto de la selva amazónica está del todo solo y cuando uno escribe está lleno de gente, uno expresa tantas cosas que no importa el tema, cuando Neruda cantaba a la cebolla, yo creo que era un poeta políticamente profundo, hondo y en definitiva América Latina tiene un sentido político positivo, toda la literatura que nos ayude a saber quiénes somos y quiénes podemos ser.

MC.- En México celebramos los 75 años del Fondo de Cultura Económica (1934-2009), uno de sus emblemáticos directores, Arnaldo Orfila fundó la casa editorial que lo trajo del Sur a México y España. ¿Cuándo conoció y cómo recuerda a Arnaldo Orfila?

EG.- Él fue uno de los fundadores del Fondo de Cultura Económica, también fue fundador de Siglo XXI -cuando lo echaron del FCE de muy mala manera- con un grupo de gente amiga fundó esta editorial, que después se proyectó -con el paso de los años- como una de las más importantes y prestigiosas de la lengua española; yo lo conocí cuando escribí Las venas abiertas de América Latina (1971) porque la presenté al concurso de Casa de las Américas y perdió, el Jurado no lo consideró un libro serio, quizás porque en esa época todavía se creía que un libro que no era aburrido no podía ser serio; se identificaba la seriedad con el aburrimiento y quizás por eso, porque nunca escuché de parte de uno de los Jurados ninguna otra objeción, más que ese tipo de cosas: "bueno, no era un libro profundo" ya está, el libro perdió, y entonces al no haber ganado el concurso de Casa, arreglé una edición en el Uruguay con la Universidad de la República, pero yo quería una edición internacional y le mandé el libro a don Arnaldo y le dije -"mire, este libro perdió el concurso de Casa, pero por ahí le interesa publicarlo" él me dijo: -"sí, lo publicó", al libro le fue bastante mal el primer año -no vendió casi nada-, don Arnaldo me mandó una carta muy cariñosa diciéndome: -"no se desanime, en nuestra América las cosas son difíciles" y después el libro hizo su camino, bueno, fue sobre todo muy impulsado por las dictaduras militares, las que más ayudaron a que ese libro se difundiera fueron las dictaduras que lo prohibieron y que prohibiéndolo lo elogiaron; y con Arnaldo a partir de ahí se armó, se fue enhebrando una amistad muy linda, yo lo vi muchas veces, comíamos juntos, conversábamos, hasta cuando ya tenía 100 años, era un hombre con una memoria prodigiosa: se olvidaba de todo lo que había ocurrido la semana pasada, pero sabía todo lo que había ocurrido hacía un siglo, él había llegado a México cuando estaban todavía vivos Emiliano Zapata y Pancho Villa, vino como delegado de la Reforma de Córdoba -joven estudiante argentino- se enamoró de esta tierra y aquí se quedó, un hombre que hizo una obra espléndida, maravillosa, era muy austero, una especia de Santo de las Letras, jamás se guardó un peso en el bolsillo, no tenía dinero, todo lo que tenía lo daba a esa noble causa de la difusión de la literatura, que él consideraba que era una gran herramienta de cambio social y de educación popular.

MC.- Antes lo leíamos semanalmente en Brecha y La Jornada o cada quincena en Punto Final. ¿Se ha jubilado de las redacciones periodísticas?

EG.- Sí, ahora estoy haciendo poco periodismo, estoy más dedicado a los libros, porque me absorbe mucho tiempo.

MC.- Además de escribirlos, en Uruguay usted hace sus libros; háblenos de Ediciones del Chanchito...

EG.- Lo hicimos con unos amigos, porque veíamos que los libros míos no circulaban bien en Uruguay, había la posibilidad de desarrollar mejor la edición de mis cosas en el país, utilizando la maqueta que se hacía en España o en México de cada libro nos mandaban lo que en una época eran las películas, ahora los medios tecnológicos son otros; se publica lo mismo, pero con otras carátulas que yo diseñé -porque lo que más me gusta a mí es el diseño- además dibujé el emblema del chanchito.

MC.- En España, al presentar Bocas del tiempo (2004) y durante una entrevista con La Jornada a propósito de Espejos (2008) dijo: "me pidieron que eligiera a los escritores más importantes en mi formación literaria. Yo contesté: Juan Rulfo, Juan Rulfo y Juan Rulfo". Al poeta Marco Antonio Campos le dijo: "Rulfo me enseñó que se escribe con el lápiz, pero ante todo debe cortarse con el hacha". Casi puedo citar dos versos del relato sobre Rulfo en Memoria del fuego: "hizo el amor de hondísima manera y después se quedó dormido". ¿Reconsideraría reescribir un ensayo sobre Rulfo sumando las declaraciones que usted ha hecho a la prensa?

EG.- No, porque justamente es lo que me enseñó -fue mi amigo- le debo mucho, esa lección de silencio que nos dio a todos, él nos enseñó a valorar el silencio, a saber que las palabras están de antemano condenadas porque compiten con el silencio que es el más hondo de los lenguajes y uno sabe que va a perder. Aplica aquello que Onetti -otro gran maestro- me enseñó "nunca dejes en el papel escritas palabras que no te parezcan mejores que el silencio, palabras que no te parezcan mejores que el silencio sacalas, suprimilas", claro a mí se me va la mano -a veces- porque saco todo, me quedan dos o tres palabras sin publicar; esa fue una lección que aprendí de Rulfo y que no olvidé nunca -Onetti después la complementó- ese valor inmenso del silencio y el desafío que implica, entonces hay que saber callarse, los escritores tenemos que saber callarnos, cuando creo que he dicho una cosa de una manera redondita y que está bien y expresa lo que quiero, como lo que dije de Rulfo: "había escrito poco en cantidad, pero lo había escrito de tal modo, con tanta intensidad y con tan alta perfección que eso era como alguien que hace el amor de hondísima manera y después se queda dormido" eso no hay que palabrearlo, creo que la vida no hay que palabrearla. Muchas veces recibo libros que están muy bien hechos, bien armados, pero están muy palabreados, a mí me gusta que la vida viva, no una vida palabreada.

MC.- Trataré hacer otra cita textual del tercer volumen de Memoria del fuego (El siglo del viento, 1986) en La casa de Neruda describe el funeral emboscado por "militares erizados de ametralladoras". Hasta el año pasado el copyright de Neruda se invertía en la empresa del principal asesor de Pinochet. ¿El mundo patas arribas?

EG.- Lo que sé sobre la Fundación Neruda es lo que tú escribiste, lo que he leído en tus artículos y entrevistas que publicamos también en Brecha, si mal no recuerdo; me parece, como a ti, un escándalo, eso suele ocurrir con el género humano, o con una parte de él, una traición a la memoria de los que ya no están y no pueden defenderse, no sólo con Neruda, ha ocurrido con muchos más.

MC.- Usted es un interlocutor de la palabra indígena, por ejemplo en: Las venas abiertas de América Latina, Memoria del fuego y Espejos. En Chile se aplican Leyes Antiterroristas en contra de la comunidad mapuche (único país de la región con semejante marco legislativo). ¿Cómo entender el prefijo Terrorista impuesto a los mapuches?

EG.- A muchos nos parece un escándalo que se siga aplicando la Ley Antiterrorista a las víctimas del terror de Estado y a las víctimas del terror del gran capital -el gran terrorista del mundo, el que está acabando con el planeta- los atentados más feroces contra la gente y contra el mundo los cometen los que después son recompensados y en cambio se consideran terroristas a sus víctimas. El "zapatista de Irak" -Muntadar al-Zaidi- yo lo llamo así, lo condenaron a 3 años de cárcel y en cambio Bush es el terrorista de Estado que más gente asesinó en los últimos años, es un "serial killer" y está de lo más feliz en su casa de Texas...

MC.- Leí que Bush impartió tranquilamente una "conferencia" en Canadá...

EG.- Sí, además está riéndose todo el tiempo y duerme a pata suelta como la gente que no tiene conciencia, mi mamá me decía cuando yo era chiquito: "tenés que portarte bien, porque tenemos conciencia y la conciencia no te va a dejar dormir si sos malo, si hacés cosas malas" ¡ah bueno mamá! -le decía yo- con el paso del tiempo -pobrecita mamá- advertí hasta qué punto ella era una ignorante de la vida, porque los que no tienen conciencia son los que mejor duermen, a los que nos cuesta dormir es a los que tenemos conciencia, la gente que tiene conciencia, es la atormentada por la angustia y a veces eso te conduce a la muerte, como el caso de algunos desesperados que han terminando suicidándose; pero los grandes asesinos de la humanidad duermen a pata suelta -aunque sea verano y haya mosquitos- no tienen el menor problema, la conciencia es un músculo que se da poco, así que no tienen ningún problema de seguir actuando como actúan los grandes terroristas del mundo, por ejemplo: los terroristas fueron los invasores de Irak, no los invadidos -encabezados por este gran cacique del terrorismo que es Bush-, me gustaría saber si el Tribunal Penal Internacional de La Haya va a comenzar a existir en serio y de verdad y va a citar a este señor culpable de una incontable cantidad de muertes, lo "incontable" es un signo -como el hecho de la aplicación de la Ley Antiterrorista contra los mapuches- de que el racismo no ha sido vencido en el planeta, para nada, este mundo sigue siendo racista, yo saludo la victoria de Obama, como una victoria contra la discriminación racial en los Estados Unidos, pero en la escala internacional global el racismo sigue en pie ¿por qué? Porque hay ciudadanos de primera, de segunda, de tercera y de cuarta y por lo mismo hay muertos de primera, de segunda, de tercera y de cuarta, cuando tú lees las noticias en los diarios están las cifras exactas de los invasores norteamericanos muertos en Irak, pero de los invadidos, nada -ni sombra- las cifras son de lo más locas: 100 mil, 200 mil, medio millón, un millón, nadie sabe ¿por qué? Porque son muertos de cuarta y los otros son muertos de primera, lo mismo con esta absurda aplicación de la Ley Antiterrorista contra las víctimas del terror de Estado en Chile, cuando los mapuches son las principales víctimas del terror de Estado, no de ahora, llevan cinco siglos, más de cinco siglos siendo víctimas del terror de Estado, desde que América descubrió el capitalismo gracias a la gentileza de Colón.


MC.- En la página web de Siglo XXI leí el censo de las traducciones de sus libros al: inglés, holandés, alemán, checo, japonés, noruego, griego, italiano, portugués, sueco, ruso, rumano, hebreo, chino, coreano y Braille ¿Le han propuesto traducir algún libro o relato a cualquiera de nuestras lenguas indígenas?

EG.- No, creo que no.

MC.- ¿A cuál de nuestras lenguas indígenas le gustaría ser traducido?

EG.- La guaraní es la que más me gusta.

MC.- ¿Por la cercanía?

EG.- Por la cercanía, el Uruguay tuvo una influencia guaraní enorme, a pesar de que oficialmente no se reconoce; además por la belleza del idioma, es una lengua muy hermosa, musical y poética. Justamente ahora que hablábamos de los mosquitos, los guaranís llaman a los mosquitos "uñas del diablo" (risas); es un rarísimo caso en que una lengua de los vencidos que se convierte en lengua de los vencedores, el guaraní porfiadamente sobrevive a tal punto que llega a ser punto de los vencedores. En el Paraguay a la hora de la verdad -que es la hora del humor y del amor- los paraguayos hablan guaraní, no español; ahora el guaraní tiene categoría de lengua oficial -estuvo prohibido- los paraguayos hablan castellano y en un país todavía racista les cuesta bastante reconocer esa tradición indígena indudable se manifiesta todos los días por la boca, a la hora de hablar y decir las cosas que verdaderamente importan. En la selva del Alto Paraná me dieron ganas de llorar, durante una de mis travesías por ahí, andaba con un camionero muy nervioso, decía que el espacio que atravesaríamos estaba lleno de indios y que nos iban a matar: -"vamos a pasar lo más rápido que podamos, en Asunción están terminando de hacer un zoológico para encerrar a los indios" ¡ah -le respondí-, no me diga! ¿así que los van a encerrar ahí? kilómetros más adelante subieron dos amigos del camionero, blancoides como él, me saludaron, estuvieron hablando conmigo en castellano, yo no les decía nada, y después se pusieron a hablar entre ellos -los tres- y por supuesto hablaban en guaraní; hablaban la lengua de "esos" indios a los que querían enviar al zoológico, sin darse cuenta que la lengua es mucho más que la lengua, cuando uno habla y usa palabras de una lengua indígena está expresando toda una cultura y toda una memoria histórica larguísima, cada lengua es un tesoro de la humanidad y por eso deberíamos llorar cuando muere una lengua y se mueren a un ritmo de más de un día. En otros países las lenguas indígenas han sobrevivido gracias a que han sobrevivido -milagrosamente y contra toda evidencia- los indígenas a cinco siglos de persecución y desprecio; son los indígenas quienes mantienen viva la memoria de su lengua y la memoria de sus mejores tradiciones: la comunión con la naturaleza.

MC.- Dos últimas preguntas, llama la atención que en El fútbol a sol y sombra (1995) haga un remate en cada Mundial FIFA de 1962 a 1998 con la cita: "Fuentes bien informadas de Miami anunciaban la inminente caída de Fidel Castro", en 2006 adhirió al manifiesto: La soberanía de Cuba debe ser respetada". ¿Qué reflexiones tenés de la nueva realidad cubana?

EG.- Es verdad, el libro presenta cada Copa del Mundo como un noticiario, daba cuenta de lo que ocurría para que el lector situara el contexto y se diera una idea que los partidos de fútbol no se disputaban en los campos de Júpiter o Marte, sino en la tierra; entonces está agregada esa frase que citás en cada uno de los textos porque siempre me resultaba muy revelador que ocurriera eso: que en Miami anunciaban que la caída de Fidel era cosa de minutos y él seguía tan campante. En 2006, con la renuncia de Fidel, yo firmé ese manifiesto en defensa de la autodeterminación de Cuba, parecía que el sueño de Bush y otros 10 presidentes norteamericanos poder ir a desayunar a La Habana sin cuchillo ni tenedor, ponerse la servilleta al cuello, había que defender a Cuba, Cuba es muy defendible, por todo lo que la Revolución hizo, todo lo que la Revolución encarnó y encarna todavía como símbolo de dignidad en América Latina, no ha habido ningún país más solidario que Cuba -en proporción a su población, a su fuerza y riqueza- nadie ha sido más generoso que Cuba, esos valores deben ser defendidos y sostenidos. Al mismo tiempo, sigo aplicando el consejo de Rosa Luxemburgo cuando decía "El acto más revolucionario es decir lo que uno piensa" entonces yo no me cayó mis discrepancias con Cuba pensando que estoy haciéndole "un servicio al imperialismo" como algunos creen cada que alguien critica lo que hace un gobierno que uno admira y quiere, como si la política fuera religión, como si la adhesión política implicara fanatismo religioso.

Fuente:
TELESUR
http://telesurtv.net/
Gentileza: Grupo de Defensa del Itata
Publicado en Mapuexpress.net