jueves, 30 de abril de 2009

Fortaleciendo las relaciones y el tejido de la UAC




Este último fin de semana la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) de Argentina tuvo su noveno encuentro, que se realizó no en cualquier lugar, sino en una provincia, que al decir de las propias organizaciones, está tomada por la minera Barrick Gold. Medido en términos de alcance político y de fortalecimiento del vínculo entre los numerosos grupos, movimientos y colectivos, que con esfuerzo y creatividad ponen el cuerpo frente al despojo y la expoliación de la propia vida que propone el sistema dominate, la UAC 9 fue un éxito.
La Agencia de Noticias Biodiversidadla pudo conversar con Ramón y Patry, de la Asamblea Sanjuanina Contra la Contaminación y el Saqueo, organizadores del evento, acerca del desarrollo de los 3 días de encuentro y de los desafíos que enfrenta el espacio de la UAC en el marco de una política ecónomica de desarrollo que apunta a seguir profundizando el modelo extractivo propuesto por la minería y los agronegocios.
- Antes de comenzar la novena UAC existieron presiones e intentos de desmovilizar el encuentro por parte de los medios grandes y el gobierno local. ¿Cómo se pudieron desarrollar las actividades en este contexto?
Patry: A pesar de los intentos del Gobierno por pararlo, de que no se difunda, les ha resultado lo contrario, porque se ha difundido muchísimo más el encuentro. Ellos le habían prohibido a algunos medios centrales de San Juan, como Canal 8 y el Diario de Cuyo, difundir esto, no teníamos espacio. La mayoría de los medios están comprados por las mineras y el Gobierno. Se ha generado una polémica, una difusión boca a boca y a partir de otros medios locales que son colaboradores, de medios nacionales y por internet, le ha dado mayor difusión al encuentro. Hemos causado un impacto político en San Juan, una provincia callada absolutamente.
Ramón: El balance que yo hago en el plano de lo político es, creería yo, superior, muy superior a lo que nosotros imaginábamos. Nosotros realmente, y siendo sinceros, no creíamos que pudiera tener éxito. Fue muy importante porque se dio un golpe político en una provincia que es el centro de la experimentación de las compañías trasnacionales en el país, y dar un golpe acá ha sido dar un golpe muy certero.
- ¿Cómo evalúan la participación y la convocatoria de las asambleas? Ante los nuevos conflictos, ¿surge la necesidad de un espacio articulador que genere respuestas?
Patry: Creo que la UAC está creciendo y está aún más fortalecida que antes. Todos los procesos sociales se van fortaleciendo y van buscando un camino de unión, de canalizar las luchas y los reclamos de cada sector.
Ramón: Nosotros tenemos que ir avanzando de ahora en más en construir una forma de ir cumpliendo nuestro programa estratégico en el plano de las acciones. Lo más importante es esto. Hay un análisis importante de lo que es el proyecto de infraestructura IIRSA (Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana), que es la columna vertebral del establecimiento y el posicionamiento de estas nuevas factorías itinerantes, como les llamo yo. Esta UAC tuvo estos elementos, un análisis profundo, estratégico, comunicacional, para enfrentar todos estos problemas que derivan y son colindantes del programa IIRSA.
- ¿Qué lectura hacen del alcance político que la UAC tiene como espacio?
Patry: Se va teniendo impacto. Hay varias provincias que con respecto a la minería han aprobado leyes que prohíben la minería química. Eso es parte de un reclamo de las poblaciones y comunidades organizadas en las asambleas.
Ramón: Yo creo que el alcance y la función, entre comillas, política que ha tenido la UAC se ha visto precisamente porque San Juan es la columna vertebral de todo este esquema de poder donde se está experimentando a nivel comunicacional, a nivel político y en distintos planos, la cuestión de las compañías trasnacionales. No es solamente Barrick. Acá hay compañías de todos los colores, proyectos mineros, hay una zona que se llama Valle Fértil en la cual se está proponiendo un nuevo tipo de soja, muy pocos saben esto, una soja modificada genéticamente resistente a la sequía.
San Juan es el primer productor nacional de uva de mesa. Tradicionalmente la producían los pequeños agricultores, las pequeñas bodegas, las familias. Hoy este esquema tampoco se da, compañías trasnacionales son las que van estipulando y poniendo el precio, junto con el régimen político, del vino. Las trasnacionales con todo su sistema de colonialidad y de "asistencialismo privado", van entregando cuadernos a las escuelas y máquinas a los agricultores. Antes el Estado ejercitaba esto y ahora ellos, para ganarse sectores de la población y tener consenso, asumen ese rol.
- ¿Hay un fortalecimiento en el tejido de alianzas dentro de la UAC?
Patry: Vamos articulando, y se va articulando en la calle, que es lo más importante, se van coordinando acciones en las distintas regiones simultáneamente, que es lo que estamos tratando de ir fortaleciendo. Los desafíos son bastante grandes, mucha tarea, pero vamos a seguir adelante, cuestionando los modelos productivos, a seguir peleándola.
Ramón: Lo más importante para mí es este entretejido que se va reformulando y resignificando, y que la dictadura en Argentina destruyó. Hizo un hueco cultural muy grande. La red de comunicación que tiene la UAC con todas las asambleas es fabulosa.
- Entre los ejes de debate más fuertes del encuentro estuvo la cuestión del avance de la minería y los agronegocios, ¿cuáles creen que deberían ser las estrategias de lucha para poder contrarrestar esta realidad?
Patry: Creemos que lo básico es la movilización popular, todo lo que se pueda ir continuando en la tarea de difusión, de articular en cada uno de los lugares en donde uno está, con la demás gente, que se vaya participando en las organizaciones, formando parte y en tratar distintas estrategias de lucha, desde lo legal, lo social, lo comunicacional, pero no hay otra manera de revertir esto más que con la movilización popular.
Ramón: La cuestión de los agronegocios, la cuestión de la minería, la cuestión de las madereras, la cuestión de la exportación de agua, que no es poca cosa, es parte de un mismo modelo y hay que denunciar eso, ellos lo presentan como base del nuevo desarrollo, de la nueva valoración del desarrollo. Las comunidades tenemos que empezar a reconstruir todas esas relaciones, tenemos que hacer una red grande en América Latina para enfrentar todo esto.
- ¿Qué les parecería importante agregar de estos desafíos?
Patry: Hay que hacerlo carne, siempre hay dificultades a partir de todo el trabajo comunicacional que tiene el Gobierno y las empresas trasnacionales. Hay que hacer un gran trabajo, pero no es algo que no se pueda revertir. Tarde o temprano la gente siente todas las consecuencias y por propia necesidad sale a la calle, se organiza.
Ramón: Quedan las esperanzas, lo que no nos pueden prohibir es soñar. No se puede soñar sin desvelo, acá hay que poner el cuerpo, más allá del sueño hay que ponerle el desvelo. Nada se hace si no te desvelás, si cuando estás durmiendo no estás pensando en lo que vas a hacer mañana. Esa construcción de nuevos saberes son los que nos tienen que orientar en el futuro para enfrentar todo esto, que es tremendo.
* Por Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik para la Agencia de Noticias Biodiversidadla.

-------------------------------------------------

La UAC –Unión de Asambleas Ciudadanas- realizó en San Juan su 9º Encuentro Nacional.

Quizás haya sido el más importante de los realizados hasta ahora por el hecho de haberse realizado en el “corazón minero” de Argentina.
Representantes de asambleas y organizaciones de todo el país y también de Chile se hicieron presentes en el “baluarte minero” de Barrick y le gritaron a los poderosos que “la historia no se ha terminado de escribir”.
José Luis Gioja, gobernador de San Juan, es uno de los artífices del código minero vigente y principal “lobbysta” de las empresas mineras. En esta provincia ha instalado un régimen feudal donde todo pasa por sus intereses personales. Todo es manejado por su “familia”: desde la empresa minera Bentonita Santa Gema hasta los medios periodísticos escritos, radiales y televisivos.
A nivel nacional hizo valer sus “influencias” presionando a la presidencia  –de la mano de Barrick Gold- para que vete la ley de Glaciares. En los últimos días ha llevado a la presidenta CFK a su amigo Peter Munk, conformando un bochornoso espectáculo en el cual queda de manifiesto que los intereses de los gobiernos provincial y nacional no son los del pueblo y de la patria.
Pero ante tamaña demostración de las asambleas, el “señor feudal” de San Juan no pudo evitar que la 9ª UAC apareciera en todos los medios, incluidos los de su propiedad o los controlados con publicidad oficial.
Aún con información tendenciosa los medios de San Juan no pudieron omitir esta fuerte demostración de resistencia.
El Foro en Defensa de los Glaciares realizado el día 23 de abril contó con la presencia de Adolfo Perez Esquivel (premio Nobel de la Paz) Nora Cortiñas (madre de Plaza de Mayo), Marta Maffei (ex diputada Nacional), Alfredo Villalba (director del IANIGLA), Lucio Cuenca (director de OLCA de Chile) y el Fiscal Federal Antonio Gustavo Gómez,  entre otras personalidades, y fue el puntapié inicial del 9º encuentro de la UAC.
Las jornadas de trabajo comenzaron el día 24 y concluyeron el día 26 y permitió que 500 asambleístas compartieran vivencias y debatieran sobre estrategias y acciones, analizando los avances registrados y planificando en conjunto las actividades futuras.
En estos cuatro días no faltaron las notas de color:
-          como respuesta al Foro organizado por la UAC, el gobierno provincial y las empresas mineras organizaron un “foro minero” en paralelo. Allí se despacharon recriminándole al rector de la Universidad de San Juan por haber cedido las instalaciones para el Foro en Defensa de los Glaciares y tratando de descalificar a los expositores con argumentaciones cientificistas. El resultado fue que al Foro organizado por la UAC asistieron 750 personas y al foro minero asistieron solamente algunos mineros.
-          Gioja y los empresarios mineros contrataron micros y “llevaron” a la Plaza 25 de Mayo aproximadamente 100 “obreros mineros” con intenciones de confrontar y provocar enfrentamientos con los asambleístas. Esta plaza era el punto de encuentro de los participantes de la 9ª UAC y desde las 9 de la mañana empezaron a rodearla varias camionetas 4x4 con el logo de empresas mineras.  En medio de este clima de provocación, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Perez Esquivel tomó el micrófono y dirigió la palabra, llamando a la mesura a los provocadores, recordándoles que la UAC no venía a enfrentar a sectores del pueblo sino a contribuir a su unión para defenderse de la “explotación laboral” y el “saqueo” de los bienes comunes y la contaminación que reallizan las empresas transnacionales.
-          Los asambleístas realizaron una colorida y ruidosa marcha de más de tres cuadras de extensión desde la plaza 25 de Mayo hasta el lugar del encuentro. Por la noche se realizó una nueva marcha que culminó con la puesta en escena de una obra teatral en el centro de la misma plaza.

Algunas reflexiones

Los empresarios mineros trataron de desacreditar la participación en el Foro en Defensa de los Glaciares de Perez Esquivel y Nora Cortiñas con el argumento de que no son científicos, olvidando que el director del IANIGLA; Alfredo Villalba sí lo es.
Además de los que acudieron al Foro y al 9º Encuentro, muchos profesionales y científicos coinciden con los reclamos de la UAC.
El enfoque de las empresas mineras solamente pasa por lo “cientificista” olvidando los aspectos sociales, ambientales y de derechos humanos y de las comunidades.
Deberíamos recordarle a los empresarios mineros que la bomba de Hiroshima y el “agente naranja” utilizado en Vietnam eran perfectos desde el punto de vista científico y técnico.

Fuente: Movida Ambiental

Expertos alertan sobre guerra biológica y negocio de Donald Rumsfeld con la "gripe porcina"




Por: Prensa Web YVKE, con información de Pacífica


¿Sabía usted que el virus de la influenza porcina apareció por primera vez en Estados Unidos y que el único medicamento al que parece responder es producido por un laboratorio del que es directivo y propietario Donald Rumsfeld?

27 de abril 2009. - Un revelador trabajo de investigación del Informativo Pacífica, elaborado por el colectivo periodístico con base en California Pueblos Sin Fronteras, plantea varias interrogantes que los medios hegemónicos de comunicación han obviado, en su afán por generar terror entre la población.

¿Cuál es el origen del nuevo virus que ya ha matado a más de cien personas en México? ¿A quién beneficia esta epidemia? ¿Qué otras noticias está sepultando? ¿Para qué se está utilizando la emergencia en México?

El reporte de Fernando Velázquez menciona un artículo de la investigadora Lori Price en el sitio web Globalresearch.ca , titulado "La gripe acaba con los memos de la tortura", en el que ésta señala que la influenza porcina, fabricada probablemente en laboratorios militares de Estados Unidos, ha acabado con la noticia de los memos sobre la tortura ordenada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) contra prisioneros en Guantánamo, Abu Ghraib, y cárceles secretas.

El artículo mencionado señala que un investigador de biodefensa indonesio declaró el año pasado que Estados Unidos ya podía fabricar armas biológicas en el laboratorio de Los Álamos, usando muestras de la gripe aviar enviadas por Indonesia a la Organización Mundial de la Salud. Detalles sobre el tema aparecen en el libro "Es tiempo de que cambie el mundo: manos divinas detrás de la gripe aviar", escrito por el ministro de Salud indonesio.

Lori Price subraya que la actual histeria provocada por el virus porcino podría dar grandes ganancias a Donald Rumsfeld. El ex secretario de Defensa de Bush es directivo desde hace 20 años del laboratorio Gilead Sciences, Inc. la firma con sede en California que fabrica y tiene los derechos de "Tamiflu", el supuesto remedio contra la influenza que aterroriza al mundo.

Fernando Velázquez también entrevistó para su reporte al periodista Ralph Schoenman, productor del programa radial "Taking Aim" (Apuntando) que se transmite en la emisora WBAI de Nueva York. Schoenman afirma que los laboratorios militarizados a lo largo de Estados Unidos han estado perfeccionando armas biológicas con los virus porcino, aviar, el asiático y otras enfermedades para las que no hay respuesta inmunológica.

"En laboratorios de nivel 4 y 5 en todo el país las enfermedades más virulentas han sido alteradas de tal forma que no hay defensa contra ellas, y han sido arrojadas en varias partes del mundo. Se han dispersado en África, y han sido monitoreadas por militares estadounidenses", afirma Schoenman.

Velázquez también menciona en su reporte el libro "Clouds of Secrecy" (Nubes de secretos), del profesor de políticas de Salud Pública Leonard Cole, quien documentó que por 40 años el Pentágono estuvo esparciendo billones de bacilos I en el metro de Nueva York, en las escuelas públicas de Minneapolis y Saint Louis y, en particular, en la bahía de San Francisco. En esa ciudad, los efectos fueron un incremento en un 10% de meningitis de la espina dorsal. El número de personas impactadas por el vacilo I asciende a 10 millones.

Velázquez recuerda el libro "Matando la esperanza", donde William Bloom describe que en 1971 la central de inteligencia proveyó a exiliados cubanos con un virus que causa fiebre porcina africana. Seis semanas después, un brote de la enfermedad obligó al gobierno cubano a sacrificar a medio millón de puercos. Diez años después la población fue atacada por una epidemia de dengue transmitida por mosquitos, que se extendió por la isla enfermando a más de 300 mil personas y matando a 158 (más de un centenar, niños hasta los 15 años).

Reporta también Fernando Velázquez que documentos desclasificados en 1956 y 1958 revelan que el ejército estadounidense crió grandes cantidades de mosquitos en La Florida y en Georgia para ver si los insectos podían ser usados como armas diseminando enfermedades, y que en 1969 más de 500 estudiantes de 36 países se graduaron en cursos sobre guerra epidemiológica en la escuela de química del ejército en Fort McClellan en Alabama.
Fiebre Porcina
por Diario Granma Thursday, Jan. 01, 2009 at 9:55 PM


Fiebre-porcina

En mayo de 1971 una epidemia de fiebre porcina africana apareció en la provincia de La Habana y se extendió a otros territorios. Según pudo comprobarse luego, la enfermedad fue introducida en Cuba como parte de la agresión biológica desatada por el gobierno de los Estados Unidos. Más de medio millón de cerdos fueron sacrificados. Una década después, aparece una misteriosa epidemia de dengue hemorrágico, que cobra la vida de 158 personas, de ellas 101 niños. Más de 344 000 fueron afectadas por esta enfermedad, deliberadamente traída a Cuba por agentes del imperialismo. El país sería dañado también por la agresión biológica con la roya de la caña, el moho azul del tabaco, entre otras.
---------------------------------------------------------------

"Se define como guerra biológica el uso intencional de organismos vivos o sus productos tóxicos para causar muerte, invalidez o lesiones en el hombre, animales o plantas. Su objetivo es el hombre, ya sea causando su muerte o enfermedad o a través de la limitación de sus fuentes de alimentación u otros recursos agrícolas. El hombre debe sostener una continua batalla para mantenerse y defenderse a sí mismo, a sus animales y a sus plantas, en competición con insectos y microbios. El objeto de la guerra biológica es malograr estos esfuerzos mediante la distribución deliberada de gran número de organismos de origen local o foráneo, o sus productos tóxicos, haciendo uso para ello de los medios más efectivos de diseminación y utilizando puertas de entrada inusuales. La guerra biológica ha sido adecuadamente descrita como salud pública al revés."
 
 
Del folleto Efectos de los agentes de la guerra biológica, publicado por el Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos de Norteamérica, en julio de 1959.

El negocio de las vacunas: caso VPH




La gran industria farmacéutica se ha destacado desde sus orígenes por la búsqueda inescrupulosa de lucro. Por muchos años fue el sector industrial con mayor porcentaje de ganancias. Al 2008, diez empresas controlaban 55 por ciento del mercado global de farmacéuticos: Pfizer, GlaxoSmithKline, Sanofi-Aventis, Roche, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novartis, Merck, Wyeth (engullida por Pfizer en 2009) y Lilly.
Cuando no encuentran nuevos mercados, los inventan. "Crean" dolencias, colocando nuevos títulos a situaciones que no demandaban tratamiento con fármacos, con mercadeo agresivo sobre sus supuestos beneficios. La tendencia actual es comprar empresas de biotecnología y lanzarse, por un lado, a promover la investigación genómica, esperando crear nuevos nichos de mercado si nos convencen de que debemos secuenciar nuestros genes para saber como nos sentimos; y por otro, crear un mercado para vacunas transgénicas, que es el caso de la controvertida vacuna para el virus del papiloma humano (VPH). 

Mientras que las ventas de productos farmacéuticos han tenido un crecimiento anual de 5-6 por ciento, el mercado de vacunas aumentó hasta 20 por ciento anual, y se espera que llegue a 36 mil millones de dólares anuales en 2013. Cuatro empresas controlan 91.5 por ciento del mercado mundial de vacunas: Merck, GlaxoSmithKline, Sanofi Aventis y Wyeth (ver "¿De quién es la naturaleza?" en www.etcgroup.org) 

En 2007, por primera vez, las vacunas para adultos superaron las ventas de vacunas pediátricas, como parte de la estrategia de creación de nuevos mercados. La contribución más importante fue el jugoso negocio de las vacunas del VPH, algunas de cuyas más de 100 cepas están asociadas al desarrollo de cáncer cérvico uterino. Hay dos vacunas en el mercado: Gardasil, de Merck, que actúa sobre las cepas 6, 11, 16 y 18 y Cervarix, de GlaxoSmithKline, sobre la 16 y 18. Según las compañías, los tipos 16 y 18 están asociadas al 70 por ciento de los casos de cáncer cérvico uterino. 

Esas vacunas, producto de procesos de transgenia, han sido erróneamente propagandeadas como vacunas "contra el cáncer". Pese a su costo exorbitante, efectos secundarios y restringido campo de acción, han sido compradas en los últimos años por varios sistemas de salud públicos, para campañas de vacunación masiva a niñas púberes, adolescentes y mujeres jóvenes. Desde 2008 son también obligatorias para mujeres de 11 a 26 años que soliciten visa de inmigrante en Estados Unidos, que por supuesto, deben pagarlas. 

El único dato no controvertido de esta vacuna son las altísimas ganancias de las empresas: Gardasil le reportó a Merck mil 500 millones de dólares solamente en 2007. 

Mucha gente puede pensar que los costos se justifican porque la vacuna protegería contra un cáncer de alta incidencia. Veamos los datos. En México, según datos del instituto de estadísticas Inegi, mueren más de 4 mil mujeres al año por cáncer cérvico uterino, representando 1.7 por ciento de las defunciones femeninas registradas. La infección por VPH es una de las más difundidas en el mundo y se estima que hasta 80 por ciento de la población se puede contagiar en algún momento de su vida. Sin embargo, en ocho de cada 10 casos, se produce una resistencia natural al virus. 

Pero mientras que en México el cáncer cérvico uterino ocupa el segundo lugar en muerte por cáncer femenino, en Estados Unidos y Europa su incidencia ha disminuido significativamente en las últimas décadas. Esto se debe a que la presencia del virus no implica necesariamente la aparición de cáncer, sino que otros factores concomitantes, como tabaquismo, presencia de otras infecciones, desnutrición, sistema inmunológico debilitado y falta de detección oportuna de los primeros síntomas (como control regular con Papanicolau), coadyuvan a que derive en cáncer. Se trata principalmente de causas socio-económicas contra las que no existe ninguna vacuna. 

Gardasil y Cervarix son aún vacunas experimentales. El estudio más amplio sobre sus posibles efectos fue auspiciado y conducido por Merck, con amplia gama de conflictos de interés de los científicos involucrados. Al 2009 se habían reportado al Sistema de Notificación de Eventos Adversos en Vacunas de Estados Unidos, más de 10 mil casos – y se estima que sólo se reportan 10 por ciento de los casos. De éstos, 458 fueron hospitalizados y 29 fallecieron (ver excelente artículo de Asa Cristina Laurell en La Jornada, México, 4/3/09). Entre los efectos secundarios, se incluye que la vacuna puede promover cáncer a partir de otras cepas de virus presentes en el organismo, abortos espontáneos en mujeres embarazadas luego de la vacunación, parálisis y otros. 

La vacuna ha sido probada en ensayos clínicos con mujeres de 15 a 23 años, pero la vacunación se está practicando a niñas desde los nueve, sobre las que se desconocen sus efectos. Según el estudio mencionado, la vacuna tuvo un efecto preventivo en lesiones precancerosas, pero si realmente evitará el cáncer cérvico-uterino, sólo se sabrá hasta dentro de 25-30 años. 

Por estos y muchos otros datos, asociaciones médicas y de científicos en España, Canadá y Alemania exigen una moratoria a estas vacunas. No obstante, México ha embarcado a su población en un gran experimento de vacunación masiva (y lo consideran o han comenzado varios otros países de la región como Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Venezuela, entre otros), gastando millonarias sumas de dinero público que deberían usarse para verdadera prevención, en lugar de regalarle a las trasnacionales farmacéuticas el dinero y el uso de sus poblaciones como conejillos de indias. 

- Silvia Ribeiro es investigadora del Grupo ETC. www.etcgroup.org

Fuente: http://alainet.org

--------------------------------------------------------------------

Epidemia de lucro

Silvia Ribeiro*
L
a nueva epidemia de influenza porcina que día a día amenaza con expandirse a más regiones del mundo, no es un fenómeno aislado. Es parte de la crisis generalizada, y tiene sus raíces en el sistema de cría industrial de animales, dominado por grandes empresas trasnacionales.
En México, las grandes empresas avícolas y porcícolas han proliferado ampliamente en las aguas (sucias) del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Un ejemplo es Granjas Carroll, en Veracruz, propiedad de Smithfield Foods, la mayor empresa de cría de cerdos y procesamiento de productos porcinos en el mundo, con filiales en Norteamérica, Europa y China. En su sede de Perote comenzó hace algunas semanas una virulenta epidemia de enfermedades respiratorias que afectó a 60 por ciento de la población de La Gloria, hecho informado por La Jornada en varias oportunidades, a partir de las denuncias de los habitantes del lugar. Desde hace años llevan una dura lucha contra la contaminación de la empresa y han sufrido incluso represión de las autoridades por sus denuncias. Granjas Carroll declaró que no está relacionada ni es el origen de la actual epidemia, alegando que la población tenía una gripe “común”. Por las dudas, no hicieron análisis para saber exactamente de qué virus se trataba.
En contraste, las conclusiones del panel Pew Commission on Industrial Farm Animal Production (Comisión Pew sobre producción animal industrial), publicadas en 2008, afirman que las condiciones de cría y confinamiento de la producción industrial, sobre todo en cerdos, crean un ambiente perfecto para la recombinación de virus de distintas cepas. Incluso mencionan el peligro de recombinación de la gripe aviar y la porcina y cómo finalmente puede llegar a recombinar en virus que afecten y sean trasmitidos entre humanos. Mencionan también que por muchas vías, incluyendo la contaminación de aguas, puede llegar a localidades lejanas, sin aparente contacto directo. Un ejemplo del que debemos aprender es el surgimiento de la gripe aviar. Ver por ejemplo el informe de GRAIN que ilustra cómo la industria avícola creó la gripe aviar (www.grain.org).
Pero las respuestas oficiales ante la crisis actual, además de ser tardías (esperaron que Estados Unidos anunciara primero el surgimiento del nuevo virus, perdiendo días valiosos para combatir la epidemia), parecen ignorar las causas reales y más contundentes.

“La nueva epidemia no es un fenómeno aislado. Es parte de la crisis generalizada, y tiene sus raíces en el sistema de cría industrial de animales, dominado por grandes empresas trasnacionales”. La imagen fue captada ayer en la terminal de autobuses de orienteFoto María Luisa Severiano
Más que enviar cepas del virus para su secuenciación genómica a científicos como Craig Venter, que se ha enriquecido con la privatización de la investigación y sus resultados (secuenciación que, por cierto, ya fue hecha por investigadores públicos del Centro de Prevención de Enfermedades en Atlanta, Estados Unidos), lo que se necesita es entender que este fenómeno se va a seguir repitiendo mientras prosigan los criaderos de estas enfermedades.
Ya en la epidemia, son también trasnacionales las que más lucran: las empresas biotecnológicas y farmacéuticas que monopolizan las vacunas y los antivirales. El gobierno anunció que tenía un millón de dosis de antígenos para atacar la nueva cepa de influenza porcina, pero nunca informó a qué costo.
Los únicos antivirales que aún tienen acción contra el nuevo virus están patentados en la mayor parte del mundo y son propiedad de dos grandes empresas farmacéuticas: zanamivir, con nombre comercial Relenza, comercializado por GlaxoSmithKline, y oseltamivir, cuya marca comercial es Tamiflu, patentado por Gilead Sciences, licenciado en forma exclusiva a Roche. Glaxo y Roche son la segunda y cuarta empresas farmacéuticas a escala mundial y, al igual que con el resto de sus fármacos, las epidemias son sus mejores oportunidades de negocio.
Con la gripe aviar, todas ellas obtuvieron cientos o miles de millones de dólares de ganancias. Con el anuncio de la nueva epidemia en México, las acciones de Gilead subieron 3 por ciento, las de Roche 4 y las de Glaxo 6 por ciento, y esto es sólo el comienzo.
Otra empresa que persigue este jugoso negocio es Baxter, que solicitó muestras del nuevo virus y anunció que podría tener la vacuna en 13 semanas. Baxter, otra farmacéutica global (en el lugar 22), tuvo un “accidente” en su fábrica en Austria en febrero de este año. Le envió un producto contra la gripe a Alemania, Eslovenia y la República Checa, contaminado con virus de gripe aviar. Según la empresa, “fueron errores humanos y problemas en el proceso”, del cual no puede dar detalles, “porque tendría que revelar procesos patentados”.
No sólo necesitamos enfrentar la epidemia de la influenza: también la del lucro.
* Investigadora del Grupo ETC
Fuente: La Jornada de México

Sojización y dengue, una mancha más para el complejo sojero




"La sojización mantiene una doble línea de influencia sobre la expansión del dengue. Por un lado el complejo de agrotóxicos utilizados para el sistema de la Siembra directa-sojaRR, se basa en el uso masivo de glifosato, endosulfán, clorpirifos, 2-4-D, atrazina, paraquat, y otros pesticiadas. Todos poseen una fuerte acción devastadora sobre la población de peces y anfibios, predadores naturales de los mosquitos, transmisores del dengue y la fiebre amarilla".
En los últimos dos años la invasión de mosquitos de las especies Aedes sp y Culex sp. invadieron amplios espacios de nuestro país especialmente de Pampa Húmeda, extendiéndose mucho màs allá del verano, que es la estación donde suelen aflorar masivamente. El fenómeno fue particularmente notable en 2008 cuando la invasión duró casi hasta el mes de mayo, pese a que la temperatura había descendido lo suficiente como para acabar con ellos. Para quienes seguimos de cerca el desarrollo de los hechos ambientales argentinos, el hecho no pasó desapercibido y tratamos de llamar la atención respecto de ¿qué ocurriría si la especie a propagarse no fuera la perteneciente al Aedes común o al Culex 'doméstico' sino el temible Aedes aegypti, vector de la Fiebre Amarilla y el Dengue?. Incluso en 2007 y 2008 hubo casos de fiebre amarilla en Bolivia, Paraguay, Brasil y Norte argentino, que se adjudicó a viajeros provenientes de los países hermanos. En la oportunidad señalamos la equivalencia del mapa correspondiente a la invasión mosquitera, con el que la multinacional Syngenta llamaba de 'la Repùblica Unida de la Soja', es decir, la región comprendida por las zonas de Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay sembradas con el mágico poroto transgénico forrajero producido por Monsanto, y rociado abudantemente con su agraciado herbicida 'matatodo' glifosato, conocido como Round up, acompañado por sus compañeros de ruta, tales como el 2-4-D, la Atrazina, el Endosulfán, el Paraquat, el Diquuat y el Clorpirifós, entre algunos otros. En ese momento -junto a otros ambientalistas del resto del continente- señalamos la rara coincidencia de ambos mapas, mucho mas notable en el caso de la expansión de la epidemia de Fiebre Amarilla de 2007-2008 y de la epidemia de mosquitos 'domésticos' de 2008. Así las cosas, preferimos suponer, que cualquier vinculación del raro fenómeno ambiental con la utilizaciòn masiva y descontrolada del glifosato y el área sojizada , no podía sino ser parte de una conspiración antimosnantiana o de mentes calenturientas que ven catástrofes ambientales por todos lados y no creen lo que dice la empresa multinacional o sus repetidoras de AAPRESID, la FFA, o Clarín Rural, respecto de la 'absoluta inocuidad' de los casi trescientos millones de litros de pesticidas arrojados por el complejo sojero sobre el ambiente agropapeano. Pero.. que las hay, las hay..
Así llegamos a la epidemia de dengue de 2009 y ¡oh, casualidad¡, la misma vuelve a coincidir con gran parte del área sojera sudamericana, y se basa en una expansión desorbitada de la población de mosquitos. Cualquier profesor de Ecología o de Biología -no empleado en una multinacional, o en un programa de investigación universitario financiado por ellas- preguntaría, ¿es qué habrá desaparecido algún predador natural del mosquito? o ¿es que el mosquito habrá aumentado su fuente de alimentaciòn de manera desorbitante? Pues la primera es la pregunta correcta y por ende le corresponde la respuesta correcta, si es que el docente desea hacerse la pregunta, claro está.
El glifosato, la Atrazina, el Endosulfàn, el 2-4-D, el Clorpirifos, el Diquat y el Paraquat, casualmente matan peces y anfibios -sapos, ranas, escuerzos, etc- es decir a los predadores naturales de los mosquitos, a los que consumen tanto en su estado larval como de adultos. Pero si esto es así cómo es que nadie lo advirtió...
Pero hay más, pues la cosa no es tan directa, sino multivariada y compleja como todos los fenómenos ambientales. Si bien la epidemia de dengue que sorpresivamente ha atacado a nuestro país, tiene su origen en la propagación de la epidemia que afecta a la hermana República de Bolivia, la misma tiene su causa principal en el calentamiento global que afecta a nuestro planeta, que al producir el aumento de las temperaturas mínimas y medias extiende las enfermedades llamadas tropicales, (paludismo, fiebre, amarilla, dengue, malaria y otras) hacia las regiones templadas, es decir la Argentina. Esa es la razón principal de porqué volvió el dengue a nuestro país, el cual había sido eliminado durante los años cincuenta gracias a la encomiable labor del Dr., Ramón Carrillo. Sin embargo, cabe ubicar algunas otras relaciones causales del múltiple complejo ambiental que afecta a la expansión de una enfermedad como el dengue.
A las políticas de destrucción del Estado y sus controles aplicadas durante los noventa, que cesaron las fumigaciones preventivas, y a la falta de nuevos productos químicos para combatir al insecto vector Aedes aegypty, que las multinacionales del negocio agrotóxico no desarrollan debido a que según ellas ‘no es negocio, pues los países tropicales, principales destinatarios de los productos son malos pagadores’, debemos en el caso argentino sumar la tremenda expansión del área sojizada en Pampa Húmeda y extensas regiones del NEA y del NOA, lindantes con Bolivia, Brasil y Paraguay.
Así, la sojización mantiene una doble línea de influencia sobre la expansión del dengue. Por un lado el complejo de agrotóxicos utilizados para el sistema de la Siembra directa-sojaRR, se basa en el uso masivo de glifosato, endosulfán, clorpirifos, 2-4-D, atrazina, paraquat, y otros pesticiadas. Todos poseen una fuerte acción devastadora sobre la población de peces y anfibios, predadores naturales de los mosquitos, transmisores del dengue y la fiebre amarilla.
Esto puede comprobarse por la casi desaparición de la población de anfibios en pradera pampeana y en sus cursos de agua principales, ríos, arroyos, lagunas y bosques en galería, así como el elevado número de peces que aparecen muertos en los mismos o por la aparición de los mismos con fuertes deformaciones físicas y con graves afectaciones en su capacidad reproductiva, como han informado reiterados estudios e investigaciones de diversas instituciones de Pampa Húmeda. Podríamos señalar sin exagerar que los anfibios –principales predadores de mosquitos y otros insectos- son cosa del pasado en el territorio sojizado, arrasado por el cocktail de agrotóxicos utilizados por los productores en el sistema de Siembra Directa.
Un segundo elemento del relación entre la sojización y la epidemia de dengue, se ubica en la enorme deforestación producida en las áreas boscosas y de monte de las regiones del NEA y del NOA, lo cual destruye el equilibrio ambiental de esas regiones, liquidando el refugio y hábitat natural de los predadores de otros predadores de los mosquitos, permitiendo el aumento descontrolado de su población, tal como se viene comprobando en los últimos años, sólo que en este último correspondió a la población de Aedes aegypty y no al Aedes común o al Culex, como en años anteriores. El crecimiento desusado de la población de mosquitos es la causa principal de la expansión de la epidemia del dengue según señalan la mayoría de los especialistas y su relación con los agrotòxicos de la soja es casi directa.
Esta relación no es una relación causa-efecto simple, sino parte de las cadenas concatenadas de fenómenos que caracterizan a los procesos ambientales, y que por lo mismo son en general difíciles de estudiar o de señalar, mediante una mirada simplista de la relación causa-efecto, sin embargo es imposible negar la relación entre la destrucción de los predadores de los mosquitos que provoca la sojización por vía de los venenos que se usan para su cultivo, como por obra de la depredación de los montes y bosques nativos que produce su cultivo descontrolado, y por ende su responsabilidad central en la existencia de la actual epidemia de dengue. Una mancha más a cargar en el disparate sojero.
Alberto J. Lapolla
Ingeniero Agrónomo genetista e Historiador. Director del Instituto de Formación de la CMP
Fuente: http://www.biodiversidadla.org

Un gran ejemplo: Campesino canadiense ganó juicio por contaminación de transgénicos a Monsanto



Esta es una historia de David contra Goliat, aunque todavía la piedra que golpeó la frente del gigante es muy pequeña.
Hace dos años Percy Schmeiser, un agricultor que cultiva hoy sólo 64 hectáreas en la provincia de Saskatchewan, Canadá, demandó judicialmente a la trasnacional Monsanto que pagara por la limpieza de sus campos porque habían sido contaminados con canola transgénica patentada por esa compañía. Polen transgénico de campos vecinos habían llegado por viento o por insectos a las tierras de Percy.
Previamente tanto Schmeiser como su esposa habían entrado en contacto con la compañía y ésta misma había hecho pruebas para confirmar que efectivamente las tierras estaban contaminadas. "Monsanto no dijo que aceptaban realizar la descontaminación', pero antes de que hicieran la limpieza nos mandaron un formato de liberación de responsabilidades para que lo firmáramos. Tenía dos condiciones inaceptables: que mi esposa, cualquier miembro de mi familia y yo jamás en la vida volveríamos a demandar a Monsanto por contaminación, y que nos comprometíamos a mantener en silencio los términos del acuerdo. Por supuesto rechazamos el convenio".
La victoria.
Fue entonces que Schmeiser decidió contratar las labores de limpieza y envió la cuenta a Monsanto, pero la corporación se rehusó a pagar y dijo que sólo lo haría si el agricultor firmaba el acuerdo de liberación de responsabilidad.
Ya en la corte, en marzo de 2008 el juez ordenó a Monsanto a pagar la descontaminación "y no tuvimos que firmar ningún formato". El pago fue por 640 dólares canadienses, "y ya puede uno imaginar la pena que le dio a una multinacional de ese tamaño pagar esa cuenta. Muchos de nuestros periódicos en Canadá preguntaron qué está pasando con los empresarios que necesitan ser llevados a juicio para cubrir facturas tan pequeñas".
El resultado de esta experiencia fue "una gran victoria no sólo para mi familia, sino para todos los agricultores, pues establece un precedente de que Monsanto y cualquier otra compañía tiene que limpiar por la contaminación de transgénicos. Esto es importante pues entramos en el área de las responsabilidades, es decir, tú eres responsable si entras a destruir el trabajo o el campo de alguien más. A Monsanto le gusta llegar a acuerdos antes de que sus conflictos entren a la corte, pero en este caso no se pudo zafar".
Patentes y derechos.
Como se sabe, el conflicto entre estas dos partes viene de antes: en 1998 Monsanto demandó a Schmeiser por "apropiación indebida", esto es por tener en sus campos semillas transgénicas patentadas por la empresa, sin que hubiera pagado regalías por ellas. La realidad es que para Percy era indeseables tal tecnología, pero le llegó por contaminación genética. El fallo de este juicio fue: "la corte me dijo que no tendría que pagar un solo centavo, pues Monsanto me exigía más o menos un millón de dólares canadienses. Si hubiera perdido el caso, yo no estaría aquí".
La parte negativa del fallo fue que la corte decidió que Monsanto sí era propietaria de la patente de la canola. "Lo triste es que si ese gen patentado pasa a cualquier otra forma de vida, esa forma de vida pasará a ser de Monsanto también".
Pero la corte también pidió al Parlamento de Canadá que cree nuevas leyes y reglamentos respecto de quién tiene derecho a patentar una forma de vida, y eso está ahora en proceso de discusión. "Nosotros sabemos ahora que para el futuro de nuestras semillas, de nuestros alimentos, se tiene que proteger los derechos de los agricultores de usar y desarrollar sus propias semillas, y es un derecho que no se debe perder en ningún momento".
En su enfrentamiento con Monsanto, a lo largo de diez años Percy Schmeiser gastó medio millón de dólares canadienses. "afortunadamente tuvimos mucha ayuda de mucha gente en todo el mundo y pudimos pagar estos costos. Lo que digo es que ningún agricultor está en condición de enfrentar este tipo de juicios contra multinacionales, y por eso para el caso de México, la recomendación es cerrar absolutamente la puerta al maíz transgénico", por los efectos negativos ambientales y de salud que implica, pero también por los riesgos judiciales previsibles entre los productores y las trasnacionales de semillas, particularmente Monsanto, que tiene demandados a muchos productores en Estados Unidos por supuesta apropiación ilegal de la tecnología". (Lourdes Edith Rudiño)
www.ecoportal.net
Greenpeace México

Suman 50.000 hectáreas a la búsqueda de uranio y son 4,5 millones las hectáreas en manos de mineras




En el primer cuatrimestre del año 2009 el gobierno de Chubut otorgó más permisos a empresas mineras multinacionales para buscar uranio, el total de permisos mineros alcanzan el 22% de la superficie total de Chubut, la mayoría por metales. La mayor parte de las autorizaciones por uranio en los primeros meses son a favor de la firma Uramérica que ya contaba con otros permisos del gobierno. La superficie chubutense sobre la que se busca uranio se incrementó sustancialmente en los últimos años. El total de permisos mineros suman unas 4.500.000 hectáreas que es el 22% de la superficie total de Chubut.

Fuentes: InfoChubut.com y noalamina.org en base a datos de la Dirección General de Minas y Geología de Chubut
Rawson, Chubut, Argentina – 28/04/09. Los permisos en para explorar uranio se extendieron a favor de las empresas Uramérica en 39.990 hectáreas por medio de las Disposiciones de de la dirección general de Minas y Geología 06/09, 39/09, 41/09 y 42/09, y Des. Inv. S.A por 10.000 hectáreas por la Disposición 05/09 de es organismo.

La superficie chubutense sobre la que se busca uranio se incrementó sustancialmente en los últimos años y el total de permisos mineros suman unas 4.500.000 hectáreas equivalentes al el 22% de la superficie total de Chubut. El propio gobierno de Mario Das Neves anunciaba en diciembre del 2007 que los emprendimientos aprobados totalizan 4.800 (http://www.chubut.gov.ar/hidrocarburos/archives/031906.php?id=-1)


Los permisos otrogados por el gobierno provincial a través de la directora general de Minas y Geología, la abogada Marisa Mamet, establecen una serie de exigencias que deben cumplir las empresas en el marco de lo establecido por las legislaciones vigentes, tanto nacional como provincial. Entre los aspectos involucrados se cuenta la previa aprobación de los respectivos estudios de impacto ambiental que deben elaborar las firmas que buscan minerales nucleares en Chubut.

Hay empresas que ya cumplieron con estos requisitos y que inclusive tienen resultados sobre la calidad del mineral que esperan poder extraer a futuro. Un ejemplo es la firma canadiense Urex Energy que hace dos meses informó a sus inversores sobre los avances obtenidos en las tareas que ya venían realizando en cercanías del yacimiento de uranio Cerro Solo que pertence a la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina.

En el informe se mencionan que los estudios realizados sobre las tomas obtenidas en la zona de Los Adobes indican la presencia de 15,70 libras por tonelada de Uranio 3O8 (equivalentes a 7,12 kilogramos de Uranio 308). En tal sentido resaltan su interés por seguir avanzando en los trabajos que les permitan identificar nuevos blancos de uranio.

Tabla: Elaboración propia en base a datos de la Dirección de Minas y Geología de Chubut publicados en el Boletín Oficial.

Fuente: noalamina.org

Comodoro Rivadavia: convocan a una reunión del Foro Ambiental y Social de la Patagonia




Por Zulma Usqueda

Estimados amigos/as:

Desde el origen del FORO AMBIENTAL Y SOCIAL DE LA PATAGONIA (de Comodoro) fue nuestro objetivo controlar los pasos que el gobierno y las mineras realizarán con respecto a cuestiones como el Dique Los Monos y el proyecto Navidad.
Los acontecimientos y la escasa instalación del tema en los medios nos fue generando la necesidad de trabajar en pos de profundizar nuestros conocimientos con respecto al contexto que rodea la explotación minera.

Debido a ese análisis y al mail que adjunto, enviado por Laura Petralli de Vecinos Autoconvocados de Perito Moreno he decidido convocar a una reunión ya que advierto que los acontecimientos han comenzado a acelerarse:

El sábado 25 aparece en los diarios (aparecen periódicamente cuestiones ligadas a la problemática que pasan desapercibidas...) que Das Neves se acaba de reunir con empresas de la construcción, que entre los proyectos está el de llevar adelante represas hidroeléctricas (recordemos SARMIENTO DIQUE LOS MONOS).

Por otro lado, Las Heras se ve envuelta en despidos, paros y un caos social del cual nos dan cuenta pobladores del lugar... allí se comenzará a explotar una mina de uranio.

¿Qué opción económica le quedará a los habitantes de Las Heras, y a desocupados de Comodoro, más que trabajar en lo que a la larga, si no están informados, tomarán sin dudar?

A lo largo de la reciente historia argentina y por las noticias que nos llegan de otros lugares del país (sobre todo el noroeste argentino) podemos decir que la estrategia que se repite es sofocar las economías regionales para después imponer la minería casi sin oposición.

Otro paso dentro de la remanida forma de actuar de las grandes multinacionales es cooptar las instituciones:

Recordemos el dinero que el grupo Xtrata de la mina Farallon Negro (Catamarca) canalizó en nuestra universidad...

En el verano algunos integrantes de la universidad de Trelew (alumnos y profesores) se prestaron para la difusión de un cuadernillo de "capacitación ambiental" difundido con fondos de la Minera Aquiline Resources (por supuesto no habla de las consecuencias de su actividad).

Hoy, en otro ejemplo de lo que está sucediendo en la región, la universidad de Caleta Olivia dará muestras de cómo una institución que debería estar al servicio de la comunidad, se une a los que lucran sin tener en cuenta el valor de la vida.

¿La idea a seguir imponiendo?...PROGRESO Y TRABAJO justamente para el sector que recién se inicia en el ámbito laboral: el de los jóvenes. El ofrecimiento: una carrera ligada a la minería y un convenio con Europa que les permitirá una doble titulación, Ingenieros Técnicos en Minas y Energía... ¿Qué oportunidad no?

Lo que pasó hace varios años en el norte de nuestro país hoy nos toca de cerca y como afirmamos en el documento que redactáramos el año pasado indudablemente: existe una crisis...y los beneficiados son los de siempre. Si nos adelantamos en el tiempo debemos hacer hincapié en la ley 5001 que prohíbe la minería a cielo abierto en Chubut y que aún no se reglamentó, por lo que caería en junio.

Por todo lo expresado y tantas cuestiones que seguramente escapan a nuestro análisis les pido, en particular, a todos los miembros del foro y a todos los amigos que nos han estado acompañando y que les interese comprometerse con este tema, que tengamos una reunión urgente para analizar entre todos una respuesta más visible que la hecha hasta el momento, la cual consistió en ir rodeando el tema sin tocar directamente los intereses locales (nuestro poder no era el suficiente para enfrentarlos), exponiendo en cuenta gotas en medios y en lugares que se nos abrían las puertas, enviando mails frecuentemente a los periodistas, haciendo algunas actividades para hacernos visibles.
Creo que llego el momento de difundir entre la población lo expuesto, sumar más gente y organizaciones y realizar una única campaña regional.

A la gente de Comodoro le sugiero que nos reunamos el martes que viene (5 de mayo) a las 19 (en lugar a confirmar) y les ruego que contesten este mail ya sea que puedan o no puedan asistir para saber con quienes podemos contar poniendo el cuerpo a las actividades, y quienes nos pueden ayudar con información o difusión o lo que consideren importante. Por favor también contesten quienes NO desean participar de esto para no atosigarlos con mails!!

Muchas gracias a todos.

2foroasp@gmail.com
www.foroambientalysocialtrelew.blogspot.com

miércoles, 29 de abril de 2009

Una educación ambiental con filo





Por Luis Quintanar Medina

La educación ambiental (EA) debe de adquirir profundidad, fortaleza, ser una actividad educativa que contribuya a cortar estas sombras que se ciernen sobre la vida: debe ser un arma con filo para quienes no deseamos que se degrade más a la naturaleza y no se minen las posibilidades de desarrollo de la mayoría de la población de la tierra. Ya no se trata ni de conservar ni de corregir, en lo que al ambiente se refiere, se trata de contraatacar a las fuentes de las calamidades ambientales que se están devorando al planeta; el hacer EA sin estos ingredientes ya no es muy útil.


La educación ambiental (EA) como la conocemos ahora tuvo un inicio ligado a la agudización de los problemas ambientales, característica de la segunda mitad del siglo XX; por tal motivo, nació con un carácter conservacionista y contra la contaminación, es decir, con una orientación ecológica. Esta concepción estuvo acorde al concepto de ambiente de aquella época, el cual incluye lo ecológico pero no lo social y cultural.
Conforme pasó el tiempo, a nivel mundial se organizaron una serie de eventos y reuniones en donde se trazan planes para que la EA se incorpore a la educación formal, sobre todo a la básica; paralelamente el concepto de medio se va configurando hacia el de medio ambiente y va incorporando elementos de lo social (Giolitto, 1984); también la situación mundial va cambiando y nuevos problemas ambientales aparecen, al mismo tiempo que se hace cada vez más clara la idea de que es necesario considerar las diferencias entre los países, al menos como países desarrollados y altamente contaminantes, y subdesarrollados contaminantes.
El último paradigma, que aparece un poco antes de la Cumbre de Río, es el de Desarrollo Sustentable, que, pese a las críticas que ha recibido, es, con relación a la visión pesimista de la relación medio ambiente-desarrollo, una visión optimista.
En América Latina se tienen condiciones muy particulares con relación al origen y desarrollo de la Educación Ambiental; aunque se enmarcan en el clima que imprimieron todas las conferencias mundiales, hubo un defasaje en las medidas que se han ido tomando, respecto a los lineamientos emanados de aquellas reuniones (González, 2000).
Nos encontramos con un profesorado no preparado para asumir los retos de la EA, pero sobre todo, con una acción política que choca con esos retos y es que la EA es una cuestión política, que exige la toma de decisiones de carácter no educativo, que incluyen lo económico y que deberán arrastrar al sistema educativo; por eso no hay sorpresa si los intentos de EA en América (sin incluir a Cuba, que es un caso aparte) no son efectivos.
No obstante, los avances a nivel mundial en materia de EA son notables, a pesar de los pocos años que han transcurrido desde 1972, y la EA esta jugando su papel social, ya sea a nivel formal o no formal (como ha sido en el caso de muchos lugares de América Latina).
La EA “presenta la posibilidad de una transformación fundamental de la sociedad. Este es un proceso que provee al individuo con los elementos necesarios para entender las relaciones existentes entre una sociedad, su economía, su ideología y sus estructuras de poder dominante en el contexto del medio ambiente natural” (Espinosa, 1999)
La EA llegó para quedarse porque responde a una necesidad mundial, relacionada directamente con la existencia de la sociedad; escrito en términos filosóficos, se trata de la relación ser humano –medio que le rodea, relación que ahora es necesario que caiga en el campo de reflexión debido a la evolución de la sociedad; la EA es el medio pedagógico con el que la sociedad conoce y dirige, siempre en el marco educativo, el rumbo mas adecuado de la interacción medio-sociedad y esa interacción ya estaba por salirse de lo admisible en los años setentas del siglo XX.
Las condiciones actuales
La EA llegó para quedarse pero no inerte, estática. Los países que menos tienen o que más son saqueados requieren de la EA como instrumento de conocimiento, de reflexión, de defensa, de supervivencia; las culturas de América Latina no deben ser borradas del continente, las riquezas naturales no deben ser contaminadas ni saqueadas; no es posible que países foráneos intenten establecer empresas, fabricas o procesos en América Latina, que en sus respectivos países están prohibidas; en todo esto juega su papel la EA y también en la formación y consolidación de una conciencia ecológica y ambiental; y es que en estos últimos años estamos asistiendo al proceso en el que se trata de “homogeneizar al mundo”, si bien, esta homogenización está cargada hacia el logro del control, por unos pocos, del mismo.
En el camino ya los sistemas naturales han sido fuertemente afectados y los cambios no favorables ya se hacen presentes en la desaparición de especies animales y alteraciones climáticas; pero ese camino es apenas el comienzo de la búsqueda de un control total sobre el mundo, llámesele gobierno mundial o como se quiera, control que implica la superexplotación de los ya limitados recursos para la vida, en beneficio de grupos sociales reducidos y en perjuicio de la mayoría de los habitantes del planeta, que vemos como, poco a poco, ellos se apoderan de nuestras tierras, aguas, aire y hasta depredan nuestra cultura.
La educación ambiental (EA), actividad que de algunos años para acá ha adquirido, por vía natural, gran importancia, debe de adquirir también profundidad, fortaleza, ser una actividad educativa que contribuya a cortar estas sombras que se ciernen sobre la vida: debe ser un arma con filo para quienes no deseamos que se degrade más a la naturaleza y no se minen las posibilidades de desarrollo de la mayoría de la población de la tierra
Sin neutralidad y sin tibieza
Por tales motivos la educación ambiental ya exige en estos momentos que no se navegue en la neutralidad:
Los cambios nocivos que varios grupos sociales están realizando en los ecosistemas y, en general, en el planeta, deben cesar y corresponde un gran papel, al menos en la denuncia, en la exposición de las verdaderas causas, a la EA, en las aulas o en donde ella se lleve a cabo.
Por otra parte, en las exposiciones y análisis sobre dichos problemas debe de estar presente la consideración explícita del contexto actual: debe ser mostrado el carácter neoliberal y por tanto, atihumano, de ese contexto en que se están desenvolviendo las cuestiones ambientales.
Ya no se trata ni de conservar ni de corregir, en lo que al ambiente se refiere, se trata de contraatacar a las fuentes de las calamidades ambientales que se están devorando al planeta; el hacer EA sin estos ingredientes ya no es muy útil.
Hacer preguntas clave, discutir e investigar


Resulta conveniente trabajar con preguntas clave al realizar la EA, preguntas que deben ser conocidas y respondidas en el proceso, sea cual sea la forma en que este se lleve a cabo, por la importancia de las mismas; María Novo (2006) incluye un grupo de ellas que resultan básicas y que están referidas a:
-Desarrollo: ¿por qué, para qué y para quién es el desarrollo?
-Progreso: ¿Qué entendemos por progreso?
-Riqueza y pobreza: ¿Cuál es el origen de ambas? ¿Debe existir la pobreza?
-Éxito: ¿Qué se entiende y qué debiera entenderse por éxito?
-Necesidades, deseos compulsivos/consumistas y límites de la naturaleza (y sus relaciones)
-¿De quién es el mundo?
Llegar a la discusión y a la investigación
Un tratamiento adecuado de la EA debe llevar a la discusión e investigación de las cuestiones medulares, por parte de todos los que participan en ella, de las causas de los problemas actuales, algunas de ellas están incluidas en las preguntas clave que nos debemos de hacer y que se acaban de mencionar; entre otras cosas.
Debe de quedar claro, por ejemplo, que los problemas ambientales no son resultado del desarrollo tecnológico, algo inevitable, como se nos quiere hacer ver: es el uso de esa tecnología por parte de algunos, si bien muy poderosos, lo que, a lo largo de centurias (y con una manifestación aguda, en las últimas décadas) ha desencadenado lo que actualmente vemos como crisis ambiental. Osvaldo Martínez (2007) escribe que “La tendencia hacia la crisis ambiental global -…- acompañó al capitalismo desde su cuna. Esa crisis tiene al lucro del mercado como su motor, a la opulencia despilfarradora como su agravante mayor, y a la pobreza que destruye el bosque porque no tiene otro combustible para cocinar, como su agravante menor”, de manera que el mercado liberado, el estilo de consumo desenfrenado, como ideal de la felicidad y del éxito, y las consecuencias de la pobreza, generada por el mismo sistema, están en la base de los desmanes ambientales presentes; mientras la política ambiental esté sometida a la económica no hay esperanza de que se pueda regresar a un equilibrio.
Debe también quedar claro que la parte mayor de los problemas ambientales se debe a los países desarrollados y que a lo largo de décadas han evadido su responsabilidad “y realizan grandes esfuerzos por desviar la atención internacional hacia aquellos temas ambientales que son de su interés, sin tener en cuenta debidamente los objetivos y prioridades de las naciones subdesarrolladas” (Pichs, 2006).
Otra cuestión importante es la del contenido del concepto Desarrollo Sostenible, que lleva implícito al concepto Desarrollo, lo cual implica considerar necesariamente dimensiones económicas y sociales; para el desarrollo sostenible debe considerarse además la dimensión ambiental, dependiente de manera determinante de la dimensión económica.
Ha llegado la hora, por el bien del planeta, de que la educación ambiental se incorpore a las actividades educativas, como una necesidad, a pesar de los obstáculos que han y siguen existiendo, sobre todo, de tipo político, ya no digamos educativo; Espinosa establece en 1999 que “El análisis de los sistemas educacionales de América Latina y el Caribe demostró que el tópico de la EA es particularmente difícil de incorporar al currículo, pues está asociado de manera directa con el poder político nacional y el conflicto de intereses respecto a la localización de los bienes y recursos nacionales” y entonces la EA se convierte en “una víctima de la negligencia benigna, haciéndola inefectiva, no sistemática y sin aplicación”. De persistir esta tendencia, deberán buscarse o de hacerse los espacios necesarios para una educación ambiental acorde a los turbios años que vive Nuestra América. www.ecoportal.net
Luis Quintanar Medina - Tecnológico Universitario del Valle de Chalco - Mexico
----------------------------------------

La trama ambiental argentina y la educación
Por Diana Durán *

Luchando contra sequías, langostas e inundaciones, con su incansable trabajo consigue amasar una fortuna. Sus hijos estudiaron y reniegan de su sangre de labradores. Wang Lung que se había radicado en la ciudad, decide ir a morir a su vieja buena tierra.
"- Es el fin de una familia... cuando empiezan a vender la tierra... - dijo con voz entrecortada. - De la tierra salimos y a la tierra hemos de volver... y si sabéis conservar vuestra tierra, podréis vivir ... nadie puede robaros la tierra.
Y el anciano dejó que sus escasas lágrimas se le secaran en las mejillas, donde dejaron unas manchitas saladas. Y se bajó y tomó un puñado de tierra que retuvo en la mano, murmurando:
- Si vendéis la tierra, es el fin.
Y sus dos hijos le sostuvieron, uno por cada lado, tomándole por los brazos, y él apretó en la mano el puñado de tierra suelta y caliente. Y sus hijos le colmaron, su hijo mayor y su hijo segundo, le repitieron hasta el cansancio:

Estad tranquilo, padre nuestro, estad tranquilo. La tierra no será vendida.
Pero, por encima de la cabeza del anciano, se miraron y sonrieron"
La Buena Tierra. Pearl Buck. Editorial Juventud. Barcelona. 1935
"Todo hace pensar que la Tierra va en camino de transformarse en un desierto superpoblado ...
Este paisaje fúnebre y desafortunado es obra de esa clase de gente que se habrá reído de los pobres diablos que desde hace tantos años lo veníamos advirtiendo, aduciendo que eran fábulas típicas de escritores, de poetas fantasiosos".
Ernesto Sábato. Antes del fin. Seix Barral. 1998.
Ernesto Sábato explicaba en su libro -Antes del fin, 1998- que quienes pregonan los problemas ambientales son unos locos poco creíbles para la sociedad. La Constitución Nacional (1994) declara el derecho de los ciudadanos argentinos de hoy y del futuro a contar con un ambiente sano y ambientalmente sustentable. La Ley Federal de Educación incluye entre sus artículos que el ambiente debe ser tema de estudio "transversal" en las escuelas. La matrícula de las nuevas carreras ambientales de grado y posgrado diseminadas por todo el país explota. Todos los políticos cuentan con un discurso ambiental. En las escuelas, en las calles y en los espacios públicos se pueden leer consignas ambientales. Los organismos no gubernamentales que se dedican a temas ambientales son muchos y tienen un gran predicamento en la sociedad y en los medios. Seminarios de trascendencia planetaria que convocan a especialistas ambientales de todo el mundo se realizan en nuestra ciudad capital.
Y sin embargo:
• Los incendios en los Andes Patagónico-Fueguinos, en la estepa patagónica, en los montes peripampeanos y en muchos otros ambientes argentinos arrasan poblaciones, animales, vegetales y obras humanas, además de las esperanzas compartidas.
Los bosques y selvas son talados cada día más por grandes empresas transnacionales disminuyendo nuestra amenazada biodiversidad.
• La erosión de los suelos ya es el primer problema ambiental nacional como lo advierte desde hace décadas el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y condiciona en muchas regiones la sustentabilidad de los suelos y la expansión de la rentabilidad agropecuaria.
• Riesgos tales como las inundaciones y sequías se agravan y extienden al compás del cambio climático y la ineficiencia gubernamental acechando tanto a las poblaciones marginales como a las poblaciones más privilegiadas desde el punto de vista socio-económico.
• En la eterna puja entre "bichos" y personas parece que van ganando los primeros a juzgar por la eclosión de nuevas enfermedades ya casi olvidadas como el cólera, el dengue o la tuberculosis.
• La contaminación urbana no sólo arruina paisajes sino afecta la salud ambiental. Cotidianamente en los medios de comunicación aparece el clamor de las personas castigadas por la localización de sus viviendas en cercanías de establecimientos industriales que no guardan normas ambientales primarias en la deposición de sus desechos, especialmente de aquellos que son peligrosos.
• Vastos paisajes rurales se ven disminuidos en su belleza por el eterno revolotear de bolsas de plástico -las he visto en Península Valdés, patrimonio de la humanidad- o la acumulación de montañas de lavarropas, heladeras y otros electrodomésticos oxidados -especialmente perceptibles en las periferias urbanas.
• Hedores insanos se difunden en los caminos periféricos adyacentes a grandes acumulaciones de desechos urbanos, como el "Camino del Buen Aire" -valga la contradicción- en la provincia de Buenos Aires.
• El ruido urbano en el centro de la ciudades y en las encrucijadas de tránsito de barrios periféricos deprime el espíritu, confunde las ideas y perjudica las actividades humanas.
¿No son estos algunos ejemplos de la contradicción entre ecología y economía? En nuestro país es clave: la estabilidad y la convertibilidad tan apreciadas no condicen con la extensión y gravedad de los problemas ambientales argentinos. Antes eran poco reconocidos por la sociedad. Ahora la conciencia ha eclosionado y no es posible negarlos. Sin embargo, todavía hay una singular confusión social respecto a la jerarquía de estos problemas. En la escuela se enseña y en los medios se tratan con énfasis las cuestiones referidas a la mortandad de pingüinos por efecto del petróleo o a la muerte de peces en los arroyos y ríos contaminados. Pero sin embargo no se difunden con la misma intensidad y frecuencia los problemas referidos a la erosión y desertificación o no se da continuidad a la prevención de los riesgos naturales. Pareciera ser que hay consenso social respecto al problema ambiental en sentido amplio, pero también existe un divorcio entre el discurso y los hechos y aquí es donde empieza a tornarse central el papel de la educación ambiental.
La educación ambiental se ha concebido como un proceso de toma de conciencia social sobre los problemas ambientales y sus alternativas de solución. Esta definición, palabras más palabras menos, es socialmente reconocida por la población en general, por quienes participan activamente en pro del ambiente -llamados "ambientalistas"-, por los profesionales y científicos expertos y por los educadores. Sin embargo, hay una distancia notable entre el discurso, es decir, lo que se manifiesta verbalmente y la acción, lo que se hace. La praxis parece no coincidir con las consignas consabidas porque de ser así no sería tan evidente el contraste entre los resultados económicos más felices y los indicadores de la Tierra amenazada consecuentes con el sobre-consumo y la pobreza, raíz de los problemas ambientales.
El saber ambiental es interdisciplinario y ha reunido un marco teórico de gran solidez como se puede advertir en el libro compilado por Enrique Leff, "Ciencias sociales y formación ambiental" (1994) cuya lectura recomiendo. Allí se define que este saber no es un ámbito nuevo del conocimiento o una nueva disciplina sino un campo de conocimiento en el que convergen los aportes de conceptos y metodologías de diversas ciencias que tratan los sistemas ambientales complejos que funcionan como conjuntos de interacciones entre los distintas esferas de la Tierra y el hombre.
La educación ambiental pudo insertarse en los contenidos básicos a enseñar acordados en la escala nacional a partir de 1994 porque ese saber ambiental estaba desarrollado en los ambientes académicos y profesionales. Es así como todas las áreas curriculares del sistema educativo nacional cuentan con contenidos reconocidos por su carácter ambiental. Como se ha repetido una y mil veces la dimensión ambiental se ha insertado ampliamente en lo que se quiere enseñar y tanto los libros de texto como todo otro tipo de materiales didácticos refleja esa difusión cultural de lo ambiental. Sin embargo, a mi criterio, es posible notar el déficit del conocimiento cabal y profundo sobre los problemas ambientales. En realidad se revela un conocimiento somero, más bien declarativo de docentes, alumnos y comunidad educativa en general sobre los problemas ambientales pero no una formación que culmine en acciones preventivas o activas en pro de solucionarlos. En contrapartida se advierte el hecho positivo de que día a día aumenta la participación ciudadana a través de foros, actividades comunitarias, clubes, bibliotecas populares, fundaciones, etc.; pero con esto no basta.
En cambio de ocuparnos a tiempo de que las poblaciones en riesgo ambiental por la localización de sus viviendas, trabajos o itinerarios ambientales coincidentes con la distribución geográfica de alguna anomalía de la naturaleza en su relación con la sociedad -inundación, contaminación, vulcanismo, tornado, entre otras- sean advertidas de los próximos eventos que podrían afectarlos; lo hacemos "a posteriori".
En cambio de advertir a los productores agropecuarios que no avancen con sus explotaciones sobre áreas en riesgo de sequía o inundación, desde las políticas gubernamentales se promueve la agricultura y la ganadería especulativas. Luego se lamentan las pérdidas de cosechas o la liquidación de vientres.
En cambio de localizar las nuevas obras de infraestructura previa evaluación de sus impactos ambientales o de construir nuevos establecimientos en las áreas donde la lógica geográfica así lo indica, lamentamos las consecuencias calamitosas de los embalses en la población y el paisaje o deberemos erradicar en un futuro próximo nuevos establecimientos educativos construidos sobre "lagos" subterráneos de arsénico en una provincia de la Argentina árida.
En suma, actuamos sin previsión, no advertimos a sabiendas porque los profesionales responsables y los científicos lo han escrito y difundido, no enseñamos lo suficiente sobre el tema. Porque en caso contrario, los problemas estarían en vías de solución o, por lo menos sus consecuencias, no serían tan nefastas.
Convengamos en que hay déficits notables en política y educación ambientales. La política ambiental de la última década ha sido pródiga en la Argentina en promulgación de leyes, redacción y publicación de documentos y convocatoria a reuniones, seminarios y congresos a instituciones y profesionales que han producido toneladas de informes y publicaciones. En definitiva, se ha concretado una gran burocracia ambiental. Todos estos papeles escritos podrían ser devorados por los intermitentes incendios forestales del sur y centro del país. Por lo demás, hay déficit de aviones para apagar esos infiernos y las poblaciones estarían igualmente a merced esos riesgos ambientales.
En relación con los riesgos es notorio que los sistemas de alerta no funcionan. Agradezcamos que nuestro país se halle exento del recorrido de huracanes y ciclones porque si tuviéramos que evacuar grandes ciudades las catástrofes humanas serían noticia de primera plana mundial al estilo de los ciclones asiáticos o las sequías africanas.
A pesar de que nuestra baja densidad demográfica disminuye el número de víctimas frente a las catástrofes naturales y tecnológicas, refugiados ambientales siempre hay en la Argentina aunque no se difunda su sufrimiento. Entre ellos puedo mencionar a las poblaciones afectadas por la sequía de 1999 en la región chaqueña que las obligó a concentrarse cerca de las áreas donde el abastecimiento de agua era posible porque su ganado moría y sus suelos se resquebrajaban. Lamentablemente esta dramática situación humana no fue noticia en nuestros medios de difusión tan concentrados en las noticias económicas, políticas o de la farándula mediática.
Esta ardua trama ambiental argentina también tiene consecuencias educativas. Hay un desequilibrio notorio entre la densidad de temas ecológicos incluidos en el curriculum vigente y la posibilidad que tienen los docentes de enseñar esos múltiples contenidos. Con muy buen criterio se ha explicado que la educación ambiental requiere un compromiso no sólo curricular sino también institucional y comunitario o social. Pero sin embargo las condiciones en que se desenvuelven las comunidades y las instituciones educativas no promocionan estas acciones. Para enseñar problemas ambientales y alternativas de solución los docentes tienen que tener tiempo institucional para, por ejemplo, aprender las nuevas tecnologías informáticas que los ayudarán a mostrar mapas de riesgo ambiental o para planificar actividades interdisciplinares en combinación con otros docentes representativos de distintas áreas del currículum. Estas condiciones primarias todavía no están dadas y la formación docente estuvo exenta del saber ambiental porque simplemente éste no estaba avanzado cuando estudiaron las actuales camadas que se hallan al frente de clase. Por ello la capacitación docente en educación ambiental es central y surtirá efectos positivos en términos de calidad cuando sea permanente y de gran articulación disciplinar y didáctica.
*Lic. Diana Durán. 
Geógrafa Fundación Educambiente
E-mail dianaduran@sinectis.com.ar

Declaración final del V Foro Mesoamericano contra represas y por la defensa de los ríos y las comunidades




Declaratoria de Boquete
Boquete, Panamá, 25 abril 2009
27- 04-2009


Reunidos en Boquete, Chiriquí, Panamá, 264 representantes de pueblos de Mesoamérica y de pueblos originarios de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Ecuador, y con acompañamiento de representantes de Chile, Argentina, Estados Unidos, España, Italia, Finlandia, declaramos:
Un sistema que atenta contra la naturaleza y la humanidad
América Latina sigue siendo un gran territorio usurpado, agredido, explotado y asesinado, para convertir en mercancía toda la vida que guarda nuestra Tierra. En esa cadena de muerte nuestros pueblos, y principalmente nuestros pueblos originarios, son las principales víctimas de un modelo de economía obsesionado por el crecimiento económico que atenta contra la vida y favorece la avaricia de un reducido grupo de empresas y personas.
El modelo de sociedad que nos están imponiendo, incluso a precio de muerte, ha generado efectos severos e irreversibles para la vida en nuestro planeta como el cambio climático. Ese modelo de sociedad está privatizando la vida misma por medio del patentamiento de nuestros conocimientos ancestrales y la apropiación con fines comerciales de la biodiversidad, la producción transgénica, el control transnacional de la producción, con la consecuente la pérdida de seguridad y soberanía aliementarias, etc. A todo esto se suma la construcción de megaproyectos mineros, hidroeléctricas, turísticos, etc.
La responsabilidad directa de esa destrucción planetaria es de las agencias de financiamiento internacional como FMI. BM, BID, Banco Centroamericano de Integración Económica, Corporación Andina de Fomento, CAF, y toda la red corporativa de multinacionales principalmente del Grupo de los 20 de los países que se autodenominan "desarrollados", y sus aliados, cómplices y súbditos de gobiernos y empresas de nuestros países, que aceptan, promueven y multiplican políticas de inversión para su beneficio, y acrecientan la miseria de nuestra población.
Los Tratados de Libre Comercio, TLCs, tanto entre países de América como con Europa y Asia, el Plan Mesoamericano, la Iniciativa para la Integración Regional de Sur América, IIRSA, el Comando Norte y Alianza de Seguridad y Prosperidad de América del Norte, incluido el Plan Mérida, que significan la remilitarización continental y nacional, entre otros proyectos e iniciativas del capital local y trasnacional, expresan la nueva fase de usurpación y recolonización de nuestros pueblos. Para la inversiones transnacionales nuestros países ya no tienen fronteras. América Latina fue convertida en una plaza gigante de inversiones sin patria, de cuyos beneficios materiales nuestros pueblos siguen excluidos. Ante la crisis actual generada en su misma avaricia, las corporaciones y los gobiernos siguen demostrando su incapacidad para proponer soluciones acorde con las necesidades de nuestros pueblos, y más bien recrudecen las medidas que atentan contra la población empobrecida.
Ya estamos viviendo en los linderos de la explotación de la Tierra y por eso cada vez más los proyectos atentan contra los pueblos indígenas, parques nacionales y otras las áreas que son parte de las principales fuentes de biodiversidad, agua, petróleo, minerales, etc. Nos roban la Tierra, nos despojan, nos echan de nuestras casas, nos someten a todas las formas de violencia, desde amenazas, intentos de sobornos, persecución, encarcelamiento, tortura, desapariciones y asesinatos, y encima de todo, criminalizan nuestra autodefensa inventando nuevas leyes y sometiendo a procesos judiciales a personas y organizaciones.
En cada uno de nuestros países muchos proyectos atentan contra la vida, y entre éstos mencionamos:
en México los PHs La Parota, Paso de la Reyna y la Yesca. Las Presas de abasto de agua Zapotillo y Arcediano, el campo eólico La Venta. A la vez siguen las luchas para resarcir a la población de El Cajón y Los Picachos, la liberación de presos políticos del movimiento de Atenco.
En Guatemala los PH Xlalá, HidroXalbal, la minería a cielo abierto en San Marcos y la interminable lucha para resarcir y reinvindicar las víctimas de Chicxoy.
En Honduras los megaproyectos de enclave turísticos Bahía de Tela, PH Patuca III, la Base militar Katski, la explotación petrolera de la plataforma marítima y los PHs El Tigre y Wancarque. Las minerías Minas de oro en Comayagua, Montecillo entre muchas otras, y futuros proyectos hidroeléctricos en Atlántida y Valle de Sula, y la violación por parte del Gobierno de los acuerdos firmados con los pueblos Garífunas a través de OFRANEH, y con otros pueblos indígenas.
El Salvador los PHs El Tigre, El Chaparral, El Cimarrón, Sensunapán II, la exploración minera en Texistepeque, Chalatenango, Cabañas, Morazán, carretera longitudinal del Norte.
En Costa Rica los PHs Pacuare, Diqués, Savegre, la mina a cielo abierto Las Crucitas, los 25 proyectos de marinas e innumerables megahoteles en la zona marítimo terrestre, la privatización del agua en Sardinal y Volcán Barba entro otros sitios, las concesiones de agua para explotación hidroeléctrica, etc.
En Panamá, destrucción de la legislación de la autonomía de los pueblos, en un país con una vasta cultura originaria que incluye Gnobe, Buglere, Nasso, Emberá, Wounaan, Kuna, etc, y aún no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT, lo que confirma la discriminación imperante. En este país continúa la recolonización, usurpación e invasión de los territorios indígenas con proyectos de todo tipo incluidos nuevos residenciales de lujo para nacionales y extranjeros, pero además por ganaderías e hidroeléctricas, que sólo en Bocas del Toro suman más de 15 y 160 en todo el país de los cuales 120 serían en Chiriquí. Además se planea construir una megarefinería petrolera en Puerto Armuelles.
Ante la crisis planetaria del modelo destructor nuestro V FORO REDLAR dice:
Reafirmamos que las represas no son energía limpia como está demostrado en miles de casos en todo el planeta. En todo caso, las comunidades no necesitamos la probación de la ciencia oficial para reconocer el daño al planeta. La supuesta energía limpia de las hidroeléctricas ha sido un engaño facilitado por las empresas ejecutoras de los llamados estudios de impacto ambiental en todo el mundo, cuyo fin real ha sido facilitar inversiones y fabulosas ganancias privadas.
Ante en el cambio climático, rechazamos como supuesta solución el mercado de carbono y la hipocresía de los países del norte y de las corporaciones responsables de este desastre. Todos los proyectos como represas, petroleras, minerías, agrocombustibles, monocultivos, etc, contribuyen al cambio climático, los desastres naturales y a elevar la vulnerabilidad ecológica y de los pueblos. Insistiremos en una justicia climática que regule el consumismo depredador y los intereses de las transnacionales que controlan y lucran con los elementos de la Tierra.
Los pueblos de América Latina mantendremos y reforzaremos la defensa del agua como derecho humano fundamental, para asegurar el acceso universal a ésta, bajo principios de solidaridad y precios y costos justos según los distintos tipos de uso, y promoviendo su protección integral. En todos los casos nos defenderemos de las distintas formas de privatización, dando prioridad de las poblaciones sobre cualquier forma de explotación comercial nacional o transnacional.
Exigiremos permanentemente ante las instancias nacionales e internacionales que sean procesados y castigos todos los responsables de actos de irresponsabilidad, corrupción, manipulación, engaños, compra de personas y organizaciones, encarcelamientos, muertes, etc, con el objetivo de construir proyectos en nuestros países. Insistiremos en superar la impunidad como norma internacional, por un sistema legal que responsabilice a los culpables de la muerte a gotas o intempestiva que sufren nuestros pueblos y la naturaleza en nuestros territorios.
Seguiremos defendiendo normas como el derecho precautorio y la aplicación rigurosa del Convenio 169 de la OIT, la Declaración Universal de las Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos indígenas, y otros convenios, acuerdos y tratados internacionales, orientados a asegurar la autodeterminación de los pueblos indígenas.
En el caso de Panamá, le decimos al Gobierno que es una vergüenza que el país no haya ratificado este protocolo. En todos los casos de proyectos exigimos información veraz, oportuna y completa sobre cualquier proyecto, como condición básica para dialogar, rechazar, proponer y negociar de buena fe y con acuerdos incluyentes, cuando se logre alcanzarlos.
El V Foro REDLAR rechaza el actual plan de ampliación del Canal de Panamá porque su diseño irresponsable amenaza la reserva de agua dulce más grande del país y provocará daños irreversibles a la naturaleza e inundaciones en áreas pobladas. Rechazamos ese proyecto pero le ofrecemos al país un nuevo diseño eficiente y sostenible fundamentado en los estudios del Ing. Bert G. Shelton L. que resulta incluso más económico y garantiza la calidad de vida y el futuro potencial del canal.
El V REDLAR apoya la iniciativa de Ríos Libres que recorre el continente uniendo las luchas en defensa de nuestros ríos, incorporando personas jóvenes, organizaciones y pueblos en acciones de solidaridad mutua en defensa de la vida.
Tenemos fuerza, esperanza, convicción y amor por la vida
Los pueblos de América Latina levantamos nuestra voz y abrazamos a nuestro hermano pueblo Nasso que ahora mismo está sufriendo para defenderse del saqueo de proyectos de ganadería e hidroeléctricas.
El V Foro se adhiere al Manifiesto presentado al Gobierno de México el 19 de marzo 2009, en protección de los ríos y las comunidades.
Nunca dejaremos de llamar al diálogo, a la conciliación y a la con-vivencia, porque nuestros pueblos tenemos la más profunda huella de una historia de represión y muerte, y porque comprendemos que la Tierra es nuestra casa común en la que tenemos la obligación de con-vivir. Pero también, jamás dejaremos de defendernos, de resistir, de luchar, porque somos parte de la Tierra y nuestra vida depende de ella.
Nuestra propuesta es la soberanía energética con proyectos que tengan como prioridad las necesidades de nuestros pueblos y respeten la Tierra, bajo la cosmovisión de convivencia entre la gente y la Tierra de la cual somos parte.
Apoyaremos todas las iniciativas energéticas sustentables que, en primer lugar, atiendan las necesidades reales de nuestros pueblos y no los intereses privados. En esa búsqueda instamos a universidades, organizaciones e instituciones a que se comprometan y trabajen al lado de los pueblos.
Con nuestras luchas seguiremos construyendo democracia efectiva, fortaleciendo nuestro propio poder político desde comunidades, municipios y cualquier otro espacio desde el que podamos representar nuestros derechos y los de la naturaleza.
Con nuestras luchas estamos construyendo una nueva Ética basada en la responsabilidad individual y colectiva, la con-vivencia y la solidaridad para un Buen vivir que respete los derechos de la Madre Tierra que son nuestros mismos derechos.
No queremos que la Tierra se ahogue en su propia sangre represada. No queremos más naturaleza muerta, ni agua convertida en mercancía, ni más silencio de muerte en nuestros ríos.
Los ríos le dan vida nuestros hijos, a nuestros cultivos, a nuestros animales.
Los ríos de la Tierra son nuestra casa, el lugar de nuestras familias, nuestra vida, nuestra historia y nuestras raíces, por eso queremos nuestros ríos libres por siempre y para la vida.

Boquete, Panamá, 25 de abril 2009.
Delagaciones participantes:
México: IMDEC, MAPDER, Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, CECOP-La Parota, Otros Mundos, Colectivo COA.
Guatemala: Frente Petenero, Frente ACUDET, Fundamaya, Centro de Defensoría Legal Ambiental, Frente Guatemala.
Honduras: OFRANEH, COPINH, COPRUMH, Alianza Verde.
El Salvador: CESTA-AT, CDC (Centro por la defensa del consumidor), FUNPROCOOP-Monares.
Costa Rica: FECON, PROAL-Amigos del Pacuare, UNO-VIDA, La voz del pueblo, Unidos por Talamanca, COECO-CEIBA-AT, Asoc. ANAI, Asoc. Cultural Ngobegue, Naso Lokés, DITSO, Térraba, Asamblea Cultural, ACIT, Comunidad Rey Curré, Coordinadora de Lucha Sur-Sur, Bajo Chirripó.
Ecuador: Acción Ecológica. Chile y Argentina: Ríos Libres. Colombia: CENSAT-Agua Viva-AT, AIDA.
Panamá: M-10 Tabasará, Fundación Naso, STAP, ASAMCHI, CPL, Frente Minero, CMC, Congreso regional, Asoc. de Desarrollo Sostenible, UNACHI, Asoc. Kuchaches, Fundación Almanaque Azul, DUMAC, Colibrí, Comité Pro-Defensa del Distrito de Donoso, BIOTERRA, ACADESI, FUDECO, Coordinadora Nacional para la Defensa de las Tierras y Aguas, Comité pro-Defensa del Río Chiriquí Viejo, Real Boquete, Centro de Incidencia Ambiental CIAM, Asoc. pro-Defensa de las Cuencas Hidrográficas, ACD-MUCANDERCO, Grupo Ambientalista de San Andrés, Grupo Ambientalista del Roble, Equipo Misionero Católica Socoy, Comité en Pro-Defensa del Río Chorcha, Comité Mixto 8 de Mayo, Colectivo DDHH-Universidad de Panamá, MODETTAB, FUNDICCEP, Oil Watch-Panamá, Radio Temblor, Comarca Ngobegue, Comarca Kuna Yala, Comité ProDefensa del Lago Gatún, Congreso Regional Bocas del Toro, Alianza ProPanamá, Comunidades David, Chiriquí, Ciudad Panamá, Bocas del Toro, Boquete, Colón.
Chile: Ríos Libres.
Organizaciones regionales: Internacional Rivers Netwok, OilWatch-Mesoamérica, Amigos de la Tierra- AL, Grito de los Excluidos.

---------------------------------------------

Endesa tendrá su base militar en Colombia
Fuente: Radio Mundo Real

27 de abril de 2009
----------------------------------------------------------

Un proyecto hidroeléctrico de la empresa Emgesa, filial de la multinacional Endesa, generó un fuerte movimiento de resistencia en la región colombiana de El Quimbo, en el departamento de Huila. El gobierno del derechista Álvaro Uribe promueve la instalación de una base militar y de un "batallón especial energético" para neutralizar esa oposición.

"Sospechamos que esta base hace parte de un convenio entre Colombia y Estados Unidos luego del desmonte de la base militar de Manta en Ecuador. Lo cierto es que ésta se convertirá en la zona más militarizada del país, a pesar de que ahora es una de las más pacíficas", dijo a Radio Mundo Real el profesor colombiano Miller Dussán Calderón, de la Plataforma Sur de Organizaciones Sociales.

La iniciativa de colocar una base la tuvo el gobernador de Huila, Jorge Sánchez, y los trámites para viabilizar su instalación fueron rápidos. Según ha trascendido, el complejo militar para custodiar las obras de Emgesa lo integrarán 1200 efectivos equipados con "tecnología de punta" para enfrentar a posibles "grupos irregulares".

"Es un plan contra los movimientos que se oponen al proyecto hidroeléctrico y sus consecuencias, el gobierno pretende imponer por la fuerza el modelo de las trasnacionales", replicó Dussán Calderón.

La central hidroeléctrica El Quimbo estará ubicada en la desembocadura del río Páez sobre el Magdalena, tendrá un costo estimado de 700 millones de dólares, capacidad de generar 400 megavatios y apunta a la venta de energía en el marco del Plan Puebla Panamá.

Radio Mundo Real

La gripe porcina y el monstruoso poder de la gran industria pecuaria





Por: Mike Davis
The Guardian

Mike Davis, cuyo libro El monstruo llama a nuestra puerta ( trad. María Julia Bertomeu, Ediciones El Viejo Topo, Barcelona, 2006) alertó lúcida y brillantemente del peligro de una gripe aviar pandémica de alcance mundial, explica ahora cómo la gran industria pecuaria globalizada ha sentado las bases para un más que preocupante brote de gripe porcina en México.


La gripe porcina mexicana, una quimera genética probablemente concebida en el cieno fecal de una gorrinera industrial, amenaza subitáneamente con una fiebre al mundo entero. Los brotes en la América del Norte revelan una infección que está viajando ya a mayor velocidad de la que viajó con la última cepa pandémica oficial, la gripe de Hong Kong en 1968.
Robándole protagonismo a nuestro último asesino oficial, el virus H5N1, este virus porcino representa una amenaza de ignota magnitud. Parece menos letal que el SARS [Síndrome Respiratorio Agudo, por sus siglas en inglés] en 2003, pero, como gripe, podría resultar más duradera que el SARS. Dado que las domesticadas gripes estacionales de tipo A matan nada menos que a un millón de personas al año, incluso un modesto incremento de virulencia, especialmente si va combinada con una elevada incidencia, podría producir una carnicería equivalente a una guerra importante.
Ello es que una de sus primeras víctimas ha sido la consoladora fe, inveteradamente predicada por la Organización Mundial de Salud (OMS), en la posibilidad de contener las pandemias con respuestas inmediatas de las burocracias sanitarias e independientemente de la calidad de la sanidad pública local. Desde las primeras muertes por H5N1 en 1997, en Hong Kong, la OMS, con el apoyo de la mayoría de administraciones nacionales de sanidad, ha promovido una estrategia centrada en la identificación y el aislamiento de una cepa pandémica en su radio local de brote, seguidos de una masiva administración de antivirales y –si disponibles— vacunas a la población.
Una legión de escépticos ha criticado ese enfoque de contrainsurgencia viral, señalando que los microbios pueden ahora volar alrededor del mundo –casi literalmente en el caso de la gripe aviar— mucho más rápidamente de lo que la OMS o los funcionarios locales puedan llegar a reaccionar al brote original. Esos expertos han observado también el carácter primitivo, y a menudo inexistente, de la vigilancia de la interfaz entre las enfermedades humanas y las animales. Pero el mito de una intervención audaz, preventiva (y barata) contra la gripe aviar ha resultado valiosísimo para la causa de los países ricos que, como los EEUU y el Reino Unido, prefieren invertir en sus propias líneas Maginot biológicas, antes que incrementar drásticamente la ayuda a los frentes epidémicos avanzados de ultramar. Tampoco ha tenido precio este mito para las grandes transnacionales farmacéuticas, enfrentadas en una guerra sin cuartel con las exigencias de los países en vía de desarrollo empeñados en exigir la producción pública de antivíricos genéricos clave como el Tamiflu patentado por Roche.
La versión de la OMS y de los centros de control de enfermedades, de acuerdo con a cual ya se está preparado para una pandemia, sin mayor necesidad de nuevas inversiones masivas en vigilancia, infraestructura científica y regulatoria, salud pública básica y acceso global a fármacos vitales, será ahora decisivamente puesta a prueba por la gripe porcina, y tal vez averigüemos que pertenece a la misma categoría de gestión “ponzificada” del riesgo que los títulos y obligaciones de Madoff. No es tan difícil que falle el sistema de alertas, habida cuenta de que, sencillamente, no existe. Ni siquiera en la América del Norte y en la Unión Europea.
Tal vez no sea sorprendente que México carezca tanto de capacidad como de voluntad política para gestionar enfermedades avícolas y ganaderas, pero ocurre que la situación apenas es mejor al norte de la frontera, en donde la vigilancia se deshace en un desdichado mosaico de jurisdicciones estatales y las grandes empresas pecuarias se enfrentan a las regulaciones sanitarias con el mismo desprecio con que suelen tratar a los trabajadores y a los animales. Análogamente, una década entera de advertencias de los científicos fracasó en punto a garantizar transferencias de sofisticada tecnología viral experimental a los países situados en las rutas pandémicas más probables. México cuenta con expertos sanitarios de reputación mundial, pero tiene que enviar las muestras a un laboratorio de Winnipeg para descifrar el genoma de la cepa. Así se ha perdido toda una semana.
Pero nadie menos alerta que las autoridades de control de enfermedades en Atlanta. De acuerdo con el Washington Post, el CDC [siglas en inglés del Centro de Control de Enfermedades, radicado en Atlanta; T.] no se percató del brote hasta seis días después de que México hubiera empezado a imponer medidas de urgencia. No hay excusa que valga. Lo paradójico de esta gripe porcina es que, aun si totalmente inesperada, había sido ya pronosticada con gran precisión. Hace seis años, la revista Science consagró un artículo importante a poner en evidencia que, “tras años de estabilidad, el virus de la gripe porcina de la América del Norte ha dado un salto evolutivo vertiginoso”.
Desde su identificación durante la Gran Depresión, el virus H1N1 de la gripe porcina sólo había experimentado una ligera deriva desde su genoma original. Luego, en 1998, una cepa muy patógena comenzó a diezmar puercas en una granja de Carolina del Norte, y empezaron a surgir nuevas y más virulentas versiones año tras año, incluida una variante del H1N1 que contenía los genes internos del H3N2 (causante de la otra gripe de tipo A que se contagia entre humanos).
Los investigadores entrevistados por Science se mostraban preocupados por la posibilidad de que uno de esos híbridos pudiera llegar a convertirse en un virus de gripe humana –se cree que las pandemias de 1957 y de 1968 fueron causadas por una mezcla de genes aviares y humanos fraguada en el interior de organismos porcinos—, y urgían a la creación de un sistema oficial de vigilancia para la gripe porcina: admonición, huelga decirlo, a la que prestó oídos sordos un Washington dispuesto entonces a tirar miles de millones de dólares por el sumidero de las fantasías bioterroristas.
¿Qué provocó tal aceleración en la evolución de la gripe porcina? Hace mucho que los virólogos están convencidos de que el sistema de agricultura intensiva de la China meridional es el principal vector de la mutación gripal: tanto de la “deriva” estacional como del episódico “intercambio” genómico. Pero la industrialización granempresarial de la producción pecuaria ha roto el monopolio natural de China en la evolución de la gripe. El sector pecuario se ha visto transformado en estas últimas décadas en algo que se parece más a la industria petroquímica que a la feliz granja familiar que pintan los libros de texto en la escuela.
En 1965, por ejemplo, había en los EEUU 53 millones de cerdos repartidos entre más de un millón de granjas; hoy, 65 millones de cerdos se concentran en 65.000 instalaciones. Eso ha significado pasar de las anticuadas pocilgas a ciclópeos infiernos fecales en los que, entre estiércol y bajo un calor sofocante, prestos a intercambiar agentes patógenos a la velocidad del rayo, se hacinan decenas de millares de animales con más que debilitados sistemas inmunitarios.
El año pasado, una comisión convocada por el Pew Research Center publicó un informe sobre la “producción animal en granjas industriales”, en donde se destacaba el agudo peligro de que “la continua circulación de virus (…) característica de enormes piaras, rebaños o hatos incremente las oportunidades de aparición de nuevos virus por episodios de mutación o de recombinación que podrían generar virus más eficientes en la transmisión entre humanos”. La comisión alertó también de que el promiscuo uso de antibióticos en las factorías porcinas –más barato que en ambientes humanos— estaba propiciando el auge de infecciones estafílocóquicas resistentes, mientras que los vertidos residuales generaban brotes de e scherichia coli y de pfiesteria (el protozoo que mató a mil millones de peces en los estuarios de Carolina y contagió a docenas de pescadores).
Cualquier mejora en la ecología de este nuevo agente patógeno tendría que enfrentarse con el monstruoso poder de los grandes conglomerados empresariales avícolas y ganaderos, como Smithfield Farms (porcino y vacuno) y Tyson (pollos). La comisión habló de una obstrucción sistemática de sus investigaciones por parte de las grandes empresas, incluidas unas nada recatadas amenazas de suprimir la financiación de los investigadores que cooperaran con la comisión.
Se trata de una industria muy globalizada y con influencias políticas. Así como el gigante avícola Charoen Pokphand, radicado en Bangkok, fue capaz de desbaratar las investigaciones sobre su papel en la propagación de la gripe aviar en el sureste asiático, es lo más probable que la epidemiología forense del brote de gripe porcina se dé de bruces contra la pétrea muralla de la industria del cerdo.
Eso no quiere decir que no vaya a encontrarse nunca una acusadora pistola humeante: ya corre el rumor en la prensa mexicana de un epicentro de la gripe situado en torno a una gigantesca filial de Smithfield en el estado de Veracruz. Pero lo más importante –sobre todo por la persistente amenaza del virus H5N1— es el bosque, no los árboles: la fracasada estrategia antipandémica de la OMS, el progresivo deterioro de la salud pública mundial, la mordaza aplicada por las grandes transnacionales farmacéuticas a medicamentos vitales y la catástrofe planetaria que es una producción pecuaria industrializada y ecológicamente desquiciada.
Mike Davis es miembro del Consejo Editorial de SINPERMISO . Traducidos recientemente al castellano: su libro sobre la amenaza de la gripe aviar ( El monstruo llama a nuestra puerta , trad. María Julia Bertomeu, Ediciones El Viejo Topo, Barcelona, 2006), su libro sobre las Ciudades muertas (trad. Dina Khorasane, Marta Malo de Molina, Tatiana de la O y Mónica Cifuentes Zaro, Editorial Traficantes de sueños, Madrid, 2007) y su libro Los holocaustos de la era victoriana tardía (trad. Aitana Guia i Conca e Ivano Stocco, Ed. Universitat de València, Valencia, 2007). Sus libros más recientes son: In Praise of Barbarians: Essays against Empire (Haymarket Books, 2008) and Buda's Wagon: A Brief History of the Car Bomb (Verso, 2007; traducción castellana de Jordi Mundó en la editorial El Viejo Topo, Barcelona, 2009)..
Traducción para www.sinpermiso.info : Marta Domènech y María Julia Bertomeu 
http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=2528

------------------------------------------



La culpa no es de esos cerdos

Editorial de Gara


Si los marcianos -o cualquier otra especie inteligente- envían sondas a nuestro planeta al igual que de la Tierra se envían naves espaciales para investigar qué ocurre por aquellos remotos mundos, el informe que deben de realizar en estos momentos esos cosmonautas debe de ser catastrófico. Sin lugar a dudas el escenario mundial es apocalíptico por varias razones. No cabe pensar que informes anteriores hayan sido más positivos -al menos si además de inteligentes esas otras especies son mínimamente civilizadas u honestas-, dado que el balance de guerras, desastres naturales, hambrunas y crímenes varios de las historia contemporánea es espeluznante. Pero, volviendo a la época actual, a la crisis sistémica del capitalismo y sus diferentes manifestaciones -crisis financiera, amenaza nuclear, calentamiento global...- hay que sumarle ahora la amenaza de una pandemia causada por una gripe porcina que supuestamente se ha generado en México, donde ya hay decenas de muertes, pero que amenaza con expandirse rápida y globalmente.
Ya han comenzado las primeras especulaciones científicas al respecto y, sin embargo, todavía no se ha escuchado ni una sola crítica sobre las múltiples y profundas causas asociadas a la actividad humana -causas sociopolíticas, por lo tanto-que se esconden tras este tipo de fenómenos. Cabe recordar que antes de los cerdos fueron los pollos, las terneras y las ovejas las especies que afectaron a los humanos. Todas ellas son parte de una industria alimentaria que funciona a escala global. No se trata de una apología animalista. Se trata sobre todo de una constatación, de una denuncia y de una reivindicación de la soberanía, también en el terreno alimentario.
En definitiva, que el debate publico al respecto no está en el terreno de la ciencia, sino en el político. En ese contexto, antes de perderse en estériles debates sobre epidemiología, se debería mirar a la concepción de la alimentación como una industria más. Porque la culpa no es de esos cerdos, sino de otros que han convertido la alimentación en un activo más de mercado, sujeta a sus leyes y ajena a las de la naturaleza y la humanidad. Y no hay que ser ni vegetariano ni marciano para verlo.
Fuente: rebelion.org