sábado, 30 de mayo de 2009

Las trasnacionales producen 500 billones de bolsas





Autor: Sylvia Ubal


La triste historia de las bolsas plásticas, las prácticas e inofensivas bolsas que nos “regalan” y acumulamos por los rincones de nuestras cocinas se han convertido en un real problema ecológico, conforme transcurra el tiempo se convertirán en una severa crisis ambiental en todo el planeta, si no se toman medidas urgentes a nivel mundial.


Para fabricar las bolsas plásticas se necesita de un precioso recurso natural no renovable, el petróleo, que además de ser un combustible fósil que genera contaminación se está acabando. ¿Y lo malgastamos fabricando más bolsas hechas de plástico? Cada año en el mundo se producen aproximadamente entre 500 billones y un trillón de bolsas que se regalan en las tiendas, supermercados y establecimientos comerciales y que se convertirán en basura a los pocos minutos de su uso, ya que nos hemos vuelto dependientes de estas prácticas, pero peligrosas y contaminantes formas de cargar nuestras compras.

Sin embargo, ¿a quién le importa el destino de las bolsas plásticas?, sobre todo en una sociedad de consumo y en una subcultura ambiental en que nadie se detiene a pensar en el daño que indirectamente le causa al medio ambiente cada vez que sale de un centro comercial portando consigo esa clase de recipientes plásticos que, al llegar a su casa, los destina temporalmente para guardar o envolver algún objeto, pero a la larga va dar al depósito de la basura, si no es que se las bota en la calle y que la mayoría de estas van a nuestros ríos, lagos, mares y océanos del mundo a través de los desagües y cañadas y con suerte en inmensos depósitos de desechos, donde para degradarse deberán esperar quinientos años o más para desaparecer, mientras en medio de su proceso de descomposición contaminan el suelo no sólo visualmente sino también químicamente.

Alrededor de 100.000 animales marinos como pingüinos, ballenas, tortugas, focas, peces, marsopas, aves marinas y delfines mueren cada año debido a la ingesta de bolsas plásticas que se han convertido en basura y que llenan mares y océanos y lo peor es que una vez que su víctima ha muerto y se descompone, la bolsa plástica no se degrada y vuelve a ser un elemento mortal para otros animales.

Una botella de plástico puede tener una vida de 450 años y sus miles de fragmentos milimétricos no biodegradables, muy resistentes y estables, son una amenaza para estos animales que suelen confundirlos con la comida. 
El 20% de la basura recogida de las playas son bolsas plásticas junto con envases de licor, sodas, cervezas y otras latas; es decir que además de provocar la muerte a muchas especies se han convertido en basura que contamina el paisaje y se acumula en playas de todo el mundo, gracias a las personas que las botan sin ninguna consideración ni cuidado.

La norteamericana Academia Nacional de Ciencias de EEUU realizó un estudio al respecto, habiendo llegado a determinar que las embarcaciones transoceánicas arrojaban en conjunto 4 millones de kilos de plástico al mar, y esa es la razón por la cual los vertederos de basura del mundo están saturados de bolsas plásticas; en tanto que miles de ellas son arrastradas hacia distintos lugares de la Tierra. Se han encontrado bolsas plásticas flotando en el Norte del Círculo Ártico y en las Islas Malvinas

En China una de las principales preocupaciones es la basura, las bolsas de plástico que vuelan por las calles son llamadas “contaminación blanca”. Que ahorrará 37 millones de barriles de petróleo cada año gracias a la prohibición de bolsas plásticas gratuitas En Sudáfrica, las bolsas son tan notorias en el campo que se han ganado el despreciativo título de “flores nacionales” porque rotas y enredadas en los arbustos nos anuncian que nos estamos aproximando a una ciudad, o a las que vemos salir flotando desde la ventana de un carro.

Tomando medidas drásticas 
Algunos países están tomando medidas drásticas contra el uso de las bolsas de plástico. En algunos países sencillamente han decidido que si alguien quiere su bolsa en la bodega, que le cueste unos centavos. Medida drástica y efectiva aunque no ataca las raíces del problema.

Entre los países que han prohibido o tomado acciones para desalentar el uso de las bolsas de plástico se encuentra Irlanda, que fue la primera en Europa en poner impuestos a las bolsas plásticas en el 2002. De esta forma, ha reducido el consumo en un 90%. Australia, Bangladesh, Italia, Sudáfrica y Taiwán. Mumbay (antes Bombay), India, también ha prohibido las bolsas. Israel, Canadá, India del Oeste, Botswana, Kenya, Tanzania, África del Sur, Taiwán y Singapur también han prohibido las bolsas plásticas.

El 27 de marzo del 2007, San Francisco se convirtió en la primera ciudad de EE. UU. en prohibir las bolsas plásticas, según NPR.org (National Public Radio). Oakland y Boston están considerando la prohibición. Los australianos usaban cerca de 7,000 millones de bolsas al año, y cerca de 1,200 millones de ellas al año se entregaban gratis en Irlanda antes de las restricciones del gobierno, de acuerdo a estimaciones gubernamentales.

En Irlanda hay unas propuestas legislativas impositivas de un impuesto de cerca del 20 por ciento que los clientes finales han tenido que pagar por cada bolsa de plástico desde marzo de 2002. El uso de bolsas plásticas en Irlanda cayó en más del 90 por ciento luego de que se aprobó el impuesto, y el gobierno ha reunido millones de dólares para programas de reciclamiento. Similar legislación fue introducida hace un tiempo atrás en Escocia y está en discusión en el resto del Reino Unido.

En Australia, cerca del 90 por ciento de los negocios minoristas han firmado acuerdos voluntarios con el gobierno para reducir el uso de las bolsas de plástico. Una ley que entró en vigor el año pasado requiere que los restaurantes, supermercados y las bodegas, cobren a los clientes por las bolsas y los utensilios de plástico. Esta ley ha resultado en una reducción del 69 % en el uso de productos de plástico, según informes de la prensa.

“Cada pieza de basura tiene un rostro humano detrás. Si ellas son un daño para el medio ambiente en términos de deterioro visual, entonces la gente necesita dejar de ensuciar el ambiente”, dijo Rob Krebs, portavoz del Consejo Americano del Plástico.

Estudios realizados por un grupo ambientalista californiano sobre el uso de las bolsas plásticas estiman que los norteamericanos usan cerca de 84 mil millones de bolsas plásticas anualmente. Las primeras bolsas de plástico para sándwiches fueron introducidas en 1957. Las tiendas de departamentos comenzaron a usar bolsas de plástico a fines de la década de 1970, y las cadenas de supermercados las empezaron a usar a inicios de los años ochenta Afortunadamente muchos países se están concienciando prohibiendo las bolsas de plástico típicas y/o sustituyéndolas por bolsas biodegradables.

¿Qué podemos hacer? 
Mientras las leyes no cambien, debemos tomar conciencia del peligro que representan y evitar su utilización, utilizando bolsas de otros materiales que podemos utilizar muchas veces al ir de compras. Si usamos una bolsa de tela, podemos ahorrar 6 bolsas por semana, 24 bolsas al mes, 288 bolsas al año, 22.176 bolsas durante una vida promedio. Si solo 1 de cada 5 personas en nuestro país hiciera esto, ahorraríamos 1.330.560.000.000 de bolsas durante nuestras vidas. Otra posibilidad es tener cuidado en la forma que nos deshacemos de ellas, no las botes en el campo o la playa, intenta depositarlas en lugares habilitados para dejar basura. Otra forma muy útil es reciclándolas Las bolsas que traes de la compra utilízalas para depositar tu basura en vez de comprar más bolsas plásticas para poner tu basura dentro.

Y por último eduquemos a nuestros hijos en la importancia que tiene el cuidado de nuestro medio ambiente y del daño que estamos haciendo. Si tomamos estas pequeñas medidas a nuestro alcance, que no suponen un gran esfuerzo y sumadas entre todos pueden evitar un enorme daño a nuestra madre tierra y a quienes vivimos en ella. Utilizar bolsas retornables no plásticas es una manera para colaborar y frenar la contaminación y mejorar el estado del planeta.

Fuente: portaldelmedioambiente.org

SALTA CRIMINALIZA LOS RECLAMOS  SOCIALES





SOBRE LA BASE DE UNA DENUNCIA FALSA, UN FISCAL DE LA PROVINCIA DE SALTA PRETENDE LLEVAR A JUICIO ORAL Y PÚBLICO A VECINOS DE CAFAYATE QUE RECLAMARON EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES Y NORMATIVAS MUNICIPALES VIGENTES.



El 6 de Agosto de 2008 los vecinos de Cafayate fueron sorprendidos por la irrupción en el pueblo de cuatro camiones portando cargas de EXTRAORDINARIAS DIMENSIONES, pertenecientes a Minera Alumbrera, cuyo destino era la mina.

Los camiones, pertenecientes a la empresa Carmona, GUIADOS Y ESCOLTADOS POR GENDARMERÍA NACIONAL ENTRARON AL EJIDO URBANO MUNICIPAL SIN PEDIR PERMISO A LAS AUTORIDADES LOCALES Y EN ABSOLUTA CONTRAVENCIÓN CON LAS DISPOSICIONES REFERENTES AL TRANSPORTE DE CARGAS.

Así es que, ingresando por una calle no apta para transporte de cargas avanzan hasta el HOSPITAL NUESTRA SRA. DEL ROSARIO, rodeando el mismo. Allí quedan detenidos ya que en la siguiente cuadra había un vehículo estacionado y en reparación frente a un taller mecánico, por lo cual no podían seguir avanzando, ya que, debido al enorme tamaño de la carga, estos camiones no logran circular por calles normales donde se encuentren vehículos estacionados.

La reacción popular fue inmediata. La población está cansada de este tipo de camiones que pasan sin controles destruyendo viviendas, arboledas y calles. Se produjo una manifestación PACÍFICA y espontánea frente a LOS CAMIONES QUE SE ENCONTRABAN BLOQUEANDO TODA UNA CUADRA DEL PUEBLO A LA PAR DE LA GUARDIA DEL HOSPITAL.

Al día siguiente, y según consta en el informe realizado por la policía local, los camiones buscan otro itinerario “DEBIDO A LA INCOMODIDAD QUE PRESENTABA EL RECORRIDO DE CALLE RIOJA”. Finalmente los camiones retroceden optando por un camino rural, rodeando la ciudad. Culminando todo pacíficamente.

Sin embargo, luego de 9 meses del episodio, 11 vecinos de Cafayate son IMPUTADOS DEL DELITO DE ENTORPECIMIENTO DEL NORMAL FUNCIONAMIENTO DEL TRANSPORTE TERRESTRE y notificados del pedido de JUICIO ORAL Y PÚBLICO. Esto, en función de una denuncia que FALSAMENTE expone que a dichos camiones se les interrumpió el tránsito por esa calle durante 14 días, cuando el propio informe de la policía local contradice la denuncia.

Los imputados: algunos vecinos integran Autoconvocados del Valle Calchaquí- Cafayate, quienes desde hace casi dos años vienen denunciando públicamente las consecuencias de la minería metalífera a cielo abierto y la minería nuclear, y reclamando se respete el DERECHO A UN AMBIENTE SANO amparado en la Constitución Nacional; otros son vecinos del pueblo que se acercaron en ese momento ante la situación escandalosa de los camiones rumbo a Alumbrera estorbando el normal funcionamiento de la comunidad.

A la luz de los hechos,

pareciera que quien reclama el cumplimiento de la ley es tratado como criminal.

CAMIONES PROHIBIDOS EN CAFAYATE

La alteración y daños que este tipo de camiones produce en el pueblo es tan importante que, poco tiempo después del episodio, el Concejo Deliberante de Cafayate sancionó por unanimidad una ordenanza (Nº 13/08) prohibiendo el ingreso de los mismos al ejido urbano y prohibiendo el ingreso de sustancias peligrosas al municipio (con algunas excepciones), la cual fue rápidamente promulgada por el Ejecutivo Municipal.

Mientras los pobladores de Cafayate observan a diario que la ordenanza es permanentemente violada por camiones mineros que continúan pasando sin controles, se pretende llevar a juicio a algunos vecinos por reclamar el cumplimiento de la ley.

Entonces nos preguntamos:

la PROVINCIA de SALTA ¿GARANTIZA IMPUNIDAD A LAS EMPRESAS MINERAS?


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

FAMATINA: Barrick demanda a los vecinos.

La canadiense Barrick Gold, pese a su anunciada intención de abandonar la zona del Famatina, presentó ante un fiscal una demanda contra los vecinos que cortan la ruta de acceso a la minera, y se niega a firmar el compromiso de retiro que le piden los asambleístas, que anuncian que tendrán que sacarlos por la fuerza. La Cordillera de los Andes sigue en peligro, con más de 60 trasnacionales de origen incierto operando a ambos lados de la frontera argentino-chilena, con un apoyo oficial que sigue la línea del menemismo: hipotecar el presente y anular el futuro.
El corte organizado por las asambleas ciudadanas de La Rioja continúa en Peñas Negras, a 1.800 metros de altura, impidiendo el acceso a las instalaciones que la minera Barrick Gold instaló a 4.200 metros de altura para explorar la zona y luego comenzar la explotación minera a cielo abierto (con cianuro y sustancias ácidas que contaminarían toda el agua de la provincia y la región, que proviene de los glaciares en las cumbres). Se trata de un triunfo de los vecinos, pero que sigue en un terreno incierto pensando hacia delante, ya que la situación no termina de definirse, y a eso juega la empresa.
“El corte se está haciendo muy duro sobre todo de noche, tenemos 5 o 6 grados bajo cero” cuenta a lavaca la profesora Carina Díaz Moreno, una de las asambleístas de Famatina, al hablar de la resistencia vecinal que permitió detener la exploración, y que la legislatura provincial firmase en marzo una ley prohibiendo la minería a cielo abierto.
Barrick anunció el abandono del Proyecto Famatina tras el corte efectuado por los vecinos. Comenzó un ligero desmantelamiento de las instalaciones, manteniendo solamente dos serenos allí. “Desde hace dos sábados ya no permitimos que haya recambio de esos guardias. Bajaron los dos que estaban y ya no subió nadie más. El campamento de Barrick está vacío” explica Carina.
El regreso de la resistencia pacífica
Barrick Gold, desde su sede en San Juan (donde lleva adelante el proyecto Veladero y el binacional Pascua Lama, que pone en riesgo los glaciares de la zona, con estentóreo apoyo oficial) ratificó una vez más al juez Alfredo Ramos que abandonaría la zona. Sin embargo esta semana pidió el desalojo del camino. Los asambleístas no piensan retirarse ya que no confían en la sinceridad de la empresa. “Nosotros vamos a impedir el paso. Nos tiraremos en el camino y vamos a resistir pacíficamente. Si el juez ordena sacarnos, van a tener que hacerlo por la fuerza”. Resistencia a lo Gandhi, versión siglo XXI. La paradoja es que los vecinos están defendiendo un derecho tantas veces olvidado: a la vida. Habrá que ver qué es lo que el juez decide hacer ante una empresa denunciada en diversos países por contaminación, sin contar el cúmulo de sospechas internacionales sobre sus aparentes propietarios, tildados de actividades relacionadas con el narcotráfico y el tráfico de armas (ver notas aparte).
“A nosotros no nos queda otra que seguir esta lucha. Lo que está en juego es la vida de toda una región, que a estas empresas no les importa nada, porque una vez que extraen los minerales se los llevan y dejan aquí la miseria”. Famatina y Chilecito ya hicieron la experiencia hace exactamente cien años, cuando la minería inglesa se instaló en el complejo La Mexicana para hacer la vieja minería de socavón. lavaca pudo comprobar en la zona cómo aún hoy aquellos yacimientos abandonados (y “nada contaminantes” en comparación con la explotación a cielo abierto) siguen drenando ácidos.
El corte se lleva a cabo en un pequeño refugio que hizo construir la intendencia de Famatina. La zona es de una belleza áspera y mágica. El frío obligó a poner una salamandra en el refugio, donde un puñado de vecinos pasa cada noche para garantizar la vida. “La nuestra y la de las próximas generaciones” dicen en la asamblea, una organización autoconvocada, horizontal y democrática, que está torciendo la historia de una provincia que gestó al menemismo (que instauró las leyes de saqueo ambiental).
La sospecha de los vecinos es que Barrick está dando apenas un paso al costado, amagando irse, pero esperando en realidad un triunfo de los candidatos kirchneristas en las elecciones provinciales, Ricardo Quintela y Fernando Rejal. El gobierno nacional no pudo evitar la caída de su favorito, el ex menemista y luego kirchnerista Ángel Maza (quien había sido secretario de Minería en tiempos de Menem, formalizando las leyes de saque minero). Maza, Quintela, Rejal, forman parte del mismo clan oficialista y empresario que, de triunfar, podría derogar la ley de prohibición de la minería a cielo abierto. A esto apuesta Barrick Gold, y es el tipo de negocio que explica la actual opinión de la sociedad sobre la llamada “clase política”.
Los Andes explotados
En esta página puede leerse Las minas de la polémica, donde se detallan 17 de los proyectos mineros que están envenenando regiones completas del país (sólo Bajo la Alumbrera, de Catamarca, contamina tres provincias), y amenazando con un tipo de explotación que el propio Estado argentino tiene prohibido realizar (traducción: la explotación es aceptada, pero sólo si queda en manos privadas). Estas empresas además no pagan impuestos, y al revés: en las boletas de luz que pagan los usuarios, se agrega un costo que sirve para financiar tendidos eléctricos que abastecen los enormes insumos de energía que utilizan las mineras.
En la revista Mu número 2, donde se detalla la historia y el presente de Bajo la Alumbrera, se entrevistó también al especialista Javier Rodríguez Pardo, quien relata que a Barrick Gold, en San Juan, se le han cedido derechos de explotación por cien años. Por otra parte, todas y cada una de las leyes menemistas siguen vigentes, y calcula que hay unas 60 trasnacionales mineras trabajando bajo diversas denominaciones en todo el país.
 

USO DE AGROTÓXICOS EN EL CULTIVO DE TABACO





SUS CONSECUENCIAS EN LOS ACTORES SOCIALES Y EN EL ESPACIO GEOGRAFICO DE LA ZONA CENTRO DE LA PROVINCIA DE MISIONES, ARGENTINA.


GEOGRAFÍA MÉDICA Y DE LA SALUD
LICENCIADO SERGIO LUIS ALBERTO PÁEZ
     Los agrotóxicos son una espada de doble filo, fueron una gran solución contra el hambre y las enfermedades de la humanidad y salvaron millones de vidas. Pero su toxicidad está en continuo contacto con nosotros, con nuestros alimentos y nuestros recursos naturales. Con el uso intensivo de los agrotóxicos la agricultura se encarriló por un camino inicialmente fácil, pues era  sencillo y traía aumentos de productividad. Pero a largo plazo, este camino, como ahora ya se vislumbra, es un camino muy peligroso para la vida en la superficie terrestre.



     La provincia de Misiones es la principal productora de  tabaco a nivel nacional. Esta actividad involucra a 17.000 productores, quienes con sus familias conforman un universo de más de 80.000 personas directamente ligadas a la producción, que en forma directa e indirecta se ven afectadas por el uso de agrotóxicos.
 
     En los últimos años se han registrado el mayor número de casos de enfermedades en las personas y malformaciones genéticas, debido al mal uso de los agrotóxicos en las prácticas de cultivos como el tabaco. Con el monocultivo como forma de producción predominante, se ha generalizado el uso de los agrotóxicos en la región. El contacto con los agrotóxicos y su entrada al organismo -a través de la piel, la respiración y/o ingestión-, se producen por exposición laboral y en el hogar debido a usos y aplicaciones incorrectos, falta de medidas preventivas y de protección, almacenamiento inadecuado, reutilización de envases (comedores de animales, almacenamiento y traslado de agua). Se han detectado residuos de órganos fosforados en personas donde la única probabilidad de encuentro con los pesticidas es por ingestión.
 
     En Misiones cinco de cada 100 chicos nacen afectados de Mielomelingocele (MMC), una gravísima malformación del sistema nervioso central, que implica que los niños nazcan con la médula abierta, quedando con incontinencia urinaria, fecal y trastornos de miembros inferiores. Esta malformación se provoca en los 28 días de gestación; los componentes agrotóxicos ingresan al feto a través de la placenta y se excretan en la leche materna, amenazando el derecho de las mujeres de proteger su salud reproductiva y la salud de las futuras generaciones. También el uso indebido de los agrotóxicos produce la perdida de capacidad de aprendizaje por modificación del genoma humano, y esto implica que sea trasmitida a los descendientes. La incidencia se extiende a las zonas donde más se utilizan los agrotóxicos (zona centro de la pcia, localidades de Aristóbulo del Valle, Dpto. Cainguás; San Vicente, Dpto. Guaraní; y Colonia Aurora, Dpto. 25 de Mayo). Se estima que  cerca del 13% de su población tiene alguna discapacidad, duplicando la media nacional.
 
    Misiones es una de las zonas tabacaleras donde se aplican con mayor frecuencia los productos agrotóxicos, debiéndose incentivar la educación para la salud y prevención, control de tipos de agrotóxicos, como así también la revisión de los instrumentos que se utilizan para fumigar, tarea que debería  ser llevar adelante por la A.P.T.M. (Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones), en colaboración con el Estado y Salud Pública.
 
    Aunque los agrotóxicos han sido diseñados para ofrecer una alta especificidad de acción, su uso genera innumerables efectos indeseados como la generación de organismos resistentes, la persistencia ambiental de residuos tóxicos y la contaminación de recursos hídricos, además de la degradación de la flora y fauna. Al aparecer resistencia en la especie a combatir, se requiere el incremento de las cantidades necesarias de agrotóxico o la sustitución por agentes más tóxicos para lograr controles efectivos. La permanencia de los agrotóxicos en el medio favorece la incorporación a las cadenas tróficas, la acumulación en los tejidos grasos humanos y animales y la biomagnificación.
 
     Las aguas contaminadas expanden el tóxico a la flora y fauna produciendo la muerte de especies, el aumento de la intoxicación humana, la pérdida de los cursos de agua como recursos utilizables y la probable contaminación de las reservas hídricas (acuíferos). Asimismo, la aplicación sistemática de agrotóxicos altera los equilibrios existentes en las cadenas tróficas normales al causar la desaparición o disminución de los enemigos naturales de distintas plagas, de descomponedores de materia orgánica, de incorporadores de nitrógeno y de otras especies vitales para el ambiente como por ejemplo los polinizadores. Además se produce la destrucción de recursos genéticos y se ocasiona el empobrecimiento de la biodiversidad. Un efecto adverso adicional proviene de los envases y contenedores vacíos. En la provincia de Misiones no existen normativas para su eliminación y frecuentemente se realiza la incineración a cielo abierto, sin tener en cuenta que algunos productos al ser expuestos al calor desprenden dioxinas cuya toxicidad es ampliamente mayor que el agrotóxico original.
 
     El impacto ambiental provocado por los agrotóxicos en el  medio es sumamente grave, en el aire por ejemplo, la combinación de humedad y calor en la atmósfera - componentes constantes del clima misionero-, crean un ambiente propicio para el desarrollo y proliferación de enfermedades respiratorias, agravadas por la incorporación de partículas nocivas (dioxido de azufre, sulfatos, etc.), producto de la aplicación de agrotóxicos en el cultivo de tabaco; todo este aire enrarecido es el que respiran los trabajadores rurales y sus familias.
 
    La incorporación excesiva de agrotóxicos en el suelo, ocasiona que el mismo se transforme en estéril, ya que se torna  una tierra inerte, los químicos anulan la acción de la microfauna y flora necesaria para la conservación, fijación y asimilación de nutrientes de la atmósfera; sobre todo en un suelo laterítico y reciente como lo es el suelo de la provincia de Misiones. En relación con la contaminación de los cursos hídricos (arroyos),  se destacan el arroyo Cuña Pirú, en la localidad de Aristóbulo del Valle; los arroyos Chafariz y Tarumá, en San Vicente; y los arroyos  Baque y  De los Muertos, en Colonia Aurora; que podrían estar contaminados por lixiviación o lavado de recipientes, ya que atraviesan chacras donde se utilizan agrotóxicos.
 
Licenciado Sergio Luis Alberto Páez. 22 de Febrero de 2008
Departamento de Geografía –Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” Posadas-Misiones.
 
--------------------------------------------------------


Malformaciones en Misiones por uso de Agrotóxicosor uso de Agrotóxicos
 
En Misiones, 5 de cada 1000 niños nacen con malformaciones. Los casos se reiteran en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos, y el problema se traslada a todo el ambiente, con la degradación del suelo, la contaminación del aire y el envenenamiento de los cursos de agua.
 

 
En Misiones, 5 de cada 1000 niños nacen afectados de Meliomeningocele, una malformación del sistema nervioso central. Los casos se reiteran en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos, y el problema se traslada a todo el ambiente, con la degradación del suelo, la contaminación del aire y el envenenamiento de los cursos de agua. La provincia cuenta con una norma creada para evitar estas situaciones, la Ley de Agrotóxicos 2980, que debe ser aplicada por el Ministerio de Ecología.
 
Los problemas de salud quedaron demostrados por las investigaciones que lleva adelante el doctor Juan Carlos Demaio, jefe de cirugía del hospital provincial Ramón Madariaga. Sin presupuesto y contra los intereses de tabacaleras y papeleras, alertó a tomar conciencia y parar de una vez con el uso indiscriminado de agrotóxicos que mal forman el futuro. Cabe tener en cuenta que en Misiones se estima que cerca del 13% de su población tiene alguna discapacidad, duplicando casi la media nacional. Este alerta se produjo en el marco de las Terceras Jornadas de Discapacidad y Derechos Humanos que, organizadas por la CTA, PAMI y la Secretaría de Derechos Humanos tuvieron lugar en Posadas días atrás.
 
Las investigaciones de Demaio comenzaron con la detección de un gran número de chicos con malformaciones del sistema nervioso central, llamada mioelomelingocele (MMC), que implica que nazcan con la medula abierta, quedando con incontinencia urinaria, fecal y trastornos motores de miembros inferiores. Ante esta detección en 1987 creó el Centro de Investigación, Estudio y Tratamiento de Enfermedades Malformativas de Misiones, que comenzó por identificar en qué zonas habían sido gestados los niños afectados ya que esta malformación se provoca en los 28 días de gestación. "Luego de visitar todas las zonas rurales y ver el consumo de agrotóxicos certificamos que nuestros pacientes venían de los lugares donde más agrotóxicos se utilizaban", afirmó. "Son 5 de cada 1000 nacidos los nacen con MMC".
 
La investigación
Cinco de cada 1000 niños misioneros padecen malformaciones por causa de los agrotóxicos.
 
Como explicó Demaio, estas investigaciones fueron paralelas a las del genoma humano por lo que se comenzó a buscar en los genes que manejan la detoxificación del medio, cuál podía ser el gen responsable de esta malformación. Trabajaron con niños sin ninguna patología, viendo cómo se comportaba su genoma frente a la presencia de Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos que se encuentran como contaminantes, vehículos o en la estructura química principal de muchos plaguicidas que se utilizan en la provincia de Misiones. El resultado fue que los pacientes con MMC tenían una diferencia muy significativa en cuanto al gen estudiado y a las formas mutadas del mismo que le confieren a quien lo porta una susceptibilidad especial a los contaminantes, provocándoles fenómenos de mutagénesis, teratogénesis y toxicidad. La perdida de capacidad de aprendizaje por modificación del genoma humano implica que se sea transmitida a los propios hijos. Todas estas lesiones están contempladas en la ley de agrotóxicos, la cual en su Art. 7 dice que no deben utilizarse aquellos agroquímicos que está prohibido su uso en su país de origen o en un país desarrollado que se haya demostrado que producen las lesiones mencionadas. "Esto se hizo acá, sin presupuesto, sin ayuda y en contra de todos los que financian los proyectos de investigación que les conviene porque esta provincia no se fumiga con la mochila detrás de la espalda, sino con aviones", señaló, y denunció:"Cuando vemos qué presupuesto tiene para Latinoamérica Monsanto, que tiene su gran agencia acá en Posadas, 30 mil millones de dólares son los que invierten en agrotóxicos para que unos pocos sean muy ricos y para que todos los demás seamos discapacitados". En el 2001 fue aprobado un proyecto de ley, por iniciativa de Demaio, sobre el uso de ácido fólico en mujeres en edad gestacional, el cual disminuye el riesgo de MMC. Sin embargo, la ley sigue sin cumplirse.
 
En Misiones la manipulación de estos venenos está regulado por a Ley de Agrotóxicos 2980. Bajo responsabilidad del Ministerio de Ecología.
 
La situación en Corrientes
 
Pesticidas utilizados en plantaciones de tomate en Santa Lucía estarían contaminando napas de agua en esa localidad, según informó el coordinador regional del Instituto de Cultura Popular (INCUPO), Ernesto Estharinger, en diálogo con el diario Momaradu.com.
 
Santa Lucía, ubicada en el sureste de Corrientes, es una de las localidades de la provincia con mayor desarrollo de plantaciones de tomate. Las napas de agua estarían contaminadas por el uso indebido de pesticidas en tomateras, y en varios productores de la zona se habría registrado síntomas de "envenenamiento" debido al contacto directo con sustancias tóxicas utilizadas en esos cultivos y en los de frutillas y sandías. “Por lo general, la contaminación no actúa en el momento y en forma directa sobre las personas y sí en cambio, producen graves efectos a largo plazo como leucemias o malformaciones congénitas". La situación se reiteraría en Goya, Lavalle y Bella Vista.
 
La situación en Paraguay

 
Paraguay es el tercer exportador y el cuarto productor mundial de soja. El 85% de las semillas plantadas pertenecen a Monsanto. El Ministerio de Salud registró 430 casos de envenenamiento y muerte entre los años 1999 y 2000.
 
En este contexto, quizás el caso más resonante en Paraguay sea la muerte del niño Silvino Talavera, ocurrida en Pirapey en enero del 2003. Se trata de un caso emblemático porque no es el único caso de campesinos muertos por agrotóxicos en zonas "sojeras" del país, y porque dio origen el primer juicio a productores, condenados a sólo 2 años de cárcel.
 
“El niño, de tan sólo 11 años falleció luego de 5 días de intensa agonía en el hospital regional de Encarnación. Lo habían trasladado desde su casa, en Pirapeý, donde días atrás él y su hermana habían sido rociados con los herbicidas Roundup y Cipermetrin. Poco después, las investigaciones científicas demostraron que había muerto por intoxicación con los agrotóxicos que usaban los sojeros brasileños de origen alemán Lauro Lautenslager y Herman Schelnder. La familia de Silvino tenía su chacra al lado de las plantaciones de soja” (ABC Color).
 
Roundup y Cipermetrin, son los herbicidas que intoxicaron a Silvino Talavera y a su hermana que logró sobrevivir, pero tendrá que acarrear las consecuencias de la intoxicación por el resto de su vida. Son dos herbicidas producidos por la multinacional estadounidense Monsanto, poderosa a nivel mundial, productora de semillas transgénicas y agrotóxicos.
 
Efectos en el ambiente
 
Con el monocultivo como forma de producción agrícola y forestal predominante, se ha generalizado el uso de los agrotóxicos en la región. Estos venenos dañan los suelos, acuíferos, contaminan el aire y afectan la salud de millones de personas (trabajadores del campo, consumidores y población en general). La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que de un total de 3 y 5 millones de casos anuales de agricultores afectados, 40.000 mueren por intoxicaciones agudas y aclara que éstas son sólo parte visible de los daños causados por estos productos.
 
El impacto ambiental provocado por los pesticidas afecta a todos los seres vivos y no sólo a las denominadas plagas. Al persistir en el ambiente mucho tiempo después de su aplicación, su concentración puede llegar a incrementarse provocando nocivas para el hombre y la naturaleza.
 
La población en general puede encontrarse expuesta a este tipo de contaminación, no sólo por la degradación del suelo (esterilizan y convierten el suelo en una tierra inerte, ya que anulan la acción de la microfauna y flora necesarias para la conversión, fijación y asimilación de nutrientes de la atmósfera), contaminación el aire y envenenamiento del agua, sino también por el uso doméstico de plaguicidas que provocan constantes intoxicaciones en adultos y sobre todo en niños.

Fuente: Villa Higueritas

viernes, 29 de mayo de 2009

Walmart no logró los votos para instalarse en Bariloche






En una sala repleta de manifestantes a favor y en contra de la instalación de la cadena de supermercados, el Concejo Deliberante trato el proyecto y no lo aprobó.

El Concejo Deliberante de Bariloche sesionó esta mañana y, tras dos horas de debate, la cadena de supermercados Walmart no alcanzó la cantidad de votos necesarios para instalarse en la localidad andina.
El polémico proyecto de construcción del supermercado Changomás, de la cadena Walmart, comenzó a tratarse pasadas las 9 en una sala de sesiones colmada de manifestantes, a favor y en contra de la iniciativas. Mientras tanto, el Centro Cívio fue copado por camiones y camionetas de la Cámara de Comercio.
A la sesión faltó el concejal del Partido Socialista, Francisco de Césare, por lo que no se reunieron los dos tercios necesarios para la aprobación de la ordenanza que le hubiera permitido a la multinacional instalarse en la ciudad.
Asimismos, los concejales Hugo Cejas (SUR), Laura Alves (Concertación), Alfredo Martín (Frente Grande) y Silvia Paz (Frente Grande), Claudia Otano (Concertación) apoyaron la propuesta; mientras que se expidieron negativamente Silvana Camelli (PJ), Aravela Carreras (Sur) y el presidebte del Concejo, Darío Barriga.
Por otra parte, en la jornada de ayer, el gremio de empleados mercantiles encabezado por Wálter Cortés y los principales referentes de la Cámara de Comercio se movilizaron hasta el Centro Cívico para expresar su rechazo al proyecto. "Cuidado! si se instala la multinacional Walmart en Bariloche perderemos nuestros puestos de trabajo", alertaban los volantes distribuidos por la AEC.
En la marcha no faltaron los bombos, bocinas y pancartas. Muchos empleados participaron autorizados y acompañados por sus empleadores y a la columna se sumaron también numerosos camiones repartidores de las mismas empresas.
http://www.rionegro.com.ar/diario/2009/05/29/1243594329.php

El mar se tiñe de rojo mientras las ballenas son masacradas brutalmente por los isleños de las Faeroe






Escrito por Administrator   


La costa teñida de escarlata por la sangre, los habitantes de las Islas Faeore toman parte cada año en un cruel acontecimiento ballenero. Más de 180 de estos animales fueron masacrados este año en el evento anual en la ciudad de Hvalvik, llamado ‘grindadráp’ que se traduce literalmente como ‘moler’, localmente conocido como ‘matanza de calderones’. El proceso de la caza de las ballenas implica aglomerar a los animales en una bahía semicircular o fjord rodeada de barcos antes de matarlas.
La tradición, que también tiene lugar en Islandia, ha sido durante largo tiempo criticada por los defensores por los derechos de los animales que la han calificado de cruel e innecesaria.
Pero los balleneros locales afirman que los extranjeros ignoran los métodos de captura y la importancia económica de la tradición.
En 1993 se hicieron cumplir por primera vez las medidas sobre la caza de ballenas en las Islas Faeroe.
Las medidas actuales tanto institucionalizan las viejas costumbres como reemplazan las consideradas inapropiadas.
Pero es la carne de los calderones lo que ha provocado recientemente tanta controversia debido al nivel de toxinas de los animales.
Muchos de los 5000 isleños han sufrido e incluso muerto a causa de los efectos derivados de los altos niveles de mercurio en la carne e informes afirman de manera alarmante el elevado número de niños retrasados mentalmente.
En noviembre del pasado año médicos de las Islas Faeroe recomendaron que los animales no eran adecuados para el consumo humano.

 
 
(From dailymail.co.uk)
Fuente: oceansentry.org

Más de la mitad de las aves amenazadas del mundo están amenazadas por especies invasivas





Escrito por Administrator   


Las especies invasivas están afectando a la fauna salvaje de la Tierra. "Consecuencia no deseada de la globalización, las especies no nativas están dañando los ecosistemas, las formas de vida y las economías en todo el mundo," decía Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas.
Las especies invasivas son plantas, animales y otros organismos que no son nativos de un ecosistema. Especies introducidas no nativas tales como los ratones y gatos, son uno de los factores más importantes de la pérdida de biodiversidad y han provocado la extinción de casi la mitad de todas las aves en los pasados cinco siglos.
En total, 625 de las aves amenazadas de todo el mundo (51% del total) están actualmente amenazadas debido a especies invasivas. El problema se hace especialmente mucho más intenso en islas en las que el largo aislamiento de las aves ha hecho evolucionar a las especies sin las defensas adecuadas contra especies no nativas. "Tres cuartos de todas las aves amenazadas en islas oceánicas en todo el mundo se encuentran en peligro debido a especies invasivas," decía Don Stewart - Director de BirdLife International en la región del Pacífico.
Aves marinas especialmente en peligro
Las aves marinas que precisan de mar abierto están particularmente amenazadas y han visto agravado su estatus rápidamente en las últimas dos décadas. Esto está estrechamente relacionado con la expansión de las pesquerías comerciales de palangre en las aéreas de alimento de las aves combinado ello con los impactos de las especies invasivas en las colonias de nidación.
Un ejemplo es el Albatros de Tristán, especie clasificada como críticamente amenazada, donde los polluelos son devorados vivos por la invasión del ratón doméstico.
Las especies invasivas están contribuyendo a la merma de las colonias de aves marinas en la totalidad del Pacífico.

(De wildlifeextra.com) 
Fuente: oceansentry.org

Zaffaroni: “Los pueblos originarios sufrieron un genocidio”





El destacado jurista Eugenio Zaffaroni, Minstro de la Corte Suprema de Argentina,  equipara las matanzas indígenas con el Holocausto judío. Señala que la sociedad argentina discrimina a las comunidades por una cuestión de clase social y afirma que el genocidio continua aún hoy “invisibilizando, omitiendo, dejando que se mueran”.

Entrevista de Diego Aranda en Página12 ; Buenos Aires

Frío, oscuro y con pasillos que parecen laberintos. Es el Palacio de Tribunales, pilar del Poder Judicial de la Nación, plagado de hombres de saco y corbata y mujeres de vestir sobrio, un micromundo con idioma propio. En el segundo piso, una oficina amplia, luminosa y austera, un escritorio con pilas de papeles y el teléfono que no deja de sonar. Allí, Eugenio Raúl Zaffaroni, ministro de la Corte Suprema, habla de la situación de los pueblos originarios, presentes en 19 provincias y, según las propias comunidades, con una población aproximada de 1,5 millón de personas. Vincula el genocidio indígena con el Holocausto judío; cuestiona a una sociedad que discrimina a las comunidades por una cuestión de clase y etnia, y dice que es necesaria una reparación histórica. Advierte además sobre un mecanismo de discriminación que consiste en negar la existencia misma de esos pueblos, que es “un genocidio por omisión”. Tales afirmaciones pueden funcionar como un llamado de atención para una corporación que suele negar, por acción y omisión, el derecho indígena.
–¿Cómo observa la situación de los pueblos indígenas?
–Es una situación diferente a la de otros países de la región porque en Argentina son minoría y no están concentrados en una región, de manera que tienen el grave inconveniente de la falta de representación política debido a esta dispersión territorial. Esto dificulta notoriamente el reclamo de sus derechos por vía política. También se observan claros factores de discriminación. Y siempre que nos encontramos con discriminación hay que reivindicar derechos, fundamentalmente el derecho a la igualdad. Esos derechos deben ser reivindicados tanto en el plano político como por vía judicial. Dadas las características de la situación indígena en Argentina, es mucho más eficaz el proceso judicial que el político. No estamos en la misma condición que puede estar Ecuador o Bolivia, donde tienen representación política, diputados y senadores.
–Sin embargo, las comunidades indígenas denuncian discriminación para el acceso a la Justicia.
–El acceso a la Justicia se puede dar de distintas maneras. Yo diría que está cerrado el acceso a la Justicia si hay una negativa por parte de la jurisprudencia, pero aquí no lo hay. Lo que hay que hacer es una buena utilización de los recursos que dan la Constitución y el derecho internacional. Hay que profundizar el estudio de la práctica de este derecho. Lo que podemos hacer desde acá es generar un interés por la investigación en derecho indígena al efecto de que se perfeccione el uso de los recursos, así se facilita el acceso a la Justicia.
–Muchas de las organizaciones indígenas sostienen que su legitimidad no se dará ni por vía política partidaria ni judicial, sino por organizaciones territoriales, recuperaciones de territorios, la lucha política en sentido amplio.
–Entiendo que opten por esos mecanismos. No sé qué fuerza tengan para ejercer una presión para ese lado. Si no se les da el acceso a la Justicia, necesariamente van a desembocar en acciones directas. Por eso es indispensable darles acceso a la Justicia.
–Usted vincula discriminación del mundo indígena con su invisibilidad.
–La invisibilización de los pueblos originarios es una de las formas de discriminación. En la medida en que se niega la existencia, los pueblos indígenas reclaman derechos que no les dan y no se los dan porque “no existen”. Entonces, a los pueblos indígenas se les está negando la propia existencia. Ya no se les niegan los derechos, se les niega la existencia. Es una negativa más radical. “No tenemos el problema indígena en Argentina.” Como si los indígenas fueran un problema.
–¿En qué sectores se manifiesta esa discriminación radical?
–Presumo que se da más en los sectores urbanos, que están más lejos de esa realidad, a pesar de que hay parte de los pueblos originarios que están urbanizadas, como el Gran Rosario.
–Las entidades patronales del campo lograron un acompañamiento de sectores urbanos. En cambio la lucha indígena, que sufre reales atropellos, no cuenta con ese apoyo.
–La identificación de clase media con clase media es mucho más fácil. La identificación de clase media con pobres es mucho más difícil. Y la identificación de clase media con pobre y étnico y culturalmente diferente es aún mucho más difícil. Hay una cuestión de clase. No podemos ignorar que pesa sobre nosotros toda una cultura colonialista, hay una concepción de que el indígena es alguien atrasado, culturalmente inferior, es un racismo de raíz cultural en la clase media argentina. Se los ve como personas de otra cultura, con una inclinación etnocentrista a considerarlas de una cultura inferior. La clase media discrimina a los pueblos originarios por una raíz de clase y etnia.
–¿Es la misma discriminación que permite aceptar el Holocausto judío y no aceptar que los pueblos indígenas padecieron un genocidio?
–Si alguien pretende eliminar un pueblo, una cultura, es un genocidio. Los nazis con los judíos cometieron un genocidio, los turcos con los armenios también; y el Estado argentino con los pueblos originarios también cometió un genocidio. El roquismo, con la figura de Julio Argentino Roca, representa el proceso de disciplinamiento, son tres décadas de avanzada militar, educativa, de romper vínculos originarios, la Bandera, el Himno, el servicio militar obligatorio; toda una ciudadanía de escritorio, una ciudadanía definida de arriba hacia abajo. En ese marco, unos “salvajes” en el sur molestaban en un país que había que poblar, donde faltaba mano de obra. Todo esto va generando un disciplinamiento, una política represiva con leyes y acciones concretas que apuestan al exterminio de un pueblo. No se puede dudar de que los pueblos originarios sufrieron un genocidio.
–Pero un gran sector duda del genocidio indígena.
–En la última dictadura militar tuvimos treinta mil desaparecidos. Ramón Camps no inventó la picana, usó lo que ya existía. ¿Por qué no se produjo el mismo escándalo antes? Evidentemente en la dictadura se avanzó sobre un sector activo en política, de clase media, con un segmento universitario, y por ello se lo reconoce como genocidio. Todo depende del sector social y de la capacidad para hacerse oír públicamente, de la voz del sector que sufre la represión.
–¿La discriminación de clase también es lo que impide visualizar el genocidio indígena actual?
–Por supuesto. El genocidio indígena actual está invisibilizado por una cuestión de clase y etnia. El genocidio de los pueblos originarios no lo practicó sólo el colonizador, se viene practicando desde la emancipación, con múltiples tratados que se violaron con jefes indígenas, que el Estado no respetó, todo eso amerita un reclamo de reparación interna. Nadie puede revertir lo que sucedió. Lo que podemos modificar en el plano interno es la propagación de ese genocidio, se puede y se debe compensar hoy a quienes están sufriendo las consecuencias del genocidio pasado. Ese es un reclamo legítimo y es necesaria una reparación.
–¿Qué tipo de reparación?
–Lograr una mejora en la calidad de vida de esa población, cómo se le garantiza acceso digno a la ciudadanía, cómo se le reconocen sus territorios, cómo se detienen la destrucción de sus recursos naturales, cómo se respetan su cultura y sus valores.
–¿Cómo caracteriza el genocidio actual?
–Ya no es más con armas, el genocidio actual de los pueblos indígenas se produce invisibilizando, omitiendo, dejando que se mueran, es un genocidio por omisión.
–¿La situación del Chaco es un ejemplo?
–En cierto momento fue comparable. La intervención nuestra (de la Corte Suprema) fue una garantía básica de la Constitución: a ningún habitante se le puede negar los derechos básicos de alimentación y salud.
–A pesar de la intervención de la Corte, la situación en el Chaco no mejoró.
–Me dijeron que las situaciones graves del Chaco estaban resueltas, de alimentación y asistencia médica. Habrá que seguir peleando para que se cumplan todos los derechos.
 ***
“Es posible un cambio radical jurídico”
–Indígenas y campesinos advierten sobre la profundización de luchas centradas en recursos naturales y reivindican esos bienes comunes como derechos humanos. La Constitución de Ecuador concretó ese sentido. ¿Se avanza en una concepción más amplia de derechos humanos?
–Es posible un cambio radical jurídico. No sé si el derecho se va a mantener en una posición absolutamente antropocéntrica o si va a tener que reconocer que hay una esencia de la naturaleza, del planeta, a la cual pertenecemos. Pero sin duda se están conmoviendo ciertas bases del derecho, el derecho ambiental en general conmueve las bases de todo el derecho.
–Se advierte un doble filo en el derecho ambiental, especialmente por los fundamentalismos.
–Se puede llegar a concebir al derecho ambiental como un coto de caza en el cual el indígena pertenece al paisaje, entonces se lo estaría cosificando. Si lo concibo como un derecho trascendente al cual hay que tutelar sin importar qué les pase a los humanos, también estoy cosificando. Requiere una reformulación jurídica de fondo. Ojo que estamos jugando con conceptos que están al límite de lo que fue una tradición muy autoritaria en la historia jurídica, ya que si hablamos de derecho ambiental en relación con derechos de generaciones futuras, es la teoría jurídica del fascismo. Y políticamente será un problema mundial.
–Cuesta creer que gobiernos que impulsan industrias extractivas puedan impulsar legislaciones que unan bienes naturales y derechos humanos.
–¿Cómo convencer a Estados Unidos, China o Rusia para que dejen de derrochar petróleo? Mientras los polos se derriten, un tipo decía “qué fenómeno, ahora sin hielo en el polo voy hacer un tren entre Asia y Europa a través del polo, ya que no hay más hielo”. Es claramente un problema que nos excede, que no podremos resolver a mediano plazo, pero que hay que abordar.
–El Convenio 169 de la OIT, que dispone que las acciones que afecten bienes naturales de aborígenes deben tener consentimiento de las comunidades, es un pilar del derecho indígena. Usted afirmó que si la dirigencia política lo hubiera leído, no lo habría incorporado a la Constitución.
–En la Constituyente del ’94 había un sector que hacía una ridiculización de esa reivindicación indígena. Creo que se aprobó algo a libro cerrado. Ya se había logrado el objetivo que buscaba la Constituyente, la reelección, y al momento de introducir otros elementos se dejaron pasar, entre ellos los tratados internacionales de derechos humanos que, sin duda, enriquecen. Al 169 lo incluyeron sin evaluar claramente lo que significaba.
 Fuente: Página 12, Buenos Aires

----------------------------------------------------------

Cosmovisión sin fronteras: para el Pueblo Mapuche no hubo “Revolución de Mayo”


Desde Mayo de 1810, cuando las Provincias Unidas del Río de la Plata se animaron a iniciar su proceso de emancipación, las nuevas autoridades legislaron en varias oportunidades con miras a la población indígena. Manuel Belgrano por ejemplo, tuvo a su cargo idear nuevas normas que garantizaran la libertad y la igualdad de los Guaraníes que habían vivido bajo el régimen jesuita. Un poco más tarde, la famosa supresión del tributo –una de las instituciones más vergonzosas de la colonia española- se hizo cuerpo en un decreto que la Junta de Gobierno sancionó el 1ro. de septiembre de 1811. Tiempo después, la famosa Asamblea General de 1813 convalidó esa decisión y además eliminó la mita, la encomienda y el yanaconazgo. Buena parte de este cuerpo normativo fue dado a conocer en forma bilingüe, trilingüe y hasta cuatrilingüe: además de en castellano, se tradujo al Quechua, Aymara y Guaraní. No así al Mapuzungun, idioma del Pueblo Mapuche.

Por Adrián Moyano

¿Por qué las disposiciones de las sucesivas instituciones revolucionarias de las Provincias Unidas del Río de la Plata no se tradujeron al Mapuzugun? La respuesta es muy simple: al momento de independizarse de España, ninguna Comunidad MapuChe vivía dentro del territorio que el nuevo país estaba heredando de la metrópoli. O dicho de otra manera, el Pueblo MapuChe no había sido sojuzgado por la corona imperial y mantenía su independencia y libertad. Por eso, ni la Primera Junta, ni la Junta Grande, ni los triunviratos, ni los directores supremos, ni los gobernadores, ni los sucesivos presidentes tuvieron la oportunidad de legislar sobre los MapuChe. Simplemente, no tenían jurisdicción sobre su Wall Mapu (territorio ancestral).

En mayo de 1810 la frontera entre el antiguo Virreinato del Río de la Plata y las diversas parcialidades MapuChe pasaba muy cerca de la aldea de Buenos Aires, seguía por el sur de Santa Fe, el sur de Córdoba, el centro de San Luis y el centro de Mendoza. Del otro lado de la cordillera, el linde entre la Capitanía General de Chile y los MapuChe se situaba en el río Bío Bío. Desde esa línea hacia el sur, los LofChe –noción MapuChe de komunidad- seguían viviendo según su propia cultura, su organización social, su manera de entender la economía y según sus propios sistemas normativos. No necesitaban que nadie legislara por ellos.

Esa frontera no tenía nada de "interior", como pretende hacernos creer el sistema educativo argentino, que se inspira en una multitud de justificaciones intelectuales del despojo. Esa distribución territorial no obedecía solamente a un balance de fuerzas desde la perspectiva militar, también estaba convalidada por un número importante de tratados que las autoridades coloniales españolas habían celebrado desde el siglo XVII con los Lonko y los Ñizol lonko (Lonko entre varios Lonko). Quizás el más nombrado sea el Pacto de Quilín, que fuera firmado en 1641 y del cual se desprendía que la corona española reconocía por vez primera en América la existencia un Pueblo indígena independiente y soberano, cuya jurisdicción se extendía al sur del Bío Bío de "océano a océano".

Al este de la cordillera, los funcionarios españoles también celebraron numerosos tratados "de igual a igual" y de "nación a nación" con las autoridades MapuChe. Varios de ellos tenían vigencia al 25 de mayo de 1810 y si las Provincias Unidas del Río de la Plata –luego la Argentina- se consideraron herederas jurídicas del Virreinato anterior –por ejemplo, para reclamar posteriormente las Malvinas- debieron respetar los acuerdos que los Lonko habían firmado. De hecho, la práctica de la celebración de tratados continuó hasta tres años antes de la "Conquista del Desierto". Finalmente, la Argentina los violó.

En mayo de 1810, el "lindero" entre los "cristianos" y los LofChe se situaba sobre el río Salado, en el noreste de la actual provincia de Buenos Aires. Ya en octubre de ese mismo año, la Junta fletaba una expedición hacia Salinas Grandes, futura Ruka del mítico KalfüKura. La actividad ganadera del saladero necesitaba como el oxígeno los grandes bloques de sal que afloraban en esas lagunas, ubicadas en la actual provincia de La Pampa. Durante los 24 días que duró el viaje de ida, el jefe de los Winka tuvo que negociar el tránsito con los Lonko Linkon, Kayumilla, Aukal y Gürüpuantü quienes dejaron expresado que "era un acto de su generosidad permitirnos el paso. Cada uno se decía principal de la tierra a vista del otro...", escribió. Y así era.

Pedro García –el comandante de la columna- no tenía demasiadas nociones sobre la forma en que los MapuChe se organizaban socialmente, por eso le llamaba la atención que varios Lonko se proclamaran "principal de la tierra" simultáneamente, sin que los demás se ofendieran. Pero ese será tema para otro momento. En el diario que dejó de su recorrido, García se asombraba del gran número de "indios" que encontró a su paso, quienes llegaron a rodearlo, aunque la cosa no pasó a mayores. Recordemos que estos sucesos se desarrollaron hace menos de 200 años y en el territorio que actualmente ocupa la provincia de Buenos Aires.

Se intuye entonces una verdad que en realidad es de perogrullo: la Argentina pudo construir la soberanía que ostenta desde fines del siglo XIX gracias a que pisoteó los derechos territoriales de otros pueblos, diferentes al argentino. En estas latitudes corrieron esa suerte los MapuChe y TehuelChe. En el Gran Chaco, los Guaycurúes, quienes siguieron maloneando hasta 1934 (!?!) Más al sur, los selk’nam.

A la luz de esta historia no tan lejana, no se entiende por qué ciertos sectores se escandalizan cuando los MapuChe proclaman su vocación autónoma. El futra trawün (gran parlamento) que se celebró en Vuelta del Río (Chubut) a fines de abril de 2003, se definió como "un espacio de expresión del Pueblo MapuChe que procura recuperar sus propias formas de organización sin detenerse en las fronteras administrativas impuestas por los dos estados que usurpan nuestro Territorio, con sus respectivas provincias y regiones. Así, reafirmamos que sólo somos un Pueblo: ni chubutenses, ni rionegrinos, ni santacruceños, ni neuquinos, ni chilenos, ni argentinos".

Más información: http://www.avkinpivkemapu.com.ar/
Fuente: Puerta E

Lex Natura: Las leyes de la Ecología y la Precedencia de la Ley Natural en aguas internacionales











Escrito por Sea Shepherd Conservation Society   


Por el Capitán Paul Watson.

Siento sumo respeto por la ley. Según las leyes primarias de la ecología, es nuestro deber, como ciudadanos de la Tierra, vivir en armonía dentro de las complejas interacciones entre las especies. La supervivencia de las especies no depende de la inteligencia de las mismas sino de la adaptabilidad y adherencia a las leyes de la naturaleza. Estas leyes están bajo la categoría de la lex natura (Ley Natural) a diferencia de las leyes escritas y no escritas de los estados nación conocidas como lex scripta (ley escrita) y lex nonscripta (ley común o ley no escrita) respectivamente.
Cuando la lex natura se combina con la lex ethica (leyes éticas) se conforma una base para el comportamiento humano que puede describirse como ley natural.
La ley en las sociedades humanas es un bastión contra el caos social y las leyes de la naturaleza transforman el caos en orden.
Las leyes de la naturaleza pueden dividirse en leyes físicas primarias y leyes físicas secundarias.
Las leyes físicas primarias incluyen la ley de la gravedad, la ley de la entropía, la ley de la termodinámica, la ley química, nuclear, biológica, las leyes de la electricidad y la ley de la conservación de la energía o masa.
Las leyes primarias nunca han de preocuparnos. En las leyes físicas de la naturaleza no existen vacíos legales. La gravedad no sólo es una buena idea sino que es la ley. Salta un acantilado sin un paracaídas y se apreciarán rápidamente las consecuencias de la ley de la gravedad.
Podemos formular incluso una Ley de las Consecuencias Inmediatas. La violación de las leyes físicas primarias tiene consecuencias inmediatas. La aplicación de estas leyes es normalmente despiadada y no discriminatoria. Son fijas y no pueden ser revocadas, modificadas o enmendadas. Son incuestionables, están más allá de la crítica y por tanto son inquebrantables.
Los humanos y todos los demás organismos no tienen más elección que respetar las leyes físicas primarias de la naturaleza.
Las leyes físicas secundarias pueden ser infringidas sin un castigo inmediato. Los resultados pueden no ser drásticos e inmediatos y las consecuencias pueden abarcar desde cosas que no funcionan a catástrofes traídas a lo largo del tiempo.
Las leyes de la ecología son leyes físicas secundarias y relativamente simples que conforman el segundo reino de las leyes biofísicas. Son leyes físicas secundarias en que pueden ser infringidas sin que deriven consecuencias inmediatas.
Es posible violar las leyes de la ecología aunque escapar de ello sea una cuestión de tiempo. Las consecuencias son igualmente despiadadas y no discriminatorias, con la única diferencia de que el castigo llega más tarde.
Para que una especie sobreviva y prospere, el sentido común o instinto anula la violación de la ley primaria. No pones la mano en el fuego, no caminas sobre la agua y no te arrojas por un acantilado.
La adherencia a las leyes de la ecología es necesaria para que una especie se mantenga por sí misma dentro de un ecosistema.
Finalmente, cada especie desarrolla un código de conducta dentro de su estructura especial que organiza el comportamiento entre los de su propia clase para un bien común. Este código de ética es antiguo y se transforma pero es necesario para asegurar la supervivencia social relacionada directamente con la supervivencia biológica. Los humanos tienen éticas universales y éticas culturales. Todas las demás especies tienen sus propias disciplinas éticas internas.
Las Leyes de la Ecología
Existen tres leyes principales de la Ecología
Ley de la Interdependencia
La ley de la interdependencia dicta que toda forma de vida dentro de un ecosistema depende de otro. Esta dependencia puede ser directa o indirecta. John Muir lo ilustró mejor al decir: "si tiras de cualquier parte de la naturaleza la hallarás conectada a algo más."
La presa es tan dependiente del depredador para el control y salud de su población como el depredador lo es de la presa como fuente de alimento. El árbol depende del hongo para arrastrar el agua a sus raíces y el hongo depende del árbol que le sirve de huésped. Incluso el odiable mosquito o el temible virus son parte de este ciclo de la interdependencia.
Por ejemplo, se alzarían pocas objeciones a un programa de erradicación de mosquitos sin embargo sería difícil ganar el apoyo de la gente para un programa de erradicación de golondrinas. Las golondrinas comen mosquitos y si los mosquitos mueren también lo harán las golondrinas.
Pueden tomarse acontecimientos actuales de la historia como ejemplos parecidos. En nuestra sabiduría percibida, a finales de los cincuenta y sesenta los humanos llevaron a cabo un programa de erradicación de los mosquitos al noroeste de África. El objetivo era controlar y erradicar la malaria. Aunque era un objetivo noble a corto plazo, se trataba sin embargo de un programa carente de visión a largo plazo. La malaria disminuyó con la exterminación en masa del mosquito. Al mismo tiempo, cantidades masivas de DDT mataron los depredadores naturales del mosquito y afectaron a la supervivencia de un gran número de especies africanas, tanto de plantas como de animales. Los resultados contribuyeron a la desertización unida al rápido crecimiento de la población humana. Aquello derivó en una ecología donde la capacidad poblacional había sido reducida y la población humana había incrementado de manera no natural.
Los humanos habían superado la capacidad de carga ecológica de la región degradando más la capacidad de carga ecológica y obligando a la gente de la región a conflictos sociales.
El problema había sido que los bienintencionados doctores y los defensores por los derechos humanos habían avanzado en un programa que pasaba por alto la primera ley de la ecología, la ley de la interdependencia. El resultado desencadenó la hambruna, la enfermedad y la guerra.
La malaria había sido erradicada pero a un terrible coste y lo peor estaba todavía por llegar. El mosquito desarrolló una resistencia al DDT, la malaria desarrolló una resistencia a la quinina y había menos depredadores naturales del mosquito.
El hombre había declarado la guerra a la naturaleza, ganando una batalla y perdiendo el contraataque. Murieron millones de niños en África porque los hombres y mujeres con altos ideales humanitarios pero sin una educación ecológica o sentido común ecológico violaron la sagrada fundación de la Tierra desafiando la ley de la naturaleza.
La Ley de la Diversidad
La segunda ley de la Ecología afirma que la estabilidad de los ecosistemas depende de la diversidad. Un ecosistema que contiene setecientas especies distintas es más estable que un ecosistema que contiene siete.
Por ejemplo, imagina un bosque natural que contenga docenas de especies de árboles. Cada especie es susceptible a determinadas enfermedades que pueden matar árboles individuales. Si existe una variedad de tres árboles es poco probable que las tres especies sean atacadas a la vez. Dado que los árboles de cualquier especie están separados entre ellos por otras especies, existe poca posibilidad que una epidemia haga desaparecer cada árbol de esa especie.
El hombre entra en escena. Se tala el bosque para obtener madera y se replanta con semillas de una especie que se adapta mejor a las necesidades del hombre de lo que se adaptaba la diversidad de la especie original. Si ahora una enfermedad específica azota el bosque, todos los árboles son susceptibles y probablemente dé lugar a una epidemia.
Debido a la Ley de la Biodiversidad, un bosque tropical es un ecosistema más fuerte y resistente que el ecosistema de la tundra o de un bosque boreal. Las especies disfrutan de más protección dentro de las fronteras de un ecosistema diverso. La diversidad es fuerza.
Por esta razón los derechos de una especie deben siempre tomar prioridad por encima de los individuos o un grupo de individuos de cualquier otra especie.
En mis clases de ecología he sido acusado de preferir una bacteria por encima de los bebés. Esto viene en respuesta a una elección que ofrecí a mis estudiantes. Escoge entre la preservación de un especie desconocida de bacteria o la vida de un ser humano y para hacerlo aun más difícil, digamos que ese humano es un precioso bebé.
La respuesta antropocéntrica es que la vida de un ser humano merece más que la supervivencia de una especie de germen. De hecho, un periodista me dijo una vez que todas los Redwood del Estado de California no valen la vida de un ser humano.
En el momento en que la mayoría de mis estudiantes han escogido la vida de un bebé por encima de la de un germen desconocido, decido dar a conocer la identidad de esa bacteria como la Lactobacillus acidophilus, la microfibra que vive dentro del tracto intestinal del ser humano y que nos permite digerir nuestro alimento. No sobreviviríamos sin ella y por tanto la elección condenaría a toda la especie humana ilustrando de este modo la ley de la Biodiversidad.
Otro ejemplo es un árbol en Mauricio conocido como Calvaria major. Esta planta, también famosa como el árbol de Dodo, únicamente sobrevive en 13 muestras antiguas. Una vez abundante, no existe evidencia de la aparición de un nuevo árbol desde la extinción del Dodo en 1960. A pesar de que en los árboles supervivientes de 300 o 400 años crecen sus frutos y semillas, no se ha propagado ninguna semilla y estos árboles están llegando al fin de su existencia.
La razón de ello es que el duro revestimiento de la semilla tendría que ser aplastado en el buche de un Dodo y pasar a través de su sistema digestivo antes que pudiera ser propagado.
Cuando los navegantes holandeses acabaron con el último Dodo, inconscientemente también sentenciaron al árbol de Dodo a la extinción.
También existen bacterias y hongos que dependen del árbol de Dodo y otros organismos que dependen de ellos y así sucesivamente.
La Ley de los Recursos finitos
La tercera ley de la ecología es la Ley de los Recursos Finitos. Esto significa que todos los recursos son finitos y por tanto existen límites fijados al crecimiento de todos los sistemas vivos. El tamaño finito de la tierra y la producción finita de energía dictan estos límites. Casi todos los límites del ecosistema vienen dictados por la cantidad de recursos dentro de un sistema particular en relación al número de organismos consumidores dentro de ese sistema.
La pérdida de control del crecimiento de la población humana es la amenaza más grave a la biodiversidad en el planeta. Cuanta más gente mayor es el consumo de los recursos finitos. La humanidad compra tiempo robando la capacidad de carga ecológica de otra especie y por tanto estamos en la bruma de uno de los periodos más grandes de extinción en masa en la historia del planeta.
Richard Leakey en su libro La Sexta Extinción ilustra la magnitud de esta extinción. Mientras que las últimas cinco extinciones fueron debidas a las leyes físicas primarias, la sexta es una consecuencia de la población humana y el consumo.
Desde 1950 la población humana se ha doblado de tres billones a seis billones. Cincuenta años más nos deberían dar doce billones, cien años más nos deberían dar 24 billones. Estos números se alcanzarán con la extinción de una multitud de especies hasta rebasar un punto crucial que implicará un desplome drástico en el número de humanos.
Mientras tanto, como está ocurriendo hoy, las válvulas de seguridad caótica recortan el número de humanos. La guerra, la peste, la hambruna, los tres caballeros oscuros del Apocalipsis, matarán a cientos de millones. Nuevos virus abandonarán los mermados huéspedes y se verán obligados a adaptarse a la especie cuyos números rebosen. La presión del aumento de la población conduce a la guerra y violencia. El agua y la tierra están desapareciendo y nuestra dependencia a unas pocas especies domesticadas de plantas y animales limita gravemente nuestras posibilidades de supervivencia.
Más gente produce más desechos, contaminando más hábitats. Existe también un límite finito a la capacidad de los océanos, ríos, lagos y estuarios para absorber este desecho.
Actualmente nos estamos aproximando a los límites de muchos recursos naturales, incluyendo la tierra agrícola, pesquerías, bosques, ballenas, vida salvaje, minerales y agua.
Cuando la especie humana no toma en cuenta las implicaciones lógicas de las leyes de la ecología, somos culpables de los crímenes contra la Tierra y contra las futuras generaciones de la humanidad. No seremos juzgados de estos crímenes por hombres si no por la terrible justicia de la propia Tierra. Un curso que lleva hacia la destrucción de un ecosistema de la Tierra es un curso que destruirá la especie humana.
La Precedencia de la Ley de la Naturaleza
La violación del planeta es un crimen contra la naturaleza pero es una práctica legal bajo las leyes humanas. Envenenar el planeta con desechos tóxicos y radioactivos es un crimen contra la naturaleza pero es legal bajo la ley humana en muchos países. El asesinato de un ciudadano de este planeta, ya sea humano o no humano, es un crimen contra la naturaleza pero en muchos casos, con humanos y la mayoría de casos con no humanos, es sancionado bajo la ley del estado.
La gente ha sido encarcelada por rechazar matar a otra gente. Cuando el estado declara que el asesinato es legal, se convierte en un crimen objetar el asesinato. La gente ha sido encarcelada por proteger los bosques, los océanos y los ecosistemas. Los destructores de estos hábitats reciben completa protección bajo la ley del estado.
La ley reconoce los derechos de algunas personas, corporaciones y barcos, todos ellos tienen disposición legal por ley. Sin embargo cada otra criatura viva, especie o ecosistema, existe sin la protección garantizada de la ley del estado.
¿Dónde está la línea que determina la diferencia entre lo que es correcto y lo que no, entre el bien y el mal, entre la justicia y la ley?
¿Es el hombre criminal por rechazar matar a otro hombre ante la insistencia de su gobierno?
De hecho bajo la ley es un criminal.
Éticamente tiene razón, moralmente es superior, espiritualmente es bueno pero legalmente está equivocado, es inferior y algunos nos harían creer, que es un antipatriota y por tanto el mal.
El espíritu de la ley a menudo da preferencia a los principios de derecho. El propósito de las leyes a menudo es subvertido a la burocracia de aquellos que gestionan la ley.
Algunas veces, la ley del estado debe ser infringida deliberadamente en el espíritu de la justicia. Cuando la ley del estado se emplea de manera corrupta para tiranizar, la ley debe ser infringida antes que se infrinja el potencial infractor de la ley.
Principalmente, debemos tener una jerarquía de lealtad a varios espectros de la ley.
Mantengo que este espectro debería situar las leyes de la naturaleza en la cima, seguidas de las leyes de la ética y conciencia, seguidas de la ley internacional y seguidas por las leyes del país que están divididas en las regulaciones federales, estatales, del país o municipales.
Ha de haber una justificación para violar estas leyes en el estrato inferior en el interés de hacer sostener mantener en el estrato superior.
Por ejemplo, en 1981, desembarqué ilegalmente en la playa de la Siberia Soviética para documentar las actividades de caza ilegal de ballenas. Al hacerlo obtuve la prueba de que los soviéticos estaban violando las regulaciones internacionales de la Comisión Ballenera Internacional. En el interés de hacer sostener una ley internacional, fui obligado a infringir una ley del estado.
Existe un principio de la ley internacional que permite hacer esto.
El Principio 21 (e) de la Carta Mundial de la Naturaleza de Naciones Unidas afirma que:
(e) Salvaguardarán y conservarán la naturaleza en los espacios que estén más allá de los límites de la jurisdicción nacional.
Proteger el Medioambiente Marino bajo la Ley Internacional
La mayor parte de la superficie de la Tierra está libre de autoridad estatal y esto significa que no existe ninguna estructura ni cuerpo político o supervisor que esté en una posición de defender los recursos en aguas internacionales de la piratería.
Los océanos del mundo se hallan en un límite abierto, con todo disponible para todos aquellos que posean las mayores y mejores tecnologías para extraer peces, ballenas, minerales, petróleo, plancton o energía. Lo mismo para aquellos que ven los mares como un lugar donde verter los desechos radioactivos, aguas residuales, tóxicos o plástico.
En aguas internacionales, el poder hace el derecho. Es la única ley que existe a efectos prácticos, mientras que la mayoría de leyes internacionales sólo existen en la teoría. Las leyes sin la aplicación de las mismas no tienen más valor que el papel donde están escritas.
El Capitán Jacques Cousteau me dijo una vez que creía que las marinas de guerra del mundo dejarían de jugar entre ellos a los juegos de guerra y se dedicarían a los auténticos ejercicios de proteger a los océanos de la avaricia humana.
Desde luego, las marinas son solamente las herramientas de los estados de la nación y la protección del patrimonio común para el bien de los comunes no es la política real de ningún estado nacional. Sin duda tiene un sentido perfecto a largo plazo pero la política no ha sido una disciplina que se haya preocupado por objetivos de largo alcance.
Como tal, estamos ante un dilema. Los océanos están siendo saqueados, sin embargo la situación de la ley internacional es que los estados de la nación pueden escoger no tener en cuenta ninguna ley a pesar de haber acordado sostenerla.
Actualmente lo que conocemos como ley internacional es una mera colección de acuerdos por parte de determinados estados nación, todos ellos sin una verdadera aplicación que obligue a apoyar su implementación.
El redactado de las leyes ha sido emprendido por aquellos que se estima tienen disposición legal para hacerlo, por ejemplo, los representantes de los estados nación.
Debe reconocerse que los estados nación carecen del conocimiento científico para determinar el éxito o fracaso de la ley del medioambiente internacional y la ley de la conservación. Como una vez dijo William Ruckelshaus en su artículo de revisión de la ley titulado: "El papel de la Agencia de la Protección del Medioambiente":
"Como sociedad sabemos muy poco sobre lo que estamos haciendo a nuestro medioambiente. Sabemos muy poco sobre quien está poniendo el qué dónde. Sabemos muy poco sobre los aditivos y sinérgicos efectos de diversos contaminantes en nuestro medioambiente. Sabemos muy poco sobre lo que estamos haciendo a la salud humana, al clima y a toda la flora y fauna de nuestro maltrecho planeta."
Incluso de tener el conocimiento al alcance, no se emprende ninguna acción debido a que normalmente genera polémica ante los deseos de la industria o la agricultura.
Por ejemplo, a principios de los ochenta el gobierno de Canadá estaba al corriente de la posibilidad del colapso de la Pesquería de Bacalao en Terranova. Se demoró continuamente emprender alguna acción hasta que finalmente la pesquería se colapsó, momento en el que el Ministro de Pesquerías de Canadá Brian Tobin puso en marcha una estratagema de relaciones públicas para acusar a los españoles de todo aquello con el fin de distraer de la incompetencia de su propio gobierno.
Canadá sigue rechazando aprender de sus errores y las poblaciones de salmón siguen mermando frente a la costa occidental bajo la presión de las grandes compañías de pesca y uniones negando la realidad de la fragilidad de la especie y del ecosistema.
Los crímenes contra la ecología son también crímenes contra la humanidad. Estos crimines los han cometido continuadamente aquellos mismos estados naciones que poseen la disposición legal para participar en la formulación de tratados y leyes. Ninguno de estos estados admitirá las malas conductas, o de admitirlas, no acepatarán ser sancionados por sus infracciones.
Una breve mirada a los crímenes de algunos de estos estados naciones revela el asombroso alcance de la falta de legalidad e irresponsabilidad en los océanos del mundo.
El grave crimen ecológico de Japón de masacrar ballenas en peligro en un santuario de ballenas establecido internacional, el delito de verter reactores nucleares en los océanos del Atlántico norte y Ártico por parte de la ex Unión Soviética, la caza ilegal de ballenas por parte de Canadá y la incompetente gestión de las pesquerías del Atlántico y Pacífico, la matanza de delfines en Méjico y el apoyo de Estados Unidos a esta matanza en interés a las consideraciones de comercio, las descaradas violaciones de Japón y Noruega a la moratoria global de caza comercial de ballenas, las redes a la deriva en los océanos por parte de Taiwán, Corea y Japón, la caza furtiva descontrolada de la fauna marina, el envenenamiento con cianuro de los arrecifes de coral, la arriesgada operación del tráfico de tanques de petróleo llevada a cabo por todos los países, la implacable destrucción de los humedales y estuarios, el vertido de plástico en el mar por casi cada nación que bordea el océano.
La retahíla de amenazas al medioambiente es continua y no tiene fin.
Las víctimas reales, las generaciones que aun no han nacido, no tienen voz para protestar ni posición para impugnar estos crimines. Somos una generación que se aprovecha por encima de la privación y miseria de nuestros nietos.
Sin embargo tenemos leyes que protegen al medioambiente.
Japón y Noruega son miembros de la Comisión Ballenera Internacional y entre lo dos han matado unas 18.000 ballenas desde que en 1986 la CBI implementara una moratoria sobre la caza comercial de ballenas.
Tenemos convenciones internacionales como la convención de 1973 sobre el vertido en el mar y la convención de 1973 para impedir la contaminación por barcos, ambas básicamente no se aplican.
El artículo 192 de la Convención de 1982 de la Ley del Mar provee: "Los estados tienen la obligación de proteger y preservar el medioambiente marino."
Todo esto queda en palabras sin las medidas adecuadas para su aplicación.
Una posibilidad para la aplicación es la promulgación de una legislación nacional que impusiera embargos comerciales a las naciones infractoras. Por ejemplo, bajo las regulaciones del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, las medidas pueden llevarse a cabo para sancionar países que no se adhieren a las regulaciones de la Comisión Ballenera Internacional. A pesar de tratarse de la ley, los Presidentes desde Reagan a Bush han escogido reiteramente ignorar la ley y en su lugar substituirla por 'cartas de protesta' a las naciones balleneras infractoras como Noruega y Japón. Su razonamiento es que el tema no merece que afecte a las relaciones comerciales. Como resultado, a pesar de la ley, ambas naciones han aumentado cada año sus cuotas ilegales con impunidad.
Esto concuerda con lo que Maurice Strong declaró en una entrevista en el Canada’s Financial Post en 1992. El Secretario General de la Conferencia de Medioambiente y Desarrollo de Naciones Unidas dijo, "la legislación medioambiental nunca debe ser una barrera al libre mercado."
Si manda el libre mercado, el medioambiente pierde. Tanto el Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATT) y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) como tratados internacionales prestan legislación nacional como el Acta de Especies en Peligro de Estados Unidos. Los acuerdos de comercio internacionales invalidan la legislación de la conservación nacional. Por esta razón Méjico demandó con éxito bajo el GATT a los Estados Unidos por prohibir el comercio de atún capturado bajo el método de 'pesca sobre marsopa'. Esto obligó a los Estados Unidos a derrocar la legislación de protección de delfines de las redes de atún.
Lo que esto significa es que el futuro para la conservación parece desolador porque siempre quedará rezagado a los intereses del libre mercado.
Desde luego mientras los recursos siguen agotándose, la guerra se convertirá en la extensión natural de las discusiones diplomáticas. En 1973 vimos salir esto a la superficie con la guerra del bacalao por parte de Gran Bretaña e Islandia cuando Islandia extendió unilateralmente su límite territorial a las cincuenta millas. Este fue el primer paso a un acuerdo internacional creando el límite reconocido de las 200 millas, una medida que resultó un éxito porque apelaba a las ambiciones territoriales de los estados participantes.
Aun así, esto no fue suficiente y en 1995 Canadá abrió fuego contra el buque de arrastre español Estai que se encontraba fuera del límite de las 200 millas con el fin de poner de relieve su deseo de proteger al pescado, que había escogido viajar a aguas internacionales, y que Canadá consideraba suyo. A cambio, España acusó de piratería al Ministro de Pesquerías Canadiense pero como todo ocurría en aguas internacionales, los cargos no hicieron nada excepto promover las ambiciones políticas del propio Ministro. España siguió pescando mientras Canadá se golpeaba el pecho mostrando un raro machismo.
Resulta interesante que fuera Canadá quien me arrestara en 1993 por perseguir a la flota pesquera cubana fuera de la cola de los Grandes Bancos en Terranova. También se encontraba fuera del límite de las doscientas millas. Sin embrago, como ciudadano canadiense, fui llevado a juicio en tres ocasiones por delito de vandalismo. Aunque no había provocado ningún daño a la propiedad ni herido a nadie, Canadá intentó imponerme dos cadenas perpetuas además de diez años por pedir a los cubanos que abandonaran la zona.
Lo que yo había hecho no era distinto de lo que Canadá haría a los españoles dos años más tarde. Mi juicio fue celebrado después del incidente con los españoles y cuando mi abogado intentó comparar mis acciones a aquellas del Ministro de Pesquerías, el juez no lo aceptó. El juez dictaminó que no era correcto comparar una acción criminal con otra acción criminal.
En resumen, el Abogado del Estado informó al jurado que 'debe enviarse un mensaje de que no debe ser tolerada la intromisión del ciudadano en la sobrepesca."
En otras palabras, no eran mis acciones lo que desagradaban sino el hecho que las acciones no habían sido llevadas a cabo por un representante del Estado como era el caso del Ministro. El Ministro de Pesquerías Brian Tobi fue alabado como un héroe por hacer lo que yo había hecho y por lo cual me acusaba.
Lo el juicio consiguió fue darme la oportunidad para defenderme haciendo uso de la Carta Mundial de la Naturaleza de Naciones Unidas.
Canadá hizo enviar a mi juicio a un experto legal para que argumentara que aunque Canadá era signatario de la Carta Mundial de la Naturaleza, la Carta, bajo la ley canadiense, no se consideraba parte de la defensa de mis acciones. Mi abogado replicó con éxito que si Canadá era signatario de la Carta, entonces Canadá estaba de acuerdo con ella.
El jurado halló que yo había actuado de manera justificada y quedé absuelto de los cargos de delito aunque admití haber hecho exactamente lo mismo que gobierno me acusaba de haber hecho, ordenar el regreso a casa de la flota cubana.
La flota abandonó la zona y Canadá me informó que yo había sido responsable de 35 millones de dólares en pérdidas de beneficios de los cubanos. Todo lo que pude ver fue el inmenso número de peces que ello representaba y lo consideré una victoria.
Es importante enteder que no soy un defensor de la aplicación de nuestra filosofía contra cualquier objetivo al azar.
La CBI por ejemplo es el único cuerpo internacional con poder con la participación de estados naciones que componen sus miembros para redactar regulaciones para la conservación de las ballenas. Según el artículo 65 de la Convención sobre la Ley del Mar, los estados cooperarán con vistas a la conservación de los mamíferos marinos y en el caso de los cetáceos en particular, a trabajar a través de la organización internacional adecuada para su conservación, gestión y estudio.
La Conferencia sobre el Medioambiente y Desarrollo de Naciones Unidas en Río de Janeiro en 1992 reforzó aún más esta regulación reconociendo a la CBI como el cuerpo legítimo de supervisión de las regulaciones de conservación de las ballenas.
El documento de Río, llamado Agenda 21, también reforzó la Carta Mundial de la Naturaleza afirmando que:
Los gobiernos y legisladores...deberían establecer procedimientos judiciales y administrativos para reparar y poner remedio a las acciones que afecten al medioambiente y desarrollo y que puedan ser ilegales o infringir los derechos bajo la ley y deberían proporcionar acceso a los individuos, grupos y organizaciones con un interés legal reconocido.
Existe una necesidad de construir una fuerza agresiva policial oceánica internacional que no responda a ningún gobierno particular pero que responda a los comunes en el principio.
No existe realmente ninguna razón por la cual esto no pueda hacerse.
Una organización no gubernamental tiene tanto derecho a operar en aguas internacionales como cualquier gobierno. En lugar de ciudadanos, esta organización tendría miembros contribuyentes para poder financiarla y fuerza de aplicación para hacer sostener las leyes, convenciones, tratados, regulaciones y acuerdos a pesar de las protestas de los firmantes participantes.
Este Tribunal Neptuniano no crearía leyes, simplemente las haría cumplir y haría sostener todas las leyes existentes ya acordadas por los estados miembros.
La Carta Mundial de la Naturaleza proporciona a los individuos y grupos la autoridad para actuar de esta forma, limitada únicamente por el 'alcance de su capacidad."
Me imagino esta organización como una tela mundial de contactos que monitorizaran y comunicaran información importante sobre todas las actividades que infringieran la ley establecida.
Armados con esta información, la organización desplegaría unidades tácticas encubiertas o bien fuerza clara allí donde se precisara.
La mejor medida sería el despliegue de submarinos que permanecerían en aguas internacionales de manera permanente. Las reparaciones podrían llevarse a cabo reflotando el submarino a dique seco o bien en un país que estuviera de acuerdo en permitir las operaciones en su territorio. Los cambios de tripulación y reabastecimiento de combustible podrían tener lugar en el mar.
De esta manera, los buques navegarían sin bandera y no estarían sujetos a las leyes de ninguna nación.
El Derecho Marítimo y de Almirantazgo está limitado principalmente a buques y su jurisdicción es, a la práctica, relegada a la territorialidad de la nación donde se han formulado los cargos. No es aplicable en aguas internacionales.
Existe el riesgo de que los buques puedan ser declarados piratas y podrían ser blanco por ello. Esto abriría un interesante debate ético de por qué los piratas de la conservación son objetivo y los piratas corperativos no.
Es por esta razón precisamente que abogaría por una flota de submarinos tripulados por profesionales entrenados. Seria difícil localizarlos y atacarlos.
Disponemos de la tecnología de las comunicaciones para llevar a cabo este trabajo. Internet nos ofrece la libertad de las comunicaciones instantáneas en todo el mundo. Todo lo que necesitamos es la organización que lo una todo para poder financiarla y ponerla en marcha.
Me imagino una fuerza naval independiente. La Marina de Neptuno.
Ya he tendido los trabajos preliminares con la Sea Shepherd Conservation Society.
En 1990 y 1992 embestí y dejé inoperativo a los buques japoneses de redes a la deriva en el Pacifico Norte, documenté el ataque y desafié a Japón a que pusiera cargos. No lo hicieron. No pudieron porque ellos mismos estaban actuando de manera ilegal.
Después de todas nuestras actividades durante los últimos veinte años, he sido llamado de muchas formas pero nunca he sido condenado por un delito. Existe una gran diferencia entre ser llamado terrorista por un ballenero ilegal y ser un terrorista a los ojos de la ley.
Cuando Sea Shepherd compró un submarino en 1994, un portavoz de la Marina Canadiense dijo que era ridículo que una organización por la conservación tuviera un submarino. Entre risas nos reprochó de no saber lo que era un submarino. "¿Qué clase de experiencia tiene esa gente? vociferó.
Tuve que responder que desde la Segunda Guerra Mundial, la Sea Shepherd Conservation Society ha hundido, abordado y embestido más barcos que la Marina Canadiense. Nuestro nivel de experiencia en el campo de las tácticas excede al de la Marina Canadiense.
Las fuerzas tácticas que he desplegado para hundir a los balleneros son fuerzas especiales militares entrenadas procedentes de varios países. Tenemos abogados, doctores, ingenieros, navegantes, pilotos, electricistas y líderes de operaciones especiales.
No existe realmente ninguna razón por la cual no podamos hacer frente y hacer cumplir la ley contra la piratería ecológica internacional. Disponemos de los medios bajo la ley internacional y tenemos la capacidad. Sólo necesitamos la voluntad, las finanzas y el coraje para actuar.
No fue la Royal British o la Marina Española las que pusieron fin en el siglo 17 a la piratería en el Caribe. Dios sabe que ambas armadas gastaron considerable energía y recursos para conseguirlo pero fracasaron miserablemente.
En su lugar, la piratería fue derrotada por un individuo, no menos que un pirata, en la persona del Capitán Henry Morgan a quien se recompensó con la calidad de gobernador de Jamaica por sus valerosos esfuerzos.
Los individuos y las organizaciones no gubernamentales pueden triunfar allí donde los gobiernos de los estados fracasan puesto que la burocracia puede dispensar y desplegar el interés personal. Mientras que el estado de la burocracia está maniatado a la no acción debido a los intereses y ambiciones políticas de sus ciudadanos, una organización no gubernamental está avivada por el interés común y deseo apasionado de sus miembros. Un Estado debe incluir todos los intereses, muchos de los cuales entran en conflicto, en cambio una organización no gubernamental está conducida por el interés y objetivo comunes.
Si el objetivo común es también uno de los objetivos de las naciones en acuerdo con el principio, entonces una ONG que refleje esta inquietud común debería ser al menos tolerada, si no activamente, sí apoyada por algunos estados naciones.
Hubo muchos en los imperios británico y español que se aprovecharon directamente o indirectamente de la piratería, incluyendo muchos que estaban en una posición influyente. Los que abogaban en el gobierno por poner fin a la piratería tenían que abrirse camino entre la suciedad de la política y la corrupción cooperativa, intereses especiales, dilemas diplomáticos, conflicto de ambiciones y con la vieja burocracia.
El Capitán Morgan, por otro lado, únicamente tenía sus propias ambiciones por las que preocuparse.
Hoy, existe otra forma de piratería en alta mar, la demanda siempre en aumento de los recursos está saqueando las vastas áreas oceánicas del planeta.
Creo que es importante proceder contra las violaciones utilizando la máxima moderación en el despliegue de la fuerza. Cada esfuerzo debería ser implementado para asegurar que no provoca heridos a la tripulación empleada en las actividades ilegales. Por esta razón, las herramientas principales para la aplicación deberían ser las tácticas no letales y la maquinaria. El objetivo es la interferencia, intervención y acoso con la utilización de buques, electrónica, intimidación y más importante, la documentación.
El arma más importante que puede desplegarse es la cámara asegurando que el saqueo en alta mar no tiene lugar a nuestra vista y de la mente.
La información podría ser reunida de una variedad de fuentes pero principalmente de una red internacional de representantes de campo. Actualmente estamos haciéndolo con la caza de ballenas de Noruega. Tenemos una red de docenas de ciudadanos noruegos que informan de los movimientos de los buques balleneros, puntos fuertes y vulnerabilidades. Estos informantes pueden ser remunerados y voluntarios. Los agentes de campo también asistirían con líderes de operaciones especiales como apoyo y encubierto cuando precisaran.
Aunque se desplegarían operaciones encubiertas, todas las actividades serian hechas públicas. Es importante que la gente esté informada todo el tiempo sobre la necesidad de dichas acciones para sostener las leyes existentes y que dichas acciones no se emprenden contra objetivos políticos o protesta filosófica.
Si pensara que sería práctico abogar por las Naciones Unidas o cualquier otro representante de estado nación crear una fuerza similar, no dudaría en apoyar la propuesta. Sin embargo, dado que no existe un registro de cooperación internacional en este tema y considerando la hipocresía de los estados nación en apaciguar intereses corporativos o nacionales por encima del espíritu de la cooperación internacional, creo que la solución debe ser no gubernamental.
En definitiva, lo que abogo aquí es una fuerza de patrulla no gubernamental que operaría según las instrucciones formuladas en la Carta Mundial de la Naturaleza con el fin de investigar e intervenir las violaciones de la ley de la conservación marina internacional.
Fue el pirata John Paul Jones quien fundó la Marina de los Estados Unidos. Quizá harán falta algunos piratas para salvar los océanos.


Fuentes: Legal: United Nations: Législation Nationale et Traités Concernant Le Droit da la Mer.

Birnie, Patricia. International Regulation of Whaling. © Oceana Pub.

Gilmore, Grant & Black, Charles L. The Law of Admiralty © 1975. Foundation Press.

Kiss, Alexandre & Skelton, Dinah: International Environmental Law. © 1991. Transnational Pub. Add. 1994 Supplement.

Nanda, Ved P. International Environmental Law & Policy © 1995. Transnational Pub.

Weiss, Edith Brown & Szasz. Paul C. International Environmental Law – Basic Instruments and References © 1992. Transnational Pub.

Watson, Captain Paul. On the Precedence of Natural Law. © 1988 Journal of Environmental Law & Litigation – University of Oregon School of Law.
Sources: Historical: Cruikshank, Brig-General E.A. The Life of Sir Henry Morgan. © 1935

Day, David. Vanished Species. ©1989. 

Ellsberg, Commander Edward. Captain Paul © 1941.

Thomson, Valentine, Knight of the Sea The Life of John Paul Jones © 1939

Fuente: Capitán Paul Watson 
(Trabajo de Traducción: Ocean Sentry)