miércoles, 31 de marzo de 2010

Brasil: Prevén construir 54 nuevas usinas hidroeléctricas a partir del 2011






La segunda etapa del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC II) de Brasil prevé la construcción de 54 nuevas usinas hidroeléctricas, con una capacidad de generación total de 47.800 megavatios de energía.

Cerca de dos tercios de las inversiones totales previstas en el PAC II, lanzado este lunes, estarán destinadas al área de Energía, con un total 1,092 billón de reales (603.315 millones de dólares) a ser invertidos a partir de 2011.

Serán construidas diez usinas modelo plataforma -similares a las estructuras para la explotación de petróleo en alta mar- en regiones aisladas de la Amazonía, con el fin de aprovechar su potencial hídrico sin dañar el medio ambiente, y 44 usinas convencionales.

Los principales objetivos del PAC II en el área de Energía son la seguridad en la provisión eléctrica a partir de una matriz energética basada en fuentes renovables y limpias, y ampliar la producción de petróleo a partir de las reservas bajo la capa pre-sal del lecho submarino brasileño.

Al anunciar el plan, la ministra jefe de gabinete Dilma Rousseff afirmó que la preferencia por el área energética tiene como objetivo "dejar definitivamente en el pasado el fantasma del racionamiento".

Entre junio de 2001 y marzo de 2002, el gobierno del entonces presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) debió decretar en Brasil el racionamiento de energía eléctrica con el fin de ahorrar 20 por ciento en el consumo, debido a que la demanda superaba entonces la capacidad de generacion en medio de una fuerte baja en las reservas de agua de las represas existentes.

Al comparar la gestión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva con las anteriores, Rousseff garantizó que no va a faltar energía en el futuro y afirmó que mientras que en el pasado el "Estado era omiso", ahora "volvió a planificarse y tener rumbo".

El área de Energía del programa de inversiones contempla además de la producción de electricidad, los sectores de petróleo y gas, industria naval, combustibles renovables, eficiencia energética y pesquisa mineral.

El PAC II, segunda versión del plan cuadrianual de inversiones iniciado en 2007, tendrá a partir de 2011 un total de 1,59 billón de reales (878.450 millones de dólares) en inversiones.

El programa está dividido en seis áreas principales: Ciudad Mejor; Comunidad Ciudadano; Mi Casa Mi Vida; Agua y Luz Para Todos; Transporte; y Energía.

CHILE: En Cónclave Regional se Transforma Conmemoración del Día Mundial de Acción Contra las Represas en Aysén





Llegaron representantes de diversas localidades amenazadas por los proyectos de HidroAysén y Energía Austral.

La actividad permitió que pobladores y dirigentes de distintos lugares se reconocieran en el trabajo conjunto y en el objetivo común de avanzar en la construcción de una región sustentable sin mega proyectos destructivos.
Fue también el momento para ponerse al día sobre algunos aspectos relevantes de la campaña Patagonia sin Represas, además de apoyar a las familias que serían desplazadas por las iniciativas.

Un momento de reunión y puesta al día sobre las actividades de los distintos movimientos que en diversas localidades de la Región de Aysén están trabajando en contra de los proyectos hidroeléctricos de HidroAysén (Endesa y Colbún) en los ríos Baker y Pascua, y Energía Austral (Xstrata Copper) en el Cuervo, fue el principal resultado de la conmemoración en la Patagonia del Día Mundial de Acción Contra las Represas en la Patagonia, por los Ríos, el Agua y la Vida, el domingo 28 de marzo y que este año se desarrolló en el sector de El Manzano, 25 kilómetros al norte de Cochrane. Casi un centenar de personas llegó hasta el lugar, provenientes de Puerto Aysén (Colectivo Wallmapu), Coyhaique (Coalición Aysén Reserva de Vida), Chile Chico (Agrupación Ambiental Antukulef), Puerto Guadal, Cochrane, Bahía Murta (Agrupación de Defensores de la Cuenca del Murta), Santiago (Consejo de Defensa de la Patagonia) y otras localidades de la zona y del país, e incluso extranjeros, además de representantes de la Agrupación Nacional Jóvenes Tehuelches. Todos con el fin de compartir información y experiencias, acampando gran parte de ellos el día sábado en el mismo lugar.
En la ocasión, la abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia, Macarena Soler, informó sobre las estrategias legales que se están desarrollando a nivel regional, nacional e internacional para detener tanto las represas de Energía Austral como de HidroAysén, señalando en particular sobre esta última que “presentó a evaluación de impacto ambiental un pésimo proyecto, que no satisface en modo alguno un buen análisis de la línea de base. Y como esto no ocurre, tampoco es capaz de definir cuáles son los impactos de su proyecto en el ecosistema, en la gente, en los distintos aspectos que debe cubrir un estudio de impacto ambiental”.
Puntualizó que ante esto “lo que nosotros estamos haciendo es instar a la autoridad reiteradamente, en cada instancia, a que rechace un mal proyecto que traería consecuencias nefastas en términos no sólo medioambientales sino también de seguridad al no estar analizados los temas geológicos, vulcanológicos, de glofs (vaciamiento de lagos glaciares), de flora y fauna, así como tampoco estar evaluados adecuadamente la relocalización ni señalarse qué ocurriría con la infraestructura pública, hospitalaria. Nada de eso el proyecto lo resuelve adecuadamente. Frente a esto lo que hemos hecho es instar a la autoridad, desde el punto de vista legal, para que en definitiva rechace este proyecto”.

Hablan los ayseninos
Sobre los impactos de estas iniciativas en su vida, la cochranina Delia de la Cruz -quien también participó en la Cabalgata Patagonia sin Represas del año 2007- expresó sentirse “afectada totalmente, porque nuestros hijos y nietos van a ser los que van a sufrir después. Nosotros no, porque qué más años de vida nos quedarán”. Aprovechó de hacer “un llamado a que la gente ojalá apoye más todavía y se gane, y no nos quiten las aguas”.
Para Sergio Díaz, de la Agrupación Nacional Jóvenes Tehuelches, éste es el quinto año en que participa en la conmemoración del Día Mundial de Acción contra las Represas y “es importante y lindo darnos cuenta que ante un proyecto que hace mucho tiempo se decía que se iba a hacer sí o sí, ya podemos decir que tenemos cinco años seguidos y el río sigue corriendo libre y nosotros podemos seguir diciendo todas las veces que queramos que no queremos represas, y que somos nosotros los que decidimos lo que se hace en el lugar en que vivimos” indicó. Agregó que “mientras haya un cargante que quiera seguir diciendo no, la pelea no termina, así es que hay que seguir”.
Elisabeth Schindele vive en el sector del río Ñadis (en confluencia con el río Baker) junto a su esposo Rosendo y sus dos pequeños hijos, junto a quienes sería desplazada por la inundación de su campo. Expresó en la oportunidad que “me ha parecido muy bien, muy impactante ver que hay harta gente que está también en contra de estos mega proyectos, porque a veces en el campo uno se siente un poco solo en contra de estas grandes empresas. Y viniendo acá, a estas manifestaciones, me da fuerza para aguantar y seguir peleando, y me da ánimo”.

Conociendo experiencias
Las actividades comenzaron el día sábado, con la llegada de los participantes que pernoctaron en el lugar, partiendo esa noche con una breve presentación sobre las motivaciones personales, con el fin de generar los lazos de confianza para el trabajo común. Durante la mañana del domingo algunos aprovecharon de recorrer el sector de El Manzano (que sería inundado de materializarse la central que HidroAysén denomina Baker 1). Pasado el mediodía se tomó la fotografía oficial de la Conmemoración del Día Mundial de Acción Contra las Represas, por los Ríos, el Agua y la Vida (que se recuerda el 14 de marzo, pero que en el caso de Aysén se postergó a raíz del terremoto del 27 de febrero) sobre el puente que se ubica en el sector y que desaparecería bajo el propuesto embalse.
Terminado el registro visual se conformó lo que se denominó el “círculo de la palabra”, donde representantes de las localidades y agrupaciones relataron la situación que viven sus comunidades en torno a los proyectos hidroeléctricos y los derechos de agua entregados a las trasnacionales. La actividad concluyó con un asado comunitario pasadas las 16:00 horas.
Previo al retorno el coordinador de la Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida, Peter Hartmann, puntualizó que “estuvo súper linda la asistencia de la gente y lo que más se valora es el entusiasmo con que llegan, además de todo lo que pasa acá. La diversidad de personas de diversos lugares que se produce, con diversas ideas, profesiones, oficios. Es destacable más aún la presencia de las antiguas pobladoras de acá”.

Comunicaciones
Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida
www.aisenreservadevida.cl

ARGENTINA: El gobierno pagó 142 millones de dólares por la usina a carbón antes de que se aprobara el estudio de Impacto Ambiental que exige la ley





Greenpeace denunció que la empresa Isolux comenzó a recibir pagos del Gobierno Nacional antes de finalizar y presentar su Estudio de Impacto Ambiental por la planta de carbón que está construyendo en la ciudad de Río Turbio, Santa Cruz. “Tanto el estudio como la Audiencia Pública fueron un fraude, la obra ya estaba en marcha” declararon los ambientalistas.
Greenpeace dio a conocer hoy la información que demuestra que el Gobierno Nacional pagó 142 millones de dólares por la usina a carbón antes que la empresa constructora presentara su estudio de impacto ambiental. Isolux Corsán es la empresa adjudicataria de la construcción de la Central Térmica de Río Turbio. “Resulta obvio que se quiso realizar un trámite expeditivo, que ignorase todo cuestionamiento ambiental a la central en base a carbón” explicaron desde la organización. 

La cuestionada usina que proyecta realizar el Gobierno Nacional en Santa Cruz comenzó a ser pagada un año antes de que la empresa presentara su estudio de impacto ambiental y se realizara la audiencia pública en la localidad de Río Turbio. “Se supone que los pagos adelantados fueron utilizados para iniciar la compra del equipamiento de la usina en el exterior, lo cual muestra que el proyecto se inició independientemente del resultado de la evaluación ambiental” explicó Juan Carlos Villalonga, Director de Campañas de Greenpeace Argentina. “Todo ese proceso, tanto el estudio de impacto ambiental como la audiencia pública fueron un fraude, ya que la empresa tenía garantizado el resultado”. 

La empresa española Isolux Corsán resultó adjudicataria de la obra de la planta de carbón el 6 de diciembre de 2007. La resolución por la que se emitieron los pagarés por los primeros 142 millones se difundió el 27 de diciembre de 2007. Esa suma se fue abonando durante el año 2008 cuyo último vencimiento fue en agosto de ese año (1). La empresa presentó su estudio de impacto ambiental en septiembre de 2008 y la audiencia pública se realizó el 24 de ese mismo mes (2). 

Según Greenpeace, los pagos recibidos hasta la actualidad por Isolux Corsán totalizan 393 millones de dólares. El proyecto de la Central Térmica está presupuestado en unos 700 millones de dólares, lo que representa otro aspecto conflictivo de la obra. “Ese precio es muy alto en relación a los precios internacionales, una usina de esa potencia cuesta la mitad: 350 millones dólares”, señaló Villalonga. 

Según la ley Nacional 25.675, Ley General del Ambiente, antes iniciarse la ejecución de la obra debió haberse producido una declaración de impacto ambiental aprobando la obra. A pesar de que el estudio de impacto ambiental recibió 50 observaciones por parte de la Comisión Evaluadora, conformada por diversos organismos provinciales, nunca se conoció una respuesta a las mismas. 

La central a carbón de Río Turbio recibió múltiples cuestionamientos técnicos y ambientales. “Es irracional desde todo punto de vista, económico, ambiental y tecnológico” explicó Villalonga. “Se trata de avanzar en una tecnología energética sucia y que comprometerá a la Argentina en materia de emisiones que afectan al clima, el carbón es la fuente energética que debe ser abandonada urgentemente y Argentina quiere comenzar a desarrollarla a gran escala”. 

Los planes del Gobierno Nacional estiman que para el año 2025 se alcanzará una potencia instalada entre 3000 y 5000 MW en base a carbón. Eso significa entre 12 y 21 plantas como la usina de Río Turbio. “Eso es un disparate, Argentina posee un potencial energético renovable extraordinario y nada se hace por ponerlo a producir” concluyó Villalonga.



Notas 

(1) Carbón, combustible para el cambio climático – Anexo VI. 

http://www.greenpeace.org/argentina/cambio-climatico/revolucion-energetica/no-al-carbon/actualizacion-anexo-vi-informe-carbon 

(2) Carbón, combustible para el cambio climático – Anexo III 



http://www.greenpeace.org/argentina/cambio-climatico/informe-carbon-rioturbio

PANAMA: Industria de la Muerte: Martinelli o Minerelli





Amanecimos con nuevas amenazas para los territorios indígenas, para los panameños y para el planeta. Como quien hace promoción en un supermercado, el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli anda ofreciendo adecuar -aún más- la legislación minera panameña para favorecer la explotación minera.
La minería metálica en un país de trópico húmedo -como lo es Panamá-, seriamente amenazado y agredido por la devastación y depredación ambiental que promueven las políticas neoliberales, constituye una sentencia de muerte para cientos de comunidades y ecosistemas. 

El racismo, como la minería metálica -conocida también como la INDUSTRIA DE LA MUERTE- se incuban sobre la ignorancia y el desconocimiento. "Ngüduo Tain" es el nombre de Cerro Colorado en la lengua del pueblo ngobe. Ngüduo Tain está ubicado sobre la división continental dentro de la Comarca Ngóbe y Buglé. En el cerro nacen el río San Félix que desemboca en el Pacífico y río Krikamola que desemboca en el Atlántico. 

Ya pueden imaginar ustedes el desastre y la enorme contaminación en toda la zona, de llegarse a concretar este absurdo y criminal proyecto. Los ríos que hoy, en todo su recorrido, llevan y permiten la vida de la naturaleza y de una amplia gama de seres vivos, entre ellos de los pueblos Ngóbe y Buglé, se convertirían en una estela de muerte, devorando y matando, a su paso, todo vestigio de vida. 

He estado en varias de las comunidades indígenas que hacen su vida (alimentación, educación, historia, cultura y más…) en las riveras de ambos ríos. Nada más estúpido que pensar o decir que se trata de un cerro pelado, como ya dijo una alta autoridad del actual gobierno. Las comunidades indígenas, expulsadas de las tierras productivas en el litoral pacífico, se han refugiado en las montañas. 

El proceso de conquista y colonización continúa hasta nuestros días. El racismo con las poblaciones indígenas salta a la vista en todas y cada una de las estadísticas nacionales. Sin lugar a dudas, los más empobrecidos entre los empobrecidos del territorio panameño son los pueblos y comunidades indígenas. 

Antes de andar ofreciendo tierras y comunidades que no conocen, las autoridades deberían darse un baño de pueblo que ablande su corazón de piedra y cultive su masa cerebral. No puede ser que la ignorancia y el desconocimiento sean las únicas guías entusiastas de un falso desarrollo y falso crecimiento del país. La destrucción de ecosistemas es realizada por asesinos y criminales de la naturaleza, estos ecocidas están contribuyendo con la destrucción del planeta. La destrucción de las comunidades es realizada por asesinos y criminales de seres humanos, estos genocidas están contribuyen con la desaparición de las especies. 

La minería metálica en ningún sentido representa absolutamente nada bueno para el país y su gente. La minería de por sí, trae división en las comunidades, destrucción de los ecosistemas y deja daños irreparables. La minería metálica NO ES SOSTENIBLE. Solo pensar en la explotación de Ngüduo Tain (Cerro Colorado) constituye una seria amenaza a la vida de los pueblos Ngóbe y Buglé y a la vida de todos los panameños.

Fuente: Héctor Endara Hill/Adital

¿Llegará el capitalismo a devorar el Foro Social Mundial??





Por Olivier Bonfond y Éric Toussaint

Es perfectamente posible que el FSM sea absorbido progresivamente por el sistema capitalista. No habría nada de asombroso en ello. El capitalismo no tiene ya nada que probar en cuanto a su capacidad para adaptarse y absorber las dinámicas creadas en un principio para luchar contra él. El FSM, al igual que las ONG, movimientos sociales e individuos que lo componen, no están a salvo del peligro. Sin embargo, como red radical, el CADTM piensa que el FSM puede aún desempeñar un papel positivo como lugar de discusión sobre pistas alternativas para garantizar un auténtico desarrollo humano, basado en la justicia social y el respeto a la naturaleza.


Olivier Bonfond, Éric Toussaint Entrevistados por Marga Tojo Gonzales
Entre el 21 de enero y el 2 de febrero de 2010, Eric Toussaint y Olivier Bonfond, militantes altermundialistas, miembros del Consejo Internacional del FSM, de la asamblea mundial de los movimientos sociales y de la red internacional CADTM (Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo www.cadtm.org ), participaron en distintas reuniones y actividades internacionales en Brasil: seminario internacional de movimientos sociales (realizado en São Paulo entre el 21 y el 23 de enero), campo internacional de la juventud en Novo Hamburgo, seminario internacional titulado “10 años después: retos y propuestas para otro mundo posible”, organizado en Porto Alegre del 25 al 29 de enero de 2010 por el “Grupo de reflexión y de apoyo al proceso del FSM”, compuesto por varias organizaciones brasileñas, en particular, IBASE, Ethos y el Instituto Paulo Freire, así como en la asamblea de los movimientos sociales (Porto Alegre, el 29 de enero). A pesar de realizar un análisis muy crítico, Eric Toussaint y Olivier Bonfond piensan que el Foro Social Mundial puede aún desempeñar un papel positivo, pero con ciertas condiciones.
Marga Tojo Gonzales: Diez años después del nacimiento del lema “otro mundo es posible”, la mayoría de la población del planeta vive todavía en condiciones infrahumanas y la crisis financiera internacional deterioró aún más la situación. ¿Fracasaron los altermundialistas?
Olivier Bonfond: Cuando la cuestión se plantea de esta forma, hay que reconocer que el Foro Social Mundial y el movimiento altermundialista en general no consiguieron realmente cambiar el curso de las cosas. En el fundamento de estos grandes acontecimientos que son los foros mundiales, estaba el objetivo de convertir la sociedad en un lugar donde hubiese más justicia social, menos desigualdades, y donde todos los ciudadanos tuviesen satisfechos sus derechos humanos fundamentales. Pero en realidad hay que plantear la cuestión de otro modo. Se trata de determinar si el FSM y el movimiento altermundialista desempeñaron un papel positivo en la construcción de una relación de fuerzas favorable a los explotados y oprimidos del planeta. Entonces la evaluación es más bien positiva. Pero el FSM no tiene nada de milagroso y sigue siendo un proceso en movimiento, con sus debilidades y contradicciones. También es muy “joven”: el FSM sólo tiene 10 años y el movimiento altermundialista apenas alguno más, lo que es muy poco si lo comparamos con las fuerzas a las que se enfrentan, es decir, las de una oligarquía capitalista internacional y las de las sociedades transnacionales, al servicio de las cuales actúan potentes instrumentos, tales como el Banco Mundial, el FMI, la OMC, la OTAN…
M.T.G.: En su opinión, después de 10 años de Foros, ¿cuál es el principal logro de este movimiento?
Eric Toussaint: El FSM desempeñó un papel muy importante en dos niveles. En primer lugar, en la deslegitimación del neoliberalismo como único modelo posible para la humanidad. Claro está que no se ha terminado la “batalla de las ideas” y la lógica de fatalidad está aún muy presente en muchas mentes, pero el movimiento altermundialista pudo demostrar y hacer visible la necesidad y la posibilidad de una alternativa mundial. Demostró la futilidad de algunas afirmaciones de moda como, por ejemplo, la expresión “el final de la historia” de Fukuyama o la “TINA” (There Is No Alternative) de Margaret Thatcher.
El otro logro muy importante del FSM es haber permitido, por una parte, la construcción y el refuerzo de redes internacionales, y, por otra, la conexión entre estas diversas redes. En el marco de la lucha contra el capitalismo mundializado, este aspecto es fundamental. En efecto, ante estrategias y relaciones de fuerzas que llevan al aislamiento y/o a la competencia entre países y pueblos, es fundamental sobrepasar el marco nacional y proponer alternativas globales, construyendo vínculos de solidaridad y también, sobre todo, coordinando estrategias de acción y movilizaciones internacionales. En los primeros años del foro, es innegable que había una dinámica interesante entre los foros, los movimientos sociales, las distintas campañas internacionales sobre temas tales como la deuda, la OMC, el militarismo, la ecología, la feminismo… y la organización de grandes movilizaciones con motivo de reuniones del BM, el FMI, la OMC, el G8, la OTAN, o como la potente movilización mundial de febrero de 2003 contra los preparativos de la invasión de Irak.
M.T.G.: ¿Esto ya no sucede ahora? ¿Son ustedes de los que piensan que el Foro Social Mundial pierde aliento?
O.B. Es innegable que el Foro perdió vitalidad, utilidad y también legitimidad (sobre todo a partir del FSM organizado en Nairobi en enero de 2007P |1|). Las causas son múltiples: la institucionalización del FSM, el refuerzo de la influencia de grandes ONG que disponen de importantes medios financieros, el gusto de una parte de las delegaciones y dirigentes del FSM por los hoteles de cuatro o cinco estrellas, la incapacidad de “fusionar realmente” las actividades durante los foros mundiales (más de 1.500 actividades en cinco días en el último FSM de Belem), la búsqueda de fondos en grandes empresas privadas o mixtas (Petrobras, la gran sociedad petrolera brasileña, cuyo capital es privado en un 61 %; la Fundación Ford; la multinacional CELTEL en África…).
La evolución política de los últimos años también pesó mucho. Es necesario recordar que los dos principales países en los que el Foro se afianzó al principio, Brasil |2| e Italia, experimentaron a partir de 2003 dos experiencias gubernamentales que influyeron de modo acusado sobre el curso del Foro Social Mundial: la experiencia de la presidencia de Lula en Brasil y la del gobierno Prodi |3| en Italia. Importantes fuerzas que eran la base de la creación del Foro Social Mundial sostuvieron o sostienen aún a estos Gobiernos, que aplicaron (o aplican aún) políticas social-liberales, o sencillamente neoliberales.
También hay que decir que el FSM y el movimiento alter no lograron “victorias” en el nivel mundial. Afortunadamente, sobre el continente latinoamericano, la lucha contra el ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, dirigido desde Washington), que triunfó en 2005, ayuda a mantener en parte su reputación. Pero si se aborda la escena mundial, mientras que el capitalismo atraviesa una crisis de enorme amplitud, ni siquiera se ha aplicado un impuesto a las transacciones financieras con el fin de combatir la especulación. Las aventuras bélicas imperialistas prosiguen. Los golpistas hondureños están todavía en el poder.
Copenhague fue un fracaso obvio. El hecho de que, en el nivel internacional, el movimiento no haya conseguido aún una victoria produce desaliento entre los que esperaban resultados tangibles más rápidos. En este nivel, se puede decir que el FSM se ahoga, en el sentido de que carece de aire o de combustible para lograr que el engranaje se mueva a más velocidad.
E.T. Hay que añadir que la mayoría de la dirección del FSM se negó a evolucionar hacia un movimiento con voluntad de convocar movilizaciones sobre una plataforma común. Y si no hay voluntad de movilizar en el nivel internacional, si no hay voluntad de marcar objetivos comunes, es difícil progresar. Inevitablemente, el FSM se asemeja cada vez más a un enorme mercado de ideas (y de propuestas) que no desembocan en un combate común para conseguir ciertos objetivos. Ahora bien, necesitamos un instrumento internacional para determinar cuales son las prioridades, las pretensiones y los objetivos que queremos alcanzar, un calendario común de acciones, una estrategia común. Si el Foro no lo permite, será necesario construir otro instrumento, aunque sin eliminar o abandonar el Foro. Pienso que tiene su razón de ser. Pero puesto que un sector del FSM no quiere que éste se transforme en instrumento de movilización, es mejor construir otro instrumento con las organizaciones y los individuos que estén convencidos de que esto es necesario. Eso no impediría seguir interviniendo activamente en el Foro. Digo esto para evitar una escisión, un debate sin fin que paraliza más que ayuda.
M.T.G. ¿A qué nuevo instrumento se refiere?
E.T. : Existe una propuesta que, la verdad, tuvo relativamente poca repercusión. Se trata del llamamiento que Hugo Chávez hizo a finales de noviembre de 2009 para la creación de una Quinta Internacional, que reuniría movimientos sociales y partidos de izquierda. |4| Pienso que es, en principio, muy interesante. Podría ser una perspectiva válida si hay una reflexión, un diálogo entre partidos y movimientos sociales: una Quinta Internacional como instrumento de convergencia para la acción y para la elaboración de un modelo alternativo. |5| Pero, a mi modo de ver, no constituiría una organización como las Internacionales que han existido —o aún existen, puesto que la Cuarta Internacional existe todavía—, organizaciones de partidos con un nivel de centralización bastante elevado. Pienso que la Quinta Internacional no debería tener un alto nivel de centralización y no debería implicar una autodisolución de las redes internacionales o de una organización como la Cuarta Internacional. Éstos podrían adherirse a la Quinta Internacional, guardando sus características esenciales, pero tal adhesión demostraría que todas las redes o grandes movimientos tienen la voluntad de ir más allá de los frentes específicos, como las coaliciones sobre el clima y la justicia social, la soberanía alimentaria, la deuda… Tenemos banderas comunes entre muchas redes y esto es positivo. Pero si fuese posible llegar a un frente permanente, sería mejor. Al emplear esta expresión, ya estoy dando un elemento de definición.
Para mí, la Quinta Internacional sería, en la situación actual, un frente permanente de partidos, movimientos sociales y redes internacionales. El término “frente” implica claramente que cada uno guardaría su identidad pero daría la prioridad a lo que une para lograr objetivos comunes y avanzar en la lucha. Los últimos meses de 2009 y principios de 2010 demostraron nuevamente la necesidad de aumentar la capacidad de acción colectiva, ya que la movilización contra el golpe de Estado de Honduras fue completamente insuficiente. Es preocupante, porque, como Estados Unidos apoyan el golpe de Estado legitimando las elecciones que siguieron, |6| las fuerzas golpistas del mundo entero consideran que esta es, de nuevo, una opción razonable. En Paraguay, por ejemplo, el debate entre los golpistas vuelve sobre el “cuándo” y el “cómo”. Están convencidos de que es necesario un golpe de Estado a partir del Congreso Nacional contra el presidente Fernando Lugo. Eso demuestra que la movilización con respecto a Honduras fue insuficiente. Fue el caso también de Copenhague y, ahora, de Haití. La respuesta a la intervención de Estados Unidos en Haití es también netamente insuficiente.


MTG: ¿Qué piensan de la reciente evolución del FSM y más concretamente cómo analizan los foros de Porto Alegre y de Salvador de Bahía?
O.B.: El elemento más positivo de las actividades realizadas en Porto Alegre en enero de 2010 fue seguramente el lanzamiento de una campaña internacional contra la presencia de bases militares en el continente latinoamericano. Esta campaña, “América Latina y Caribe: una región de paz. ¡No a las bases militares extranjeras!”, conducida por una plataforma de organizaciones muy importantes |7|, muestra que el FSM, como espacio abierto, puede aún conseguir que se concreten ciertas campañas movilizadoras. Otro punto positivo: la actividad destinada a preparar la movilización para la “Conferencia mundial del pueblo sobre el cambio climático y la defensa de la Tierra Madre”, |8| que tendrá lugar en Cochabamba del 19 al 22 de abril de 2010, ha reunido muchas organizaciones.
Desgraciadamente, los elementos negativos no faltaron, ni en Porto Alegre, ni en Salvador de Bahía. Es necesario destacar en primer lugar la escasa presencia de movimientos sociales (en particular, de las organizaciones indígenas que habían influido positivamente sobre el FSM celebrado en Belem en enero de 2009), y en consecuencia los debates estuvieron dominados por grandes ONG, que no pretenden en absoluto cuestionar la lógica profunda del sistema capitalista. Además, aunque no es nuevo, la organización de estos dos foros fue financiada por transnacionales como Petrobras. Ésta es una empresa mixta que explota el petróleo y el gas, en particular, en Bolivia, Ecuador y Brasil, causando graves daños ambientales. Si recordamos el artículo 4 de la Carta de principios de Porto Alegre: “Las alternativas propuestas al Foro Social Mundial se oponen a un proceso de universalización capitalista encargado por las grandes empresas multinacionales y los Gobiernos e instituciones internacionales al servicio de sus intereses”, |9| comprenderemos inmediatamente dónde está el problema. Sobre todo teniendo en cuenta que estos foros se caracterizaron por una impresionante presencia del Gobierno Lula, tanto en el apoyo financiero, lo que no es nuevo tampoco, como en la programación en las distintas actividades. En todas las actividades a las que asistí, había en la mesa un representante del gobierno brasileño con un discurso en el que se hacía siempre un balance positivo del Gobierno Lula. En esto hay un verdadero peligro, que un foro social se convierta en una herramienta de legitimación de un Gobierno que aplica una política social liberal.
MTG: Precisamente, con relación a esta cuestión de la naturaleza del gobierno brasileño, algunos medios de comunicación se hicieron eco de una fuerte polémica entre ustedes. Eric Toussaint y Socorro Gómez, representante de Cebrapaz y miembro del PcdoB, declararon que Brasil era un imperialismo periférico en el curso de un debate sobre el nuevo orden mundial. Alguien en la sala, miembro también del PCdoB, los acusó de seguir el juego al imperialismo americano. ¿Qué tiene que decir al respecto?
E.T. : Brasil ocupa un lugar singular: con una economía nacional que representa por sí sola la mitad del producto interior bruto de Sudamérica, puede considerarse como una potencia imperialista periférica, capaz de determinar una línea política independiente de Washington. Se puede aplicar el término imperialismo a un país como Brasil por varias razones: sus empresas transnacionales (Petrobras, Vale Rio Doce, Odebrecht |10|) realizan importantes inversiones en el extranjero hasta el punto de tener un peso económico considerable e influir sobre las decisiones políticas de gobiernos extranjeros (es el caso de Paraguay, Bolivia, Ecuador, aunque las autoridades de estos países intentan recuperar la soberanía sobre su economía, lo que implica tensiones con Brasilia); sus empresas explotan al máximo los recursos y a los trabajadores de los países donde invierten; el gobierno de Brasilia pone su política exterior totalmente al servicio de los intereses de las transnacionales brasileñas; Brasil intenta progresivamente dotarse de fuerzas militares capaces de intervenir fuera de las fronteras de manera permanente (dirige el Minustah en Haití |11|).
Conviene añadir el calificativo periférico al sustantivo imperialismo en la medida en que Brasil no constituye un imperialismo dominante, comparable a Estados Unidos, a los principales países de la Unión Europea (o a la Unión Europea como tal) o Japón. Brasil debe ubicarse en la misma categoría que China, Rusia y la India, con los que integra los BRIC’s (Brasil, Rusia, India, China), esa categoría inventada hace una quincena de años para designar las principales potencias periféricas capaces de ejercer un peso político y una influencia económica que las potencias económicas dominantes deben tener en cuenta. Es necesario precisar que Brasil ocupa en este cuarteto el último lugar por su tamaño económico, y por el hecho de que no dispone de armas nucleares. En este sentido, se puede aproximar a Sudáfrica. Brasil y Estados Unidos tienen intereses divergentes en varios aspectos: los intereses económicos de la burguesía brasileña en materia agrícola e industrial no pueden satisfacerse con el proteccionismo de Estados Unidos.
En este mismo sentido, la reactivación de la IV flota |12| y la utilización de bases militares colombianas molestan a Brasilia, que interpreta estas acciones como una voluntad renovada de control por parte de Washington sobre Sudamérica y en particular sobre la zona estratégica de la Amazonia. El reciente despliegue de más de 15.000 soldados estadounidenses en Haití, donde Brasil dirige el Minustah, una fuerza de la ONU, irrita también al gobierno brasileño. Por otra parte, otra fuente de fricción entre Washington y Brasilia son las buenas relaciones que Lula mantiene con Cuba y Venezuela, las dos principales pesadillas de Estados Unidos en el hemisferio occidental.
Conviene también precisar que la caracterización de imperialismo periférico no depende del partido político que está en el gobierno: importa poco que la derecha o la izquierda esté en el poder. El término imperialismo a algunos les parece exagerado, ya que se asocia con una política de agresiones militares. Pero se trata de una estrecha visión del término imperialismo. ¿El desarme de Alemania o Japón (y la pérdida de sus colonias por este último) después de la segunda Guerra Mundial hizo desaparecer el carácter imperialista de estas potencias?
El principal precursor en la utilización del término subimperialismo con respecto a Brasil es el economista brasileño Ruy Mauro Marini, |13| uno de los padres de la escuela de la dependencia. Decía lo siguiente: “Actualmente, podemos considerar a Brasil como la más pura expresión del subimperialismo.” Frente a los que se oponían a esta caracterización, Marini formuló argumentos que, hoy, han tomado más fuerza: “¿La política expansionista brasileña en Latinoamérica y África, además de la búsqueda de mercados, no corresponde acaso a un ejercicio de control de fuentes de materias primas —como los minerales y el gas de Bolivia, el petróleo de Ecuador y de las ex colonias portuguesas en África, el potencial hidroeléctrico de Paraguay— y, más aún, al cierre de las posibilidades de acceso a estos recursos a posibles competidores como Argentina? [...] La exportación de capitales brasileños, principalmente mediante el Estado (Petrobras, convertida en Brazilian Petroleum, lucha por entrar en el cartel internacional del petróleo, así como el constante desarrollo de préstamos públicos al exterior), y también de los capitales asociados a grupos financieros para explotar las riquezas de Paraguay, Bolivia y las colonias portuguesas de África, por dar algunos ejemplos, ¿no se presenta como un caso particular de exportación de capital en el marco de un país dependiente como Brasil?”.
Añadía además un argumento que se ha reforzado con el tiempo: “Sería bueno tener presente el proceso acelerado de monopolización (mediante la concentración y la centralización del capital) que ha tenido lugar en Brasil en estos últimos años, así como el extraordinario desarrollo del capital financiero, principalmente a partir de 1968.” Y finalmente, concluía afirmando que para la izquierda revolucionaria, es fundamental tomar conciencia del subimperialismo: “Para concluir este prefacio, sería necesario reiterar la importancia del estudio del subimperialismo para el desarrollo del movimiento revolucionario latinoamericano”.
En el debate que tuvo lugar en Porto Alegre sobre el nuevo orden mundial, expliqué que Estados Unidos era por supuesto la potencia imperialista dominante y más agresiva. No hay comparación con Brasil en este nivel. También critiqué duramente el imperialismo de la Unión Europea. Eso no impide que el propio Brasil sea una potencia imperialista, con las características de una potencia periférica. Prefiero el término “imperialismo periférico” a “subimperialismo” ya que, desde que Ruy Mauro Marini tomó conciencia del fenómeno, hace más de treinta años, Brasil ganó autonomía con relación a Estados Unidos. Durante la conferencia, fui criticado efectivamente por miembros del PCdoB |14|, partido que apoya la política de Lula.
En realidad, durante nuestra estancia en Brasil notamos una actitud claramente intolerante de los partidarios de Lula: no quieren aceptar críticas a su Gobierno. Debo señalar que entre los otros conferenciantes que tomaron la palabra durante este debate sobre el nuevo orden mundial, Patrick Bond, de Sudáfrica, apoyó claramente la caracterización de Brasil como imperialismo periférico. Explicó que Sudáfrica estaba en la misma situación que Brasil y que los BRIC’s no constituían en absoluto una alternativa.
M.T.G: Financiado por transnacionales deseosas de forjarse una imagen más “verde” o más humana, cortejado por las autoridades políticas que lo utilizan como una herramienta de campaña electoral, algunos piensan que el FSM ya ha sido asimilado completamente por el sistema y que ya no hay marcha atrás. ¿Cuál es su posición al respecto?
OB: Es perfectamente posible que el FSM sea absorbido progresivamente por el sistema capitalista. No habría nada de asombroso en ello. El capitalismo no tiene ya nada que probar en cuanto a su capacidad para adaptarse y absorber las dinámicas creadas en un principio para luchar contra él. El FSM, al igual que las ONG, movimientos sociales e individuos que lo componen, no están a salvo del peligro. Sin embargo, como red radical, el CADTM piensa que el FSM puede aún desempeñar un papel positivo como lugar de discusión sobre pistas alternativas para garantizar un auténtico desarrollo humano, basado en la justicia social y el respeto a la naturaleza. El FSM debe además reforzar las convergencias entre todos los movimientos que quieran pasar juntos a la acción. Estos movimientos aprovecharán las actividades del Foro para llegar a acuerdos. Por otra parte, el CADTM proseguirá su participación activa en la asamblea mundial de los movimientos sociales (AMS), que nació en enero de 2001 en Porto Alegre con ocasión del primer FSM.
M.T.G.: ¿Pueden recordarnos en pocas palabras en qué consiste esta Asamblea de los movimientos sociales? Por otra parte, justo antes del Foro de Porto Alegre, ustedes participaron en São Paulo en un seminario mundial de los movimientos sociales. ¿Cuál fue el resultado?
OB: La asamblea de los movimientos sociales (AMS) se desarrolló en el marco del Foro Social Mundial. Tiene como característica principal ser un espacio abierto que contempla la construcción de un orden del día común de movilizaciones. Está formada por un grupo variado de movimientos sociales y redes (Vía Campesina, Marcha mundial de las mujeres, CADTM, Jubileo Sur, No Vox, organizaciones sindicales, la Alianza Social Continental, COMPA, ATTAC, etc), que tienen objetivos regionales y nacionales específicos pero que quieren luchar conjuntamente contra el capitalismo en su fase neoliberal, imperialista y militar, contra el racismo y el patriarcado.
Entre el 21 y el 23 de enero de 2010, en São Paulo, distintos movimientos sociales que participan desde hace más o menos tiempo en la AMS, se reunieron en seminarios con el objetivo de hacer un balance de la nueva coyuntura internacional, pero también, y sobre todo, para ver cómo organizar las distintas fuerzas presentes y conseguir una mejor articulación de las mismas con el fin de reforzar las luchas a escala mundial. Los debates destacaron la gravedad y el carácter pluridimensional de la crisis sistémica que se impone actualmente, en particular por la militarización y por la criminalización de los movimientos sociales. En la estrategia de acción, la decisión más importante fue seguramente trabajar en la realización de un próximo seminario de la asamblea mundial de los movimientos sociales en África, varios meses antes del FSM 2011, que tendrá lugar en Dakar en enero de 2011. El objetivo es doble. En primer lugar, se tratará de reforzar la comunicación y la coordinación en el continente africano, manteniendo al mismo tiempo una perspectiva mundial, puesto que será efectivamente una reunión internacional con la presencia de movimientos sociales africanos, americanos, asiáticos y europeos. A continuación, se tratará de dinamizar la movilización para el próximo Foro Social Mundial, y de procurar que este Foro tenga un impacto concreto positivo para los movimientos sociales y las luchas africanas.

www.ecoportal.net
Marzo 2010 - Olivier Bonfond, Éric Toussaint entrevistados por Marga Tojo Gonzales -Traducido por Marga Tojo Gonzales

Desastre de Nestlé en su página de Facebook






F.Figueroa Fagandini
FayerWaller



Por si no lo sabían,la mayor parte de esos chocolates baratos que se venden en los kioskos en realidad son casi totalmente manteca vegetal hidrogenada teñida y saborizada como chocolate. En especial, el aceite de palma es tan barato que Nestlé lo usa a destajo para producir su chocolate KitKat. El problema es que para plantar la palmera que produce este aceite, los proveedores de Indonesia están talando el bosque nativo, que de paso es el hábitat de una especie tan amenazada como el Orangután.
Con un tema tan grave sobre la mesa, la gente de márketing y relaciones públicas debió pensarlo mejor antes de crear una Fan Page en Facebook.
Pasa que la Internet es un medio sumamente poderoso. Hay grupos de fans completamente triviales que en pocos días consiguen decenas de miles de seguidores. Si no me creen,  pregúntenle a Exequiel Plaza -editor de Wayerless y creador de MobileCloseUp- que creó un grupo como experimento y en una semana juntó 44.000 fans.
Así que los encargados de promociones y demases en Nestlé deben haber dicho: “Esto está tirado, es gratis y te llenas de fans, mejora la percepción y difusión de la marca y el directorio nos dará un aumento“. Ese fue su primer error, porque no esperaban que los comentarios tomaran un tono crítico haciendo eco de Greenpeace y otras organizaciones que critican el uso del aceite de palma. Además, los “fans” más críticos animaban al resto a ponerse como foto de perfil un logo adulterado de Nestlé en donde en vez de “KitKat” se lee “Killer”.
El segundo error fue cuando los mismos funcionarios advirtieron en la página que eliminarían las opiniones de los que usaran ese logo como fotografía, porque violaba su propiedad intelectual. Ahí sí que se desató la debacle y los comentarios críticos se tornaron abiertamente descalificativos del tenor de: “Oye estúpido de RRPP, gracias a ti ahora tenemos un espacio para destruir la imagen de tu empresa a la vista de todos“.
La gente de RRPP ha intentado calmar los ánimos. No ha logrado detener las críticas pero sí cambiarlas a un tono menos insultante. Lo importante es que este es un desastre de relaciones públicas y tanto Nestlé como cualquier empresa que tenga tejado de vidrio en un frente sensible deberían aprender la lección.

Fuente: http://www.fayerwayer.com/2010/03/desastre-de-nestle-en-su-pagina-de-facebook/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+fayerwayer+(FayerWayer)

martes, 30 de marzo de 2010

El otro decrecimiento







Luis Alsó
Rebelión



  Rebaños.-
 Leía hace tiempo un libro que versaba sobre los parques nacionales de América del Norte y decía que antes de invadirla los “rostros pálidos”  e iniciar su campaña de extermínio, los rebaños de bisontes eran tan numerosos que sumaban no menos de sesenta millones de ejemplares. Comentándolo con un amigo, éste me replicaba: “imposible, hubiesen arrasado la pradera norteamericana”. Le hice observar que no se trataba sólo del territorio de EU, sino tambien del de Canadá y parte de México, y me contestó: “Aún así son demasiados”. Nunca  pude saber si el libro estaba equivocado o si el equivocado era mi amigo; pero sí sé que la huella ecológica de un norteamericano, es, pese a su tamaño menor, incomparablemente mayor a la de un bisonte.Y en Norteamérica hay unos 500 millones de personas; equivalente, como mínimo, en cuanto a huella ecológica se refiere, a varios miles de millones de bisontes: una estampida devastadora. Y eso que la de Norteamérica no se considera una demografía explosiva como la de China, que tiene menos de la mitad de su extensión y más del doble de su población. Claro que en Norteamérica, como en el resto del planeta, han sobrevivido hasta ahora gracias a  una drástica reducción o extinción de multitud de especies (bisontes incluídos) que estaban allí desde millones de años antes, y una sobrexplotación del suelo, el agua y la atmósfera que empieza a revelarse insostenible. Nunca ha existido en la naturaleza un mamífero superior con tanto impacto ecológico como el ser humano y que,  a la vez,  se haya multiplicado tanto. 
      Hasta hace poco se consideraba reaccionario en los círculos de izquierda alertar sobre el problema demográfico, considerándolo una coartada neomalthusiana para eliminar, como un desecho sobrante, a los excluídos del sistema. No les faltaba razón: el asesor ecológico del presidente Sarkozy, por ejemplo, supuestamente un “prestigioso experto” en problemas medioambientales, aconseja congelar la ayuda a los países subdesarrollados para frenar la explosión de la natalidad; y, por otra parte, el Imperio azuza en esos países guerras interétnicas o religiosas para reducir (al estilo “Informe Lugano”) la superpoblación. Pero esa crítica sólo atañe a la forma de solucionar el problema, no al fondo del mismo. Otros alegaban que el progreso reduciría espontaneamente  el crecimiento demográfico, como ya se podía comprobar en los países desarrollados; sólo que ese “progreso” - hoy severamente cuestionado- llegaría tarde o nunca a los países subdesarrollados, que son mayoría.  Un importante sector de la izquierda, ecológicamente ignaro, alegaba incluso que la población mundial, camino ya de los siete mil millones de individuos, no representaba un problema porque la Tierra tenía capacidad para alimentar a  doce mil. La pregunta es: ¿a costa de qué?; y la respuesta es: a costa de la extinción de miles de nuevas especies, o de una reducción  brutal de sus hábitats, que, inexorablemente, serán dedicados a viviendas, infrastructuras o nuevas explotaciones agrícolas. La pérdida de biodiversidad es una de las mayores amenazas para nuestra supervivencia, nos avisa la ONU en este inicio del 2.010 “año de la biodiversidad”. Miles de cadenas biológicas han colapsado o está a punto de colapsar. La lista de especies en peligro de extinción crece sin cesar, y sabemos que muchas de ellas (lince y oso ibéricos, tigre de Bengala, atún rojo, etc..) son ya difíciles de recuperar. 
  Encuentros en la tercera fase.-
      La conciencia ecológica del ser humano ha recorrido tres etapas, especialmente en  nuestra civilización occidental judeo-cristiana (en otras siempre existió una avanzada conciencia de interdependencia con la Naturaleza):
      -En la primera, la Naturaleza toda estaba a nuestra disposición para ser explotada sin límites, según los designios del Creador que constan en los libros “revelados”.
      -En la segunda, sobrevenida tras constatar el impacto medioambiental de la revolución industrial,  descubrimos nuestra estrecha dependencia de una Naturaleza de la que nos habíamos olvidado, y cuyos límites no podemos sobrepasar, pese  a lo que pudiera deducirse de aquellos libros sagrados. El inicio de esta etapa lo marca la aparición de la obra del Club de Roma “Los límites del crecimiento”, que supone el ocaso de la visión antropocéntrica del mundo.
      -Nos encontramos ahora en la “tercera fase”, y, a semejanza de la película del mismo título, hemos contactado con alienígenas; sólo que esos alienígenas somos nosotros mismos, auténticos extraños en la Tierra. La toma de conciencia ecológica en su etapa más desarrollada consiste, en efecto, en comprender que el ser humano civilizado no es, como se decía, el rey de la creación, sino el rey de la destrucción; y que ha sobrevivido hipotecando el futuro del planeta; es decir, su propio futuro. Desde esta perspectiva, la civilización se asemeja a un cáncer de la biosfera en estado de metástasis. Como todo tumor maligno, en efecto, parasita y devora el tejido vivo de la biosfera hasta destruirlo y perecer con él.  Nuestra civilización tiene, en efecto, fecha de caducidad, y hemos pasado a engrosar la lista de especies amenazadas. 
        Crisis de civilización.-
       Hace muchos años -en mis tiempos de estudiante, cuando aún no se visualizaba el problema ecológico- un profesor definía así la civilización: “civilización es todo aquello que no es naturaleza”. Sin saberlo él, esta definición por exclusión contendría ya, de ser cierta, conclusiones inquietantes para el futuro de la especie humana, pues se trataría de un sistema “extraño” que  interferiría en otro preexistente, alterando inevitablemente su equilibrio dinámico. Toda civilización, pues, aún la más primitiva, sería “antinatural” aunque se desarrollase en la Naturaleza, y sería, a la larga, insostenible. Ello no es rigurosamente cierto, salvo si confundimos civilización  con cultura, pues en muchas especies (y, por supuesto, en la de los monos antropomorfos) existen un conjunto de hábitos “culturales” que se transmiten por vía de aprendizaje, o por vía genética, y que son compatibles con la conservación del entorno. Salvo en el hipotético caso de una explosión demográfica; pero estas explosiones, frecuentes en la Naturaleza, acaban siempre siendo corregidas por diversos mecanismos reguladores (incluyendo los mecanismos regluladores de la propia atmósfera descubiertos por J. Lovelock).  Algunas de estas correcciones son dramáticas, como el caso de los lemmings árticos, que en años de bonanza experimentan una explosión demográfica tal que -pese al incremento de la predación que sufren- desemboca en un suicidio en masa que evita la devastación de la tundra. Otras son “blandas” como el caso de  algunas aves del desierto de Sonora, que en años de extrema sequía no entran en celo para  evitar que sus crías mueran de hambre por falta de semillas. Lo cierto es que la biosfera en esto es implacable ¿Nos impondrá una solución dramática a los humanos o nos autoimpondremos nosotros una solución “blanda”?. No faltan algunos síntomas esperanzadores para ésta última:  además de la reducción en los países desarrollados se está produciendo también, por vez primera, una espontánea disminución de la natalidad en los no desarrollados. (Además la crisis económica provocada por el neoliberalismo está provocándola en algunos países del Norte desarrollado, especialmente los exsocialistas: la antigua RDA, Rusia y Letonia, p.e.). Pero, a su vez, se acumulan factores que abonan una solución dramática.  
      Además del agotamiento de las fuentes de energía (y el “bache” que se producirá antes de que el petróleo y el carbón puedan ser sustituídos por fuentes renovables), la escasez de agua potable es otro de ellos, y se va a ver agravado por el cambio climático y la contaminación. En muchos países, ríos antaño caudalosos bajan considerablemente mermados: el lago Chad se está convirtiendo en una laguna (el cinturón saheliano acabará añadiendo varios millones de kilómetros cuadrados al desierto del Sahara).  Grandes ríos asiáticos estan tambien amenzados por el acelerado derretimiento de los glaciares del Himalaya; y lo mismo cabe decir de los que alimentan de los glaciares andinos.  Cruentas guerras por el agua se perfilan en  un horizonte no lejano. Las guerras imperiales, a su vez, están contaminando ríos como el Tigris y el Eufrates que alimentaban el “creciente fértil” (hoy Irak, antaño proveedor cerealero de la zona, tiene que importar cada vez mas grano para proveer su propia alimentación). Por otra parte, la subida del nivel del mar provocada por el cambio climático inundará o salinizará, esterilizándolos, muchos terrenos de cultivo costeros, reduciendo su extensión. 
      La expansión de la agricultura y la pesca.-
      El salto cualitativo de la cultura  a la civilización se produce con el descubrimientos del fuego y la agricultura. Este dominio de la energía y de la genética permitiría, a la larga, alterar no sólo el equilibrio de las especies, sino tambien la composición fisica y química de la biosfera, así como erradicar  muchos factores naturales limitantes del crecimiento de la población. Paradójicamente, este éxito ha  sido una de las causas de su fracaso La más primitiva de las civilizaciones dominadoras del fuego ya sería incompatible con el medio ambiente en el hipotético caso de  una demografía desmesurada:  aparte de arrasar bosques, miles de millones de hogueras diarias para calentarse y cocinar alimentos acabarían generando tambien un impactante efecto invernadero (ya está ocurriendo en el norte de la India con el hollin generado por multitud de hogueras campesinas). Por ello resulta absurda la postura de los negacionistas del cambio climático,  sosteniendo que miles de toneladas adicionales de CO2- y miles de sustancias contaminantes- lanzadas diariamente a la atmósfera en los últimos siglos  resulten inocuas para ésta (ya lo hemos comprobado con el desgarro de la capa de ozono). La ganaderia -especialmente el ganado vacuno y porcino- ha crecido de tal manera que el metano que genera se ha convertido, junto con el CO2, en uno de los gases mas importantes del cambio climático. Igualmente, y polución aparte, las necesidades alimentarias de siete mil millones de seres humanos (no hablemos de las de los nueve mil que se esperan para mediados de siglo) están en la base de la sobrexplotación pesquera y el exterminio creciente de especies marinas (ahora mismo se desarrolla frente a las costas de Somalia  una auténtica guerra por el atún rojo; como antes la hubo entre España y Canadá por el fletán).  
            Otro frente de lucha contra la naturaleza -lejos de la bucólica convivencia con ella que se le ha atribuído tradicionalmente- ha sido la agricultura. El cultivo de especies vegetales no es un descubrimiento exclusivo de la especie humana: algunas especies de hormigas, por ejemplo, cultivan los hongos que le sirven de alimento, pero sin desquilibrar su entorno. El agricultor humano, sin embargo, ha sido el pionero de la destrucción de la biodiversidad, en su empeño secular por eliminar la “malas hierbas” y las “alimañas”, así como por talar bosques para destinarlos a terrenos de cultivo. El monocultivo de la agricultura de exportación- y de los biocombustibles- ha generado asimismo graves daños a la fauna entomológica y edafológica, al hacer necesario el uso masivo de contaminantes pesticidas y abonos químicos (el “desierto verde” del monocultivo sojero ya está produciendo una verdadera catástrofe ecológica en algunos países latinoamericanos, como Argentina, donde se arrasan miles de hectáreas de bosques nativos para plantar soja transgénica, que deja tras de sí suelos estériles). Si bien la agricultura ecológica corrige los defectos de la industrial exportadora, su extensión excesiva -de la mano de un crecimiento poblacional incontrolado- acabaría también con la biodiversidad, al reducir drásticamente los hábitats silvestres. 
      Conclusión.-
      Hábitos de vida sostenibles devienen insostenibles a partir de un crecimiento excesivo de la especie depredadora (y la humana es, con mucho, la más depredadora del planeta). Incluso la más primitiva y menos impactante foma de civilización -como el cazador-recolector bosquimano o las tribus amazónicas trashumantes- representaría una amenaza para el planeta si la practicasen siete mil millones de individuos,  aún cuando siguiesen intactos los bosques primigenios. Deberíamos, pues, en el ámbito demográfico, tender también a un “crecimiento cero”; para pasar, más adelante, a un  decrecimiento.  Decrecimiento aún no cuantificable, pero que, unido a un decrecimiento del consumo,  debería producir una reducción sustancial de nuestra devastadora huella ecológica, evitanto que necesitemos un Planeta B del que no disponemos, y que se impongan, por tanto, las soluciones dramáticas. Se trata de una carrrera contra el tiempo que hay que iniciar ya, pues si no regulamos la población y se materializa el crecimiento en dos mil millones de seres humanos previsto para mediados de este siglo, lo más probable es que las hambrunas y las guerras hagan el “trabajo sucio”.

Amputarán toda una región para las mineras






Una extensa reunión sostenida el pasado lunes en la Casa del Gobierno en Rawson arrojó algunos de los ejes centrales que van a estructurar la política minera de Chubut. Un importante número de funcionarios debatieron argumentos y analizaron datos vinculados al futuro extractivo de la Provincia, entre los que se encontraba el Ministro Coordinador de Gabinete, Pablo Korn, un puñado de diputados, entre los que se identificó a Jorge Pitiot, presidente de una de las Comisión Legislativas claves vinculada a los Recursos Naturales, y todo el directorio de Petrominera, encabezada por Luis Tarrío.
Fuente: Diario de Madryn
De la reunión también participó el Gobernador Das Neves, determinando algunas directivas puntuales como agenda inmediata. Entre los puntos clave solicitados figuraría por ejemplo la solicitud al Ministro de Medio Ambiente, Juan Garitano, sobre las especificaciones técnicas en el tramo fin de la explotación que difieren sustancialmente de las presentadas, correspondiente a la etapa exploratoria del Poryecto Navidad. La segunda tarea definida fue la de perfilar los ejes del proyecto de zonificación minera que va a mandar el Ejecutivo al Parlamento, considerada "una deuda" que el Estado tiene desde la Ley 5001, que en su segundo artículo establece que debe haber una zonificación y determinar las áreas para desarrollar la minería.
Entre estos lineamientos inminentes dos temas ya fueron prácticamente consensuados, por un lado la exclusión de la Cordillera, y por otro la habilitación del resto del territorio, con luz verde para la utilización de químicos en el proceso de obtención de minerales.

Contentos de habilitar el saqueo

Pitiot observó como saludable la actitud del Poder Ejecutivo de compartir con los legisladores proyectos que son política de Estado, y sostuvo a El Diario que esas reuniones son necesarias porque son temas que trascienden mas allá de una simple Ley, como es la renegociación petrolera con Tecpetrol y la cuestión minera, inserto en lo que será un proyecto de desarrollo integral de la meseta central.
"El proyecto minero no se puede tratar si se lo saca de este contexto, tiene que ser parte de un proyecto de desarrollo de la Meseta Central que ocupa mas del 40 por ciento de la superficie de nuestra Provincia con una incidencia de habitantes que no supera el 2 o el 2,5 por ciento, pero que necesita una política de desarrollo, y la mina puede ser una de esas políticas a desarrollar en el futuro en el lugar", explicó.
El diputado dejó en claro que el desarrollo minero está todavía en "pañales" porque se deben ejecutar trabajos previos como la pavimentación de la Ruta 4; una buena forestación y una serie de elementos que por el momento no están. "Por el momento son todos proyectos que deben ser elaborados, se está en la enunciación", dijo, destacando como altamente positivo que se haya convocado a diputados que tienen experiencia en el tema para que den también su opinión. 

El proyecto de Das Neves contra la voluntad de la población
El proyecto de Ley al que en la edición de ayer se refería uno de los directores de Petrominera, Rafael Cambareri, tiene que ver con la elaboración de la zonificación minera de la provincia y que fue confirmado por Pitiot. "Se analizó la situación legal de la actividad, las leyes que en estos momentos están en plena vigencia como la 5001 y la zonificación, que es una falencia, un déficit que el Estado debe cumplir, porque el articulo 2 de la ley 5001 establece que se debe marcar la provincia con las zonas mineras y estamos en buen camino porque en un corto tiempo tendremos la zonificación". (1)
Pitiot recordó que la ley 5001 estipulaba en el primer artículo la previsión de las actividades y su prohibición a cielo abierto hasta el 2011, y el segundo artículo que el Ejecutivo Provincial debía remitir la zonificación de la actividad. "En esto se está trabajando fuertemente ya que sin esa herramienta no podemos hablar de minería", insistiendo que la actividad minera es uno más de las posibilidades de desarrollo de la Meseta Central.
Enredos para convalidar el uso de tóxicos

Al consultarle porqué el desarrollo minero es un tema que tiene connotaciones negativas en toda la sociedad, el diputado aclaró que bajo ningún punto de vista se está hablando de mega minería, y explicó que hay conceptos que no sintonizan con los proyectos presentados y que no hay visos de desarrollar en la provincia. "Por ejemplo la cuestión del cianuro que es uno de los elementos químicos que se utilizan en diversas actividades, se usa menos del 15 por ciento en la minería y el 85 por ciento se utiliza en los restantes elementos de uso común de la comunidad, pero no hago defensa del cianuro -aclaró- sino que hay muchos argumentos en contra pero también tabúes, por eso es una situación compleja y difícil para los diputados tomar una decisión en representación del pueblo", afirmó. 

El agua es para cuidarla que es lo que no hacen las mineras
El Coordinador de Gabinete, Pablo Korn agregó que en la reunión de este lunes también se discutió sobre el último estudio hidrológico y de las cuencas del sector en que se pretende desarrollar el Proyecto Navidad. Para el ministro estuvo bien diseñado por parte del Instituto Provincial del Agua; Servicios Públicos y Medio Ambiente. "Los legisladores tienen copia de este estudio confirmando y consolidando la información que teníamos sobre la gran cantidad de agua que hay en la meseta central (sic)".
Por último dijo que el anteproyecto sobre el desarrollo integral de la Meseta Central ya fue girado a los diputados Ripa, Pitiot y García y el Ministerio de Industria, "porque hay varios programas de desarrollo integral en ese sector", aseguró.

Fuente: noalamina.org

La incineración agrava el cambio climático






Joan Marc Simón
Daphnia



Qué es mejor para el medio ambiente, las emisiones resultantes de la producción de un producto o las emisiones resultantes de la producción del mismo producto dos veces? La respuesta a esta simple pregunta nos permite entender por qué la incineración agrava el cambio climático: quemar un residuo que podría ser reciclado o reutilizado es imposible que sea bueno para luchar contra el calentamiento global, por la sencilla razón de que a las emisiones de la quema se tienen que añadir las emisiones resultantes de producir el producto de nuevo (extracción, producción, transporte, etc...).
En la actualidad, se estima que el porcentaje reciclable, reutilizable o compostable se sitúa entre un 60% y un 90% de los residuos totales. En Flandes, Bélgica, reciclan un 75% de los residuos. Si en España (cuyo porcentaje de reciclado se sitúa en torno al 30%) hubiera la voluntad politica de llegar a porcentajes similares, el debate sobre la necesidad de incineracion quedaría automáticamente obsoleto. El 25% de los residuos restantes se puede estabilizar biológicamente (obteniendo energía en el proceso) y enviarlos a vertedero mientras se desarrollan estrategias para reducir paulatinamente la fracción residual.
El debate sobre la incineración y el cambio climático sólo favorece a la industria incineradora mientras que perjudica al erario público, a los ciudadanos, a las generaciones futuras y al clima. La industria incineradora se empeña en comparar la incineración con los vertederos de diez años atrás, donde la materia putrescible se pudría sin control y emitía metano (mucho más perjudicial que el CO2).
Este escenario ya no es válido, pues la directiva de vertederos (99/31/CE) se ha encargado de reducir la materia orgánica en los mismos. Además, cuando la industria incineradora publica sus emisiones deduce un 60% (1) del carbono emitido por ser éste biogénico (por ejemplo, el que contiene la materia orgánica de los residuos). Este hecho "esconde" el 60% de las emisiones y no tiene en cuenta que, cuando hay una buena separación de la materia orgánica en origen y el papel se recicla, la parte biogénica se reduce considerablemente. La propia industria incineradora admite que, hoy, después de la recogida selectiva, el porcentaje de carbón biogénico representaría entre un 35% y un 48%. Este "matiz" provoca que las emisiones de una incineradora igualen a las de una planta de gas. Si incluyésemos todo el carbono biogénico en la ecuación (tal y como exigen los científicos del IPCC cuando se comparan fuentes de energía) veríamos cómo las emisiones de las incineradoras superan las de una planta de energía que utilizase carbón (2).
Pero aunque fuera cierta la presencia de un 60% de carbón biogénico en los residuos, sigue siendo un error considerar estas emisiones como neutrales desde el punto de vista del CO2, pues si la fracción biogénica (sobre todo orgánica y papel) se compostara, primero sacando energía con digestión anaeróbica y luego devolviendo el compost a la tierra, se conseguiría ganar un tiempo precioso en la lucha contra el cambio climático. Lo que nos interesa es reducir las emisiones de CO2 lo más rápidamente posible mientras descarbonizamos nuestro estilo de vida para retrasar la subida de la temperatura del globo. Si el residuo se quema, todo el carbono se emite directamente a la atmósfera; si se composta se consigue retrasar este proceso "secuestrándolo" unos preciosos años. Además, devolver el carbono a la tierra ayuda a luchar contra la desertización en un país como España, donde los suelos son pobrísimos en materia orgánica. No olvidemos que la deforestación es responsable de un 25% del cambio climático.
Es sorprendente que algunos Estados como España den primas a las incineradoras por su producción de "energía renovable". Cuando lo que hacen es quemar residuos que podrían ser reciclados o compostados (se estima que un mínimo del 50% de los residuos que se queman o se entierran en la Unión Europea son reciclables (3) con el consiguiente ahorro energético y de recursos, así como el mejor efecto sobre el medio ambiente que significa el reciclaje.
Las emisiones de la incineración no se deben comparar con vertederos de diez años atrás sino con las emisiones del reciclaje, la reutilización, el compostaje o la reducción de residuos. Además, en el siglo XXI se tienen que promover formas eficientes de generar energía; una incineradora tiene una eficiencia energética de un 30% frente al 80% de la energía solar (4). Por otra parte, las incineradoras son una forma de incentivar la generación de residuos, algo insostenible en un mundo con recursos finitos y en el que tanto la UE como el Estado español afirman querer desacoplar el crecimiento económico de la generación de residuos. Finalmente, el objetivo de querer vender la quema de residuos como beneficiosa para el medio ambiente está basado exclusivamente en intereses empresariales y no de lucha contra el cambio climático o a favor de una sociedad más sostenible. Es de vital importancia que las autoridades dejen de caer continuamente en operaciones tan claras de greenwashing (lavado verde). La incineración contribuye directa e indirectamente al cambio climático.
Joan Marc Simón es Coordinador en Europa de GAIA (Global Alliance for Incineration Alternatives)
Notas:
(1) "Waste-to-Energy and the revision of the waste framework directive" CEWEP, by Kees Wielenga Fact. (febrer 2008).
(2) "A Changing Climate for Energy from Waste?", EUNOMIA, Dominic Hogg, March 6, 2006
(3) http://www.foe.co.uk/resource/reports/gone_to_waste.pdf
(4) Murphy, J.D. and E. McKeogh (2004) "Techincal Economic and environmental analysis of energy production from municipal solid waste" Renewable Energy 29 (7): 1043-1057.
Fuente: http://www.istas.net/web/daphnia.asp?articulo=958

Acabamos pagando varias veces cada latita de atún





Víctor M. Amela
La Vanguardia



 ¿Qué es la perca del Nilo?
Este pescado rosado, ¿ve? Está en nuestros mercados.
¿Viene del Nilo, de veras?
Del lago Victoria. Es un pez carnívoro que introdujo la FAO para facilitar la subsistencia a los pueblos ribereños.
¿Y ha sido así?
No: unas mafias controlan esa pesca y la exportan a Europa. Esa perca se vende aquí a cinco euros. Si compra mero al mismo precio, le han timado: ¡es perca del Nilo!
¿Con qué beneficio para los ribereños?
 Mínimo, debido a esas mafias. Además, la perca depreda el resto de los peces del lago… Y a Europa nos llegan dos millones de raciones diarias de esa perca, ¡y en Tanzania hay dos millones de personas hambrientas!
Conclusión.
Malbaratamos el medio ambiente del Tercer Mundo, nos apropiamos de sus recursos naturales y les dejamos el hambre. El sistema alimentario global imperante es muy disfuncional: ¡produce el doble de alimento del que la humanidad necesita… pero millones de personas siguen hambrientas!
¿Cómo se explica esta paradoja?
Porque tratamos el alimento como una mera mercancía más. Y hasta lo tiramos.
Cuénteme otro caso ilustrativo.
¿Recuerda el secuestro del pesquero Alakrana en aguas africanas del océano Índico?
¡Cómo no…!
Es uno de los atuneros españoles y lo pagamos todos: cuatro millones de euros de subvención europea a la pesca los metimos ahí en vez de apoyar a pescadores artesanales.
Será porque eso resulta rentable…
No lo es a la larga. En un solo viaje, cargan ¡3.000 toneladas! de atún. Si cada lata contiene 50 gramos de atún, salen ¡60 millones de latas!: una para cada español (y sobran). Repartidas entre los 2,5 millones de somalíes que pasan hambre cada día, tendrían hasta 25 latas de atún por cabeza…
Pues que lo pesquen ellos.
Ellos no disponen de esos atuneros gigantes…, ¡por suerte para los atunes! Ellos ya vivían decentemente de su pesca artesanal… pero nuestros atuneros esquilman su pesca: arruinados, los somalíes pasan hambre.
¿Y por eso se convierten en piratas?
¡Por fuerza! Pero ¿piratas ellos?: ¡nosotros rapiñamos allí, protegidos por nuestras corbetas… que también costeamos usted y yo.
Pues qué cara sale una latita de atún…
 La pagamos varias veces: sume subvenciones, dispositivo del ejército (100 millones de euros), rescate de marineros… más los euros que enviamos con las ONG para paliar el hambre que ya hemos provocado…
Saldría más barato compartir la pesca.
Sí. Los “piratas” han retirado a las grandes flotas pesqueras a alta mar, ¡y vuelve a haber pesca para los pescadores artesanales! Venden sus capturas en mercados locales por 150 euros, y con eso viven con decencia.
¿Y cómo va la pesca en Marruecos?
Faenan cien barcos españoles: por eso España sacrifica a los pobres saharauis… Pescamos sardina, caballa y pulpo para conserveras gallegas deslocalizadas en Marruecos, por su mano de obra barata y explotable.
¿Algún otro abuso pesquero?
Millones de salmones se crían en jaulas gigantes en fiordos del sur de Chile para exportar a Europa, Japón y Estados Unidos: hay que alimentarlos con toneladas de sardina, anchoa y jurel. ¡Se necesitan cinco kilos de pesca para “producir” un kilo de salmón!
¿Con qué consecuencias?
Pesqueros de arrastre esquilman la pesca frente a Ecuador, Perú y Chile: empobrecen a los pescadores artesanales, que emigran a los extrarradios de las urbes… ¡Miseria!
Y esos salmones ¿están ricos?
Su concentración contamina las aguas. Y enferman. Les echan antibióticos… que luego ingerimos con su carne. Así también crece nuestra resistencia a los antibióticos…
Qué panorama.
Ahora están muriendo esos salmones a causa de un extraño virus…
Ay, que así empezó el virus de la gripe porcina, ¿no?
Esos cerdos se crían industrialmente, con escasas condiciones sanitarias: están en México porque los ciudadanos estadounidenses no los quieren en sus pueblos… ¡Es que 100.000 cerdos cagando y meando juntos contaminan muchas tierras y aguas!
Pero generarán empleos en México…
Generan miseria. Bastan 14 personas para gestionarlos. Y, para alimentarlos, Estados Unidos envía maíz barato, ¡arruinando a los productores locales de maíz autóctono!
¡Que lo lleven a Haití!
¡No! A Haití estamos llevando contenedores de arroz “humanitario”… que están arruinando a campesinos locales: deberíamos comprarles a ellos su arroz y distribuirlo luego entre la población.
Estamos haciéndolo muy mal, veo…
¡Este sistema alimentario global es un desvarío energético, social y ecológico! ¿Le hablo de cómo estamos deforestando y suprimiendo biodiversidad de semillas a cambio de monocultivos de soja y agrocombustibles? Es de locos. ¿O del oligopolio de la leche?
Me falta espacio para tanto desastre.
Pues se lo resumo: en vez de este sistema alimentario industrial basado en maximizar beneficios económicos, ¿no sería más inteligente apostar por pequeños campesinos, ganaderos y pescadores artesanales, locales, ecológicos? ¡No habría hambre, habría más dignidad, habría más salud!

 
Fuente: http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20100324/53898949885.html

Podemos alimentar al mundo






Soberanía alimentaria

Esther Vivas
Blog

Aportación al taller sobre agroecología y soberanía alimentaria en la 2a Conferencia sobre Decrecimiento – Barcelona, 26 al 28 de marzo 2010.


Vivimos un contexto de crisis sistémica múltiple: económica, ecológica, alimentaria, de los cuidados, energética… Y el sistema capitalista, lejos de dar respuesta a unas crisis que él mismo ha creado, apuesta por una huída hacia delante: mayor privatización de los servicios públicos, expolio de los recursos naturales, soluciones tecnológicas al cambio climático, ayudas a las empresas privadas y a la banca.
La crisis alimentaria muestra una de las caras más dramáticas del sistema capitalista actual con más de mil millones de personas en el mundo, una de cada seis, que pasan hambre, especialmente en los países del Sur. Paradójicamente, en los últimos veinte años mientras la población crecía a un ritmo del 1.14% anual, la producción de alimentos aumentaba en más de un 2%. Con estas cifras podemos concluir que en la actualidad se produce suficiente comida para alimentar a la población mundial. Pero, ¿cuál es el problema? Que si no se tienen suficientes ingresos para pagar su precio, no se come.
Las políticas neoliberales aplicadas a la agricultura en los últimos treinta años (revolución verde, deslocalización, libre comercio, descampesinización…), nos han conducido a una creciente inseguridad alimentaria. La comida se ha convertido en un negocio, un bien privatizado, en manos de un puñado de empresas de la industria agroalimentaria, con el beneplácito de gobiernos e instituciones internacionales.
Frente a esta situación, cumbre tras cumbre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el G20, junto con las principales empresas del sector, nos dicen que para salir de la crisis es necesario una nueva revolución verde, más transgénicos y libre comercio. Nos quieren hacer creer que las políticas que nos han conducido a la presente situación, nos sacarán de la misma.
Agricultura local, campesina y ecológica
Pero existen alternativas. La relocalización de la agricultura en manos del campesinado, nos permitirá garantizar el acceso universal a los alimentos. Así lo constatan los resultados de una exhaustiva consulta internacional que duró cuatro años e involucró a más de 400 científicos, realizada por la Evaluación Internacional del Papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola (IAASTD en sus siglas en inglés), un sistema de evaluación impulsado ni más ni menos que por el Banco Mundial en partenariado con la FAO, el PNUD, la UNESCO, representantes de gobiernos, instituciones privadas, científicas, sociales, etc, tomando como modelo el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático y la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio.
Es interesante observar como, a pesar de que el informe tenía detrás a estas instituciones, concluía que la producción agroecológica proveía de ingresos alimentarios y monetarios a los más pobres, a la vez que generaba excedentes para el mercado, siendo mejor garante de la seguridad alimentaria que la producción transgénica. El informe del IAAST apostaba por la producción local, campesina y familiar y por la redistribución de las tierras a manos de las comunidades rurales. El informe fue rechazado por el agrobusiness y archivado por el Banco Mundial, aunque 61 gobiernos lo aprobaron discretamente, a excepción de Estados Unidos, Canadá y Australia, entre otros.
En la misma línea se posicionaba un estudio de la Universidad de Michigan (2007), que concluía que las granjas agroecológicas son altamente productivas y capaces de garantizar la seguridad alimentaria en todo el planeta, contrariamente a la producción agrícola industrializada y el libre comercio. Sus conclusiones indicaban, incluso las estimaciones más conservadoras, que la agricultura orgánica podía proveer al menos tanta comida de media como la que se produce en la actualidad, aunque sus investigadores consideraban, como estimación más realista, que la agricultura ecológica podía aumentar la producción global de comida hasta un 50%.
En el ámbito de la comercialización se ha demostrado fundamental, para romper con el monopolio de la gran distribución, el apostar por circuitos cortos de comercialización (mercados locales, venta directa, grupos y cooperativas de consumo agroecológico…), evitando intermediarios y estableciendo unas relaciones cercanas entre productor y consumidor, basadas en la confianza y el conocimiento mutuo, que nos conduzcan a una creciente solidaridad entre el campo y la ciudad. En la actualidad, la gran distribución (supermercados, cadenas de descuento, hipermercados, etc.) monopoliza la cadena de comercialización de los alimentos, sacando el máximo beneficio a costa de explotar a trabajadores, campesinos, medio ambiente.
La soberanía alimentaria se demuestra, de este modo, como la mejor alternativa para acabar con el hambre en el mundo. Se trata de devolver el control de las políticas agrícolas y alimentarias a los sectores populares (campesinos, trabajadores, consumidores, mujeres…), así como su acceso a la tierra y a los bienes comunes (agua, semillas…). Una soberanía alimentaria que tendrá que ser profundamente feminista, reconociendo el papel de la mujer como garante de la alimentación a escala mundial, y luchando contra la opresión no sólo de un sistema capitalista sino también patriarcal.

Fuente: http://esthervivas.wordpress.com/2010/03/28/soberania-alimentaria-podemos-alimentar-al-mundo/

Calentamiento global resuelve disputa territorial entre India y Bangladesh




Una pequeña isla en la Bahía de Bengala -que durante años fue objeto de una disputa territorial entre India y Bangladés- desapareció bajo las olas del mar, afirman científicos indios. 


El territorio deshabitado al sur del río Hariabhanga era conocido por los indios como isla Nueva Moore, mientras que los bangladesíes la denominaban isla Talpatti Sur. 

Imágenes satelitales recientes reflejan que toda la isla se encuentra bajo agua, según la Escuela de Estudios Oceanográficos en Calcutta. 

Los científicos añaden que otras islas cercanas también podrían desaparecer a medida que sube el nivel del mar. 

Tragada por el mar 
El corresponsal de la BBC en Delhi, Chris Morris, informa que nunca hubo un asentamiento permanente en la ya desaparecida isla, la cual -aún en su apogeo- nunca estuvo más de dos metros sobre el nivel del mar. 

La pérdida de territorio es una realidad para los bangladesíes. 

En épocas pasadas, sin embargo, la disputa territorial motivó el envío de buques de la Marina india y el despliegue temporal de un contingente de las Fuerzas de Seguridad Fronteriza de ese país. 

"Lo que estos dos países no pudieron lograr después de años de conversaciones ha sido resuelto por el calentamiento global", expresó el profesor Sugata Hazra de la Escuela de Estudios Oceanográficos de la Universidad de Jadavpur en Calcuta. 

El que quiera visitarla ahora, dijo, tendrá que pensar en hacerlo en un submarino. 

El profesor Hazra señaló que sus estudios indican que los niveles del agua en esta parte de la Bahía de Bengala han subido mucho más rápido en la última década de lo que lo habían hecho en los 15 años anteriores. 

Pronostica que en la siguiente década otras islas en la región del delta de Sundarbans seguirán a Nueva Moore, o Talpatti Sur, bajo las olas. 

"Tendremos cada vez más personas desplazadas del Sunderbans a medida que más superficie de las islas se sumerge", concluyó el científico. 

clic Vea el especial sobre la desaparición de tierra en Bangladés 

También en México 
Un caso similar sucedió con una isla en el Golfo de México que está descrita en documentos cartográficos de los siglos XVI y XVII. 

La isla Bermeja aparece en distintos mapas de la época, aunque no siempre en el mismo lugar, y en siglos posteriores ha habido varios avistamientos. 

La isla podría cambiar los límites de las aguas territoriales de México en una zona rica en petróleo. 

Sin embargo, nunca se ha podido establecer el lugar exacto del islote, ni confirmar su existencia y -si en realidad existió, como fue que desapareció. 

Fuente: www.agua.org.mx

Plantas que no "ven", plantas que no crecen




Es sabido que para crecer, las plantas necesitan agua, luz y nutrientes. Sin embargo lo que se desconocía hasta el momento -o por lo menos no se sabía con absoluta certeza- es que para garantizar su germinación, es crucial que las plantas puedan no sólo utilizar la energía de la luz sino también la información que ésta les brinda.
Éste fue el hallazgo de un equipo de investigadores argentinos que logró separar lo que es la utilización de la luz por parte de la planta como fuente de energía de su utilización como fuente de información.
Según descubrieron los expertos, los sensores de la planta, que llevan el nombre de fitocromos y son los encargados de dar información sobre la calidad de luz disponible y sobre si ubicación se localiza en la luz o en la sombra, son esenciales para su desarrollo.
Este descubrimiento, así como cualquier avance en el estudio de los fitocromos, dicen los científicos, puede contribuir a optimizar la productividad de los cultivos.
Planta modelo
Los científicos del Instituto Leloir, en Buenos Aires, Argentina, llegaron a esta conclusión eliminando los cinco fitocromos de la Arabidopsis, una planta de la que ya se ha trazado el genoma y que por sus características se utiliza como modelo en los procesos de investigación.
Al dejarla sin estos pigmentos sensores que absorben la luz roja, los científicos pudieron ver que la planta, pese a estar expuesta a la luz, no germinaba.
"Las plantas usan la luz como fuente de energía par la fotosíntesis, pero lo que nuestro trabajo dice es que si las plantas no saben que hay luz, no pueden usarla", le dijo a BBC Mundo Pablo Cerdán, líder del equipo de investigadores.
"Sabíamos que las plantas respondían a la luz, pero nadie había logrado antes una condición en la que se puede dar energía lumínica pero no información, ya que estas dos cosas están en la luz".
"Esto, nos permitió entender que la fuente de información no es importante, sino esencial para el desarrollo de la planta", añadió el científico.
Evitar la competencia
La relevancia del descubrimiento cobra sentido, en términos prácticos, en el campo de la agricultura.
Las plantas utilizan los fitocromos para saber si están rodeadas de otras plantas. A partir de esta información, si tienen que competir por la luz con otros especímenes, elongan el tallo, que crece más delgado para volcarse más fácilmente, y dan menos semillas, para evitar que otras plantas compitan por la luz con ella.
Ésta es la respuesta natural de las plantas.

BBC Mundo

CARTAS PARA LA MADRE TIERRA




Por Elicura Chihuailaf Nahuelpan, para la Revista El Periodista.

“Hay quienes tenemos aún el privilegio de ver crecer las flores, la vegetación, los animalitos; de ver el movimiento de los insectos en el bosque y el vuelo de las aves y de las mariposas sostenidas por el aroma de las hierbas medicinales que todavía nos regalan su diversidad. ¿Y qué haremos cuando el neoliberalismo llegue hasta nuestra comunidad con su aciago tanque forestal devastando el Sueño de vida de nuestra Madre Tierra que -por Ternura a nosotros- se resiste a morir?


Hay quienes tenemos aún el privilegio de ver crecer las flores, la vegetación, los animalitos; de ver el movimiento de los insectos en el bosque y el vuelo de las aves y de las mariposas sostenidas por el aroma de las hierbas medicinales que todavía nos regalan su diversidad. ¿Y qué haremos cuando el neoliberalismo llegue hasta nuestra comunidad con su aciago tanque forestal devastando el Sueño de vida de nuestra Madre Tierra que -por Ternura a nosotros- se resiste a morir?, les digo a mis hijas y a mis hijos. Pensamos en nuestra Gente violentada por las empresas forestales y mineras, y por el Estado chileno; compartimos su desazón y enojo. Bajo el cielo estrellado de la memoria se acrecienta el rumor que trae el pensamiento de nuestros Antepasados. Nos remece la Naturaleza: aunque estemos tristes hemos de ponernos de pie ante los poderosos, nos está diciendo.

Es verano, nos dice la Luna Llena, pero hoy llueve en el sur y parece que todo es verdor, lluviosa primavera nada más. Después, sobre las nubes blancas / las nubes negras, parecerá extraño el resplandor del Sol. Es la realidad del “cambio climático”, nos dicen.

En su carta / su mensaje al presidente de Estados Unidos (1855), nuestro hermano “Jefe” Seatlh, de la comunidad Suquamish, nos dice otra vez: “El Gran Jefe Blanco de Washington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad”. “¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la Tierra? Esa es para nosotros una idea extraña”. “Cada pedazo de esta Tierra es sagrado para mi Pueblo”. “Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella Tierra, pues ella es la Madre. Somos parte de la Tierra y ella es parte de nosotros”. “Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la Tierra es nuestra Madre. Todo lo que le ocurra a la Tierra, le ocurrirá a los hijos de la Tierra”.

Es la visión de mundo que comparten nuestras culturas y en la que nuestra lamgen / hermana Papay Marivl sigue cantando: “Raíces de árboles son nuestros pies, alas de ave de paso tiene nuestro corazón”.

En su mensaje del 9 de octubre del 2008, en Ciudad de Guatemala, nuestro hermano –Presidente de Bolivia- Evo Morales, expresó: “quiero compartir y proponer para un debate unos diez mandamientos para salvar al planeta, a la humanidad y la vida (...):

Primero: si queremos salvar al planeta Tierra para salvar la vida y a la humanidad, estamos en la obligación de acabar con el sistema capitalista. Los graves efectos del cambio climático, de las crisis energéticas, alimentarias y financieras, no son producto de los seres humanos en general, sino es del sistema capitalista vigente, inhumano con su desarrollo industrial ilimitado. Segundo: renunciar a la guerra, porque de las guerras no ganan los pueblos, sólo ganan los imperios, no ganan las naciones, sino las transnacionales. Las guerras benefician a pequeñas familias y no a los pueblos. Los trillones de millones que se destinan a la guerra deben ser destinados para reparar y curar a la Madre Tierra que está herida por el cambio climático. Como sexto punto: respecto a la Madre Tierra. El sistema capitalista trata a la Madre Tierra como una materia prima, pero la Tierra no puede ser entendida como una mercancía. Propongo que organicemos un movimiento internacional en defensa de la Madre Naturaleza, para recuperar la salud de la Madre Tierra y restablecer la vida armónica y responsable con ella. Hermanas y hermanos, como décimo punto, planteamos el Vivir Bien, no vivir mejor a costa del otro, un Vivir Bien basado en la vivencia de nuestros pueblos, las riquezas de nuestras comunidades, tierras fértiles, agua y aire limpios. Se habla mucho del socialismo, pero hay que mejorar ese socialismo del siglo XXI, construyendo un socialismo comunitario o sencillamente el Vivir Bien, en armonía con la Madre Tierra, respetando las formas de vivencia de la comunidad”.

Evo, en la Cumbre del Cambio Climático, Copenhague, 17 diciembre del 2009, afirmó: “Después de escuchar algunas intervenciones de hermanos presidentes del mundo, muy sorprendido porque solamente tratan de los efectos y no de las causas del cambio climático. Lamento mucho decir, cobardemente no queremos tocar las causas de la destrucción del medioambiente en el planeta tierra.
Y queremos decir, desde acá, las causas vienen del capitalismo”.

Antes y ahora, el más profundo pensamiento de nuestra Gente nos está diciendo que un capitalista no debiera gobernar en ningún lugar del mundo.

Fuente: mapuexpress.net
Imagen: Saltos del Huilo Hulio, territorio de Neltume, amenazado por Proyecto Hidroeléctrico de ENDESA (Fuente imagen Diario Panguipulli)