Desastres ecológicos recurrentes en la cuenca Salí-Dulce





 La nueva mortandad de peces en Santiago del Estero obedeció a un vuelco de vinaza en Tucumán
Horas antes, Tucumán garantizaba los controles para evitar más vuelcos

“Estamos trabajando para llegar a la prevención. De evitar que sucedan nuevos vuelcos, si alguien se sale de la línea los sancionamos”, eran las afirmaciones del secretario de Medio Ambiente de Tucumán, Alfredo Montalván, durante la reunión del Comité de Cuenca, ante los planteos de Santiago, sobre los controles a los ingenios que tenían vinaza acumulada, ante el temor de nuevos desastres ecológicos como se divisó ayer en el Dique Frontal. 
Estas declaraciones, previas a la mortandad, quedaron descolocadas ante lo que ocurriría horas después. “Los controles son más rigurosos, estamos más cerca y cuando encontramos alguien que está fuera de la línea en una visita, vamos a tomar las medidas disciplinaria, tenemos que apostar a la prevención, que no ocurran los eventos”, manifestaba el funcionario de Tucumán. 
Ante la posibilidad de que algunos empresarios incumplan las medidas y descarguen sus desechos en los cursos de agua, Montalván señalaba que desde el Comité de Cuenca, “institucionalmente estamos trabajando bien. Estamos trabajando con firmeza”, y recordaba que tenía mandato del gobernador de Tucumán, José Alperovich, “para trabajar en la prevención, y aquel que está fuera por cualquier motivo será sancionado. Esta es la madurez institucional”. 
Consultado por los controles a los ingenios con vinaza, adelantó que Tucumán pretende que el año próximo solamente existan “pulmones de almacenamiento”, 15 a 20 días antes o después de la zafra, ya que la idea es eliminar las piletas y las lagunas de sacrificio donde se acumula esta desecho industrial que proviene de la elaboración de bioetanol. 

Descontrol 
Tras la mortandad, el secretario del Agua, Abel Tévez, contradijo a Montalván: “Tucumán no puede controlar evidentemente”.



El gobernador Gerardo Zamora remarcó que Santiago del Estero seguirá en su cruzada judicial para proteger sus derechos, ante la contaminación de las aguas de la cuenca Salí-Dulce por parte de las industrias tucumanas. Ante el nuevo episodio de mortandad, el mandatario pidió que los responsables sean llevados ante la Justicia, para responder por el daño al lago de Río Hondo. Zamora ratificó también que Santiago no renunciará a la demanda que planteó a la Corte Suprema. “Es un tema que está en la Corte Suprema y esperemos que con los efectos sobre el cumplimiento de la ley podamos revertir una situación que se hizo insostenible”, manifestó el gobernador.


Pese a la pompa con la que Mussi intervino para financiar a las industrias tucumanas de la caña de azúcar, los problemas de contaminación lejos de solucionarse empeoran.  Hoy es el último día que los ingenios tucumanos tienen como plazo para presentar el plan de saneamiento de la Cuenca Salí-Dulce, dañado por la contaminación, y que tiene que contar con la aprobación de las autoridades de Santiago del Estero. Hace unos meses, en una mesa de diálogo entre las autoridades de ambas provincias y el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan José Mussi, se emplazó a las industrias para que presenten el proyecto donde se explicite un programa de saneamiento de la Cuenca, con las obras y trabajos a realizar.

medioymedio.com.ar

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente