Chile: La silenciosa batalla que se da en Río Puelo y alrededores en contra de proyecto hidroeléctrico




Por TBB

Una batalla bastante silenciosa -en comparación con lo que ocurre con Hidroaysén- está dando la comunidad de Rio Puelo y otras localidades de la provincia de Llanquihue, región de Los Lagos, en contra de la instalación de la Central Hidroeléctrica de pasada Mediterráneo, que se encuentre en proceso de evaluación ambiental desde fines del año pasado.
El proyecto, que considera una inversión de 400 millones de dólares, corresponde a la construcción y operación de una central hidroeléctrica de pasada de 210 MW de capacidad instalada que se ubicará en el sector de la confluencia del río Torrentoso con el río Manso, sector denominado La Junta. El río Torrentoso nace en el desagüe del lago Vidal Gormaz, ubicado en el extremo nororiental de la Provincia de Llanquihue, Región de Los Lagos, y recorre unos diez kilómetros de suaves pendientes hasta el sector de La Junta.
Según lo que indica el resumen del Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa, por tratarse de una central de pasada, no se contempla ningún tipo de embalse. “Además, sus obras se caracterizan por desarrollarse en gran medida de forma subterránea, lo que se traduce en que la intervención superficial del terreno es minimizada. Las aguas que sean turbinadas por la central serán devueltas en su totalidad al río, de acuerdo al derecho de agua otorgado”.
Pero las “bondades” de esta iniciativa de la empresa Mediterráneo S.A., no convencen a vecinos y organizaciones de las distintas comunidades que de una u otra forma se verán impactadas. Es lo que quedó de manifiesto durante la etapa de participación ciudadana, que según el registro del Servicio de Evaluación Ambiental se extendió entre el 31 de enero y el 22 de marzo de 2012, periodo en el cual se recibieron 196 observaciones, gran parte de ellas de personas naturales, aunque también de algunas juntas de vecinos y otras entidades.
Transcurridos varios meses de ese proceso, gran parte de esas observaciones no ha sido considerada en el Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones, ICSARA, de acuerdo a lo que señala Pía Krag, representante de la Secretaría Ciudadana de Río Puelo, en carta enviada a Alfredo Wendt, director regional subrogante del Servicio de Evaluación Ambiental de la región de Los Lagos.
“Existen más de 250 observaciones presentadas dentro del plazo establecido, que corresponden a 664 personas, naturales y jurídicas. Todas estas personas están esperando una respuesta a su consulta. En el primer ICSARA sólo se incluyeron tres de ellos, por la fecha de presentación de las restantes”, señala Pía Krag en su misiva.
Reconoce que lamentablemente la ley no establece la obligatoriedad de incluir las observaciones ciudadanas en los ICSARAs, lo cual tampoco obliga a la empresa a responder formalmente. “Estamos viendo cómo la evaluación del proyecto avanza, y todas estas personas, más los asociados, en el caso de las personas jurídicas, están quedando al margen del proceso. En estricto rigor, todas estas observaciones recién serían tomadas en cuenta al momento de la Resolución de Calificación Ambiental, cosa que en la práctica sería inviable por la cantidad presentada”.
Es por ello, reitera Krag, que insisten en que estas observaciones ciudadanas se incluyan en el segundo Informa Consolidado, y que reciban un tratamiento riguroso, al mismo nivel que las consultas y peticiones hechas por los organismos públicos que participan en el proceso.
ORGANISMOS RESPONDEN A NUEVA ADENDA
En el marco de la evaluación del estudio de impacto ambiental de la central Mediterráneo, el 14 de septiembre, la empresa ingresó un segundo adenda respondiendo las observaciones y rectificaciones que se le hicieron durante el primer ICSARA.
El 20 del mismo mes, el Servicio de Evaluación Ambiental solicitó a veinte organismos públicos involucrados en este proceso, su pronunciamiento respecto de la nueva adenda presentada por la empresa.
A partir del 5 de octubre empezaron a llegar las respuestas. Hasta el 12 de este mes, once de las veinte reparticiones consultadas, habían respondido. De ellas, cuatro respondieron conforme, es decir, sin observaciones. Se trata de la Dirección Regional Zona Sur de Sernageomin (que en todo caso hace presente que se debe “Aplicar en la práctica, todo lo recomendado respecto a la variante geológica del Proyecto cuyo objeto es prevenir acontecimientos naturales no deseados, producto de la intervención antrópica, en especial en terrenos con pendiente y excavaciones subterráneas); Seremi de Salud; Superintendencia de Servicios Sanitarios y Seremi de Agricultura.
Por el contrario, reiteraron observaciones o pidieron nuevas observaciones Sernatur, la Municipalidad de Cochamó, la Dirección Regional de Pesca, la Dirección Regional de Aguas, la Dirección Regional de Obras Hidráulicas, Dirección Regional de Conaf y Seremi de Medio Ambiente.
Así, algunas de las observaciones que plantea el seremi de Medio Ambiente, Edgar Wilhelm se refieren a que en la evaluación del proyecto no se considera el que parte de éste -básicamente el trazado de la línea y bases de operación- “se encuentra dentro del Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad Cuenca del Río Puelo, por lo que se recomienda resaltar las medidas a implementar para evitar efectos adversos a la flora y fauna, tanto terrestre como acuática dentro del señalado Sitio Prioritario, toda vez que estas acciones constituirán elementos de sustentabilidad en el desarrollo de un área de Alto Valor Ambiental en la Región de Los Lagos”.
En el caso de Sernatur, su director regional Fernando Ortúzar, también plantea observaciones. Una de ellas apunta a los impactos visuales de las obras a ejecutarse.
“Este servicio considera que el impacto visual sobre el paisaje es perjudicial para el correcto desarrollo de los emprendimientos turísticos y proyectos de educación ambiental presentes en la cuenca, especialmente en el sector del lago Tagua Tagua. Las medidas de mitigación señaladas en la Adenda, no se hacen cargo del impacto. Por lo tanto, este servicio, reitera la solicitud de: evaluar y estudiar la alternativa de reemplazar el tendido propuesto en el lago Tagua Tagua por una alternativa subacuática, o un recorrido diferente que no impacte paisajísticamente la ruta”.
Una vez que el Servicio de Evaluación Ambiental de Los Lagos reciba la totalidad de las respuestas de los organismos públicos consultados, podría elaborar un segundo Informa Consolidado que deberá ser sometido a consideración de la Comisión Evaluadora Regional.
El plazo final de pronunciamiento para este proyecto debería ser el 2 de enero de 2013.

Foto portada: Recreación de cómo quedaría el lugar con la instalación de torres de transmisión eléctrica. - Imagenes: andresamengual.cl - 

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente