Desplazamientos forzados por megaproyectos hidroeléctricos

Expulsados porque sí
Mediante legislaciones que favorecen la apropiación de territorios por parte de empresas –públicas y privadas- constructoras de proyectos de represas hidroeléctricas, el Estado se convierte en promotor –así como el conflicto armado- de desplazamientos forzados a miles de familias rurales colombianas.

Así lo explicó en el marco del V Encuentro de la Red latinoamericana de Afectados por Represas y en Defensa de los Ríos, sus Comunidades y el Agua (Redlar), con cobertura de Radio Mundo Real,Favio Muñoz, antioqueño integrante del Movimiento Ríos Vivos y parte integrante de los afectados por Hidroituango, proyecto sobre el Río Cauca. Favio indicó que más allá de las características de cada proyecto, los estados que los promueven, viabilizan y en algunos casos financian son responsables por el desplazamiento de miles de familias que deben abandonar sus hábitats en algunos casos ancestrales, para dirigirse a los cinturones de pobreza de las ciudades metropolitanas.
“Hay una clase de desplazamientos más callados, pero en el caso de muchas de las regiones de nuestra América se dan tanto antes como después de que esas represas se construyen. Son desplazamientos ambientales, donde la naturaleza que nos da todo es alterada y ya en muchos casos no podemos obtener algunas de las cosas que producíamos”. Citó como ejemplo la agricultura campesina, la pesca o la minería artesanales.
Esto hace que las comunidades pierdan la interacción con su ecosistema y es un nuevo motivo para el desplazamiento. “Esto hace que, por miedo y por incapacidad de seguir produciendo, la gente se salga”, indicó Favio en Retalteco, departamento del Petén, Guatemala, señalando que se trata de un modus operandi común a los proyectos en todo el continente.
Bomba contra líder de la resistencia
Sobre el mismo caso de Hidroituango, el Movimiento Ríos Vivos ha difundido un comunicado sobre la colocación de un artefacto explosivo en la vivienda de uno de sus referentes, Genaro Graciano, el pasado 17 de octubre. Genaro ha liderado en múltiples ocasiones marchas y protestas en contra de la construcción de Hidroituango tanto en el municipio de Ituango como en los demás municipios de la zona. Esta incluido entre los 11 líderes que habían solicitado medidas de protección a la Unidad Nacional de Protección pero no le hicieron el estudio de riesgo porque el analista no fue hasta dicho municipio.
Genaro Graciano de 49 años, su esposa Omaira Macías de 55 años y su pequeño hijo Víctor Manuel Manuel Graciano Macías de 10 años, además de una vecina Valentina Dorado de 14 años tienen heridas leves derivadas de los vidrios de las ventanas. Otras cinco casas del sector aledaño a la Institución Educativa Antonio José Araque resultaron averiadas, la más afectada fue la vivienda del líder del Movimiento Ríos Vivos, sostiene la información.
(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años
-----------------------------------------------------------
¡Alertas!
Vuelven desplazados de Hidroituango a su territorio sin ninguna garantía

Unas 350 personas de las más de 400 que hace más de siete meses están refugiadas en el Coliseo de la Universidad de Antioquia, en Medellín, capital del departamento de Antioquia, afectadas por el proyecto hidroeléctrico Hidroituango, resolvieron el miércoles volver a su territorio. Este viernes emprenden el camino de retorno.
El Movimiento Ríos Vivos y la gobernación departamental firmaron un acuerdo “sin ninguna clase de garantía”, dijo a Radio Mundo Real un representante de ese movimiento en Antioquia, Fabio Muñoz. Pero, al no encontrarse alternativas que tuvieran en cuenta las demandas de los desplazados, “hay que volver al territorio a buscar nuevas formas y estrategias de protesta y que nos den soluciones” por las afectaciones que nos genera la construcción de la represa, agregó el dirigente. “Es un acuerdo prácticamente sólo de parte nuestra”, fustigó
“Nos vamos pero sin ninguna garantía, porque sigue el conflicto armado en la región”, un conflicto que favorece a la gobernación y a las empresas a cargo de Hidroituango para que se concrete el proyecto, evaluó Muñoz. Unas 70 personas permanecerán en Medellín, algunas porque han sufrido graves amenazas de vida y otras porque tienen dificultades de acceso a viviendas en sus tierras. No obstante, se espera su regreso a sus diversos municipios y territorios para la semana que viene.
“Necesitamos volver al territorio, seguir trabajando”, para vivir dignamente, sentenció a Radio Mundo Real Muñoz, que llamó a la comunidad internacional a estar atentos a lo que pase con el retorno de las comunidades a sus hogares. Radio Mundo Real se suma a esa alerta. Muchos pobladores locales son "barequeros", que viven de lavar arenas del río Cauca en busca de oro, otros campesinos que viven de la agricultura. El dirigente responsabilizó al gobierno de Antioquia por lo que pueda pasarles a los desplazados de Hidroituango en su retorno a los diversos municipios afectados por la represa.
En un comunicado de prensa emitido ayer por el Movimiento Ríos Vivos, titulado “Con la evidente inseguridad en los territorios impactados por Hidroituango, las comunidades deciden regresar”, los integrantes del movimiento en Antioquia expresan que “no hay condiciones de seguridad para el retorno”.
Hace pocos días explotó un artefacto explosivo frente a la vivienda de Genaro Graciano, uno de los líderes del movimiento, en el municipio de Ituango. A mediados de septiembre fue asesinado Nelson Giraldo Posada, poblador también de Ituango y otro de los líderes del movimiento. Estaba a cargo de un grupo de alrededor de 50 personas de las que están refugiadas en el Coliseo de la Universidad de Antioquia.
La inseguridad es evidente. “No obstante, (por) la presión económica y la falta de soluciones pertinentes de parte de las autoridades y promotores de la obra, los y las afectadas han decidido regresar a su territorio, por lo que alertamos a las organizaciones de derechos humanos e instituciones de control a mantenerse atentos y alertas sobre cualquier eventualidad en el retorno y permanencia en el territorio”, señala el parte de prensa del Movimiento Ríos Vivos de ayer.
Hidroituango, propiedad de Empresas Públicas de Medellín (EPM), tendrá según la información de su propia web una presa de 225 metros de altura, ubicada sobre el río Cauca (de los más importantes del país), e inundará 3.800 hectáreas de terreno, con un embalse de cerca de 80 kilómetros. El área de influencia indirecta incluye los municipios de Ituango, Toledo, San Andrés de Cuerquia, Valdivia, Briceño, Yarumal, en el norte de Antioquia, y Peque, Buriticá, Sabanalarga, Liborina, Olaya y Santa Fe de Antioquia, en el occidente del departamento.

Fotos: delaurbe.udea.edu.co - internationalrivers.org
(CC) 2013 Radio Mundo Real 10 años

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”