Paraguay: Los agrotóxicos son armas peligrosas, no son para cultivos

Por Diario Popular Paraguay

Experta estuvo por acá.La abogada argentina Graciela Vizcay Gomez, experta en temas ambientales, recorrió varias localidades de nuestro país, durante la última semana de abril. Visitó a los vecinos de la fábrica Chemtec en Ñemby y se interiorizó de casos ocurridos en Itapúa y Alto Paraná, ha hupépe (allí) constató el daño a la salud y al ambiente.
¿Por cuántos días estuvo recorriendo el Paraguay y en qué casos se interiorizó?
Estuve cinco días recorriendo Asunción y Ñemby. Desde Itapúa se trasladó para verme Petrona Villasboa, la madre de Silvino Talavera niño de 11 años muerto luego de ser fumigado con veneno para la soja. Me entregó el expediente del caso para que lo eleve a un Tribunal Internacional, ya que en Paraguay nada se ha hecho al respecto y los asesinos siguen en libertad y jamás pagaron la multa que dispuso el tribunal. En Ñemby di una charla ante Directores de Escuelas y luego me reuní con los vecinos del Barrio Los Naranjos quienes también me hicieron entrega de los dos expedientes abiertos por la causa Chemtec. Los afectados dieron sus testimonio y cada uno de ellos fue grabado para ser presentado ante organismos internacionales. En esa ciudad hubo hostigamientos de parte de la policía y de una camioneta blanca con vidrios polarizados que según cuentan los vecinos, siempre rondaba cuando las denuncias eran constantes o cuando algún funcionario
venía al barrio a tomar declaraciones o a recabar datos de los afectados por la empresa que fabrica agrotóxicos. Sabían de mi presencia y hay pruebas del lugar exacto donde antes de mudarse la empresa enterró desechos tóxicos.
Sospechan que el agua está contaminada y todos sufren caída de cabello, alergias, problemas respiratorios y cardiopatías. Unos 13 vecinos habrían muerto de cáncer y afecciones por exposición a los tóxicos que emanaba la fábrica.
El caso de Caruguaty también será tratado ante organismos de DDHH y enviaron mensajes y el pedido de ayuda para del Premio Nobel Adolfo Perez Esquivel, con quien exigimos en Venecia la creación de un Tribunal Internacional de Medio Ambiente.
¿Qué tipo de irregularidades pudo constatar sobre el uso de los venenos agrotóxicos?
Todas, al igual que en Argentina. La legislación es muy permisiva y es el Ministerio de Agricultura quien debería regular y hacer cumplir la ley sobre uso de agrotóxicos, pero no solo no lo hace, además instiga al uso indiscriminado repitiendo “que no son peligrosos para la salud”. Las
declaraciones del Ministro Gattini son una clara instigación al delito de “envenenar, adulterar o contaminar de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.” Estaría incurriendo en la violación del art 4 de la Ley N° 2459/04 que establece: “El SENAVE tendrá como misión apoyar la política agro productiva de Estado…….y de la prevención de afectaciones al hombre, los animales, las plantas y al medio ambiente, asegurando su inocuidad”. Apoya la misión de sojización del estado paraguayo a rajatabla, pero incumple en el cuidado de la vida humana y de toda la biodiversidad. La ley 123/91 que adopta nuevas normas de Protección Fitosanitaria tampoco se cumple, y aquí comparte responsabilidad con el Ministerio de Salud Pública. Deberían exigir los ciudadanos, la información pública al Fondo de Protección Fitosanitaria, allí van a ver que no hay sanciones por infracciones en el uso de agrotóxicos y seguramente si hay
donaciones y otras entradas por tasas pagadas por las empresas de veneno, lo cual es muy redituable cuando la venda de estos funcionarios se hace con billetes verdes, no precisamente ecológicos.
¿Cómo afectan los agrotóxicos al medio ambiente y la salud de las personas?
Matando todo lo vivo. La biodiversidad está siendo mutilada por aire, por tierra y envenenando hasta las napas de aguas. Las lluvias se encargan de llevar el agrotóxico a lugares impensados. Las personas son afectadas directamente al ser rociadas con estos cócteles en sus propio hábitat y beben las aguas que también están contaminadas e indirectamente a través de los alimentos derivados, verduras, carnes y frutas también expuestos a los venenos. Los alimentos derivados de la soja y del maíz transgénico contienen veneno aún después de ser procesados y puestos en las góndolas del supermercado. No puede coexistir una huerta orgánica rodeada de cultivos transgénicos, es imposible. Por ello los límites a las fumigaciones terrestres deben ser mínimo de mil metros, y la fumigación aérea debe prohibirse como en la Unión Europea. Las exposiciones indirectas al veneno son muchas desde la lavadora, o almacenamiento en el hogar, o es directa al inhalarlo, consumirlo o al contacto con la piel. Los animales son alimentados con estas semillas envenenadas y luego esa carne se consume en
los hogares. La ubicuidad de estos asesinos silenciosos es inconmensurable .Ah y no me vengan con tecnicismos como en Argentina: que “no se dice fumigar sino aplicar”. El común de la gente dice “fumigar” y no es peligroso en cambio sus “buenas prácticas” son bochornosamente peligrosas.
¿Constató algún caso de daño a la salud causado por esos venenos, durante su visita al Paraguay?
Todos los vecinos de Chemtec padecen de graves consecuencias en la salud, muchos se emocionaban al relatar sus historias, por el recuerdo de quienes ya han muerto, entre ellos la docente Rosana Peña de 29 años quien padecía de cáncer de piel (melanoma nodular) y vivía enfrente de la fábrica y enseñaba en la Escuela San Juan Bautista de la zona La Lomita en Ñemby.
Entre las instituciones educativas cercanas a plantaciones de soja que se ven afectadas por el uso de agrotóxicos son unas 93 en el Departamento:
Itapúa, 156 en el Departamento: Alto Paraná, unas siete en el Departamento San Pedro y siete también son las escuelas en los asentamientos Domingo M de Irala y Ñacunday. Estos datos son fidedignos y están en la Dirección de Educación Escolar Básica de Asunción, por cuanto el gobierno y el Ministro Jorge Gattini pretenden burlarse del intelecto de la gente.
¿Qué opina sobre las constantes declaraciones del ministro de agricultura, respecto a que los agrotóxicos no son nocivos para la Salud?
Es vergonzante la ignorancia supina cuando equipara la toxicidad de los piretroides usados por el gobierno para combatir el dengue con las bombas de cócteles con lo que se fumiga los sojales. No sabe de la peligrosidad de la sinergia que esa mezcla de herbicidas y de insecticidas está muy lejos de compararse con una cipermetrina. Su compromiso con las multinacionales genocidas lo hacen quedar en ridículo diciendo que esto es una cuestión de ideología. Seguramente su ideología cuasi-nacista no le dejan ver que el pueblo paraguayo está siendo bombardeado por venenos usados en Vietnam, prohibidos en otros países como el Tordón el 2-4-d y el Parathion por
nombrar algunos de los tóxicos usados en los campos de sojales paraguayos.
El agua de consumo humano es casi cloaca y no hay un mínimo respeto por los pueblos originarios. Creo que este sujeto con su título de ingeniero agrónomo, no está a la altura de las circunstancias. Debería presentar su renuncia ya, si tiene decencia y respeto por sus propios hijos, que también están en la lista del cáncer, porque el veneno no distingue ricos de pobres.
Sus exabruptos sobre la inexistencia de intoxicados en el país deja a las claras que es un empleado de las multinacionales, al igual que el Ministro Barañao en mi país. Desconoce demasiado para ocupar el puesto que ocupa, creo que es uno de los funcionarios más detestables después del presidente puesto a dedo.
¿De dónde provienen los agrotóxicos, quién los fabrica, de qué están compuestos?
Los agrotóxicos fueron diseñados para la guerra no para los cultivos y son un arma de guerra biológica muy peligrosa, cada vez más peligrosa. Están esparciendo venenos de una toxicidad muy alta sobre todo los seres vivos.
Los nuevos eventos que son aprobados en los países como Paraguay y Argentina, usando el Principio de Equivalencia Sustancial (Sin ninguna prueba más que las que brinda la empresa) es la causa del desastre ambiental que ven los médicos en todos los hospitales, como bien lo informó el Dr Jose Luis Insfrán en la conferencia que di ante los estudiantes de medicina en la UNA. Ellos saben perfectamente de lo que hablo aunque el gobierno mire para otro lado, los monocultivos de cultivos transgénicos son bombardeados con venenos que provienen de mezclas realizadas en laboratorios. Asimismo las vacunas que son probadas en países muy pobres son mezclas de virus y bacterias antiguas como la rabia , la polio, el antrax, para control de la natalidad, subsidiadas por Fundaciones como la de Bill Gates. La OMS también es cómplice como la FDA en USA y la EFSA en la UE. Se sabe desde los años 80 la toxicidad del glifosato como de los peligros de liberar al ambiente estas
sustancias que son aprobadas con solo tres meses de estudios cuando las consecuencias son a largo plazo. Ese es el mayor error de los gobiernos latinos, aceptar los fraudes científicos de las empresas sin hacer estudios propios e independientes.
Los gobiernos pactan con estas multinacionales que las fabrican que son ni más ni menos que las mismas que fabrican luego el remedio para los afectados, una función cíclica perversa donde las farmacéuticas también son un eslabón en este juego macabro. La codicia de los gobernantes y la voracidad de estas empresas no tienen límites.
Es real la clasificación de toxicidad o potencial tóxico que le aplican actualmente o es, en realidad, aún más nocivo de lo que nos quieren hacer
creer?
No, son aprobaciones fraudulentas y sin sustento científico. Los estudios del Dr Rober Bellé de la Universidad Marie Curie de Francia desde el año 1998 nos decía que el RoundUp era un fraude, y lo probó. El herbicida estrella está categorizado como clase IV, banda verde, inofensivo cuando en realidad es clase I o II muy tóxico. Este herbicida compuesto por glifosato + AMPA y Poea es GENOTÓXICO Y TERATOGÉNICO.
Además de ser un Disruptor Endócrino. Se pidió la recategorización en la Argentina y denuncié al Senasa ante lel BID de Washington , por lo que debió cambiar una Resolución del año 1999 por otra acorde a la OMS del año 2009, siendo Argentina el tercer exportador de soja transgénica en el mundo, tiene legislación obsoleta.
También denuncié al Parlamento Europeo la necesidad de la recategorización o prohibición del glifosato. Debía tratarse en el año 2012 sin embargo pospusieron su tratamiento hasta el 2015. El endosulfán el insecticida más usado ya está prohibido y ha reconocido su toxicidad la empresa Bayer sacándolo de circulación, pero las empresas como Chemtec, Atanor incluso los chinos quienes fabrican glifosato además de Monsanto y otras multinacionales siguen afirmando que el herbicida más vendido en el mundo es inocuo. Son los gobiernos quienes deben actuar, pero no lo hacen porque pagan sus campañas políticas o arman un golpe en minutos.
Diario Popular- Paraguay

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente