Las mineras lideran los despidos en Argentina

Entre febrero de 2016 y febrero de 2017 se perdieron 6.000 puestos de trabajo y todavía no se hicieron públicos los números de marzo. La pérdida de puestos de trabajo en el sector generó interrogantes sobre los beneficios económicos otorgados como la quita de las retenciones a las exportaciones y desnuda la maximización de utilidades que le brinda la batería de ventajas arancelarias, impositivas y territoriales que gozan desde hace casi tres décadas. La actividad minera en todo el mundo genera bajo número de empleo directo e indirecto y -para colmo- habitualmente destruye puestos de trabajo de otras actividades desplazadas o imposibilidas de continuar por las afectaciones al ambiente y a las comunidades.

La semana pasada el presidente Mauricio Macri pretendía lanzar un nuevo Acuerdo Federal Minero, con que el gobierno argumentaba dinamizar algunas actividades como hizo con la extracción del shale en Vaca Muerta. No solo los datos negativos del empelo minero sino también las discrepancias con varios gobernadores provinciales, impidieron que el Acuerdo sea presentado públicamente en la Exposición Internacional Minera (ArMinera) que se desarrolló en Buenos Aires entre el 9 y el 11 de mayo.
La actividad minera ya ha defraudado la apuesta del Gobierno que apenas asumió Macri eliminó a las mineras las retenciones que pagaban en la apuesta de que con ese incentivo multiplicara la inversión y el empleo, como prometían desde las empresas. Lejos de eso, la minería en lo que va de la administración Macri redujo puestos de trabajo.
Bastaba ver la cara del ministro Juan José Aranguren en el “festejo” del Día de la Minería que se realizó este martes, para entender que en la Casa Rosada sobran los motivos para el enojo, pese al enorme gasto político y económico que han hecho: No solo porque hubo cuatro derrames de cianuro la Barrick Gold durante la actual gestión, sino porque lejos de tomar más empleados, lideran el ranking de despidos.
Según confirmó LPO de fuentes al tanto de la situación, en la última reunión de seguimiento que el Presidente tuvo con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recibió un sorpresa amarga: En el primer trimestre la minería lidera el ranking sectorial de despidos. Y ya no vale hablar de herencia porque el estudio trazó una comparación de la administración de Macri versus su misma administración. Por eso el enojo y la decepción del presidente.
En la última reunión de seguimiento con el ministro Triaca, el presidente Macri recibió una sorpresa amarga: La minería lidera en el último trimestre el ranking sectorial de despidos.
Fue un baldazo de agua fría que obligó a especialistas del Ministerio de Trabajo a revisar los datos: “Lo de la minería no tiene justificación”, se lamentó uno de ellos.
Es que, sobre la base de los últimos datos públicos -que son de febrero- la minería anotaba una caída interanual de empleo del 7%, más del doble del 3,4% que marcaba la industria manufacturera. Con un agravante, la minería no puede alegar que el “sinceramiento” de la economía le hizo perder rentabilidad. Apenas asumió Macri se vio beneficiada por la eliminación de las retenciones, lo que se tradujo en un beneficio equivalente a 220 millones de dólares anuales.
Para los funcionarios una pérdida de caja semejante con una retribución de ser el sector récord en despidos, puede tener explicación económica por las condiciones del mercado internacional de minerales; pero políticamente es injustificable.
El ministro Aranguren y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac en el festejo por el día de la Minería: “El agro arrancó, hay inversiones, cosecha récord y más trabajo por la baja de las retenciones. La construcción ya respondió al aumento de la obra pública. Pero lo de la minería…”, se lamentó el especialista que no hallaba una respuesta satisfactoria a esta actividad que en febrero anotó una caída adicional del 1,6% respecto de enero.
Desde la cartera de Aranguren sí le encuentran una respuesta: la medición del Ministerio de Trabajo de “explotación de minas y canteras” incluye también los datos de perforación de gas y petróleo -áreas también bajo el ala de Aranguren- a las que el Gobierno viene favoreciendo con precios sostén superiores a los internacionales y políticas de promoción.
El dato de empleo que maneja la esfera más alta del Gobierno podría tranquilamente haber aguado los festejos de ayer del Día de la Minería, en el que cámaras empresarias y gobernadores ratificaron la apuesta por la actividad extractiva, incluso con préstamos a tasas subsidiadas para las pymes mineras como en el caso de San Juan.
Es que en total entre febrero de 2016 y febrero de 2017 se perdieron 6.000 puestos de trabajo y todavía no se hicieron públicos los números de marzo.

Fuente: La Política On Line - Publicado por: noalamina.org - Imagen: ‪www.noticiasambientales.com.ar‬

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente