Argentina: Mapuches toman SENASA Bariloche por el secuestro de medicinas ancestrales

El Lonko (Jefe) Javier Cañio junto a miembros de su comunidad tomaron en forma pacífica la oficina de SENASA en Bariloche, tras sufrir el secuestro y destrucción de medicinas ancestrales que traían desde Chile.
 
En un nuevo choque entre autoridades rionegrinas y mapuches, miembros de la comunidad Cañio tomaron la sede del SENASA en Bariloche por el secuestro y destrucción de medicinas ancestrales que les fueron sustraídas a los mapuches cuando viajaban de Chile a Bariloche.
El lonko (jefe) de la comunidad, Javier Cañio, comentó a medios locales que la ocupación a la oficina de SENASA en forma pacífica se decidió luego de que el propio Javier sufriera la incautación de medicina ancestral en un paso fronterizo. “El Senasa viene instrumentando políticas persecutorias en el aspecto económico y con respecto a nuestra salud y medicina ancestral“, afirmaron en un comunicado los mapuches.
En este caso puntual, el propio lonko fue quien tuvo que protagonizar el episodio. “Me obligaron a dejar el lawen (remedio) que había ido a buscar a Gulumapu (Chile)”, comentó al diario Río Negro. “Fui hasta allí porque al lawen lo prepara la Machi (guía médica y espiritual) que me atiende” SENASA entendió que lo que traía Cañio no podía ingresar al país y lo destruyó.
El lonko junto a miembros de su comunidad, luego del secuestro de las medicinas, fueron a la Defensoría Pública del Juzgado Federal de Bariloche para solicitar la devolución de sus remedios, pero allí le informaron que “el lawen ya había sido destruido por los funcionarios del Senasa en apenas 12 horas. Decidimos pasar a la acción directa y tomar en forma pacífica la oficina de SENASA” Los mapuches se reunieron con el Director del organismo nacional, Ricardo Sánchez, pero no les brindó ninguna explicación ni solución.
La comunidad mapuche de la Patagonia informó que no es la primera vez que deben sufrir este atropello a sus tradiciones. El año pasado en Chubut el Machi Gustavo Curillán Llancanao fue detenido e interrogado en forma “humillante” en el paso Samoré, “fue obligado a desnudarse como si fuese un traficante de drogas”, denunció en su momento Cristina Liempichun, referente mapuche de Esquel.
El SENASA y su par chileno les secuestran a los mapuches vegetales y carne fresca, ya que a ambos lados de la frontera está prohibido pasar con estos elementos, aunque estas leyes contradicen el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que garantiza a las comunidades originarias derechos que incluyen el paso en las fronteras de elementos que hacen a la salud de sus miembros.

http://www.elfederal.com.ar

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”