Patagonia Argentina: Desde el límite entre Chubut y Río Negro dijeron “no” a la central nuclear

El frío no detuvo la convocatoria que realizó un grupo de vecinos de la zona este de Río Negro y Chubut, que repartieron volantes sobre la Ruta 3, en Arroyo Verde, y reclamaron contra la instalación de una central nuclear en la Patagonia y contra la minería de uranio.  
 
El 5 de junio, Día Mundial del Ambiente, los Vecinos Autoconvocados de Sierra Grande y la Asamblea de Vecinos de Puerto Pirámide convocaron a manifestarse contra los anuncios del gobierno nacional sobre la central nuclear y ante la explotación de las mineras de uranio en las cercanías de Valcheta y Cerro Solo, en Chubut.
“Rechazamos de plano la idea de que la Patagonia sea zona de sacrificio para sostener el modelo extractivista”, señalaron vecinos de Sierra Grande, San Antonio Oeste, Playas Doradas, Puerto Pirámide y Trelew en un panfleto que se entregó en la Ruta Nacional 3.
El sitio elegido fue estratégico, el límite entre Río Negro y Chubut, donde está el puesto caminero de la Gendarmería Nacional y cientos de vehículos atraviesan la única ruta nacional que recorre varias provincias desde Capital Federal hasta el extremo sur.
La actividad de ayer consistió en la entrega de panfletos con varias consignas como por ejemplo “un viento de velocidad media haría llegar las partículas radioactivas en menos de 3 horas desde Sierra Grande hasta la región de Península Valdés”. Hicieron hincapié en el rechazo a la instalación de una central nuclear y a la explotación de minas de uranio.
“La gente respondió bien, nadie se enojó de Sierra Grande participamos desde la Unter, Ate y la CTA y vecinos de Playas Doradas que se sumaron”, expresó Gustavo Ávila, titular de la Unter, quien destacó la actitud positiva de la Gendarmería Nacional apostada en el pequeño pasaje.
Aún no está definida una nueva convocatoria pero lo mas probable es que sea en San Antonio Oeste o en Puerto Pirámides. La consigna de los vecinos de ayer fue “no vivir de espaldas a la naturaleza”.
“Rechazamos de plano la idea de que la Patagonia sea zona de sacrificio para sostener el modelo extractivista”.
Panfleto que entregaron los autoconvocados de Sierra Grande y Puerto Pirámide.

Fuente: Río Negro

---------------------
Viedma y San Antonio Oeste poseen legislación que prohíbe la generación nuclear

Las ciudades de Viedma y San Antonio Oeste tienen prohibiciones de desarrollo de energía nuclear. El dato surge después que el subsecretario del área nacional, Julián Gadano, adelantara que quinta central del país estará emplazada en la costa atlántica rionegrina.
Hoy, el Concejo Deliberante de Viedma recordó que la Ley 5.075 que modifica la 701, indica que el territorio comprendido por el municipio capitalino abarca desde el IDEVI hasta Bahía Creek. Por tal motivo, la Ordenanza imposibilitaría el asentamiento de una central nuclear dentro del ejido viedmense.
La normativa, aún vigente, declara que una central nuclear “entraña riesgos y peligros de imprevisibles consecuencias para la vida humana y su medio ambiente, amenazando la paz y la tranquilidad social allí donde se desarrolla y planteando interrogantes insolubles acerca de sus efectos al escapar del control humano”.
San Antonio Oeste
Desde San Antonio recordaron que Carta Orgánica Municipal, en su artículo 17°, expresa que el ejido es zona protegida no nuclear.
“El territorio del Municipio de San Antonio Oeste es zona protegida. No pueden radicarse en el mismo centrales, reservorios, basureros o industrias nucleares ni de cualquier otro tipo que afecten la salud de la población. El Municipio, en coordinación con otras autoridades de aplicación, controla legal, técnica y metodológicamente la manipulación, el uso, la producción o el transporte de sustancias o insumos nucleares y de cualquier otro origen que bajo determinadas circunstancias pongan en peligro la salud, la vida de la población y el ecosistema”.
Emplazamiento
Gadano no especificó el emplazamiento de la central, pero dijo que será en la costa atlántica y eso abarca desde Viedma hasta Sierra Grande.

Fuente: ADN Río Negro
----------------
Organizaciones chilenas suman rechazo a central nuclear en Río Negro


Desde la Región de Aysén, Reserva de Vida, en la Patagonia Chilena, nos sumamos y adherimos a los planteamientos y oposición de las uniones de asambleas Patagónicas, de Chubut y del Kurru Leufu (Río Negro), en su categórica oposición a la instalación de cualquier tipo de central nuclear en territorio patagónico. Asimismo, en todo lo que se refiere a impedir por los más diversos medios no violentos la concreción de dichas instalaciones.
 
Declaración Pública Ante el proyecto argentino-chino de central nuclear en la Patagonia. 
El 17 de mayo de este año, el presidente de Argentina Mauricio Macri junto a su homólogo chino Xi Jinping, firmaron un acuerdo comercial para financiar la construcción de dos centrales nucleares.  Una de ellas Atucha III, de una capacidad instalada de 745 MW, en la provincia de Buenos Aires. La otra, de 1.150 MW, localizada en el sector de Sierra Grande en Río Negro, en el límite con Chubut, cerca del Golfo de San Matías y la Península Valdés, Patrimonio Mundial Natural UNESCO.  Para el caso chileno, a 550 kilómetros del límite con Chile y 600 kilómetros de la región de Aysén.
A la luz de esta ofensiva, en conjunto la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP), la Unión de Asambleas de Chubut (UACH) y la Unión de Asambleas del Kurru Leufu (Río Negro), hicieron pública una carta dirigida al Embajador de China en Argentina, Yang Wanming, bajo el título “En la Patagonia NO”.
Desde la Región de Aysén, Reserva de Vida, en la Patagonia Chilena, nos sumamos y adherimos a los planteamientos y oposición de las uniones de asambleas Patagónicas, de Chubut y del Kurru Leufu (Río Negro), en su categórica oposición a la instalación de cualquier tipo de central nuclear en territorio patagónico.  Asimismo, en todo lo que se refiere a impedir por los más diversos medios no violentos la concreción de dichas instalaciones.
Rechazamos esta decisión inconsulta, arbitraria  e ilegal por parte del gobierno argentino aliado a los intereses imperalistas chinos, lo cual nos afecta como habitantes de un vecino país, tanto en lo ambiental como en lo concerniente a la negativa imagen que se genera, por ser esta fuente de energía sucia, peligrosa y de alto costo.
Rechazamos, también, el circuito completo del uranio, desde la prospección hasta los residuos, por el peligro de radioactividad que perdura por siglos. La advertencia que dejan las catástrofes de Chernobyl y Fukushima debiera tomarse en serio.
La Patagonia no es territorio para ninguna “externalidad” económica y exigimos respeto a sus cualidades y a sus habitantes.
Por último, hacemos un llamado a nuestro gobierno, el gobierno chileno, a no proseguir con acuerdos energéticos con Argentina mientras este país insista en poner en peligro tanto a su población como a quienes vivimos en las cercanías de dicha potencial central nuclear.  Esto, considerando que el último estudio de opinión realizado al respecto en nuestro país da cuenta que diversos líderes de opinión, al igual que la sociedad chilena, considera esta tecnología como una “amenaza, evaluándola con un alto riesgo económico, social, político y geográfico”.
COALICIÓN CIUDADANA POR AYSÉN RESERVA DE VIDA

Fuente:  Observatorio Petrolero Sur - Los tres publicados en: noalamina.org
 

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”