En el mundo se consume un millón de botellas de plástico por minuto

Nuestro planeta enfrenta una grave crisis ambiental por culpa de nuestro irresponsable y egoísta comportamiento. Hemos empujado a la Tierra al límite y una de las mayores expresiones de esto es la grave contaminación plástica que inunda playas enteras y distintos ecosistemas.

Al menos ya tenemos una cifra: el planeta consume un millón de botellas de plástico cada minuto incrementando así la seria contaminación que existe debido a este material contaminante. La mayoría de estas botellas no son recicladas y apenas el siete por ciento termina siendo reutilizada.
El plástico es un material altamente contaminante y tarda una media de 500 años en degradarse, así el impacto que provoca en el medioambiente es enorme y constituye una de las principales causas de contaminación en el mundo. Por lo mismo urge la necesidad modificar nuestro estilo de vida y reemplazarlo por uno más sustentable y ecológico.
Pero las personas aún no nos damos cuenta de la magnitud de este problema. Lo más grave es que el consumo de botellas plásticas va en rápido aumento. Si hace una década se consumían 300 mil millones de botellas cada año, en el 2016 esa cifra se incrementó a 480 mil millones y se espera que el número llegue a 583.300 millones en el 2021.
El aumento de esta cifra ha ido de la mano con un mayor consumo de agua en botellas plásticas en China y otros países de Asia, donde existe una creciente preocupación por la contaminación de aguas subterráneas. También influye la escasa voluntad de las grandes empresas para fabricar botellas con plástico reciclado. De acuerdo a Greenpeace, las seis marcas más grandes de bebidas apenas utilizan el 6,6 por ciento de plástico reciclado.

Fuente: http://www.noticiasambientales.com.ar

-----------------
Grandes petroleras de EEUU defienden la tasa de carbono


Grandes petroleras estadounidenses expresaron el martes su apoyo a la aplicación de una tasa a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que perjudican el clima del planeta.
 
En un aviso en medios estadounidenses, ExxonMobil, BP, Total y Shell defendieron esa tasa que ya había sido presentada en febrero con el apoyo de notorios republicanos, como los exsecretarios de Estado James Baker y George Shultz, que integran una organización contra el cambio climático.
La tasa sería de 40 dólares por tonelada de CO2 y se aumentaría progresivamente. El precio de gasolina en la bomba tendría un incremento de 36 centavos de dólar lo que inicialmente significaría una recaudación de unos 200.000 millones de dólares. Esa suma sería luego redistribuida entre las familias estadounidenses. Se estima que una familia de cuatro personas recibiría unos 2.000 dolares.
Esta medida reemplazaría las aplicadas durante la administración de Barack Obama, entre ellas el establecimiento de topes para las emisiones de las centrales a carbón.
La tasa al carbono sería una forma de estimular la reducción de las emisiones a pesar de que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo mundial de preservación del clima.
El gravamen ya había tenido el apoyo de otras petroleras así y el de compañías como PepsiCo, General Motors, Schneider Electric, Santander, Procter & Gamble, Unilever y Johnson & Johnson.

Fuente: AFP - Imagen:

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”