Hong Kong confisca el mayor botín de colmillos de elefante en 30 años

Las autoridades aduaneras de Hong Kong han confiscado el mayor alijo de marfil en la isla en tres décadas, tras el hallazgo de 7,2 toneladas de colmillos de elefante; en una nueva prueba de que este comercio ilegal sigue siendo muy activo. Las autoridades locales han insistido en que mantienen controles constantes sobre los traficantes de especies y aplicarán las sanciones más duras contra los culpables de este tipo de delitos. Las piezas confiscada podrían tener un valor en el mercado negro equivalente a unos 63 millones de euros.
El cargamento ilegal descubierto estaba escondido en un contenedor de 12 metros bajo cajas de pescado congelado procedente de Malasia. El marfil fue confiscado el martes 4 de julio durante un control rutinario en el puerto de Hong Kong.
Presentación de la acción policial en Hong Kong (Anthony Wallace / AFP)

Los agentes arrestaron a un hombre y a dos mujeres, empleados de una compañía comercial hongkonesa que, de ser culpables, podrían enfrentarse a una multa de 5 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros) y una pena de prisión de hasta siete años. Según el responsable para Hong Kong de la organización internacional animalista WildAid, Alex Hofford, los documentos hallados junto al alijo marcaban la isla como el destino final de la mercancía.
WildAid, que tiene como objetivo eliminar el comercio ilegal de fauna y vida silvestre, asegura que Hong Kong figura entre los mayores mercados minorista mundial de marfil y estima que el 90 por ciento de todo el marfil que llega a China lo hace a través de la isla. Según datos gubernamentales del pasado año, en Hong Kong había unos 100 kilos de marfil listos para la venta de forma legal a un precio medio aproximado de 1.000 dólares (unos 880 euros) por kilo.
Siguiendo el ejemplo de China, que tiene previsto ilegalizar este negocio a finales de año, en enero de 2016 el Gobierno hongkonés puso en marcha un plan para abolir por completo el comercio de colmillos de elefante en la excolonia británica, que el pasado junio llegó hasta el Parlamento para ser debatida.
En septiembre de 2015, el presidente chino, Xi Jinping, acordó con su entonces homólogo estadounidense, Barack Obama, luchar contra este tipo de comercio en ambas naciones, consideradas históricamente las mayores demandantes de colmillos del mundo.
Control desde 1990
El primer acuerdo internacional que entró en vigor en 1990 para prohibir el comercio mundial de colmillo de elefante africano llegó a reducir el tráfico a índices históricos. Sin embargo, la bonanza económica de China de los últimos años y la normativa que permite la comercialización de marfil obtenido de animales muertos antes de 1990, elevaron el papel de Hong Kong en este mercado.
WildAid Hong Kong calcula que la población de elefante africano se habría reducido en cerca de un 58 por ciento en los últimos 40 años, ya que un promedio de 33.000 elefantes al año son víctimas de la caza furtiva en África. JEC

Fuente: La vanguardia - Natura - (Fotos: Anthony Wallace / AFP)



Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente