Campesinos llevan a Nicaragua ante la CIDH por el canal interoceánico

El movimiento campesino opuesto al proyecto del canal interoceánico denunciará a Nicaragua ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por negación de justicia, dijeron este miércoles dirigentes y activistas de derechos humanos.
 
La denuncia será presentada ante la CIDH en los próximos días y será documentada con "las violaciones que el Estado de Nicaragua ha cometido" con un proyecto que afectará la vida y propiedad de miles de personas asentadas en la ruta del Canal, declaró en rueda de prensa el director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Gonzalo Carrión.
"Se considera que todos los mecanismos legales se han agotado" en el país luego que en marzo la Corte Suprema declaró improcedente un recurso de amparo contra el Parlamento, que se había negado a discutir una iniciativa contra la concesión del Canal presentada por el movimiento campesino, dijo Carrión, cuyo organismo acompañará la denuncia.
"El sistema judicial y el parlamento le han fallado al pueblo, a los campesinos (...) se ha ido a cada una de estas instancias y les han cerrado las puertas; la respuesta ha sido la represión y la agresión", expuso la representante legal del movimiento, Mónica López.
Una delegación de campesinos de varias comunidades asentadas en la ruta de 278 kilómetros que enlazará el Caribe y el océano Pacífico llegó a Managua para hacer pública su decisión de acudir a la CIDH, un órgano de la OEA con sede en Washington.
La líder campesina Francisca Ramírez aseguró que "el Estado nos ha obligado a buscar a instancias internacionales para pedir justicia, que no hemos alcanzado en nuestro propio país" al pedir que se detenga el proyecto canalero.
En cuatro años de protestas desde que se aprobó la concesión a la empresa china HKND en junio del 2013 se han realizado 90 marchas que han dejado un muerto y una cantidad no precisada de lesionados, según Ramírez.
La dirigente cuya comunidad "La Fonseca" en el municipio de Nueva Guinea -300 km al sureste de Managua- "quedaría totalmente desaparecida, en el mero centro en la zanja", aseguró que "no vamos a ceder hasta lograr el objetivo" de detener el proyecto.
La concesionaria china, tras meses de silencio, reiteró hace casi un mes que el proyecto de construir el canal "continúa su curso" y que trabaja con socios internacionales en el diseño de las obras.
El canal, cuyo costo estimado es de 50.000 millones de dólares, desplazará de sus tierras a unas 27.000 personas según la concesionaria, pero los oponentes a la obra estiman en más de 100.000 a los afectados.

Fuente: AFP - AFP/Archivos / INTI OCON Imagen de archivo de una protesta contra el proyectado canal interoceánico en el sur de Nicaragua, el 7 de enero de 2017

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente